Emergencia Vial: 14 años de abandono

Recién salió publicado en Gaceta Oficial el decreto de “Emergencia Vial. En este sentido, todos los ingenieros consultados coinciden en que en 90 días es muy poco tiempo para recuperar toda la vialidad nacional. También aseguran que este decreto, es la  forma como el gobierno evade los controles  que se establecen en la Ley de Contrataciones Públicas, para asignar a dedo las contrataciones.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

VIAS-destruidas-1

 

El presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), Enzo Betancourt, considera “imposible” que en seis meses se rehabilite el 100% de la vialidad del país (puentes, viaductos, drenajes, mantenimientos laterales de vías y otros).

 Precisa que la emergencia decretada  por el gobierno debió haberse ejecutado hace años. Destaca que el CIV tiene más de 14 años denunciando el mal estado de las vías. “Prácticamente 15 años después es que decretan la emergencia y dicen que van invertir $500 millones de dólares en seis meses,  es imposible, es una utopía”.

El decreto

Para la ejecución de labores de construcción, rehabilitación y mantenimiento en autopistas, vías, carretera y troncales en todo el territorio nacional, el presidente  Nicolás Maduro, decretó el estado de emergencia, que inicialmente se mantendrá por un lapso de 90 días que, de ser necesario, podrá ser prorrogado.

El decreto 238 fue publicado en Gaceta Oficial número 40.218, que circuló el miércoles 31 de julio.

En ese sentido, se indica que el Ministerio del Poder Popular para el Transporte Terrestre, así como sus entes adscritos, serán las instituciones encargadas de ejecutar dichos trabajos y para lo cual podrán -a partir de la publicación de este decreto- celebrar acuerdos con proveedores nacionales o extranjeros para la contratación y ejecución de las obras; también para la adquisición de equipos, bienes y servicios.

“Quedará mucho dinero en comisiones y sociedades”

 Conversamos con el ingeniero especialista en asfalto, Francisco Boscán, quien asegura que el presente decreto es como los anteriores. Refiere el año 2011, cuando promulgaron el decreto de “Emergencia por las lluvias” y lo hicieron extensivo a la vialidad y otras infraestructuras dañadas por los fenómenos atmosféricos naturales ocurridos en esa época, “que solo sirvió para otorgar a dedo contratos multimillonarios relacionados con la vialidad”.

-En definitiva les quedó mucho dinero producto de la corrupción y algunos pañitos calientes, que no fueron efectivos en el tiempo. En esta oportunidad comprarán equipos nuevos, otorgarán contratos a dedo a empresas no especializadas y también quedará mucho dinero en comisiones y sociedades, pero no solucionaran el grave problema de las vías en el país, -asegura Boscán.

-En la actualidad persiste el problema de falta de insumos para las construcciones viales por las ocupaciones y expropiaciones en los sitios donde se produce la materia prima (Areneras y Canteras), afectando principalmente a las obras del gobierno en vialidad y vivienda. También se nota una falta de profesionales calificados en la materia para ejercer inspecciones en las obras.

-En Venezuela hace falta una política de mantenimiento constante y sostenida, de manera integral, es decir todos los elementos que conforman la vialidad: el pavimento (asfalto o concreto), los drenajes, los brocales, las aceras, las zonas verdes, la limpieza de bordes y hombrillos, la remoción de escombros producto de los accidentes viales.

Menciona Boscán  que en la actualidad están repavimentando varias vías aledañas a Caracas, como la Autopista Regional del Centro y la Autopista a Guarenas y Guatire. “En ambos casos se nota un trabajo deficiente en cuanto a los acabados y la falta de control de calidad de las mezclas asfálticas empleadas en estas labores, así como también grandes acumulaciones de material producto de la escarificación asfáltica en los bordes de la vía, que se convierte en un problema de daño al medio ambiente”.

Por su parte, La Presidenta Ejecutiva del Instituto Metropolitano de Transporte de Caracas, Inmetra Caracas, Eddy Luz Cristiani, califica como algo positivo que el gobierno  reaccione con respecto al deterioro “evidente” que existe en la infraestructura vial, aunque presume que lo establecido en la Gaceta tiene un trasfondo mayor. 

“Nosotros presumimos que esto se trata de una maniobra para evadir los rigores que se establecen en la Ley de Contrataciones Públicas (…) Con esta emergencia lo que se quiere es aligerar los procesos para asignar a dedo las contrataciones sin el debido rigor y el control que establece la legislación venezolana”, – denuncia Cristiani.

800 kilómetros diarios

Según el presidente del CIV, la cantidad de vías asfaltadas en todo el territorio nacional es de aproximadamente 100.000 km, y si  le sumamos la vialidad rural, urbana y las vías secundarias la totalidad sería aproximadamente  140.000 km. 

