Crisis humanitaria de salud

SALUD-crisis-V1

La crisis humanitaria de salud que afecta a Venezuela no tiene en este momento su igual en ningún país democrático del mundo y sus consecuencias deben ser consideradas como un caso de genocidio, perpetrado por la desidia gubernamental.

 Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

El martes 13 una lamentable noticia recibieron los pacientes del Hospital Clínico Universitario (HCU), ese día el personal médico se vio obligado a suspender todas las intervenciones quirúrgicas por falta de anestesia.  La información la suministró el médico José Manuel Olivares quien labora en esa institución pública.

El estado en que se encuentra el HUC es una muestra de como están todas los centros públicos de salud en Venezuela. De acuerdo a la Sociedad Venezolana de Salud Pública, al menos unos 17 millones de personas, sin capacidad de pago son atendidos actualmente en el sistema asistencial público y se encuentran desasistidos.

Fuentes consultadas aseguran,  que otros centros como el Hospital Miguel Pérez Carreño, el Hospital Militar y el Hospital Universitario de Maracaibo también han paralizado la especialidad de cirugía cardiovascular por falta de materiales.

 La Sociedad Venezolana de Salud Pública (SVSP), en un comunicado enfatiza que: “Se cumple un año  desde que advirtiéramos públicamente la inminencia de una crisis humanitaria de la salud en el contexto  de la tragedia que vive Venezuela como país y como sociedad, situación que se ha profundizado desde 2013”.

Señala que, los hospitales generales se encuentran sin los recursos financieros para garantizar su funcionamiento, situación que había sido advertida antes de la aprobación de los presupuestos ordinarios en noviembre de 2012, de 2013 y de 2014.

13 muertes por falta de insumos

El lunes los enfermos del área de cirugía cardiovascular del HCU, fueron enviados a sus casas por la falta de insumos, equipos y medicamentos. Esta  misma situación habría provocado, en 2014, la muerte de 13 pacientes.

El residente de tercer año en el HCU, Marcos Durán, dijo que la escasez de insumos en los últimos meses ha afectado el funcionamiento del Hospital.

Entre los fallecidos en 2014, resalta el caso de una paciente de 51 años, que murió desangrada tras presentar un aneurisma toracoabdominal. Se le rompió el aneurisma y no había sangre, anestesia, prótesis y tampoco compresas para tratarla.

De acuerdo a Durán, se cerró el área de cirugía cardiovascular y hay  800 personas a la espera de cirugía. Asegura que  “no tenemos catéteres, ni nada para atender emergencias como las de las personas que llegan heridas por arma de fuego o una trombosis”.

A esta crisis se le suma la permanente amenaza en la que laboran los médicos y los residentes del HCU, que pertenecen a la red Médicos por la Salud, trataron de llevar a cabo una rueda de prensa para denunciar la situación del centro, pero fueron agredidos por personas identificadas con el PSUV y por miembros del sindicato de trabajadores. Durante el altercado, también fueron amenazados periodistas.

Al cierre de cirugía cardiovascular del HCU, se suman los 800 niños que están a la espera de atención en el Servicio de Pediatría y otros 30 pacientes que requieren de quimioterapia, según ha revelado el portavoz de la red Médicos por la Salud.

 Deuda por 350 mil operaciones

De acuerdo a la SVSP, la deuda de intervenciones quirúrgicas en los hospitales públicos supera la cifra de 350.000, entre 2007 y 2013. “Para subsanarlas el gobierno propuso en 2013, ¨micromisiones¨ que solo produjeron ¨microresultados¨ y alcanzaron a solventar el 3% del déficit acumulado”.

Denuncian los médicos de la SVSP que “la provisión y disponibilidad de medicamentos  está limitada en un 70% en el interior de la República y 60% a Caracas por lo que no hay acceso suficiente a los mismos ni cobertura a toda la población”.

 “Así lo evidencia la severidad de la epidemia de fiebre Chikungunya, enfermedad viral emergente que ha azotado al país desde su introducción en junio de 2014; es la mayor epidemia ocurrida en muchos años en Venezuela y una de las más importantes en los países afectados por esta enfermedad”.

Estima la SVSP que más de 3 millones de personas han sido víctimas del chikungunya. Y la respuesta del Gobierno ha sido tardía, insuficiente e ineficaz, no se tomaron con suficiente anticipación las medidas preventivas advertidas por la OPS.

“Para ocultar esta dura realidad el gobierno pretendió arrogarse la exclusividad de la información epidemiológica y en las últimas 9 semanas ha censurado los Boletines Epidemiológicos Semanales atropellando el derecho al acceso a la información pública”, asegura SVSP.

Colapso sector salud en 2015

De acuerdo a los pronósticos de la SVSP, para el año 2015, los servicios prestados en clínicas y hospitales se verán cada vez más restringidos, solo a situaciones de emergencia, las intervenciones electivas están siendo pospuestas para cubrir estrictas emergencias.

Continua la SVSP:  “Los insumos básicos: como: guantes estériles, inyectadoras, gasas, algodón, adhesivos, soluciones estériles, catéteres, equipos de succión y miles de otros productos y materiales, están en falla total o crítica; los servicios de sostén de vida de alta tecnología no podrán seguir funcionando, tales como: los laboratorios clínicos, las unidades de diálisis, de quimioterapia y radioterapia, los procedimientos endoscópicos han sido suspendidos, las máquinas de anestesia y los ventiladores artificiales, las unidades de exploración hemodinámica, las unidades de imágenes, las pruebas de diagnóstico por radioisótopos, los servicios de anatomía patológica, los cuidados especiales, los servicios de administración de fármacos, unidosis de medicamentos indispensables, se han restringido, al igual de lo que ya ocurre en los hospitales públicos, por la imposibilidad de importar piezas, partes y consumibles”.

En suma, -advierte SVSP- “todo el sistema de salud está condenado a un colapso progresivo de los servicios asistenciales, por agotamiento y no reposición de los inventarios; independientemente de la capacidad de pago de las personas, se está prestando atención médica, en condiciones limítrofes, fuera de los estándares de calidad universalmente aceptados, y se restringirá solo a casos de estricta emergencia y por un tiempo y en cantidad limitada, producto de la inexistencia de personal calificado, insumos, medicamentos y equipos”.

Reitera la Sociedad de médicos que esto configura, sin lugar a dudas, el escenario de una Crisis Humanitaria de Salud que ha afectado a la nación especialmente desde 2014, en toda su geografía y a todos sus habitantes, siendo más grave en el interior de la república, con impredecibles consecuencias a corto plazo y durante todo el año 2015, si no son subsanadas las causas que la originan.

Fallece médico de malaria

El doctor Carlos Miguel Castro Escalona (45), falleció el lunes 5 de enero a consecuencia de haber contraído malaria. Su deceso ocurrió en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda de Barquisimeto.

Escalona vivía al norte de esta ciudad, dejó 3 hijos y laboraba desde hacía tres años en el servicio de Traumatología en el referido centro de salud, luego de ganar el concurso de postgrado en esta especialidad.

Una fuente médica contó que el galeno llevaba al menos tres semanas hospitalizado en la UCI del AMP, y en la última semana le practicaron un examen de sangre en cuyos glóbulos rojos se habría detectado el parásito Plasmodium Falciparum, responsable de la forma más severa de malaria humana, al parecer, del tipo III. (@guti21)

 Fuente: Revista Zeta Nº1984 – 16-01-15

…………………………………………………………………………

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s