Hipertensión y diabetes sin medicamentos

Imagen de infociudadano.com

Imagen de infociudadano.com

No se le ocurra tener hipertensión, dibetes, o simplemente efermarse de una gripe, porque no hay medicamentos contra esos males. Ni se emborrache, porque no hay AlkaSeltzer. Existe una deuda acumulada de US$2.200 millones de dólares de la industria farmacéutica, que Cadivi no paga. Los laboratorios lograron aprobación de ciertos montos por subasta de Sicad en septiembre, pero hasta la fecha, el gobierno no honró esta adjudicación.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

De acuerdo a los farmacéuticos consultados, la falta de divisas, que durante todo 2013 afectó al sector farmacéutico, está dando sus frutos con la más grave escasez de medicamentos que se halla conocido en la historia del país.

Para Erik García, dueño de una farmacia en el este de Caracas, la escasez podría afectar en un 60%  los medicamentos. “La falta de divisas impactará al sector con más fuerza en el próximo ciclo de producción, dentro de tres meses”. Advierte que aunque aún hay inventarios, de continuar la situación, en marzo las fallas serán peores.

García, señala que la deuda acumulada con el sector farmacéutico es de US$2.200 millones de dólares, pendientes por liquidación. Precisa que al sector se le asignan anualmente US$3.000 millones para comprar 850 millones de unidades.

“Es la peor escasez que he visto”

En un recorrido por algunas farmacias de Caracas, se constató la escasez de los medicamentos.

Hortencia Quintana, licenciada en Química, encargada de una farmacia del Municipio Sucre, expresa: “La situación actual de escasez ha sido la peor que he visto en mi  vida”.  Menciona los tipos de medicamentos  con problemas de abastecimiento:

-Antihipertensivos, hipoglucemiantes (glucofagen e insulina), multivitaminicos para las embarazadas, anticonceptivos, protectores gástricos, analgésicos, antigripales, antijaquecosos, sueros orales, psicotrópicos, antidepresivos, solución nasal y cualquier producto genérico. También algodón, gasas, alcohol y agua oxigenada.

Apunta, que a parte de las medicinas, las farmacias venden otros productos que también están escasos como: removedores de esmalte, pañales, toallas sanitarias, jabones, detergentes para lavar, jabón en polvo, suavizantes, desinfectantes.

Dice que están trabajando con el inventario del año pasado. No reciben productos desde la primera semana de diciembre. Destaca que le extraña que las distribuidoras se fueran de vacaciones el 15 de noviembre, mucho antes de lo acostumbrado todos los años, ya que lo suelen hacer en diciembre.

Explica Quintana que los meses de enero y febrero siempre han tenido cierta problemática con el abastecimiento, ya que en diciembre todos salen de vacaciones y cierran las puertas. “Pero este año ha sido crítico, como nunca lo habíamos vivido”, dijo.

Le preguntamos ¿a qué se debe esta grave situación? A lo que contesta: “El sector farmacéutico cerró el año muy mal, arrastrando la deuda de la falta de divisas…”

También menciona otro factor que es la carencia de envases, estuches, etiquetas, tapas o cajas.

Ferfarven advierte grave situación

 El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos, alertó a través de los medios, que el desabastecimiento de medicamentos en los establecimientos ronda 40% a escala nacional.

Precisó que en este momento existe una carencia grave de vitaminas para embarazadas como el Natele, medicamentos  para problemas cardiovasculares, los hipertensivos, medicinas para males estomacales, ungüentos para el alivio de la congestión nasal y productos para diabéticos como el Glucofage.

Según Ceballos, hay productos como la glicerina que tienen fallas de hasta ocho meses, pero más curioso son otros que últimamente han desaparecido de algunos anaqueles, como Alka Seltzer o Vick Vaporub, que son de alta demanda. “Antes fallaban los productos regulados y ahora otros que no, problema que se relaciona con una carencia de dólares”.

De 7.500 medicamentos, aproximadamente 30% son regulados y la mayoría tiene un rezago de precios que alcanza los 11 años. Ceballos pidió una reunión con las autoridades gubernamentales para llegar a un acuerdo sobre un precio justo para toda la cadena de comercialización.

“Por ejemplo, si hoy el Gobierno nos da a todos los recursos para comprar insumos, el mercado seguirá sintiendo la escasez por dos o tres meses más porque debemos fabricar los fármacos y los mismos luego deben cumplir con los estándares de calidad”.

En relación a la situación de las importaciones de medicamentos dijo que es un poco más fácil, porque sólo se necesita de las divisas para adquirir lo que se requiere y que las aduanas agilicen los procesos de entregas. Recordó también que la deuda con los proveedores ya asciende a 2 mil millones de dólares.

Por su parte, Darío Conde, directivo de la Fefarven, explicó que los laboratorios participaron en la subasta realizada por el Sicad en  el mes de septiembre de 2013, y fue aprobada en noviembre del mismo año. “Sin embargo, aún no le han sido otorgadas dichas divisas, por lo cual el ciclo de producción de medicinas se podría suspender”, dijo.

El año pasado, la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) informó en un comunicado que sufría limitaciones en la capacidad operativa de producción de algunos medicamentos, aunque aún tenían capacidad de abastecimiento.

Según reportes de la Cámara de la Industria Farmacéutica, en el país se comercializan 9 mil fármacos, de los cuales 35% mantienen sus precios congelados desde el año 2003.

Situación grave

“La situación que estamos viviendo es muy delicada. Por un lado los pacientes podrían no estar cumpliendo las prescripciones médicas porque simplemente no hay el medicamento. Y por otra parte la falta de inventario podría llevar a la quiebra a algunas farmacias pequeñas”, comenta preocupado Esteban Rodriguez, farmacéutico, dueño de una farmacia en el centro de Caracas.

Precisa que los medicamentos que actualmente escasean son, entre otros:  los antihipertensivos, los supositorios para niños y los productos hormonales capaces de controlar problemas de tiroides. También la insulina, glucofagen y las vitaminas para las embarazas.

“No hemos tenido respuestas, sólo conocemos que los laboratorios no tienen divisas y hasta el momento eso no se ha podido resolver, esperamos que para el mes de febrero las cosas se arreglen”, dijo.

Por su parte, Rosa Alvarez, encargada de una farmacia en el Municipio Baruta, explica que tiene escasez de medicinas que han entrado en la regulación por parte del Gobierno. Resalta que además de la falta de divisas, algunos laboratorios se han ido del país y eso ha afectado la distribución a las droguerías. “La situación es grave. No podemos rotar el inventario porque no se consiguen los productos que más se venden”.

-No hay ninguna vitamina para embarazadas, ni  anticonceptivos. Tampoco he conseguido ibuprofeno en ninguna de sus presentaciones.

De la misma manera, José Pérez, encargado de una farmacia en el oeste de la ciudad, informa que “no se consiguen medicamentos anticonvulsivos, ni para la diabetes; tampoco antigripales y psicotrópicos. No hay pastillas para el dolor de cabeza”.  Resalta que en el caso de los medicamentos que tienen precios regulados están desaparecidos.

Juan Carlos Girón, dueño de una  farmacia en el este de Caracas, comenta que algunos de los medicamentos escasos son: Anticonceptivos (Nordette, Miniginon, Mesygina ampolla y Cyclofen); Pruebas de embarazo (Clear Blue, Safe Test y KX) y Vitaminas para embarazadas (Natele, Calcibon natal y Fefol)

En todas las farmacias consultadas se apreció la escasez de: algodón, gasas, agua oxigenada, jeringas, alcohol, toallas sanitarias y pañales para adultos y niños.

Además se conoció que la escasez incluye, a su vez, tratamientos con medicamentos que controlan enfermedades de alto riesgo, como el VIH-sida, la artritis, la psoriasis y el cáncer. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1936 – 24-01-14

…………………………………………………………………………

Anuncios

Las medidas que Maduro no puede adoptar

El caso venezolano, con la mayor inflación del mundo (cifras en mano), no se compone si el gobierno no adopta la flotación de la moneda, cosa que Nicolás Maduro no puede hacer. En entrevista exclusiva para Zeta del economista Luis Mata Mollejas, aparece la situación real, con las nuevas medidas, al 15 de enero de 2014.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Venezuela cerró el año 2013 con la mayor inflación del mundo. En principio, comparando los resultados de la inflación en 2013 en la región el país queda muy mal parado, las cifras son: Chile 3%; Uruguay 8,52%;  Perú 2,86%; Colombia 1,94%; Paraguay 3,7%; Brasil 5,91%; Ecuador 2,70%; Bolivia 6,48% y Venezuela 56,1%.

De acuerdo a fuentes internacionales, a nivel mundial los resultados en materia inflacionaria son los siguientes: Venezuela 56,1% y le sigue de cerca: Siria 49,5%;  Sudan 37,1%; Irán 32,3%. Y para colmo, Venezuela es el único país de la OPEP que redujo en el 2013 sus reservas internacionales.

Con estas cifras en la mano, entrevisto al presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, quien es también Coordinador del Doctorado de Economía de Faces de la Universidad Central de Venezuela y profesor titular.

Hablamos de Venezuela como el país con mayor inflación en el mundo  con un 56,1%, y los que le siguen muy cerca son países en conflictos bélicos. Al respecto expresa: -Pero en esos países están en guerra, abierta y sangrienta. Aunque aquí también estamos como en una guerra… En 2013, según el Foro Penal Venezolano, los asesinatos se ubicaron en  79 por cada 100 mil habitantes. Ciertamente, el número de homicidios se equipara a la mortandad en países en situación de guerra civil, de acuerdo a los organismos especializados.

En este sentido, mencionamos por ejemplo, a Siria con 49,5% de inflación. Según fuentes internacionales, la guerra civil en este país ha dejado, hasta el momento, más de 200.000 muertos, de los cuales 40.000 son víctimas civiles. Y las pérdidas financieras también fueron enormes.

El economista Luis Mata Mollejas asegura: “Medidas que no sean la flotación de la moneda, son medidas inefectivas”.

El economista Luis Mata Mollejas asegura: “Medidas que no sean la flotación de la moneda, son medidas inefectivas”.

“Lo que el gobierno no puede hacer”

El día martes 14 de enero entrevisto al economista Luis Mata, un día antes de los anuncios económicos que daría el presidente Nicolás Maduro. Aunque es imposible saber  cuáles serán las nuevas medidas que tomará, el profesor  se adelanta y enfatiza: “Medidas que no sean la flotación de la moneda, son medidas inefectivas”.

Luego, se queda pensativo y argumenta: “Pero sí podemos imaginarnos lo que el gobierno no puede hacer”, en este sentido explica: -No puede cambiar las condiciones del mercado petrolero. Hay una tendencia a la baja del precio del petróleo, primero porque ya se acabó el invierno que sería lo coyuntural, aunque haga un poco de frio. Segundo, está la aparición de la energía de gas, que está haciendo que los Estados Unidos y otros países sean cada vez menos dependientes, no que sean autosuficientes, pero sí con tendencias.

-No puede cambiar el hecho que van a seguir entrando menos divisas por el petróleo. No va a cambiar la regaladera de petróleo,  o sea que la oferta va a seguir disminuyendo y la oferta si sigue disminuyendo lo único que le queda es controlar la demanda. Entonces con toda seguridad, lo que anunciara son medidas nuevas: de decir que ahora va a haber tres o cuatro mercados. Entonces la repuesta de tipo general anticipada es: ninguna cosa que no sea la flotación va a funcionar. Cualquier medida que se tome en el mercado cambiario que no sea la flotación generalizada es de efecto a corto plazo, es una máscara, no resuelve el problema.

-Los anuncios pueden consistir en una clarificación, digamos en otras reglas de la demanda, haciendo una devaluación parcial, que por allí es donde anda la cosa. En esas circunstancias, medidas que nos sean la flotación de la moneda, son medidas inefectivas, dejarla flotar es atender al mercado, libremente sin control.

