El hambre: muertes por cianuro

La hambruna que azota a Venezuela ha producido el drama de la confusión entre el tubérculo de la yuca utilizada en la cocina y la “yuca amarga” que contiene un veneno mortal, el cianuro. Los casos de fallecimientos por cocinar y comer yuca amarga están en aumento.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

En los últimos siete meses se han reportado 12 muertes por consumo de “yuca amarga”, y a este número se le suma las 5 personas muertas en Catia la semana pasada por haber ingerido esa verdura. Sin embargo, no hay cifras oficiales de las muertes ni de los intoxicados por este venenoso tubérculo.

Al respecto, el agrónomo Pablo García recomienda eliminar de la dieta diaria el consumo de yuca,  hasta que las autoridades competentes ejecuten acciones que permitan ubicar las plantaciones de “yuca amarga” y controlen el uso de la misma, solo para la elaboración de casabe.

Explica que la yuca amarga contiene altas concentraciones de ácido cianhídrico (cianuro) y morfológicamente es casi igual a la yuca dulce, siendo solo personal especializado y productores de este rubro capaces de diferenciarlo. Refiere las 5 personas que murieron recientemente y resalta también el fallecimiento de  2 niños en Maturín.

Por su parte, la nutricionista Elvira Romero precisa que los efectos por el consumo de yuca amarga depende de la salud de cada persona y de su capacidad alérgica que tenga, para algunos podría tener mayor nivel de toxicidad. Asegura que en los niños el efecto es más rápido y letal. Entre los síntomas que aparecen están vómitos, náuseas, ronchas, sensación de ahogo y el cierre de la glotis.

Alimentos contaminados

La Sociedad Venezolana de Salud Pública, Red Defendamos la Epidemiología Nacional, alerta sobre la calidad e inocuidad de los alimentos que está consumiendo la población. En el informe explica que “la pérdida de la inocuidad de los alimentos se relaciona con la exposición a riesgos agudos o crónicos debido a la presencia en ellos de patógenos microbianos, biotoxinas, contaminantes químicos y físicos que pueden afectar la salud de las personas”.

Al respecto la infectóloga Ana Carvajal miembro de esta Sociedad, expresa que en los últimos años, en Venezuela han surgido razonables dudas acerca de la calidad e inocuidad de los alimentos que consumen las personas, y algunas evidencias demuestran los riesgos a que se ha visto expuesta la población, sometida además, a una creciente situación de empobrecimiento y desnutrición.

Refiere el caso de las cajas CLAP con productos importados de México, Panamá, Costa Rica, Colombia y otros países. “Las fotografías tomadas a los envases de estos productos elaborados, indican fechas de expiración a corto o muy corto plazo. Ninguno de los empaques de los productos están rotulados con los permisos o registros sanitarios que debe otorgar el Ministerio de la Salud, como requisito indispensable para autorizar la importación, consumo y comercialización de alimentos”, advierte. (@guti21)

yucaamargagrafico

Fuente: Revista Zeta – 24/02/2017

 

Muertes por desnutrición

desnutricion-en-venezuela-4

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Se registraron al inicio del año 10 bebés muertos por desnutrición: 6 en el estado Anzoátegui y 4 en Bolívar. La escasez y alto costo de los alimentos, de acuerdo a los expertos, ha llevado al país a una situación de hambruna que amenaza con agudizarse.

“Diariamente llegan entre 10 a 15 niños desnutridos a la emergencia pediátrica, en condiciones muy graves, los padres no tienen dinero para comprar ni alimentos ni medicinas y en el hospital padecemos de escasez de insumos, por lo que los niños regresan a sus hogares y dudo que logren sobrevivir. Esta situación es más crítica en los hospitales del interior del país”, expresa un residente del Hospital Universitario de Caracas quien pidió mantener su nombre en reserva.

Por su parte, el pediatra José Alberto Pérez, asegura que va en aumento los fallecimientos por causa de hambre, en niños menores de un año, pero no hay cifras oficiales. “Las familias de esos bebés muertos tienen elementos en común: familias numerosas de escasos recursos, viven en la miseria, no pueden comprar alimentos costosos ni medicinas, ni acuden a consultas médicas”.

Condena a la desnutrición en la  AN

La Asamblea Nacional , el 7 de febrero aprobó un proyecto que condena “la desnutrición en Venezuela” y resolvió exigir al presidente Nicolás Maduro aplicar medidas que protejan a las familias, de manera de garantizar su derecho de acceso a los alimentos.

