La salud: Secreto de Estado

El secretismo con el que las autoridades manejan el tema de la epidemia de Chikungunya y los fallecimientos –relacionados o no- en el Hospital Central de Maracay, además de aumentar el pánico en la población, equivalen a la confesión de culpa por no haber efectuado o no efectuar ahora, las medidas de resguardo de la salud de los venezolanos. Esta es la situación real, en declaración de médicos especialistas en la materia.

Por Aída Gutiérrez H.  (@guti21)

Una de las 2 especies de zancudos, transmisores del dengue y chikungunya - con su manguera de succión anclada y su barriga llenándose de sangre- . La única defensa contra la epidemia, son los insecticidas que escasean. En los expendios, en pleno siglo XXI, no se consiguen insecticidas, ni repelentes  a lo sumo, aparece una vela de lo que llaman aceite de citronella, al estilo de las tatarabuelas.

Una de las 2 especies de zancudos, transmisores del dengue y chikungunya – con su manguera de succión anclada y su barriga llenándose de sangre- . La única defensa contra la epidemia, son los insecticidas que escasean. En los expendios, en pleno siglo XXI, no se consiguen insecticidas, ni repelentes a lo sumo, aparece una vela de lo que llaman aceite de citronella, al estilo de las tatarabuelas.

La información divulgada el jueves 11, por  el presidente del Colegio de Médicos del estado Aragua doctor Ángel Sarmientos, sobre el fallecimiento de ocho personas en  72 horas por una “enfermedad misteriosa” en el Hospital Central de Maracay (HCM), desencadenó una ola de interpretaciones entre médicos especialistas, la cual aún no ha llegado a una conclusión definitiva, debido a que faltan los resultados de las muestras tomadas a los pacientes infectados.

Este domingo dos personas más murieron en condiciones similares a las anteriores, según informaron sus familiares y doctores; una en el mismo hospital de la capital del estado Aragua y la otra en la Clínica Luis Razetti de Caracas, la cual tuvo que cerrar su Emergencia para desinfectar el área previendo alguna contaminación, aunque ya se encuentra  operativa.
Los pronósticos

Rafael Guzmán, infectólogo venezolano menciona que según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), van 700 mil casos de Chikungunya en República Dominicana que van desde febrero hasta la fecha, desde allí es que se presume llega el primer caso a Venezuela.

-Hicimos un pronóstico  que esto era lo mismo que iba a pasar en Venezuela, a pesar que las cifras oficiales no lo reflejen exactamente, -indica el especialista.

Al respecto, sacamos a colación lo declarado el mes pasado por el ex ministro de Salud Francisco Armada: “Venezuela ya supera los 200 casos del virus chikungunya, principalmente en la zona central-norte del país, y ya son más los infectados que contrajeron la enfermedad dentro del país que los que vinieron con ella del exterior”.

-La información –prosigue Guzmán- que tenemos de los estados Aragua, Carabobo y las zonas limítrofes Los Valles del Tuy y el edo Vargas, es que la gente en la calle comenta que hay un cuadro febril importante, que toca las articulaciones y que da mucho malestar. Y esto no solo pasa en las zonas populares sino también en  las urbanizaciones. Hay muchas viviendas afectadas.

-La información oficial del ministerio de Salud de hace 2 semanas dice que hay un número inexplicable de casos febriles que quintuplica las expectativas para esa misma semana. Es decir que el propio ministerio de Salud en su boletín señala que hay 5 veces más el número de casos de fiebre, que debería haber, pero esa fiebre tiene nombre y apellido y eso es responsabilidad del gobierno de aclararla.

-Hay un incremento importante de Chicungunya  y  dengue y eso es lo que está dando ese influjo. Si eso explica las muertes o no, tiene que ser aclarado por las autoridades sanitarias competentes, ya que eso requiere una metodología de trabajo muy científica y seria.

-¿Los casos de los fallecidos en Maracay podría ser una  enfermedad extraña o es el mismo Chicungunya?

En este momento no tenemos la información exacta de los resultados de las pruebas que se les tomaron a los pacientes que fallecieron en el HCM. Pero, estamos viendo un patrón común, el cual se está pareciendo al patrón de enfermedad severa por Chicungunya o dengue que se ha visto en otras latitudes.

