4 niños fallecidos por falta de antibióticos

Al fallecer el cuarto niño en el Hospital JM de Los Ríos en Caracas, por una infección originada en equipos de diálisis a raíz de uso de agua contaminada, el caso deja de ser médico para pasar al de delitos acumulados, por un gobierno que rechaza las ofertas de ayuda internacional e impone la ausencia de antibióticos adecuados para cada caso.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. / @guti21

Daniel Laya, de 2 años, fallece en terapia intensiva luego de estar cinco meses con bacterias en su organismo, debido a la contaminación del servicio de hemodiálisis del Hospital JM de Los Ríos.

La falta del antibiótico o la intermitencia del mismo hizo imposible combatir la masiva infección, que ha cobrado la vida de 4 niños en ese centro hospitalario. Aún permanecen infectados 12 pequeños más.

Según fuentes del mismo Hospital, los niños se infectaron por la contaminación de los equipos de diálisis, ocasionado por el agua que está contaminada y por la falta de mantenimiento de la planta de ósmosis.

En el mes de mayo fallecieron tres niños por infección, ellos son Raziel Jaure, de 10 años; Samuel Becerra, de 12 años, y Dilfred Jiménez, de 15, quienes, al igual que los 16 niños de esa unidad, contrajeron, desde febrero de este año, la bacteria que les ocasionó una infección en los portales por donde se les hacían la diálisis.

Los médicos informaron que Daniel, tuvo como segunda complicación una endocarditis infecciosa, que quiere decir que las bacterias alojadas en el catéter intracardíaco, que tenía de forma perenne para poder hacer la purificación de la sangre tres veces por semana, le llegaron hasta el corazón.

El  26 de mayo, cuatro días después de que  murió el tercer paciente de Nefrología, fueron al centro de salud los viceministros y prometieron la limpieza de los tanques. La semana siguiente se hizo, pero los síntomas continuaban en dos niños, que recayeron con fiebre y convulsiones mientras estaban en diálisis.

El pediatra Jacinto Rivas, aunque no labora en el Hospital, tiene conocimiento de la grave situación que allí se vive, expresa: “Los niños están contaminados con las bacterias: klebsiella y pseudommona, y no hay antibióticos en el Hospital para combatirlas. Los pacientes padecen la secuela de la infección que se instala en sus catéteres. Se trata de un diagnóstico que es claro para los médicos, pero no tienen cómo resolverlo. También hay problemas con los tubos de hemocultivos. Y los equipos utilizados para las hemodiálisis estaban funcionando sin recibir ningún tipo de mantenimiento”.

Desde el año pasado, la institución había sido advertida de que el agua que se recibía no estaba en el mejor estado. La ONG Prepara Familia recordó en un comunicado que circuló en abril que un estudio de la Universidad Simón Bolívar había encontrado valores muy altos en la presencia de coliformes fecales (restos de heces) y aerobios mesófilos en los tres tanques del hospital. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta N° 2105 – 30-06-2017

…………………………………………………………………………..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s