El diputado Juan Pablo García en su intervención,  denunció que no hay alimentos para los niños venezolanos, al respecto dijo que en Anzoátegui han muerto 6 bebés por causa de hambre. “El gobierno se ha dedicado a expropiar, perseguir empresarios y productores, por lo que tenemos un gran desempleo, ausencia de alimentos y medicinas, esto nos llevó a la hambruna que esta pasando Venezuela hoy”.

También destacó que un joven de 15 años falleció por la ingesta de yuca amarga, y 15 adolescentes más están en terapia intensiva por el mismo motivo. Refirió que visitó un hogar donde hay dos niñas de 5 y 6 años, que sufren perdida total de la memoria porque se alimentan solo de “casabe mojado con agua de borra de café”.

Indicó que el gobierno responde para solucionar la hambruna y la crisis humanitaria, con la bolsa de Clap y la Tarjeta de la Patria. En este sentido, la diputada Karin Salanova señaló,  que “de los 11 millones de bolsas de Clap no se llegó ni a 4 millones en distribución”. También denunció que el  52% de los niños en Venezuela  sufren de desnutrición. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta – 10/02/2017

 

Colapso económico para 2017

Según pronóstico del economista Luis Mata Mollejas,  ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas: en 2017, si  no hay un cambio de modelo que pase por un cambio político, se avecina una catástrofe económica para Venezuela. “Todavía se puede caer más bajo, estar peor, no tiene límite, es infinito…” -advierte. 

Foto Efecto Cocuyo

En 2017 mas pobreza y miseria para Venezuela. (Foto Efecto Cocuyo)

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

“No será con créditos internacionales que la economía se recuperará. La recuperación sustantiva requiere la orientación de la industria petrolera hacia la exportación de derivados”, así es el alerta que el economista Luis Mata Mollejas expresa en entrevista exclusiva para Zeta.

El ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica y Coordinador del Doctorado de Economía de la Universidad  Central de Venezuela, analiza la situación de la economía y ofrece soluciones a la dramática crisis que vive el país.

Considera que  los venezolanos no tendrán un feliz 2017 ya que es posible que termine  como el anterior: “con la gente desesperada por encontrar los bienes indispensable; al tiempo que veía como el dinero que había ganado con el sudor de su trabajo se disolvía como agua con sal, o, debiendo desecharlo como papel sanitario usado, en virtud de las disposiciones macroeconómicas tomadas por los dirigentes de la llamada revolución socialista”.

-Hay disposiciones administrativas –explica Mata- que vienen destruyendo el país desde 1999, mediante instrucciones que siguen, al pie de la letra, la idea central del pensamiento político de Vladimir Ilich Uliánov, alias Lenin, según la cual las sociedades se destruyen y las poblaciones se esclavizan al incitar la desconfianza intra-personal, al desmontar las instituciones afines a la libertad e incrementar la incertidumbre en el proceso de intercambio de bienes y servicios, al quitar la estabilidad del valor del patrón de referencia o unidad monetaria. Asunto que afecta a los salarios como remuneración dominante de la participación humana, en el proceso productivo y al enfrentamiento del porvenir  mediante la producción de bienes de capital.

 

Para Luis Mata Mollejas, en 2017, si  no hay un cambio de modelo económico que pase por un cambio político, se avecina una catástrofe  para Venezuela.

Para Luis Mata Mollejas, en 2017, si no hay un cambio de modelo económico que pase por un cambio político, se avecina una catástrofe para Venezuela.

¿Felicidad en 2018-19?

 A juicio del experto, “la población venezolana re-encontraría la felicidad en el lapso 2018-19, si en el transcurso del año 2017, substituyese la cúpula político administrativa, en ejercicio desde 1999, por un liderazgo que entendiese que su principal responsabilidad es propiciar una política económica, que garantice a todos los individuos su desarrollo personal en libertad. Y promueva su capacidad específica para proveer lo necesario para su sobrevivencia y la de su grupo familia: al poder intercambiar, dentro una atmósfera de mínima incertidumbre, la diversidad de bienes y servicios que requiere el incremento progresivo de bienestar colectivo, de una sociedad en donde los individuos no son autosuficientes.”

Continua Mata Mollejas: “Lo dicho, en el vocabulario que la cultura político-económica corriente admite como comprensible por el individuo promedio, utiliza las expresiones siguientes: gobierno eficiente, ingreso percápita suficiente con capacidad adquisitiva estable y ocupación creciente, que compense el desenvolvimiento demográfico”.

-Para el caso particular de la sociedad venezolana, cuya población crece en los últimos años al ritmo del 1.5% interanual, la auto coordinación debe procurar un  crecimiento del ingreso percápita, deducido el incremento anual de los precios o tasa de inflación, un resultado positivo mínimo alrededor del 4%.