-Cuando coexisten las dos enfermedades, los resultados definitivos tienen que darlo en base a unas pruebas del Instituto Nacional de Higiene. Pero esa situación que se está repitiendo con un patrón similar hay que observarla con cuidado y no se puede descartar ninguna opción de plano.

-Probablemente esto es dengue o chicungunya o algún virus relativamente común, que dada la gran cantidad de casos en la población general, aunque tengas una mortalidad relativamente baja del 0,5%, si tienes 150 mil casos, por ejemplo, obviamente tendrán unos fallecidos relacionados con esos casos…que es lo que pensamos está en el contexto. Las autoridades sanitarias tienen que  hablarle claro a la población.

-Pensamos que no hay 300 casos de Chicungunya en el país, debe haber muchos miles de casos en la calle, que es lo que estamos viendo en la práctica clínica diaria.

-El Ministerio de Salud tiene la responsabilidad de decir la verdad en cuanto a las epidemias, eso es lo que recomienda la OMS para el manejo de los posibles brotes y epidemias. Y eso no está pasando. Hasta hoy (lunes 15) no he sabido de ningún pronunciamiento de la nueva ministra.  El vocero no puede ser un gobernador, sino la autoridad sanitaria correspondiente. ¡Qué digan lo que está pasando! –exclama-, y para lo cual las sociedades médicas y los grupos científicos estamos presionando…

Al fin la ministra habló

Luego de una semana que se presentaron los fallecimientos en el HCM, al fin la nueva ministra de Salud , Nancy Pérez, dijo ayer martes que se descarta la presencia del virus del ébola en el país, “enfermedad que no tiene relación, con las muertes en un hospital en Maracay”.

Aseguró Pérez que  “los ochos casos, autopsia en mano, tienen los resultados de que no se tratan de una enfermedad extraña”.

Por su parte, el doctor Julio Castro, infectólogo y Director de Salud de la Alcandía del Municipio Sucre dijo en relación a los fallecidos en HCM: “hay cierto patrón común del cuadro clínico: fiebre hemorrágica, dolores en las articulaciones y fallas cardiacas”.

Aunque los historiales médicos de los ocho primeros muertos de Maracay están resguardados por la dirección del hospital, que es público, Castro señala que “los pacientes han pasado de una enfermedad leve a una moderada y de una grave a morir en cinco días. Y se tiene la sospecha clínica de que lo que hay es chikungunya”.

De acuerdo a la OMS, en los países como Venezuela donde ha llegado el virus, el 90% de las personas que presentan fiebre, dolor en las articulaciones y salpullidos padecen la chikungunya.

“Esto puede no ser un virus raro, sino una expresión del manejo que se la ha dado a la salud en Venezuela”, precisa Castro.

Y al respecto pone el ejemplo de Colombia, un país también tropical donde el ministerio de Salud encontró 3.000 casos de chikungunya y estiman que llegará a 80 mil.

“En Colombia no hay una evasión de los hechos, pero en Venezuela tratan de esconder algo indiscutible, que es que el vector llegó al país como a todos los países del Caribe y el trópico”, señala Castro.
 Sociedad Venezolana de Salud Pública

La infectóloga Ana Carvajal, miembro de la Sociedad Venezolana de Salud Pública (SVSP), habla sobre la situación sanitaria en el Hospital Central de Maracay:

“Por información extra oficial, en un uno de los casos se aisló la bacteria: Neisseria meningitidis, la cual,  puede causar una enfermedad similar a la observada en los pacientes fallecidos. Desconocemos si la bacteria ha sido aislada en los otros pacientes. Si se tratara de un brote de Neisseria meningitidis, esperamos que se hayan tomado  en cuenta las recomendaciones en estos casos como: antibióticos profilácticos en los trabajadores de salud  y familiares que tuvieron contacto estrecho con los pacientes; uso de vacunas en los sitios donde han ocurrido los casos y en los trabajadores de salud que no han recibido la vacuna  antimeningococcica en los dos años previos”.

