Reaparecen enfermedades que estaban erradicadas

La difteria, enfermedad erradicada en Venezuela desde el siglo pasado, ha regresado y puede ser mortal. La lista completa del deterioro nacional en materia de epidemias, incluye el resurgimiento de la tuberculosis, aumento de la malaria, reaparición del sarampión, proliferación de la sarna por ausencia de productos de limpieza corporal y la permanencia del dengue, zica y chikungunya.  

 Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

En momentos de una dramática escasez de medicamentos (90%), los venezolanos tienen que lidiar con un abanico de epidemias: Reapareció la difteria; la malaria y el sarampión campea sin control por varios estados del país; la escabiosis se extiende por todo el territorio nacional; el dengue, zica y chikungunya siguen amenazando a la población, y también se han presentado casos de tuberculosis.

Sumado a lo anterior, la desnutrición aumenta en la población infantil, lo cual es un factor que incide en el rápido contagio de las epidemias y en la tasa de mortalidad. Especialistas coinciden que la situación alimentaria, la escasez de medicamentos y la permanencia de las epidemias, “puede desembocar en una mortandad más elevada”.

La Red Defendamos la Epidemiologia Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública denuncia que las epidemias de malaria, sarampión y difteria marchan a la deriva: “Se aplicó censura de información oficial sobre las tres enfermedades, lo que impide a la población cooperar adecuadamente con las medidas de salud pública, tomar conciencia de los riesgos y estimular la prevención mediante vacunas en los casos de difteria y sarampión”.

Difteria

En el mes de Febrero se reportaron casos sospechosos de Difteria en 18 estados del país, Carabobo es el más afectado. Al respecto, el diputado AN, Winston Flores, denuncia que cinco pacientes fallecieron a causa de difteria en esa entidad. Alerta que otros diez infectados se encuentran hospitalizados en el centro asistencial. Pide que se declare la emergencia epidemiológica en Carabobo por la propagación del brote. Dijo que, además de Carabobo, en los estados Aragua, Miranda y Bolívar  se registran más casos y denuncia que no hay vacunas para atender a la población de riesgo.

Por otro lado, en cuatro municipios del estado Bolívar se concentran 74 casos sospechosos de difteria y se reportan siete fallecidos hasta la semana epidemiológica 34.

“La cifra de mortalidad del estado se corresponde con lo esperado en situaciones epidémicas de difteria, pero resulta muy elevada en el municipio Angostura, situación atribuible a la dispersión de la población, predominantemente de etnias indígenas; al retardo en el diagnóstico y a la menor disponibilidad de recursos para la atención de los enfermos”, indica el boletín de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

Los últimos datos ofrecidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde septiembre de 2016 hasta junio de 2017,  Venezuela acumulaba 447 casos de difteria, de los cuales se confirmaron 51 casos.

 El Ministerio de Salud no ha ofrecido información oportuna sobre la afección a pesar de que está obligado notificar sobre el aumento de la incidencia. El incremento de este padecimiento ocurre en medio de las dificultades que el Gobierno ha tenido para cumplir las coberturas de vacunas pentavelente y toxoide diftérico.

De acuerdo, al infectólogo Roberto García, la difteria es muy contagiosa y las personas con mayor riesgo son las que entran en contacto con un paciente que la padezca. Indica que la prevención está en la vacunación oportuna. Es una enfermedad infecciosa febril que  compromete las vías respiratorias.

Sarampión

Luego de 18 años de haberse registrado el último caso, reaparece el sarampión en el país, el estado más afectado es Bolívar. El último caso de sarampión se registró en 1999.

Con un retraso de casi cuatro semanas, la OPS liberó esta semana tres boletines de sarampión y rubéola, correspondientes a las semanas epidemiológicas 38, 39 y 40 del año 2017, recopilando los casos sospechosos y confirmados hasta el 7 de octubre de 2017

En lo que respecta a Venezuela la información fue difundida por el exministro de Salud, José Félix Oletta, quien recordó, que este organismo, informó en una  alerta epidemiológica del 24  de septiembre, que entre las semanas epidemiológicas 26 y 35 de 2017, se identificaron en el país, 84 casos sospechosos y 34 casos confirmados de la enfermedad.