Ingeniero Enzo Betancourt, presidente del Colegio de Ingeniero de Venezuela (CIV)

Ingeniero Enzo Betancourt, presidente del Colegio de Ingeniero de Venezuela (CIV)

La emergencia decretada por el gobierno  para solucionar el problema vial es de 90 días, prorrogable 90 días más. Esto quiere decir que para cumplir la meta diariamente el Gobierno debe trabajar, mejorar y habilitar 800 kilómetros de carretera, lo que equivale a mejorar en un día la carretera Caracas-Barquisimeto.

“Lo que quiero decir con esto es que las promesas del Gobierno son ilógicas, irracionales y absurdas. Nadie en su sano juicio puede prometer resolver, en tan corto plazo, un problema que lleva 14 años desatendido. Nuestras carreteras dan lástima y son responsables por miles de muertes todos los años”, -enfatiza Betancourt.

En cuanto a la mano obrera, Betancourt se pregunta por qué los extranjeros son los que tienen las construcciones y no los venezolanos. “Por qué sí hay necesidad en los venezolanos agarran empresas portuguesas, chinas para construir; se está rumorando que hay cuatro millones de dólares que se van fuera del país”.

 Estima el CIV que estas obras se pueden ejecutar en tres años, trabajando día y noche. Consideran que 50% de las carreteras están deterioradas, son estructuras de hace más de 50 años; agregan que el tema clima influiría en el desarrollo de las obras, con lluvias que pueden durar hasta seis meses.

El CIV invita al gobierno a tomar en cuenta los diagnósticos que han realizado sobre la vialidad en la país. “Nosotros por ley somos asesores del Ejecutivo Nacional, estamos para trabajar en conjunto y ayudarlos en lo que necesiten. Lamentándolo mucho en 14 años siempre nos han ignorado”, señala el secretario general del CIV, Giovanni Bianco.

El descuido de las vías desde 1999

En la edición de la Revista Zeta Nº 1.805  – 27-05-11, la periodista autora de este artículo publicó un reportaje titulado: “Venezuela con caminos de trocha”. Allí entrevisté a un experto en asfalto quien hizo una cronología del abandono de la vialidad nacional. El experto también  habló sobre el problema de la falta de asfalto, el cual sigue vigente. A continuación Zeta reproduce parte de mi artículo del 2011:

Consultamos con el ingeniero Alejandro Carrizales, especialista en asfalto, sobre el estado de las autopistas y carreteras en Venezuela. El experto se remonta hace 12 años atrás, cuando se inicia la administración actual:

-Desde que el Presidente Chávez asumió el gobierno, en 1999, se descuido por completo el mantenimiento de las vías a nivel nacional. Sólo en el año 2006, fue que se comenzó con un operativo de mantenimiento que se llamó “Plan Vial 2006”, que básicamente se concentró en Caracas y hacia las alcaldías adeptas al gobierno: Alcaldía Libertador y Sucre y Alcaldía Mayor bajo la tutela de Juan Barreto. Estaba coordinado por Minfra,  PDVSA y  la Alcaldía Mayor.

-Dentro el “Plan Vial 2006” se atendieron algunas vías principales sobre todo, donde circula el transporte público. Y algunas otras calles y avenidas de la ciudad, pero con lo deteriorado de la vialidad para el momento, ese Plan casi no se percibió por la ciudadanía.

-Después del Plan Vial, en los años 2007 y 2008 crearon una figura o una dirección en PDVSA llamada “PDV-Asfalto”, cuya idea principal era atender el mantenimiento de la vialidad en todo el país.

“Del resto del plan no tengo mayor información. Lo que es cierto es que tampoco han realizado un mantenimiento integral en el resto de la vialidad del país, que lamentablemente se nos está cayendo a pedazos, sobre todo después de cada temporada de lluvia, motivado a la falta de mantenimiento de los colaterales de la vialidad como son: los drenajes, las corrientes de agua (ríos y quebradas)  y taludes aledaños”, indica Carrizales.

El ingeniero advierte que el suministro de la materia prima por parte de PDVSA, cemento asfaltico de penetración (60/70) tipo A-20, está escaso por problemas de suministro en Amuay.  Esto conlleva a la poca producción de las plantas de asfalto y a  la escasa producción de agregados pétreos, provenientes de canteras.

Agrega que, la mayoría de las canteras y plantas de asfalto fueron intervenidas por el gobierno y no están produciendo lo suficiente, y en muchos casos han cerrado. Escasea el suministro del concreto asfáltico. “La mano negra del gobierno se apoderó de las plantas y de las canteras haciéndolas ineficientes”.

Por su parte, el ingeniero Víctor Rosales, considera que el trabajo coordinado con las autoridades regionales y locales es lo más importante, y sobre todo que el gobierno se deje ayudar. “Los que mas conocen el estado de deterioro de las vías, son las alcaldía y las gobernaciones, es un gran error que desde Caracas se quiera controlar todo”. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº 1913 – 02-08-13