Explica la especialista que las causas de fiebre hemorrágica son diversas, y cuando se presentan  en brotes,   se sugiere investigar las probables causas etiológicas  (virales) como:  Dengue severo; Fiebre Chikungunya atípica; Fiebre amarilla; Fiebre hemorrágica de Guanarito y otras fiebres hemorrágicas como Ébola

Adicionalmente  debe investigarse causas  infecciosas no virales de fiebre hemorrágica como: Meningococcemia, Staphylococcemia, Malaria y Leptospirosis, entre otras.

Recomienda la SVSP, que  la posibilidad de otras causas, incluyendo intoxicación con agentes químicos, deben ser investigada.

Exhorta Carvajal en nombre de la SVSP, al Ministerio de Salud, que debe  proteger a los trabajadores de las instituciones sanitarias ( y a los pacientes) de cualquier enfermedad infecciosa o que pudiera poner en peligro sus vidas, “de modo que ante una enfermedad de etiología desconocida, el MPPS debe proveer  condiciones seguras para  la atención de pacientes  con riesgo biológico , incluyendo el uso del equipo de Protección Personal , además de proveer los insumos que se requieren  para que se cumpla en forma estricta los protocolos de prevención de infecciones nosocomiales”.

Las cifras

De acuerdo el último reporte de la OMS, Venezuela encabeza la lista de países con más casos de Chikungunya en Suramérica. Según el informe de la semana epidemiológica 37, de fecha 7 al 12 de septiembre, revela que en ese lapso hay 303 casos de transmisión autóctona, 70 importados.

Por su parte, el último Boletín Epidemiológico de MinSalud, revela que 10 estados del país están en situación de epidemia, 7 están en alarma.

El sector salud en Venezuela vive actualmente una de sus peores crisis en años. La escasez de medicamentos e insumos médicos ha hecho que instituciones como la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales y la Federación Médica Venezolana pidan al gobierno declarar emergencia sanitaria.
El gobierno, aunque ha admitido la falta de medicamentos y las dificultades que viven los hospitales, dice que la declaratoria de emergencia hospitalaria sería “desproporcionada”.

Según el más reciente comunicado de la Agencia de Salud Pública del Caribe, con información del 8 de septiembre, en la región se han registrado 644.686 casos sospechosos de la enfermedad, de los cuales 9.640 han sido confirmados.

Al menos 113 personas han muerto en América, todas ellas en las islas del Caribe, después de haber contraído el virus del chikungunya, informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que no aclara si las muertes pueden ser directamente atribuibles a ese virus.

LAS CIFRAS QUE NO DA LA MINISTRA

El ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta denuncia: “Además de no ofrecer las cifras del número real de casos de la epidemia, ni el número de fallecidos, la ministra no informa que el Índice Aédico a casas (número de casas positivas al zancudo, ascendió a 21,9 %) (promedio nacional). 7 estados están por encima de 20% (Anzoátegui, Guárico, Sucre, Cojedes, Lara, Miranda y Táchira).”

“Todos los estados que suministraron información están por encima de 10%. 7 entidades federales no suministraron información: Delta Amacuro, Falcón, Trujillo, Barinas, Aragua, Vargas y Distrito Capital. En los tres últimos tenemos las dos epidemias, Dengue y Chikungunya con el mayor número de casos. Miranda tiene porcentajes muy elevados de casas positivas: (31,19%) El índice no debe superar el 5 % de casas positivas. Esto revela el fracaso de las medidas de control del vector hasta ahora realizadas, la proliferación incontrolada del vector y en consecuencia, el desarrollo acelerado de la epidemia en nuestro país”.

NO HAY REACTIVOS EN LOS LABORATORIOS

Judith León, presidenta de la Federación de Bioanalistas de Venezuela, asegura que el número de divisas que se les han otorgados a las casas matrices, encargadas de distribuir y comercializar los reactivos, solo cubre 25% de la demanda total. “A veces traen una cantidad de reactivos que no cubren las necesidades completas, todos los laboratorios estamos atravesando fallas de 60% de los reactivos que usamos”.

FUENTE : Revista Zeta Nº1969 – 19-09-14

………………………………………………………………………

 

 

Anuncios