-Mientras las medidas no sean flotación de la moneda, que es lo que todo el mundo hace, todas las monedas flotan, no serán efectivas. El euro flota frente al dólar, el dólar frente al euro, por eso es que los cambios fluctúan, mientras no se haga eso, sino que se mantenga un control de cambio, la situación irá empeorando.

-Por ejemplo, devalúa a 12 Bs, y dice que van a vender a 12 Bs y de inmediato la gente empezará a sacar su cuenta y siempre va a haber un mercado negro, porque les estás asegurando un precio. La única forma de no fijar un precio es que haya una flotación, esa es la única manera que la oferta y la demanda rijan. En consecuencia, para asegurar ese precio, tienes que bajar las reservas, tienes que atacar las reservas para mantener el precio que dijiste que ibas a mantener.

-Mientras no sea de flotación cualquier medida de control, siempre va a producir una especulación contra las reservas. Eso es infinito, tenemos un montón de años en ese juego, entonces como tenemos tantos años en ese juego, cualquier medida que no sea la flotación no va a resolver el problema.

Inflación hacia arriba

Precisa Mata Mollejas que  con la devaluación la tendencia de la inflación es que sube. “A la inflación no hay forma de pararla ni de que baje. Para que baje, se tendría que producir.”

-Para que bajen los precios y disminuya la escasez habría que aumentar la producción. Pero nada indica que va a aumentar la producción, no hay indicios de incentivarla, por lo que el nivel de vida va hacer peor.

-El petróleo no va a subir ni va a aumentar su demanda y las divisas van a seguir siendo escasas. Si nos han amenazado que va acentuar lo que se hizo, -él (Nicolás Maduro) lo dijo en una  reunión que no iba a retroceder- y ese resultado ha sido malo, entonces el que viene será peor. Salvo que hubiese un arrepentimiento y un retroceso: hacia la libertad de empresa hacia la libertad cambiaria; hacia la libertad de inversión extranjera.

-El presupuesto es deficitario y será peor. PDVSA tiene deuda con el BCV y con el mundo entero, las divisas están amenazadas. La oferta no va aumentar, al no ha aumentar la oferta el país está mal, y si no elimina todo eso, esto se cae, va a seguir siendo peor…

“Guerra de ilusiones”

Por otra parte, el profesor Mata Mollejas anuncia la próxima publicación de su nuevo libro “Guerra de Ilusiones”, en el cual, precisamente, plantea todos los  aspectos que se hablaron en la entrevista. Al respecto expresa: “Hoy, a los ojos de cualquier observador, la situación  muestra signos de graves deterioro en lo económico y en lo social, con serias tensiones en lo político”.

-En un balance sucinto –continua el economista- desde el ángulo económico, muestra que al cabo de 88 años (1925- 2013), el excedente económico sigue asociado mayoritariamente a la exportación primaria de petróleo, a pesar de su debilitamiento. El sector primario en su componente agrícola se ha deteriorado; el secundario o manufacturero industrial es estrecho, poco exportador y fuerte importador de bienes intermedios y de capital.

En este sentido da un ejemplo: “La ocupación en la fabricación de automóviles bajó, en este momento hay 75% de ocupación ociosa. En el año 2007 se producían 127.500 unidades y en el año 2013 se fabricaron 71.000 unidades. Se está usando nada más que el 29% de la capacidad instalada. Mientras se importan carros chinos”.

-El sector industrial está en decadencia y por supuesto entonces no hay empleo. La importancia de la industria automotriz es que de ella depende  todas esas pequeñas industrias. Por ejemplo, la industria de los asientos de los carros, de los accesorios, de los cauchos. La demanda de insumos de esa industria automotriz, hace que se caigan las demás industrias.

-En el sector terciario –prosigue- abunda el subempleo  y el ángulo financiero muestra un mercado de capitales restringidos y un sistema bancario frágil asociado a la asistencia a la conducta fiscal fuertemente deficitaria.

-El endeudamiento externo fiscal compromete la estabilidad del tipo de cambio y de la tasa de interés, al ser mínima la entrada de capitales foráneos. Las reservas internacionales de divisas caen paulatinamente, lo cual se ha tratado de enfrentar con  controles del tipo de cambio y  alzas en las tasas de interés. Pero dichas medidas no han impedido una devaluación sostenida del signo monetario nacional que ya no es garantía de reserva de valor.

-También debe decirse que recientemente se ha afianzado el carácter informal del empleo mayoritario, que obedece a las dificultades impuestas por el Estado para el desarrollo libre de la actividad económica del sector privado. Todo lo anterior se traduce en inflación persistente  de hasta dos dígitos medios y en  pobreza variable según la disponibilidad decreciente de los recursos fiscales.

-Aquí cabe resaltar que la nueva autocracia sigue, casi al pie de la letra, la estrategia de desmerecer al régimen democrático; pues para enmascarar el malestar derivado del comportamiento económico se restringe la actividad de los medios de comunicación de masas adversos al gobierno , se fustiga al sector privado de la economía y se le somete al arbitrio de cambiantes normas para el control de divisas, que afecta negativamente su contribución a la producción; la cual, por otra parte, no encuentra sustituto en la oferta de las empresas públicas.

El aumento de salario

Por otra parte, el economista Luis Mata, se refiere a la medida del aumento del 10% del incremento del salario mínimo: “Si tiras aumento para la calle, como es el aumento de sueldos y salarios, entonces la gente tiene más bolívares para tratar de comprar cosas. Si tienes más bolívares para comprar cosas y si hay menos cosas entonces es absurdo… Aunque nada más es del salario mínimo, de todas maneras, en ese salario están incluidos los viejitos, si me suben a mi yo puedo comprar más, y si compran mas va  a haber más escasez porque no hay producción. Si esa medida hubiese sido de salario general el desastre hubiese sido catastrófico. Ese es simplemente un anuncio populista”.

Al final de la entrevista, Mata Mollejas deja su conclusión apoyándose en los mitos de la Odisea: “El país es víctima de una autocracia que pierde oportunidades de progreso al seguir un curso económico  que lo empuja hacia el remolino económico de Caribdis, al despilfarrar el provento petrolero, mientras la oposición alimenta los vientos de la abstención que arrastra a la población frustrada hacia  los escollos de  la pasividad política de Escila”. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1935 – 17-01-14 …………………………………………………………………………..  

El salto al vacío

En opinión de una de las voces más autorizadas en materia de economía, el presupuesto para 2014 equivale a un salto al vacío, con el agravante de que en el nuevo marco mundial del dinero, para sobrevivir Venezuela necesitaría un precio del petróleo  de 140 dólares el barril y esto absolutamente imposible. Al colocar en el presupuesto nacional el barril a 60 dólares, se falsea la visión de la situación real y a partir de allí “todos los cálculos son fantasías”. 

bolivares-dolares

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

En entrevista exclusiva, el economista Luis Mata Mollejas analiza el presupuesto nacional para el 2014 y la crisis económica del país. Considera que Venezuela transita una situación compleja que lleva a incertidumbres, riesgos económicos y tensiones políticas crecientes. “A los economistas nos compete alertar sobre las posibles consecuencias para tratar de prevenir  a los responsables de las decisiones políticas, de las inconveniencias mayores para la nación”.

Mata es presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Coordinador del Doctorado de Economía de Faces de la Universidad Central de Venezuela y profesor titular.

Previo al análisis de la crisis económica  en Venezuela, el académico precisa que se valdrá de tres niveles para explicar la compleja trama, ellos son: 1-Satelital (implicaciones geopolíticas). 2-Helicóptero (políticas macro económicas nacionales). 3-Terrestre (focaliza los efectos sobre los diversos actores: población consumidora, empresarios, autoridades administrativas controladoras y policiales).

Los cambios esenciales en geopolítica mundial

Explica Mata que el nivel “Satelital”, corresponde “a los cambios esenciales en la geopolítica mundial: la incorporación de Asia a la producción, la exclusión laboral por la informática y la devaluación del dólar, porque siendo éste  el  instrumento fundamental de pago, para poder aumentar su oferta para que los países tengan dólares – como ellos no los imprimen- pues solo provienen del doble déficit de los Estados Unidos; es decir, el déficit comercial que paga con dólares y del déficit que lo ocupa en la posición de policía mundial, que tiene que hacer gastos militares, entonces eso produce dólares, eso es una condición”.

-La siguiente condición financiera –prosigue Mata- es que desde Londres se impuso lo que se llama el “big bang financiero” con lo cual los bancos y los seguros,  son los principales interventores en las bolsas de valores, ya no son sólo informadores simplemente de cuáles son los mejores valores, sino que ellos pueden intervenir, meter su mano comprando y vendiendo, para impulsar la compra de ciertos valores y producir  la caída de otros.

-Esta situación mundial ha hecho que el dólar se devalúe y ese dólar devaluado se observa en el aumento de precios de todos los bienes transados a nivel planetario. Así que  a nivel mundial, los alimentos suben, la materia prima sube y por supuesto, el petróleo sube, esa es la circunstancia.

-Esa circunstancia mundial de que el petróleo sube, fue lo que le permitió a Venezuela vivir una euforia rentistas, porque tenía altos ingresos, eso es lo que venía sucediendo, pero –se pregunta- ¿cuál es el cambio que sucede  cuando la política nacional decide usar las divisas del petróleo para sus propósitos políticos internacionales, para sus políticas de subsidios, para comprar votos, para el control de la divisa?

En este sentido, considera como “una circunstancia aberrante a nivel internacional, que con ingresos altos potenciales petroleros, las divisas sean escasas en Venezuela”.

-Todos los países petroleros acumulan divisas en sus reservas internacionales, y las reservas internacionales de Venezuela desde el año 2010, de un nivel de $30 mil millones de dólares, ha bajado a  $21 mil  millones de dólares, o sea una caída sostenida desde el 2010-2011-2012-2013, esa circunstancia que es aberrante, impide la continuidad del modelo populista, el país no puede seguir derrochando sus dólares en esa materia.

Precisa el académico que hay un agravante: “los estudios internacionales que se han hecho a nivel del alza del petróleo mundial, dicen que Arabia Saudita, a pesar de que ellos no tienen problemas de liquidez porque tienen altas reservas, tienen como $ 600 mil millones de dólares, por la situación geopolítica del medio oriente también han entrado en una política populista para sostener a los posibles trastornos. Sin embargo,  a ellos les alcanza el actual nivel del precio del petróleo, se mantienen bien así, pero en Venezuela no. En Venezuela para poder soportar y no endeudarse, el precio del petróleo debería ser de $140 dólares el barril, lo cual es una situación imposible…”

-Esa visión internacional pone una restricción. La situación mundial nos dice que el petróleo no va a subir nunca más, a esa proporción de disparate…Al no dispararse el precio del barril, la política seguida por Venezuela de endeudarse no puede ser, porque eso hay que pagarlo algún día….Por lo que el modelo populista es imposible para esta administración y para cualquier otra administración que siguiera la pauta populista.

-Lo que significa –explica- que las medidas de políticas nacionales en el futuro deben ser  restrictivas, calientes y desagradables. Apretarse el cinturón, ese es el anuncio. No se confíen en las promesas populistas, que provienen fundamentalmente del lado del gobierno. En ese marco global estamos metidos todos…

El marco nacional

Entrando a lo que denomina nivel Helicóptero, el experto opina que  “este marco nacional es un absoluto disparate: El presupuesto nacional es anticipadamente deficitario, suponiendo unos ingresos menores, porque  pone el petróleo en 60 dólares el barril en vez de 100US$.  Eso les da la maniobra de endeudarse, para que el parlamento no tenga una visión total y completa del presupuesto, de la realidad. Ellos hacen esto para abrir el compás de: “ahora necesitamos un préstamo de urgencia y otro y otro” y así se la pasan todo el año. Y con esto están engañando al ciudadano”.

-Como ellos siguen una política populista, ese presupuesto no les va alcanzar para nada, pero sí les abre el camino del endeudamiento. Ese es un camino que se les ha mostrado útil porque van resolviendo problemas –como los bomberos- hay un incendio aquí y piden un préstamo por allá, pero todo eso es endeudamiento, entonces el ciudadano no tiene una visión completa, ni el gobierno da una visión completa de cómo es la marcha del país.