-Atendiendo a los indicadores reales de los procesos económicos, ello implicaría la reducción drástica, a un dígito bajo, del proceso inflacionario del 500% obtenido en 2016; cambiar por una tasa creciente el decrecimiento de -14.2% de la producción; y bajar el desempleo abierto de 7% al 3%, -indica el académico.

-En cuánto a la esfera monetaria, o indicadores nominales, la estabilización del valor del patrón monetario requeriría la conversión del déficit comercial en superávit, o anularlo, tener una balanza de capitales positivas; coadyuvado ese cambio con la drástica reducción del déficit fiscal, situado en 2016 en un altísimo 24.3%; lo cual, al destinarse básicamente el consumo, ejerce presión indebida al alza de los precios y pone las bases para la especulación monetaria al presentar los títulos que lo va presentan como ganadores de interés sin riesgo, aunque el Tesoro público es percibido como insolvente.

Alerta Mata Mollejas: “No será con créditos internacionales que la economía se recuperará. La recuperación sustantiva requiere la orientación de la industria petrolera hacia la exportación de derivados.”

-Habiendo señalado los niveles que deberían alcanzar los indicadores reales y nominales del ámbito macroeconómico, apuntemos, adicionalmente, que la factibilidad  de la substitución del liderazgo político-administrativo, atrapado en la ideología socialista-leninista, parece alta; si aceptamos como indicador de la existencia de una clara conciencia política nacional, los resultados de los sondeos relativos a la opinión que la población tiene sobre la apreciación de la eficiencia y eficacia de la gestión administrativa del liderazgo político en funciones de gobierno.

Al respecto, menciona los encuestadores de opinión pública Venebarómetro y Keller y Asociados: “En relación a los sondeos del primero la apreciación negativa provendría del 84.7% de la población y según Keller  provendría del 93% de los encuestados”.

“Como conclusión pareciera entonces conveniente considerar y discutir, con carácter de urgencia, la proposición de salida política presentada por Luis Ugalde de la Universidad Católica Andrés Bello, recogida por la revista Zeta del 16 de diciembre de 2016 y las señaladas por mí en la misma publicación, como corrección del rumbo a seguir por PDVSA a la luz de las nuevas tendencias internacionales, para mejorar sustancialmente los desastrosos resultados macroeconómicos del 2016”, destaca Mata Mollejas. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta – Enero 2017

 

 

 

 

Epidemia de difteria abarca 18 estados del país

difteria-en-venezuela-alarma

En Venezuela, la difteria fue erradicada a partir de 1992. Para que reapareciera e incluso tome visos de epidemia, se necesitaron años de descuido y ausencia de aplicación de una vacuna, considerada muy eficaz y  una de las que cada niño recibe en los primeros 6 meses de su vida.

Por Aída  Gutiérrez H. (@guti21)

En octubre de 2016 la difteria en Venezuela habría cobrado 26 víctimas, 23 de ellas en el estado Bolívar, para ese momento el gobierno implementó un plan de vacunación que quedó corto, no hubo suficientes vacunas. En 2017 sigue la escasez de la vacuna  y un alarmante aumento de casos: más de 300 infectados reporta el Observatorio Venezolano de la Salud desde marzo del año pasado. Y la enfermedad se ha desplegado a 18 estados del país.

Desireé Machuca de 10 años, fue tratada en San Félix (Bolívar) recibió diagnóstico y  tratamiento, pero la niña  no soportó la difteria y murió el domingo 12 de febrero, convirtiéndose en la segunda fallecida por la difteria en 2017.

De acuerdo al ex ministro de Salud José Felix Oletta,  esta enfermedad se previene con vacunación desde la infancia y con refuerzos en adultos cada 10 años, y no hay una jornada de información ni de vacunación nacional y, además, el Boletín Epidemiológico no se publica desde la semana 25 del año 2015.

Dr Félix Oletta, ex ministro de Sanidad, advierte que en Venezuela se necesitan entre cuatro y seis millones de dosis de vacunas para cubrir esta epidemia,  eso sin contar con el personal médico que también necesita ser vacunado.

Dr Félix Oletta, ex ministro de Sanidad, advierte que en Venezuela se necesitan entre cuatro y seis millones de dosis de vacunas para cubrir esta epidemia, eso sin contar con el personal médico que también necesita ser vacunado.

Epidemia silenciada

-La epidemia no está controlada, pero sí silenciada. Es inexplicable que hasta este momento no haya un solo boletín relacionado con la epidemia y esa es la peor conducta en estos casos. Si no hay información, los resultados son peores porque no hay solución de los problemas y la gente no reconoce los factores de riesgo. En consecuencia, aumentan las posibilidades de tener enfermos, enfermos graves y muertes,- advierte el doctor Oletta.