En las tres semanas siguientes a la publicación de la primera alerta de sarampión de la OPS se notificaron 74 nuevos casos sospechosos de sarampión, para un total acumulado de 158 casos, desde la semana 26. En el mismo lapso, se notificaron 15 nuevos casos confirmados de la enfermedad y un total de 49 casos confirmados.

Asegura Oletta que Venezuela concentra 87,5% de los casos autóctonos de sarampión ocurridos en 2017, en el continente americano.

Explica que “la emergencia de la difteria y el sarampión están íntimamente ligados a la insuficiente cobertura de vacunación y al incumplimiento del esquema completo”.

Coincide Julio Castro, infectólogo del Instituto de Medicina Tropical de la UCV,  en “que el número de casos sospechosos y confirmados de sarampión viene en aumento debido a las bajas tasas de cobertura acumulada desde el año 2010. En esos casos la Organización Mundial Salud reportó que hasta 60% de personas se quedó sin recibir las dos dosis necesarias para lograr la inmunización. Venezuela tiene los peores niveles de cobertura, con 40%.  Esta epidemia apenas está comenzando y puede durar un año”.

Según la pediatra Jazmín Urdaneta, el sarampión compromete las vías respiratorias. “La neumonía es la causa de muerte más frecuente en 30% de los pacientes sin tratamiento. Si el niño no está vacunado tiene un gran riesgo porque la enfermedad está avanzando por todo el país. Puede presentarse en niños de 5 años de edad y en adultos de 20 años en adelante, por lo que es vital la vacunación temprana”, advierte.

Paludismo

El estado Bolívar es el más afectado con la epidemia del Paludismo. Ha tenido un repunte histórico: desde 2015 a 2017 aumentó en un 131% los contagios en esa entidad y solo en Caroní ascendió en un 800%.

De acuerdo a la Red Defendamos la Epidemiología, hasta el mes de julio iban 65 muertos a causa de malaria en el estado Bolívar. En todo el país, los contagios ascendían a 117.209.

Según la Red, la escasez de la primaquina, es un factor clave en la permanencia del paludismo, ya que es el fármaco que previene la repetición o recaídas de la enfermedad, al aniquilar los huevos del parásito que se alojan en el hígado.

La persistente falla en la distribución de medicinas anti maláricas, sigue permitiendo que la enfermedad se expanda y que fallezcan los más débiles, por falta de tratamiento.

Escabiosis

 Hay un repunte de casos de escabiosis (Sarna), aunque la Sociedad Venezolana de Dermatología Médica, Quirúrgica y Estética (SVD) no maneja estadísticas, reconocen el incremento en los últimos meses por el reporte de los colegas.

Este nuevo brote, amenaza con extenderse por todo el país, iniciando en los estados Lara, Miranda y Vargas, desde donde varios médicos han denunciado innumerables casos de esta enfermedad altamente contagiosa.

Radica en lugares donde conviven comunidades numerosas, con factores que vienen apegados a la desnutrición y el hacinamiento, que desencadena el debilitamiento del sistema inmunológico. Está ligada a la poca higiene.

El Director de Epidemiología de Salud Miranda, Miguel Viscuña, indica que en lo que va de año se han reportado en Miranda 591 casos en la red Francisco de Miranda, de los cuales 179 corresponden a los Altos Mirandinos, 128 a los Valles del Tuy y 102 distribuidos entre Guarenas y Guatire.

Dengue, zica y chikumgunya

Las otras epidemias que completan el abanico de riesgos son el Dengue, zica y chikungunya que continúan amenazando a la población. Asimismo reapareció la tuberculosis, fue reportado un caso en el Ambulatorio Modelo de Marapa de Catia la Mar.  Se trata del cuarto caso detectado en seis meses en el sector El Piache. La enfermedad se puede tratar y curar solo si se cumple con el tratamiento, que dura alrededor de seis meses. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta 3 de noviembre 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s