-De lo que el país anda pendiente es de cuánto es el presupuesto extraordinario y del préstamo, y a quién van a beneficiar. Así que ese manejo del presupuesto, se convierte en algo para facilitar el chantaje político, si no te alcanza el presupuesto tienes que pedir prestado. Ese presupuesto insincero es una maniobra política para atarte a los deseos políticos del gobierno.

-De la misma manera, el que ellos no hagan sincero el manejo de la divisa te pone en esa misma situación, entonces dicen “yo le doy a quien me da la gana, en el momento que me da la gana” y así son todos los ajustes que han hecho, lo cual, son tan cínicos que se lo callan, y dicen que el manejo de las divisas tendrá que ver con el proyecto socialista…

-Se proponen mantener al país agarrado por el pescuezo…, con un presupuesto falso y con el control  de las divisas.

-Dijoel ministroNelson Merentes que la inflación para 2014 se ubicaría entre 26% y 28% ¿Podría la inflación bajar cerca de la mitad el año próximo?

-Eso es fantasía…Todos los cálculos que hagan alrededor de eso, es fantasía. Simplemente la gente sabrá cuánto es, porque habrá menos producción y habrá más inflación. Todo lo que están haciendo son cortinas de humo, trampas “engañabobos” –reitera-  absoluta fantasía.

El día a día

Llegamos al nivel “Terrestre”:  “En los supermercados la gente se pelea por un pote de mantequilla, de leche, papel toilette, harina pan… Asaltan a un camión y no les importa que el conductor se esté  muriendo. Ese es el nivel terrestre, que los policías maten a los pescadores de Carúpano, porque tienen diferencias… El caos a nivel de los codazos, a nivel de tierras…

-¿Qué cree usted que hará el gobierno?

-Antes de las elecciones de diciembre buscara importar más, endeudar más al país, para dar la ficción que el ministro de la felicidad  está realizando obras… Este es un país de mentira, que se pretende tapar el sol con un dedo para lograr propósitos políticos.

-Los dogmaticos cometen errores económicos, que son catastróficos y alguien pagará las consecuencias algún día porque la mentira no se puede sostener…

– El ingreso, tal como está estipulado en el proyecto de ley presentado por el ministro Merentes, estará costeado mayoritariamente por los venezolanos al pagar el Impuesto Sobre La Renta (ISLR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). ¿Usted cree que  podrían aumentar los impuestos?

-En teoría se dice, que cuando tu pides prestado a la larga tienes que aumentar los impuestos para pagar, eso se llama la “equivalencia ricardiana”, hablando de David Ricardo uno de los padres de la Economía. Cuando no te aumentan los impuestos ahora y piden prestado, lo que significa es que tienes una pistola puesta para el futuro…

-Por otra parte –continua Mata- el impuesto más fácil para poner es la devaluación, pero eso no lo van hacer ahorita porque le complica el panorama electoral.

-Dice  Rafael Ramírez en una entrevista en televisión: “La gran burguesía cree que sus grandes medios (…) están presionando a una devaluación. Nosotros no vamos a devaluar, no lo vamos a hacer, no hay razón”. ¿Qué opina al respecto?

-Eso podría ser si consiguen prestamos, pero si no consiguen prestamos devaluaran, por supuesto que no lo van hacer ahora…Como dijimos anteriormente, el modelo de los disparates, del populismo y de la ayuda internacional no es sostenible.

-Expresó también Ramírez: “Se ha establecido una nueva arquitectura financiera, tenemos las reservas, el Fonden y el Fondo Chino , podemos manejar nuestras divisas para atender los compromisos del Estado. No hemos fallado en el pago de deuda”. ¿Qué opinión le merece?

-Todos los países tienen en su reserva una división entre oro, divisas y otros títulos (del Fondo Monetario Internacional). Los países que importan mucho, fundamentalmente tienen sus reservas en proporción importante en divisas. Las reservas venezolanas están en proporción importante, como un 75%, en oro, luego este no sirve para pagos inmediatos, salvo que liquiden el oro, que lo pongan a vender a precio de gallina flaca. Entonces si no devalúan tendrán que vender el oro a precio –reitera- de gallina flaca, eso se llama raspar la olla…Por eso, yo llamo esta situación: “salto al vacío”. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº 1926 – 01-11-13

……………………………………………………

Viajeros: control total en Maiquetía

MAIQUETIA

 

Las distorsiones del control de cambio alcanzaron a los viajeros. Mientras Cadivi anuncia que las tarjetas de créditos de los viajeros serán bloqueadas hasta tanto el dueño de la tarjeta no pase por la aprobación de un captahuellas,  las líneas aéreas buscan sus propias “soluciones” incrementando los precios de los pasajes. La víctima es el pasajero honesto, que a nadie engaña.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Para finales de 2013 o principio de 2014 el gobierno nacional espera comenzar a aplicar un sistema de control, a través de máquinas captahuellas, donde solamente se activará el cupo de divisas para viajeros en la tarjeta de crédito en el momento en que el usuario traspase la puerta para el embarque.

José Khan, presidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), dijo que se trabaja en conjunto con el Saime para evitar, con el nuevo mecanismo, el llamado “raspado” de tarjetas en el exterior.

Según Khan, se aplicará una especie de captahuellas, un aparato especial donde se registrará el ticket de embarque y la huella del viajero, gracias a la cual se activará la autorización de consumos en el exterior en la tarjeta de crédito.

El usuario solamente podrá activar sus tarjetas, aunque lleve treinta tarjetas en el bolsillo, aseguró Khan.

Por su parte, el director general del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), Juan Carlos Dugarte, indicó que  “estamos en el proceso de adecuación y de compra de todos los equipos que hacen falta. Apenas los tengamos todos, serán instalados para su implementación”.

Dugarte informó que estas máquinas se instalarán en todos los puertos, aeropuertos y puestos fronterizos del país, de acuerdo a una nota de prensa del Saime.

Anauco rechaza las captahuellas

La Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco) rechaza la anunciada aplicación de captahuellas para activar el cupo de divisas en el exterior, pues señala que existen otras formas de determinar si una persona utiliza fraudulentamente las asignaciones para viajes.

“El gobierno y las aerolíneas saben de manera fidedigna quién viajó y quién no, por lo que no podemos entender la necesidad de esta medida improvisada, incómoda para los ciudadanos correctos que cumplen la ley, quienes se enfrentarán a un nuevo riesgo de que sus tarjetas no funcionen fuera del país por fallas de tal plataforma en un momento dado, como ha ocurrido en el pasado, además de que nuestros aeropuertos suelen colapsar por los procesos de seguridad naturales de la actividad, como para agregar un nuevo eslabón o posible cola a la hora de abordar”, indica una nota de prensa de la asociación.

La asociación rechazó también “los aumentos desmedidos que están teniendo los pasajes para los venezolanos, aumentados en algunos casos hasta en un 300%. Exigimos revisión de los actuales precios”.

Para Roberto León Parilli, presidente de Anauco la utilización de la captahuella es “una muestra de la negligencia del Gobierno en la persecución del verdadero infractor”.

Indica que cuando se prohibió el uso de las tarjetas de crédito prepagadas se dijo que “habían muchos raspadores de tarjetas”; sin embargo, nuevamente se vuelve a hacer la misma acusación y la eliminación de dichas tarjetas se dio a un “costo muy alto”.

 “Nuevamente ahora aparece el fraude y dicen que la captahuella va a solucionar, es lógico que el usuario reclame, sobre todo en Maiquetía que están colapsadas las máquinas. Es terrible tener esto como única llave para acceder a las divisas tuyas, qué triste tener el dinero en el banco con la tarjeta y que por un desperfecto técnico no se pueda usar”, señala León Parilli, en relación al supuesto caso  que las máquinas captahuellas podrían fallar en el reconocimiento de las tarjetas de los viajeros.

Indica que el Gobierno tiene todas las herramientas necesarias para identificar a quienes usan o no las tarjetas de acuerdo a sus viajes. Ya que pueden acceder a los datos migratorios y bancarios, por lo que considera innecesario el uso de las captahuellas.

Anauco exhorta a implementar correctamente las plataformas, pues en caso contrario causarán molestias a los usuarios. “Deben garantizar que la persona goce de sus beneficios, aún si la captahuella no funciona bien en determinado momento”.

León Parilli espera que con el nuevo sistema que se estudia, el gobierno se dé cuenta de que la tarjeta prepagada no era mala, sino un mecanismo que permitía el acceso a las divisas a quien no tiene una tarjeta de crédito o una de débito internacional.

Turismo cambiario

Desde que se impuso el sistema de control de cambio en Venezuela, hace poco más de una década, la diferencia entre la tasa oficial y la del mercado negro nunca había sido tan amplia como ahora, cuando se pueden vender dólares por seis veces el precio oficial.

Mientras más grande es la diferencia del dólar preferencia al dólar paralelo,  se incrementa el llamado turismo cambiario.  Esta una modalidad que consiste en comprar un boleto hacia, por ejemplo, Miami, Ecuador, Perú, Cuba o países  europeos, y “raspar” los 2.500 dólares que asigna Cadivi para viajar a esos destinos.

Hay tiendas en cada uno de esos países encargadas de realizar la compra ficticia, entregar facturas electrónicas al comprador, por una comisión que oscila entre  10 a 20%.

El viajero regresa al país con  $ 2.500 dólares y los vende, a 40 ó 50 bolívares, según la cotización en el mercado paralelo.

Sin embargo, hay personas que compran boletos de avión –que no utilizan- para obtener dólares a mejor precio y venderlos en el mercado negro.

Boletos aéreos por las nubes

Los pasajes aéreos en Venezuela han sufrido un incremento en los últimos meses de hasta 300%, según lo ha observado el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC). Y ya todos los boletos con  destinos fuera del país están agotados hasta por 4 meses.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), si se compara el pasado mes de julio y el del año anterior, el incremento que se registró en las ventas de vuelos al exterior fue del 80%.

Para las aerolíneas este incremento parece ser un mal negocio, porque acumulan bolívares, que ha dejado de ser una divisa intercambiable en los mercados internacionales.

La estadounidense American Airlines le solicitó al gobierno permiso para establecer más vuelos pero no ha obtenido respuesta, según le dice a BBC Mundo su vocera, Martha Panti.

“Pero el problema no es de cantidad de vuelos”, dice el presidente de la colombiana Avianca, Fabio Villegas. “Sino que el pago de divisas es muy rezagado. Uno tiene que medir cuál es la cantidad de bolívares que tiene, porque no hay cómo convertir los bolívares en dólares”, explica a BBC Mundo.

“La enorme diferencia entre el dólar oficial y el negro ha hecho que viajar sea un negocio”, dice Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela. “Por eso es que hay tanta demanda y los que quedan están tan caros”, explica a BBC Mundo.

Constantemente se reportan casos de vuelos que aunque se venden en su totalidad, luego salen con muchos asientos vacíos, sea porque la gente cancela después de reclamar sus dólares o porque no le importa perder la plata.

Eso genera un problema mayúsculo para las aerolíneas, cuyos aviones despegan con más de un 30% de sus asientos vacíos pues muchos pasajeros no se presentan y piden luego el reintegro de su dinero.

A principios del año, un boleto aéreo a Perú costaba el equivalente a $ 476 dólares. Hoy ronda los $ 3.810 dólares como consecuencia de la excesiva demanda.

Según la página web de Cadivi, para los viajeros que se dirijan a Miami o cualquier destino de Estados Unidos, el organismo otorga 2.500 dólares si viaja más de 8 días. Si el traslado es para Colombia suministra 700 dólares por el mismo tiempo y si el viaje es a alguna isla del Caribe, son 1.000 dólares. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1923 – 11-10-13

…………………………………………………………………………

El diagnóstico económico a mediano y corto plazo

CAOS-economico

 

“Dar petróleo sin cobrar y encima dar dinero, esa circunstancia no hay quien lo aguante”. El presidente de la Academia Nacional de Ciencias económicas, Luis Mata Mollejas, no ofrece esperanzas a corto plazo a la actual situación económica venezolana. Su análisis coloca el pecado mayor en el hecho de que Venezuela haya dejado de producir.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Venezuela enfrenta esta semana un importante vencimiento de deuda externa que acentuara la presión sobre las finanzas, que ya registra una acelerada caída de sus reservas internacionales y carece de los dólares necesarios para garantizar el abastecimiento de alimentos y otros productos, aparte de padecer de la más alta inflación del mundo (según BCV 45,4%).