-La difteria es una epidemia que no ha sido atendida correctamente. En el mes de marzo se va a cumplir un año de su identificación , reitero, está silenciada, pero no controlada. Hay muchas personas en situación de riesgo, no saben los factores que inciden en la enfermedad, no buscan la vacuna y no identifican precozmente los casos sospechosos, alerta el médico.

Según Oletta, en Venezuela se necesitan entre cuatro y seis millones de dosis de vacunas para cubrir esta epidemia,  eso sin contar con el personal médico que también necesita ser vacunado.

“En el país no se ha realizado una campaña de salud pública para vacunar, ni para informar a la población lo que está sucediendo con respecto a esta enfermedad”, añade Oletta.

La difteria es muy contagiosa

Por su parte, el infectólogo Pedro Navarro, Jefe de la Cátedra de Medicina Tropical y profesor titular de la Universidad Central de Venezuela, señala que en el estado Bolívar, donde están las minas, hay unas condiciones muy precarias, pudo haber sido un minero que trajo del  exterior la enfermedad, la infección.

Explica Navarro, que se trata de una enfermedad febril aguda y toxica que compromete las vías respiratorias, así que hay que prestar especial atención a amigdalitis, faringitis severa, neumonía o cualquier cuadro con falla cardíaca aguda.

 “La difteria produce una toxina que afecta al corazón y al sistema nervioso central, el paciente tendrá dificultades para tragar, porque se forman unas placas blanquecinas en la garganta que hace difícil la ingestión de los alimentos. También padecerá de problemas respiratorios, la persona puede tener dificultad para respirar y problemas de faringitis”.

Explica el doctor Navarro: "el paciente tendrá dificultades para tragar, porque se forman unas placas blanquecinas en la garganta que hace difícil la ingestión de los alimentos."

Explica el doctor Navarro: “el paciente tendrá dificultades para tragar, porque se forman unas placas blanquecinas en la garganta que hace difícil la ingestión de los alimentos.”

Asegura  Navarro que la difteria fue erradicada del país hace mucho tiempo atrás. Hay una vacuna que se llama toxoide diftérico, con la cual rápidamente se controla.

Precisa que se trata de un brote epidémico y advierte que los pacientes se deben mantener aislados. “Es muy contagiosa, como la enfermedad tarda varios día en incubarse puede ser muy fácil trasladarse de un sitio a otro. El contagio es de persona a persona, es exclusiva del humano. La falta de higiene, malnutrición y hacinamiento también influyen en el contagio de la enfermedad que se transmite por las vías respiratorias: tos, estornudos y gotas de saliva.”

Recomienda que la vacuna debe colocarse a toda la población en los sitios donde se han presentado  casos. Apunta que se supone que todos los niños ya tendrían esa vacuna, porque se coloca regularmente a los pacientes pediátricos, y los adultos tienen  que acudir para que se la coloquen. Advierte Navarro que la difteria puede ser mortal, el 20% de los casos puede morir.

“El problema más grave es la desnutrición”

Para el doctor Navarro, la epidemia más grave que se presenta es de la desnutrición, porque se trata de un problema nacional la escasez de alimentos. “Una persona desnutrida responde muy mal a las infecciones, a los tratamientos, es muy preocupante el problema de la desnutrición nacional, hasta afecta a las personas que se van a operar porque no se le cicatrizan las heridas quirúrgicas”.

A un niño desnutrido le da difteria o paludismo y lo mata, porque tiene menos defensas, no tiene proteínas para responder, no tiene anticuerpos, porque los anticuerpos responde a la ingesta de proteínas.

“Aquí hay un tema de exterminio “

De acuerdo al infectólogo del Instituto de Medicina Tropical , Julio Castro en Venezuela la tasa de vacunación de la difteria es de apenas 40% y en las zonas alejadas es de 20%. Considera al gobierno irresponsable por la manera que  ha enfrentado la epidemia de esta enfermedad.

“La difteria afectó a la población de Rusia en la década de 1960. Fue una epidemia de cinco años. Estuvo relacionada con la inestabilidad socioeconómica y la alteración del sistema de salud”, comentó el doctor Castro en el programa radial del periodista  César Miguel Rondón.

A su juicio, la situación tiene una connotación incluso en derechos humanos: “Aquí hay un tema de exterminio. Me costaría pensar que venezolanos como yo tengan un interés formal en acabar con otros venezolanos. La desidia puede ser tan grande que tocará límites. Es un asunto legal”, expresó el infectólogo. (@guti21)

…………………………………………………….