Las reservas están cayendo aceleradamente y en lo que queda de año, entre septiembre y diciembre se vencen en pagos de capitales e intereses de la deuda $4.600 millones, que hay que pagar.

Al respecto, conversamos con el economista Luis Mata Mollejas, Presidente   de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela y Profesor Titular y Coordinador del Doctorado de Economía de la Universidad Central de Venezuela.

Los compromisos políticos vs. las reservas

-El país no puede estar gastando los dólares en ayudas al resto del mundo, digamos por compromisos políticos y dejando insatisfecha las necesidades de importación venezolana que son muchas, puesto que la política interna ha sido  de destruir el aparato productivo nacional,  -enfatiza Mata mollejas.

-Se tiene mucha necesidad de importar y las reservas escasean, disminuyen y encima gastan las divisas en compromisos políticos. Además  ingresan menos divisas por las mismas circunstancias de préstamos o compromisos hechos también con lo político, que es exportar petróleo sin cobrar. El punto externo tiene dos caras: 1º  la ayuda dando petróleo sin cobrar. 2º y encima, se les da dinero. Esa circunstancia no hay quien la aguante.

-Según el BCV tenemos una inflación anual del 45,4%, tengo entendido que es la más alta del mundo, nos sigue Siria muy cerca y porque están en guerra. ¿Qué opina al respecto?

-La inflación es la consecuencia de no producir… Aunque también estamos en guerra: si ves las cifras de las muertes violentas cada semana uno concluye que aquí estamos en una situación de guerra. Y si encima las iguanas se comen los cables eléctricos, entonces no hay electricidad por tanto también baja la  producción.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Consecuencias de la Ley del trabajo

Por otro lado, el académico menciona la nueva Ley del Trabajo que está en vigencia, promulgada el año pasado. Considera que este instrumento legal contribuye negativamente a la economía del país. “Con esta ley la gente está obligada a descansar más y a trabajar menos, por tanto se produce menos”, indica Mata Mollejas.

En abril de 2012 la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) emitió un comunicado, alertando al gobierno sobre las consecuencias que traería la aprobación de la nueva Ley del Trabajo.  Entre ellas: “podría afectar la creación de empleo, disminuir los incentivos a la inversión reproductiva, estimular la inversión especulativa y acentuar la fuga de  capitales”.

En esa oportunidad, entrevisté al presidente de la ANCE sobre dicho tema, el artículo fue publicado en la edición de Zeta Nº1850 – 27-04-12. Este alerta fue un verdadero vaticinio, veamos por qué. A continuación transcribo parte de las declaraciones de Mata Mollejas:

-En todos los países, incluida Venezuela, los riesgos evidentes de una reforma en el régimen de relaciones laborales, sesgada hacia la redistribución y sin considerar las implicaciones sobre la producción nacional, son los de aumento de la inflación, del desempleo abierto y de la subocupación generalizada.

-En términos prácticos, ello profundizará la dualidad que caracteriza al mercado laboral venezolano, al propiciar la destrucción  de empleos de calidad al tiempo que se promueve el desarrollo del mercado informal que ya tiene dimensiones alarmantes.

Advierte Mata Mollejas que dicha Ley, alejaría a Venezuela del  régimen legislativo laboral, del que prevalece en los países del entorno. “Las implicaciones de esto en pérdida de competitividad internacional se traducirán en: mayores importaciones, menores exportaciones, reducción de la inversión y, por tanto, mayor desempleo y menor crecimiento económico y bienestar social”.

-Una reforma laboral –explica el académico-que tienda a incrementar el gasto público e incremente los requerimientos de transferencias presupuestarias a las empresas del Estado, agravará los desequilibrios fiscales y hará menos sostenible las finanzas públicas presentes y futuras.

Pronósticos acertados

Preguntamos al experto, en caso de que haya cambios en los destinos políticos del país: ¿En cuánto tiempo se podría recuperar la economía del país? A lo que responde: “No hablemos de ese escenario, por algo muy simple: ¿hasta cuándo va a llegar el daño?, no lo sabemos. ¿Hasta cuándo se van a quedar? Tampoco lo sabemos. Como podemos hablar de recuperación en un tiempo, sino sabemos hasta dónde va a llegar la destrucción. Simplemente digo que hoy estamos mejor que mañana…”

-La situación es cada vez peor –prosigue Mata-  lamentablemente se han venido cumpliendo nuestros pronósticos, de mala administración de las divisas. Las divisas no entran en el BCV, las manejan en otras cuentas (el FODEN y otros) por  tanto no hay para las necesidades de los venezolanos. Cuando se presentan estas circunstancias todo el mundo quiere tener divisas. El problema desde el punto de vista desde la razón, cuando se controla se quiere controlar la demanda limitando la oferta, la gente no se limita, la gente lo demanda aunque no lo consiga, hay presión.

La economía mundial

De acuerdo a este panorama: ¿Cuál será el futuro que nos espera? 

-Los escenarios del mediano y del largo plazo no deben preocuparnos demasiado, en cuanto a la ayuda de la palanca petrolera; de acuerdo con las expectativas  de demanda de petróleo mundial hasta el 2050.

-Pero ello no es así en el corto plazo, que se muestra peligrosamente inestable,  dada la clara caída del empleo en  USA y Europa, a lo largo del periodo 2008-2012, la creciente fatiga del euro y las expectativas negativas de las Bolsas de Valores a un  año plazo (- 25%) en los países emergentes más prometedores, los llamados BRICs (Brasil, Rusia, India u China) lo cual confirma que el planeta  no ha salido de la fase depresiva.

Así, la crisis, -prosigue Mata- que es muy clara en Europa y Estados Unidos, se prolongará por lo menos hasta 2015, y ya viene afectando a los demás países con variantes de inflación-deflación y  amenazas de colapsos bancarios y fiscales, según la posición comercial internacional y la particular intervención de la banca central y del fisco.

En este sentido, Mata opina que “los peores resultados ocurren cuando los intereses políticos, asociados a los negociados con  la estabilidad cambiaria, se sobreponen  a los requerimientos de ajustes en la economía material; error en que cayeron Churchill en 1920, la Argentina de Cavallo en 1991 y la política de  Chávez desde 2003”.

Endeudamiento público

-En este panorama, donde el único factor positivo es la posición lograda en el comercio mundial, sólo un país importante exportador de petróleo, se presenta como zona de desastres.

Explica el académico que “la destrucción   por razones políticas del aparato productivo interno, tanto el petrolero como el no petrolero, provocó un endeudamiento público consolidado (PDVSA y fisco) del 56% (según Ecoanalítica)  por la aparición y persistencia del déficit en cuenta corriente , originado en la merma del orden del 40% del ingreso corriente  en divisas, al aplicarse criterios de favoritismos políticos en la política comercial de PDVSA; lo cual  merma la disponibilidad de divisas (iliquidez) ocultada por la revalorización del oro en las Reservas Internacionales  y por los  prestamos chinos”.

SOLUCIONES CAMBIARIAS

DOLARES-BOLIVARES

 

En relación al grave problema de las divisas en Venezuela, Mata Mollejas recomienda: “La única solución es dejar la oferta libre al precio que se fije. Flotación del tipo de cambio. Cero control. La solución es la flotación del bolívar. Son muy pocos los países que tienen control cambiario. El control cambiario no controla la inflación más bien la acelera. La política general es dislocada, en donde el Banco Central de Venezuela apoya las locuras que han venido haciendo desde el punto de vista fiscal”.

 

LOS SALARIOS

SALARIOminimo

 

Mata Mollejas habla de los sueldos: “Los trabajadores hacen presión para que aumenten los salarios, cuando aumentan los sueldos aumentan los costos, entonces los salarios nunca alcanzan a los precios. Esa es otra medida que está comprobada que es inútil. Aumentar salarios para alcanzar precios  para complacer al público, es la política del sinsentido. No ha funcionado aquí ni en la Unión Soviética, ni en la Alemania socialista. Digamos que se está aplicando aquí, con el socialismo del siglo XXI, las medidas bien conocidas del socialismo soviético que empujó a la ruina al imperio soviético. Ya han empezado en China a aplicar medidas liberales, medidas del capitalismo, no del control, sino de la libertad. Entonces, Rusia prospera, China prospera y nosotros practicantes del socialismo arcaico, nos hundimos. Eso es lo que lleva a la ruina a los países”.

Fuente: Revista Zeta Nº1920 – 20-09-13

…………………………………………………………………………………….

 

Los momentos decisivos para la economía criolla

En entrevista exclusiva, el Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas describe su visión de la situación mundial y la de Venezuela en medio del panorama global, al tiempo que ofrece el consejo clave para sanear la economía criolla.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21) 

El economista Luis Mata Mollejas, presidente de la  Academia Nacional de Ciencias Económicas y Coordinador del Doctorado de Economía en Faces de la UCV.

El economista Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y Coordinador del Doctorado de Economía en Faces de la UCV.

El economista Luis Mata Mollejas, precisa que “el  manejo eficaz del tipo de cambio no reposa sobre las disposiciones arbitrarias del gobierno para controlar la demanda de divisas,  sino en  la normalización de la oferta; para lo cual  la  corrección de la  derrochadora conducta petrolera y  fiscal es decisiva”.

Tal planteamiento lo hace el Coordinador del Doctorado de Economía de Fases de la UCV, y presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas en entrevista exclusiva, sobre “el bolívar en las circunstancias mundiales”.

La conversación con el académico se inicia analizando la situación económica mundial, en relación con la venezolana. Según Mata Mollejas hay ciertas cuestiones que conmueven hoy al mundo y a Venezuela. Al respecto lanza una serie de interrogantes:

– Enunciemos algunas al azar: ¿En un futuro próximo, podrá superar la Unión Europea la situación depresiva que fragiliza la credibilidad del euro? ¿Por qué  Washington mantiene la hegemonía mundial, sin que la afecten las diferencias entre Demócratas y Republicanos? ¿Pasaron los días del crecimiento chino con dos dígitos? ¿Por qué las economías pequeñas padecen la amenaza  recurrente de gobiernos autoritarios? ¿Por qué  la renta petrolera crea en Dubái una réplica futurista de las Vegas y en Venezuela las divisas petroleras escasean?

El vigente orden político económico planetario

-Hoy en día Estados Unidos es la potencia dominante, como lo confirman su poder de veto en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU y su   capacidad para alterar  unilateralmente los Acuerdos Internacionales de pagos convenidos en Bretton Woods, como lo demuestra su decisión de abandonar la paridad fija en 1972; desembocando tal acción en la flotación generalizada de la relación entre las monedas y en la posterior alza de las tasas de interés que  conducirá a la aparición de las crisis latino americanas y del Sureste asiático en la década siguiente, – explica Mata Mollejas.

-Constatemos  también que el presente poder estadounidense se asocia a la  implosión o suicidio de la URSS en 1989, habida cuenta  de la imposibilidad de  dicho Estado de hacer frente al gasto social  subvencionado y al gasto militar,  al no contar con un sistema financiero  influyente en los condicionantes internacionales de pago; al contrario de  los Estados Unidos  que podían descargar parte del  gasto militar en la Unión Europea, pero fundamentalmente por la absorción de ahorros extranjeros para financiar sus déficits, al aceptar  la mayor parte de los diversos bancos centrales adquirir bonos del Tesoro estadounidense como parte de sus reservas de divisas.

-De acuerdo a los indicadores financieros y económicos de The Economist (Mayo 2013), para fines del 2012, en Norteamérica USA y Canadá tuvieron un crecimiento del PIB del 1,9% y México del 3.7%. En Suramérica el promedio  fue  superior al 2.6% y en Asia y Oceanía se registró un cómodo 6.5%, al incluir a la China.

-La Europa del Este y del Norte –prosigue Mata- lograron un 1.8% y el peor performance ocurrió en la zona del euro con un decrecimiento del 0.5%; debiendo decirse que el esfuerzo realizado por el BCE al dar créditos por unos mil millardos de euros a 800 bancos al 1%, con tres años plazo, ha permitido la subsistencia del euro y que la nube más negra son las dudas británicas sobre continuar o no en la UE; lo cual ha sido contrarrestado en el ámbito formal o político por el anunciado interés de Alemania en  establecer una zona de libre comercio entre USA y la UE, para competir con el acuerdo que los Estados Unidos desean celebrar con los países del Pacifico, con exclusión de China.

-Estas intensiones,  hechas públicas al  día siguiente de concluir la reunión entre líderes de la UE y los de América latina  en Santiago de Chile, en el debut de 2013, significa el sometimiento con bagajes y banderas de la UE a los Estados Unidos y la renuncia alemana a liderar un bloque de países capaz de competir con  aquel país;  debiendo decir que la resistencia a asumir tal liderazgo se asienta sobre la debilidad de las  demás economías  de la UE y del temor a que las políticas impuestas por Alemania, como acreedor principal, se confundan con el intento de  construir un liderazgo político “a la manera de Hitler”.

La  futura marcha económica del mundo

Para describir escenarios futuros, refiere Mata Mollejas: “en primer lugar al Sistema Internacional de Pagos. Sabemos que la  sustancia del Acuerdo de Bretton Wood (1945) se puso de lado en 1972 por la decisión unilateral estadounidense ya mencionada; y que la flotación generalizada  no cambió el patrón de referencia básico de los pagos internacionales, que sigue siendo el dólar estadounidense.  De allí que la oferta de medios de pagos internacionales siga dependiendo de los continuos déficits  fiscal y de la balanza de pagos de aquel país; con la consecuente devaluación del dólar”.

Destaca el experto: “1º)  el costo de la liquidez internacional: la depreciación sostenida del dólar estadounidense se manifiesta en los precios sostenidamente altos de los bienes que exportan los países “emergentes”;  lo cual conforma un fuerte apoyo al mantenimiento de la inflación universal; y , paradójicamente contribuye al mantenimiento de la actual división internacional del trabajo; y, en consecuencia, del orden  político mundial; “

-Y 2º) el apoyo de Londres a tal  estado de cosas  consistió en haber facilitado, con las modificaciones operacionales estatuidas en 1980, la co determinación de los precios internacionales, mediante la intermediación de las quince empresas compradoras-vendedoras a futuro, por valores que suman aproximadamente diez veces el valor de la totalidad de la producción mundial; destacando que más de la mitad de las operaciones referidas, corresponden a transacciones sobre petróleo y otros minerales estratégicos.

Precisa el académico:  “La primera es que algunos países industrializados, cuyo costos de mano de obra son elevados por la política implantada al término de la Segunda Guerra Mundial, deben soportar una inflación y un desempleo superior al promedio mundial y, en particular, ello explica el pobre comportamiento de la UE, a pesar de la cúpula protectora de su mercado común; y la segunda es el desestimulo a la inversión reproductiva provocado por el elevado rendimiento del inmenso volumen de capital  movilizado por las transacciones  comerciales evocadas; que ocurre sin necesidad de la intervención sustantiva del trabajo. Es decir, distanciadas de la producción real; lo cual explica la caída de la tasa del crecimiento del PIB mundial en las últimas décadas”.

-En pocas palabras, el Sistema Internacional de Pagos, por el carácter especulativo de la flotación generalizada y la  especulación asociada a  las negociaciones de futuros y derivados, ha posibilitado la existencia de  una fase depresiva de carácter global; con incidencia manifiesta en Occidente, pero enmascarada en el Oriente, tras  una inflación promedio del 7%.

También menciona el académico, la introducción de la informática: “que condujo al fenómeno de la exclusión laboral; pues por primera vez  en la historia de la economía la destrucción de empleos es mayor que los puestos de trabajo creados;  con la consecuencia de que el gasto público deficitario no destinado a la inversión reproductiva ha perdido eficacia o se muestra inefectivo ante la combinación de desempleo coyuntural y exclusión laboral, con particular incidencia  en los países donde la valoración de sus exportaciones no se beneficia de la depreciación del dólar”.

El panorama para América Latina y Venezuela

En primer lugar explica, “que en el transcurso  de los últimos 50 años, la América Latina ha desmejorado su participación en el bienestar mundial sostenidamente; pues su ingreso per cápita promedio representa hoy el 20% de los países más industrializados, compartiendo con África el dudoso privilegio del continuo desmejoramiento, pues nuestro ingreso representaba antes el 41%”

Y en segundo lugar, “que el proceso de integración subregional no ha cambiado la participación en el comercio mundial y que por ello la posibilidad de escapar a los condicionantes del Sistema Internacional de Pagos y del negocio a futuro no ha aumentado. Antes, por lo contrario, los indicadores señalan que la “dependencia” de la demanda de países de fuera de la región se ha intensificado significativamente… y  que, dentro de tal cuadro, las circunstancias venezolanas  son las peores; pues encontrándonos en el grupo de países exportadores de petróleo, que en general se han beneficiado de los condicionantes internacionales, el  comportamiento  fiscal y monetario   impide  el apoyo gubernamental al desarrollo.

-Entonces ¿estamos  de manos atadas?

-Mi respuesta, en principio es negativa, pues la situación evocada se origina en el mal uso dado a la renta originada en los condicionantes globales; y que de persistir  en el futuro próximo, como parece previsible, la corrección sustantiva  en las prácticas fiscales y monetarias podría depararnos un futuro mejor.

Precisa Mata Mollejas que “al privilegiar las autoridades monetarias, fiscales y petroleras venezolanas el proceso especulativo  en la relación dólares  bolívares, ellas son responsables del proceso devaluativo de la moneda nacional”.

-Por tanto, el control de dicho proceso especulativo es la primera prioridad para corregir el  mal desempeño de la economía venezolana. Y, como lo demuestra la historia monetaria venezolana desde la aparición del petróleo,  el  manejo eficaz del tipo de cambio no reposa sobre las disposiciones arbitrarias del gobierno para controlar la demanda de divisas,  sino en  la normalización de la oferta; para lo cual la  corrección de la  derrochadora conducta petrolera y  fiscal es decisiva. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1913 – 02-08-13

……………………………………………………………………………….

Voces más autorizadas emiten su veredicto

Este es el resumen de un amplio trabajo de largo alcance, efectuado por diez miembros e invitados de la Academia Nacional de la Economía. La prestigiosa institución emite su diagnóstico acerca de la situación real del país y agrega sus recomendaciones sobre los cambios radicales que se necesitan en las diversas políticas económicas y sociales.

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, resume el contenido del documento de valor histórico sobre la actual situación económica venezolana, elaborado por la academia en un gesto sin precedentes, lo cual evidencia la emergencia en la que consideran se encuentra el país.

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, resume el contenido del documento de valor histórico sobre la actual situación económica venezolana, elaborado por la academia en un gesto sin precedentes, lo cual evidencia la emergencia en la que consideran se encuentra el país.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)    

“El lapso 1999-2013 se ha caracterizado por el despilfarro de las divisas provenientes del petróleo y el desestimulo de las actividades del sector privado que, en alguna medida, habría podido compensar los efectos de las equivocadas prácticas fiscales, monetarias, regulatorias y de controles excesivos”, expresa el Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE), Luis Mata Mollejas en un comunicado leído a la prensa.

Luego del pronunciamiento hecho por diez miembros e invitados de la ANCE, sobre la real situación y los remedios de la economía venezolana; esta prestigiosa institución emitió  un comunicado a la Nación, referido a las conclusiones de las ponencias sobre política económica en tiempos de cambios.

Las dolencias socioeconómicas

“Venezuela atraviesa actualmente por momentos difíciles en lo económico, con indudable repercusión en la vida de los que habitan en ella. La frustración y la desilusión que ensombrecen el espíritu del venezolano se asocia a la aceleración del proceso inflacionario,  a la consecuente devaluación del bolívar, al subempleo, a la escasez de bienes y a la inseguridad jurídica y personal, con impactos sociales que lamentar”. Así da inicio el comunicado de la ANCE emitido al país en rueda de prensa.

Como vocero oficial de la ANCE,  Mata Mollejas recordó que en 1999, las ilusiones provenientes del ambiente político hicieron presumir que los cambios en la Constitución Nacional, permitirían dotar al Estado de palancas que facilitarían el aprovechamiento eficiente del capital humano y de los recursos naturales de la Nación, removiendo los condicionantes económicos y financieros que mantenían a una proporción importante de la población en situación precaria de  empleo e ingresos.

Sin embargo, aclara el experto, que la situación ha evolucionado de manera muy distinta a lo esperado, al punto de que buena parte de los egresados de nuestras universidades como parte del  capital humano, que debería asegurar un futuro mejor para nuestra sociedad, emigra del país.

Reconoce que “el deterioro y el  desencanto aludido tienen causales y antecedentes político-administrativos que se remontan, al menos, a un par de décadas antes de 1999”.

-Pero también es importante constatar, primero: que las dolencias socioeconómicas se acentuaron en los últimos 14 años, como resultado de haber profundizado las ineficiencias de las políticas económicas tradicionales que  promueve el consumo y desestimulan el trabajo y la inversión, y han impedido desarrollar un sistema productivo capaz de diversificarse y ser competitivo a nivel internacional.

-Y, segundo: que  el lapso 1999-2013 se ha caracterizado por el despilfarro de las divisas provenientes del petróleo y el desestimulo de las actividades del sector privado que, en alguna medida, habría podido compensar los efectos de las equivocadas prácticas fiscales, monetarias, regulatorias y de controles excesivos.

-Es también evidente que el desempeño de la economía venezolana en estos últimos años, difiere significativamente de la de otros países exportadores de petróleo, que lograron incrementar sus reservas internacionales y mantener estables el valor de sus monedas ¿Qué factores específicos pueden explicar tan diferente comportamiento? , -se pregunta el académico.

Los efectos negativos de las decisiones políticas

-Los problemas estructurales de la economía venezolana –explica Mata- se han profundizado en la última década, a pesar de que el contexto externo ha sido extremadamente favorable. No sólo se ha incrementado la dependencia de la producción petrolera, como nunca antes, sino que ha caído la tasa de inversión y la calidad de gestión en este sector estratégico para el desempeño del resto del país.

-La inversión privada en los sectores y actividades que determinan el crecimiento a mediano y largo plazo, que ya se había debilitado considerablemente antes de 1999, ha disminuido a niveles que ni siquiera garantizan el mantenimiento de la capacidad productiva y menos aún la actualización tecnológica que se requiere para competir en el mercado internacional.

Precisa Mata Mollejas que los efectos negativos de las decisiones políticas, el deterioro institucional que incluso ha llevado a la perdida de independencia y de  autonomía de los poderes públicos y su subordinación al poder ejecutivo, así como la inestabilidad  de las reformas legales, han apartado a Venezuela de los mercados financieros internacionales.

-La prima de riesgo –continua-  se ha elevado a niveles que superan incluso, a países que han dejado de cumplir abiertamente con el servicio de sus deudas y aquellos, que han sido afectados por conflictos políticos severos. Ante estas restricciones financieras, el gobierno ha hecho uso creciente del financiamiento con emisión monetaria y la utilización de la devaluación con fines estrictamente fiscales; dos elementos que acompañan en buena medida, las presiones inflacionarias observadas en la última década.

BCV, petróleo y mercado cambiario

El presidente de la ANCE explica que “el impuesto inflacionario se ha transformado en una significativa fuente de ingresos para el sector público, que cada vez es más difícil de sustituir. Con el objeto de facilitar la política fiscal, el marco legal que regula las actuaciones del Banco Central de Venezuela ha sido modificado en varias oportunidades, reduciendo sensiblemente su autonomía y colocando la política monetaria al servicio de los requerimientos financieros del sector público”.

Para la Academia, “la pérdida de autonomía de la autoridad monetaria ha alejado, a su vez, a la política monetaria de sus compromisos con el desarrollo y con la  estabilidad del valor interno y externo del bolívar”.

En relación al petróleo, indica que  “las dificultades para sostener el volumen de la producción y refinación petrolera, el alejamiento de los mercados tradicionales para nuestros hidrocarburos, los crecientes compromisos con una agenda geopolítica basada en el suministro petrolero a bajo precio y blandas condiciones de pago, han generado dificultades crecientes para el ingreso de divisas por exportaciones”.

-A esto debe agregarse –prosigue el académico-  el desbordamiento de las importaciones en la satisfacción de la demanda interna, provocado por la pérdida de competitividad causada por la sobre devaluación de la moneda y políticas hostiles al sector privado, ante una ampliación del consumo estimulado por la política fiscal y monetaria expansiva, las salidas de capital privado y, sobre todo, las fuertes transferencias de divisas realizadas por instituciones públicas para alimentar los fondos parafiscales.

-Todos estos factores han venido sumando tensiones sobre la balanza de pagos y han terminado deprimiendo las reservas internacionales que administra el Banco Central hasta niveles que podríamos considerar críticos. Las actuales penurias que afectan al mercado cambiario y sus dramáticas consecuencias, sobre los niveles de abastecimiento, son una clara expresión de estas restricciones asociadas al sector externo de la economía.

El tratamiento para la cura de la economía

Al final de la exposición se planteó la pregunta: ¿Cómo revertir toda esta situación? A lo que los académicos responden en la vocería de Mata Mollejas:

-Sin duda restablecer los equilibrios macroeconómicos básicos, recuperar la estabilidad en los precios y en el tipo de cambio y alcanzar un crecimiento económico sostenido, no son tareas fáciles ni objetivos que se puedan alcanzar en forma inmediata.

-Es imperioso emprender profundas reformas estructurales, que implican la reversión de muchas medidas de política económica, la profunda modificación del marco legal y la mejora en la calidad de las instituciones claves para el funcionamiento del sistema económico. En todo caso, no habrá recuperación económica ni abatimiento de la inflación a menos que:

  • Se instaure un sistema eficiente de incentivos que promueva la iniciativa privada,
  • Se redefina el rol del Estado en la economía creando nuevas oportunidades para la inversión privada interna y externa, concentrando la actividad pública en la provisión de externalidades que contribuyan a ello, mejorando los servicios públicos y administrando las atribuciones propias del Estado que aseguren el bienestar de los venezolanos.
  • Se recupere la capacidad de inversión pública y privada, así como la gestión eficiente de los recursos petroleros para garantizar el apoyo al desarrollo nacional.
  • Se restablezca la independencia en la gestión de la política monetaria y cambiaria por parte del Banco Central.
  • Se imponga una disciplina fiscal que retome el gasto de inversión,  impida el financiamiento con emisión monetaria y la manipulación del tipo de cambio.
  • Se implemente una política cambiaria dinámica y competitiva que evite las distorsiones  en materia cambiaria.
  • Se desmonten los controles en los precios, tasas de interés y en la disponibilidad de divisas, a la par que se flexibilice el mercado de trabajo y se reduzcan los impuestos y trabas al empleo formal.
  • Se promueva una política de integración económica que promueva el desarrollo del poder productivo nacional.
  • Se fortalezca la educación de calidad y la investigación científica, así como la capacitación de la fuerza laboral, para enfrentar exitosamente los desafíos de la competitividad internacional.
  • Se instrumenten políticas sociales destinadas  a empoderar a los distintos sectores, capacitándolos y dotándolos de los activos requeridos para promover de manera integral y eficaz equidad y una mejor calidad de vida.

Resalta Mata Mollejas que “La Academia pone a disposición los documentos, sus espacios y el tiempo que sea necesario para sostener un dialogo con todos los interesados en restablecer la salud económica y la armonía social en Venezuela”.

Para la Academia estos son tiempos de cambio que en esencia exigen invertir y trabajar más, pero ello sólo es posible si se introducen cambios radicales en el marco actual de las diversas políticas económicas y sociales, en un ambiente de debate abierto para el intercambio de ideas. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº1910 – 12-07-13

…………………………………………………………………

 

 

Hablan 10 Miembros de la Academia: Apreciación económica y sus remedios

En exclusiva, el pronunciamiento hecho por diez miembros e invitados de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, sobre la real situación y los remedios de la economía venezolana. Son las más autorizadas voces nacionales, reunidas alrededor del lecho del enfermo: la economía venezolana. 

El Palacio de la Academias en el Centro de Caracas.

El Palacio de la Academias en el Centro de Caracas.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

La Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) emitió  un pronunciamiento público sobre la situación económica del país, para lo cual, reunió, el miércoles 26, a académicos y a invitados especiales en el  Coloquio “Alberto Adriani”.

Diez fueron las ponencias expuestas con  los diferentes aspectos de la realidad económica venezolana, dentro del marco político-ideológico en el que el país se ha ido adentrando, desde hace 14 años,  denominado socialismo del siglo XXI. Todas evalúan sus consecuencias en distintas dimensiones.

Al respecto, Luis Mata Mollejas, presidente de la ANCE, explica la naturaleza del pronunciamiento: “La Academia se ha propuesto: Primero, dilucidar los asuntos relativos a  la crisis de confiablidad en la moneda nacional, evidenciada en los procesos de devaluación e inflación y en las circunstancias socio-económicas que los acompañan: deterioro relativo del ingreso y del nivel de empleo, aumento de la inseguridad pública y migración de los jóvenes con educación superior hacia otros países. Y segundo, hacer llegar a la Nación nuestra explicación y propuestas de cambio en las políticas económicas, como forma de iniciar un dialogo con todos los estamentos sociales para explorar vías de entendimiento y acuerdos que permitan al Estado y al sector privado minimizar las tensiones políticas y las  dolencias socio-económicas más sensibles”.

A continuación presentamos en exclusiva, las síntesis de las ponencias:

 “El mundo y Venezuela: cambios imaginarios”- Dr Luis Mata Mollejas, presidente de la ANCE. 

Luis Mata Mollejas: "Más pronto que tarde, el Fisco se verá obligado a aumentar los impuestos, a reducir los gastos y a efectuar una devaluación formal y abierta, como solución parcial y de emergencia."

Luis Mata Mollejas abre el coloquio en el Palacio de Las Academias.

Expresa el académico que “la política seguida desde las décadas finales del siglo XX  (trabajar poco y consumir  mucho), acentuada  al inicio del siglo XXI por el  despilfarro de las divisas provenientes de petróleo y la cuasi destrucción del aparato productivo interno por la opción ideológica  tomada por el Estado  en 1999, convirtió la opción de  crecimiento de la producción  en inflación sostenida,  sub empleo crónico, insolvencia financiera, desilusión política y violencia social, al centrarse el financiamiento fiscal sobre la imposición indirecta, complementado con  endeudamiento creciente; con la lógica consecuencia de hacer escazas las divisas, acentuar el rechazo de la moneda nacional como reserva de valor, encarecer  las operaciones crediticias y limitar las destinadas al incremento de la inversión reproductiva. Circunstancias que se constituyen en círculo vicioso al observar que el Fisco trata de re animar la economía con gasto básicamente corriente, cuyo efecto se disipa en importaciones de todo tipo al considerar la destrucción del aparato productivo nacional”.

Recomienda el experto: “Primero, el facilitar una sinceración del tipo de cambio para frenar las importaciones y reanimar la producción y el empleo interno, al tiempo que desestimula la especulación cambiaria. Segundo, acentuando el gasto publico reproductivo en lugar del corriente y eliminando el déficit financiado con la banca privada nacional y extranjera que encarece la opción de inversión reproductiva del sector privado; y tercero,  reorientando  la participación en el proceso  de integración económica latino americana al considerar prioritarios los países  cuyas características socio económicas permitan aprovechar las posibilidades venezolanas de exportación distintas del petróleo”.

“La contabilización del petróleo y la política económica en Venezuela”- Dr Asdrúbal Baptista, Miembro de la ANCE.

Asdrubal Baptista

Asdrubal Baptista

Baptista  precisa que la cuestión petrolera es el centro de la vida de Venezuela. Sin embargo, explica  que “dada la naturaleza del provento que recibe el Estado venezolano del mercado mundial por su condición de propietario del recurso petrolero, hay, pues una pregunta qué responder y que, sin duda, es previa a otras tantas. ¿A cuánto monta ese provento propio, dado el tamaño relativo de lo que es capaz de producir la sociedad civil venezolana?”

“(…) esta es una materia cargada de complejidades conceptuales y, por ende, de dificultades estadísticas. Aquí se la aborda de una manera muy amplia para facilitar su discusión: 1-Se la aborda a la luz del sistema universal de contabilidad social, poniendo de relieve la incapacidad de este último para dar cabida a una pregunta que pareciera ser un extremo localismo. 2-Puesto que se hará muy claro que no se trata de localismo alguno, se coloca todo el asunto en una perspectiva histórico-conceptual que produce resultados iluminantes. 3-Estos resultados se llevan al terreno de la práctica estadística, dando pie a dos caminos empíricos, cada uno de los cuales admite variantes y condicionamientos. 4- La indagación empírica, que usa por lo dicho diversas vías, concluye en resultados muy análogos entre sí que dan aparente fortaleza al trabajo en escrutinio”.

“Política y gestión fiscal en Venezuela” – Dr Luis Zambrano Seguin, Miembro de la ANCE

Luis Zambrano

Luis Zambrano

“Una característica estructural notable y dominante de las finanzas públicas venezolanas ha sido la alta volatilidad exhibida por los ingresos fiscales ordinarios. Esta volatilidad se transmite a los gastos, dada la ausencia de mecanismos amortiguadores, lo que genera un ambiente de inestabilidad e incertidumbre que incide negativamente sobre el crecimiento económico y el bienestar”.

Para Zambrano, las fuentes de financiamiento fiscal de origen externo, tanto tributarias como no tributarias, han ido perdiendo significación. “La consecuencia ha sido un incremento en la presión tributaria interna, explícita e implícita, sobre una economía privada cada vez más endeble y dependiente del gasto público para funcionar. Esta mayor presión tributaria ha resultado no sólo de una ampliación de la base de tributación y de la mayor eficiencia en los órganos de recaudación impositiva, sino de la creciente recaudación vinculada al impuesto inflacionario”.

“ La combinación de un rígido control de cambios, endeudamiento interno creciente, pérdida de autonomía en la gestión de la política monetaria, junto con macro-devaluaciones periódicas generan las condiciones y estimulan al gobierno a la utilización de la emisión monetaria sin respaldo y el impuesto inflación que suele acompañarla. El impuesto inflacionario tiene importantes efectos negativos sobre la eficiencia del sistema económico y sobre la distribución del ingreso, al incidir especialmente sobre los sectores menos favorecidos. La generación de este impuesto está asociado, en Venezuela, a la gestión de la política monetaria, la manipulación de la tasa de cambio y la manera como se genera el financiamiento interno del gasto fiscal.”

“Los Tsunamis Cambiarios” – Dr Pedro A. Palma, Miembro de la ANCE.

Pedro Palma

Pedro Palma

“Si bien los voceros gubernamentales insisten en mantener sin mayores alteraciones el control de cambios vigente y la política económica orientada a la implantación del socialismo del siglo XXI, sobran las razones para concluir acerca de la inviabilidad de esos objetivos. De allí que sea válido preguntarse, qué debería hacerse para evitar la materialización de un nuevo tsunami cambiario. En ese sen­tido hay una serie de recomendaciones. Un primer grupo de medidas tiene que estar orientado a corregir el traba­miento cambiario existente. Para ello es necesario mejorar el flujo de caja de Pdvsa con el fin de posibilitar una mayor y más fluida venta de dólares de esa institución al BCV, para lo cual es necesario eliminar las transferencias que hace al Fonden y a otros fondos destinados al financiamiento de gasto público, reducir sus cuentas por cobrar, y minimizar el suministro finan­ciado y subsidiado de petróleo a terceros países”.

“También hay que eliminar la transferencia de reservas internacionales del BCV al Fonden, y poner en práctica mecanismos más dinámicos y fluidos de provisión de divisas por parte del instituto emisor. Se requiere sincerar y dinamizar el precio de las divisas asignadas por Cadivi, substituyendo el sistema de tipo de cambio fijo oficial por uno variable que busque como objetivo que la evolución del precio de la divisa esté en línea con la dinámica del tipo de cambio efectivo real.”

Considera Palma la necesidad de legalizar el mercado paralelo y hacer que el BCV participe activamente en él. “Con estas medidas se debe buscar cerrar la brecha entre los tipos de cambio libre y oficiales, eliminar la sobrevaluación existente y sincerar el precio de la divisa. También es necesario ponerse al día en la entrega a productores e importadores de las divisas preferenciales aprobadas pero no liquidadas, contribu­yendo esto a solventar el grave problema de escasez de productos”.

“Banca central y sus políticas en la Venezuela del S.XXI” – Dra. Sary Levy, Ex Decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, UCV. Economista invitada. 

Sary Levy

Sary Levy

En principio la  economista habla sobre el proyecto político liderado por el fallecido Hugo Chávez y en este sentido, explica las 4 etapas: fase implantación (1998-2002), fase ampliación (2003-2006), fase profundización (2007-2013) y fase comunal (2013-2019).

Refiere los períodos de  la política monetaria ejecutada por el Banco Central de Venezuela, entre ellos mencionamos: el “Período 2007-2012: El BCV profundiza las políticas de acompañamiento fiscal y de intervención en la actividad económica, entre otros a partir de la manipulación de tasas y destinos de las carteras de crédito. Destaca otra Reforma Parcial a la Ley del BCV donde el concepto de autonomía institucional pierde sentido, así como el cambio en la política de reservas internacionales. En cuanto a la política cambiaria, la misma permanece inalterada”.

“El proceso de debilitamiento de la estabilidad del país encuentra su eje explicativo en el rol del Estado en la distribución de la renta petrolera, con un financiamiento de los recurrentes déficits fiscales con recursos de PDVSA y la imposibilidad fáctica -por falta de compromiso político- de fondos de estabilización, ahorro o inversión intergeneracional.”

Considera Levy que las acciones del BCV bajo el socialismo del siglo XXI ha adelantado esquema de política que contrastan con las lecciones aprendidas por las entidades de emisión central de las diversas naciones del mundo. “Lo anterior exige una revisión profunda del direccionamiento de las políticas nacionales, con miras a recuperar la capacidad y la estabilidad macroeconómica nacional que permitan alcanzar un desarrollo armónico e integral para la sociedad venezolana”.

“El gasto social o clientelismo político” – Dr. Ángel García Banchs. Economista invitado.

Ángel García Banchs

Ángel García Banchs

El economista precisa que en Venezuela, para el período  1999 a 2012, el gasto social ha constituido, más que una inversión, un gasto político. “Por un lado, las misiones y programas sociales (indiscutiblemente, con sus excepciones), estarían estratégicamente diseñadas con el propósito de alcanzar objetivos políticos privados a corto plazo, y no objetivos sociales y económicos de mediano y largo plazo; y, por el otro, tiene que ver con el hecho de que, tales programas habrían sido financiados en base al reparto de la renta externa petrolera, y el endeudamiento de la República y la estatal petrolera, Pdvsa, en lugar de impuestos, o ingresos menos volátiles y sostenibles provenientes del esfuerzo y la producción”.

“Finalmente, en el trabajo aprovechamos para acuñar nuestro concepto de petropopulismo: el petropopulismo es una forma de hacer política caracterizada por fomentar, mantener, y exacerbar la dependencia del ciudadano de la renta externa petrolera en sustitución a su esfuerzo productivo, el cual no puede desarrollarse plenamente debido al interés político por sostener el desempleo y subempleo como base político-clientelar. El rentismo, pero, ante todo, el petropopulismo determina la relación entre Estado y ciudadano, haciendo al último dependiente del primero y no al revés”.

“Situación del empleo y su remuneración” – Dr. Eduardo Ortiz . Miembro de ANCE.

El académico sentencia que “los reiterados decretos de inamovilidad laboral, reforzados por la nueva Ley del Trabajo que ha hecho menos flexibles las condiciones de contratación, han fomentado el ausentismo, y han propiciado un descenso en eficiencia, responsabilidad y  ritmo de trabajo”.

“A pesar de la cadena de expropiaciones del Gobierno, la ocupación en el sector público es solo un 20,3 % del total. Tal cifra parecería indicar que la mayor parte de los terrenos, inmuebles y empresas intervenidos han contribuido poco o nada al incremento de la producción y del trabajo, pues en el primer semestre del 2000 la ocupación en el sector público fue ligeramente menor que hoy (15,6 %)”.

“Desde hace años el empleo informal ha supuesto casi la mitad del total. Concretamente, en 2012 fue del 42,1 %.(…)” Asegura que “las políticas del gobierno están incrementando cada vez más el peso de las importaciones. De esa manera se fomenta el trabajo y la producción extranjera en perjuicio de la nacional”.

“El 10 % más rico de la población obtiene un ingreso 33 veces mayor que el 10 % más pobre. En el 2000 esta relación fue de 20 veces. El 10 % más rico acumula la tercera parte del ingreso nacional, y el 20 % más rico casi la mitad. Al final de 2012, el 25,4 % de los habitantes de Venezuela se podían catalogar como pobres (no pueden alcanzar la canasta básica), y el 7,1 % se encontraban en pobreza extrema (ni siquiera podía adquirir la canasta alimentaria).”

“Si en vez de medir la pobreza por el ingreso consideramos las necesidades básicas insatisfechas, las cifras para el 2011 (últimas publicadas) son las siguientes: el 0,93 % de niños entre 7 y 12 años no asistía a la escuela; 13,7 % de los hogares vivía en hacinamiento crítico; 5,8 % se alojaba en viviendas inadecuadas; 9,7 % carecía de los servicios básicos; el 3,5 % de los hogares estaba sometido a una alta dependencia económica (más de tres personas dependientes de un trabajador)”.

 “Crisis agroalimentaria, inflación y escasez” – Oscar Meza, economista (doctorante del Doctorado de Economía de la UCV acompañado por Luis Mata Mollejas) 

Oscar Meza

Oscar Meza

Aparte de los programas sociales del gobierno Meza menciona que “una buena parte del ingreso se ha ido a la corrupción, al despilfarro y al exterior, mediante donaciones, regalos y ahorro particular, ocasionando una disminución importante de las reservas internacionales operativas, indispensables para hacerle frente a los compromisos de pagos internacionales. En particular, la cancelación de las importaciones de alimentos y bienes indispensables para la subsistencia, de las que hoy es más dependiente el país, generando una reducción estructural de la oferta nacional, el repunte de la inflación y el incremento de los niveles de escasez, como lo señalan los propios reportes e indicadores oficiales: una tasa de inflación anualizada de 29,4%; acumulada, de 12,5%; mensual, de 4,3% y de los alimentos en 6,4% para el mes de abril del presente año.  La tasa anualizada de los alimentos en el caso del Área Metropolitana de Caracas es 38,4%, mientras el nivel de escasez reportado por el BCV para el mes de abril es de 21,3%.”

Entre las políticas recomendadas, el economista destaca las experiencias latinoamericanas como “el Programa Hambre Cero ejecutado en Brasil desde 2003, por su impacto en la superación de la pobreza, del hambre y de la inseguridad alimentaria. Actualmente constituye una referencia para otros países por su capacidad para lograr la ejecución eficiente de políticas públicas, mediante el acuerdo de diversos sectores de la sociedad y un marco legal e institucional adecuado para lograr la seguridad alimentaria, fomentar el desarrollo rural y disminuir la pobreza. Las estrategias incluyen políticas estructurales y asistenciales”.

 “Venezuela y sus contradicciones frente a la integración regional” – Dr Félix G. Arellano. Diplomático invitado. 

Félix Arellano

Félix Arellano

Arellano reflexiona sobre las contradicciones que se presentan en la participación de Venezuela en los esquemas de integración económica, particularmente frente a la Comunidad Andina y en los actuales momentos con su incorporación como miembro pleno en el Mercosur.

Considera que entre las contradicciones de Venezuela, ha existido un abundante discurso político, radical, marcadamente ideológico, que ha caracterizado al gobierno bolivariano en materia de integración (…); “empero, en la práctica se aprecia una deficiente aplicación de los compromisos adquiridos y poca comprensión o aceptación del tema, tanto por parte de los órganos que toman decisiones, como de la sociedad en su conjunto”.

“La situación se presenta más compleja con la incorporación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, pues en principio pareciera que existen afinidades en el plano político ideológico con los países miembros, pero al profundizar en el tema se encuentras serias contradicciones entre la orientación radical de la acción externa del gobierno bolivariano de Venezuela y la actuación de Mercosur en el contexto internacional. Luego, en el plano económico las contradicciones se hacen más profundas, pues Mercosur es un bloque económico de carácter liberal y el proceso bolivariano sataniza el mercado y el libre comercio”. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº1908 – 28-06-13

………………………………………………………………………….

 

 

 

 

 

“De continuar así, la situación se vuelve apocalíptica”

La apreciación de una de las máximas autoridades académicas en materia de economía, es que el Sicad es un maquillaje de la devaluación  que continuará, lo cual lleva al país a la “estanflación” que es “la trampa de la miseria”. 

DOLARES-BOLIVARES

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Para el economista Luis Mata Mollejas, la subasta del Sistema Complementario de Asignación de Divisas (Sicad)  “es un maquillaje de una devaluación que va a continuar”. Asegura que van a seguir devaluando,  porque el problema fundamental es que hay escases de divisas, debido a que “el gobierno las gasta en cosas que no debería, en importaciones de gasto corriente para mantener el panorama político favorable”.

La relación entre inflación y devaluación

Mata Mollejas, quien es presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y Coordinador y profesor titular del Doctorado de Economía de Faces de la Universidad  Central de Venezuela, explica cómo influye la devaluación en el alto costo de la vida y por tanto en el incremento de la inflación.

-En un país que importa cosas (el consumo está basado en la importación) la devaluación significa precios más altos en bolívares, y precios más altos en bolívares significa alimentar la inflación.

-El problema es que la devaluación tal como se ha hecho se va a mantener, dado que las reservas internacionales no crecen, dado que no hay posibilidad de financiamiento por las tasas altas de interés y la fuente de la devaluación es la ausencia o escasez de divisas. Y como la mayor parte de las importaciones las hace el propio gobierno con un déficit fiscal muy alto, se supone que eso va a continuar, entonces el problema no es de un momento, en Venezuela esta situación se ha hecho crónica.

-Es una conducta muy aberrante porque el precio del petróleo se ha mantenido alto, porque hay una circunstancia  internacional que es la continua devaluación del dólar, el cual se viene depreciando en los niveles internacionales, y eso se observa por el alza de los precios de los productos que se importan en Estados Unidos, básicamente petróleo y minerales, que se siguen importando en ese país y el resto del mundo, como eso va a continuar, es absolutamente irreal que habiéndose devaluado el dólar, el bolívar se debería estar revalorizando, pero no se revaloriza porque el gobierno tiene un déficit fiscal que se come las reservas internacionales.

En relación a la subasta del Sicad  precisa que se trata de “un maquillaje de una devaluación que va a continuar, van a seguir devaluando y eso no se acaba allí, porque el problema fundamental es que hay escasez de divisas,  ya que el gobierno las gasta en cosas que no debería, en importaciones de gasto corriente para mantener el panorama político favorable”.

En este punto, considera  como insólito que el gobierno venezolano comprará en el exterior  20.000 vehículos, por un valor total de $ 400 millones de dólares, para ser luego entregados a bajo precio a miembros de las Fuerzas Armadas, justo para después de las elecciones.

-¿Cómo haría un gobierno inteligente para salir de este atolladero?

-Un gobierno inteligente tendría que hacer primero que el gasto fiscal no fuese deficitario en gasto corriente, el gasto fiscal fuese dirigido a la inversión reproductiva porque esta da empleo y hace crecer el producto, si el producto crece y la inversión está bien dirigida, entonces no habría necesidad, digamos que las importaciones se reducirían.

-Para ver resultados a mediano y largo plazo se debe empezar con una corrección de inmediato, no se puede seguir importando porque presiona sobre la escasez de divisas. Se tendría que no presionar, como se está haciendo ahora al importar para consumo corriente ya que se está presionando la demanda de divisas, cuando la oferta de divisas está determinada por un volumen de petróleo que se exporta.

A su entender, la economía venezolana está  en un círculo vicioso que solo se rompe corrigiendo la política fiscal.

-La otra  parte importante – prosigue el académico- es que si el gobierno hace todas estas devaluaciones, la gente se preocupa por los dólares, pero la gente corriente no se preocupa por la inversión, porque el mejor negocio es comprar  dólares hoy como sea, porque sabe que mañana van a estar más caro y eso se llama especulación. Esa conducta del gobierno lo que hace es aumentar la especulación y definitivamente aumenta la especulación del sector privado, la cual  viene producida por el mal manejo fiscal: este es el origen.

Lo que debería cumplir un país moderno

Mata Mollejas plantea la forma cómo debería actuar, desde el punto de vista económico, un gobierno normal en un país moderno.

-El papel que debe jugar un gobierno es preocuparse por dominar los factores depresivos de la economía, esto significa: Evitar grandes proporciones del subempleo y del desempleo. Evitar el estancamiento de la producción. Evitar una inflación mayor al incremento poblacional. Evitar una inflación mayor del 3%.

-Esto significa –reitera- en términos técnicos económicos, evitar el estancamiento con inflación, “la estanflación”, que yo la llamo la trampa depresiva, para poder combatir la miseria.

-Minimizar factores depresivos como la miseria, esto implica que el crecimiento del consumo vaya acompañado de la inversión reproductiva. Que crezca el consumo pero también que crezca el producto para que pueda haber reparto. Para que se cumpla esto la estructura financiera debe facilitar la inversión nueva, para incrementar la productividad, lo cual quiere decir que hay un condicionante financiero.

-Por otro lado,  en primer lugar una banca que sea capaz de financiar, de dar créditos para la  nueva inversión reproductiva privada. En segundo lugar,  desde el punto de vista del gobierno, este debe desestimular la inversión especulativa en la propia acera gubernamental, y así evitar la colocación de valores públicos para financiar gasto corriente, lo que significa distraer recursos necesarios para la inversión reproductiva.

-Desde el punto de vista externo, las importaciones y las salidas de capital no deben superar a las exportaciones mas los ingresos de capital, en pocas palabras,  debe haber una balanza de pagos positivas, en términos generales, que incremente las reservas internacionales y no las disminuya.

Lo que plantea el académico es todo lo contrario a lo que hace el gobierno actual. En Venezuela las reservas internacionales no crecen y sí disminuyen, el gasto público no es gasto de inversión sino gasto corriente. Internacionalmente se reconoce una inflación del 18%, de acuerdo a las cifras que recoge The Economist. Según esta publicación, la inflación venezolana es una de la más alta del mundo y la que más se le acerca es la India con 10%.

-¿Cuál es el futuro que se avecina de seguir la política de este gobierno?

-Un apocalipsis, de continuar este gobierno la situación se vuelve apocalíptica, – vaticina Mata Mollejas.

El Sicad

En la primera subasta por  $200 millones de dólares del Sicad, el ministerio de Finanzas adjudicó el miércoles pasado un total de 383 empresas. Este método sustituye al Sitme, un mecanismo alterno de divisas que hasta febrero era usado por particulares y empresarios a un tipo de cambio de 5,3 bolívares por dólar, pero que fue eliminado en febrero por el gobierno por supuestamente permitir la “especulación” en el mercado negro de divisas.

Según los analistas, en las subastas del Sicad se venderán dólares cada semana a un precio distinto muy por encima del tipo de cambio oficial en 6,30 bolívares, lo cual traerá repercusión sobre los precios de los productos importados.

A juicio de los expertos, el Sicad es en realidad, un sistema complementario de devaluación del bolívar, pues se permite la fijación de mayores tasas de cambio a través de este nuevo mecanismo. (@guti21)

FUENTE  Y AUTOR: Revista Zeta Nº 1896 – 05-04-13 – Aída Gutiérrez H.

 

Chávez deja una economía dislocada

Para comprender cómo queda la economía en el “después de Chávez”, conversamos con una de las voces más autorizadas y objetivas en la materia: el economista Mata Mollejas. Su apreciación es sombría.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H.  (@guti21)

Consultamos al Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas  y Coordinador del Doctorado de Economía de Faces de  la Universidad Central de Venezuela, economista Luis Mata Mollejas, sobre el efecto que tuvo la administración de Hugo Chávez  en la economía venezolana y en qué estado la ha dejado tras su muerte.

-Cuando terminas con un dólar que vale más de 20  bolívares en el mercado paralelo en comparación con el oficial, que pasó de 4 a 6, una devaluación del 46% dice la gente, la economía está absolutamente dislocada, -precisa Mata.

-Las cifras que maneja el gobierno donde dice que en 2012 la economía creció al 5,6% es desde el punto de vista de la demanda, porque los economistas miden el ingreso y el gasto, en cambio ellos miran el gasto y no la producción, entonces el gasto creció al 5,6% pero no la producción.

-Esa imagen de un país en progreso no es verdad, porque el progreso se mide por la producción. Es una cifra “medio mentirosa medio verdadera” porque se da con la intención de decir que se está creciendo pero lo que está creciendo es el gasto.

-Eso es absolutamente –añade- coherente con un bolívar que se deprecia, lo cual contradice las cifras oficiales.

El académico indica también que dicha gestión estuvo colmada de errores “que ha llevado a tener una de las inflaciones más altas del mundo, un sub-empleo de casi el 50% y una infraestructura territorial al borde del colapso”.

Igualmente destaca que “la situación fiscal  venezolana es insostenible, al límite de la insolvencia”.

-¿En que estado deja la economía Chávez luego de su muerte?

-En un estado dislocado, muy mal, porque es una economía que si hace 14 años tenía problemas ahora los problemas son el triple de gordo, -asegura Mata.

Luis Mata Mollejas: "Más pronto que tarde, el Fisco se verá obligado a aumentar los impuestos, a reducir los gastos y a efectuar una devaluación formal y abierta, como solución parcial y de emergencia."

Luis Mata Mollejas: “Más pronto que tarde, el Fisco se verá obligado a aumentar los impuestos, a reducir los gastos y a efectuar una devaluación formal y abierta, como solución parcial y de emergencia.”

El riesgo país

A juicio de Mata Mollejas, el gobierno de Chávez se embarcó en mecanismos especulativos que legalizan la fuga de capitales y hacen poca atractiva la inversión reproductiva en el país.  “Es decir, estimula prácticas financieras que van en contra de los mejores intereses económicos nacionales: aumentar la producción y el empleo local”.

-La consecuencia, no deseada, es desmejorar los indicadores  de comportamiento económico que se incluyen al considerar el índice  denominado “riesgo país”  y que sirven de referencia  a los eventuales prestamistas internacionales   para evaluar la capacidad futura de pagos. No es entonces de extrañar el altísimo nivel de riesgo-país  asignado a Venezuela, a pesar de las potencialidades  de exportación petrolera; lo cual deriva en las  elevadas tasas de interés  (10%) que se pagan por  los  bonos venezolanos; ya estén a cargo de la República o de PDVSA.

-Así, más pronto que tarde, el Fisco se verá obligado a aumentar los impuestos, a reducir los gastos y a efectuar una devaluación  formal y abierta, como solución parcial y de emergencia, mientras se instrumente una solución de largo aliento asociado con el mayor desarrollo del país… Es decir, el nuevo gobierno estaría en la obligación de cambiar la estrategia fiscal y financiera seguida en los últimos 15 años.

-Debiendo decirse que la re-estructuración de los gastos  es  ya imprescindible; pues los destinados al apoyo de la producción nacional no llegan al 10% del total del presupuesto aprobado para el 2013 y que el servicio de la deuda, que no podrá reducirse, es superior al gasto por situado constitucional destinado a las regiones, entre otras perlas, contrarias al desarrollo económico.

 Han desperdiciado los recursos”

Considera el economista, que el gobierno a malgastado la renta proveniente del petróleo en gran parte en propósitos políticos de corto plazo, por ejemplo en ayuda a los países hermanos. “Eso no está bien y menos hacerlo sostenido, el resultado es inflación y quiebra porque han desperdiciado los recursos”.

-En sentido general, un país tiene que usar sus rentas inciertas en gastos de inversión. Por ejemplo: invertir en fábricas para que la gente trabaje y no pase hambre; también en bajar la delincuencia. Nuestra delincuencia es muy alta y el gobierno gasta en las Misiones por ejemplo, regalando pescado y recordemos la lección: no le regales pescado sino enséñalos a pescar.

-La guerra interna que nos tiene la delincuencia es producto del desempleo. Recuerde lo que dijo el presidente  una vez, sino tengo comida para mis hijos saldría a robar, allí le dio luz verde a todos. Y no es mejor por ejemplo, rellenar los huecos de las carreteras y darle trabajo a la gente que está pasando hambre.

-El gobierno ha hecho todo lo contrario que debería ser un gobierno inteligente, en vez de generar empleo los ha destruido y los pocos que ha creado no tienen el efecto multiplicador.

-Toda la ganancia se va al exterior. Cuando el gobierno gasta hoy  en pan, con una renta que depende de la compra futura, él está equivocado en el propósito general de su política.

Mata Mollejas advierte que el consumo o gratificación instantánea, “que se cancela con rentas futuras inciertas o derivadas de transferencias y no del trabajo nacional, tienden a producir inflación, estancamiento y decadencia, como en los casos históricos de la Roma y de la España imperiales”

A su criterio,  la situación económica de Venezuela es muy grave, pues  el desempleo y el alto volumen de ocupación informal (43%)  está acompañado por la mayor inflación del continente americano (19,4%).

Considera que “los peores resultados ocurren cuando los intereses políticos, asociados a los negociados con  la estabilidad cambiaria, se sobreponen  a los requerimientos de ajustes en la economía material; error en que cayeron Churchill en 1920, la Argentina de Cavallo en 1991 y la política de  Chávez desde 2003”.

Endeudamiento público

Explica el académico que “la destrucción   por razones políticas del aparato productivo interno, tanto el petrolero como el no petrolero, provocó un endeudamiento público consolidado (PDVSA y fisco) del 56% (según Ecoanalítica)  por la aparición y persistencia del déficit en cuenta corriente , originado en la merma del orden del 40% del ingreso corriente  en divisas, al aplicarse criterios de favoritismos políticos en la política comercial de PDVSA; lo cual  merma la disponibilidad de divisas (iliquidez) ocultada por la revalorización del oro en las Reservas Internacionales  y por los  prestamos chinos”.

-El saldo objetivo –continua- de las Reservas Internacionales para finales del segundo semestre de 2012 arroja unos US$ 20.000 millones de dólares y  al deducir el componente de oro (70%) quedan operativas o liquidas unos US$ 6.000 millones.

-Si se estiman las importaciones necesarias en 30.000 millones, las reservas operativas son 1/5; es decir dos meses.  Y al considerar la estrechez del flujo de ingresos de divisas y la ampliación del de salida,  al considerar los pagos financieros, la amenaza de iliquidez es real.

Reitera el experto que la gestión de Hugo Chávez deja a su muerte una economía dislocada y por tanto una situación muy grave, difícil para el próximo gobierno… (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1893 – 08-03-13