Informe sobre las torturas de la ONU

Foto by EFE

Por Aída Gutiérrez H.

De acuerdo al Foro Penal Venezolano, desde el 1 de abril al 15 de agosto han arrestado a 5.326 personas en el contexto de las protestas; continúan detenidas 1.048; y 655 civiles han sido presentados ante Tribunales militares de los cuales 389 quedan privados de libertad por la jurisdicción militar. A la fecha, suman 676 los presos políticos en el país.

La semana del 7 al 11 de agosto, no se registraron protestas de gran magnitud en el país, aunque se reportaron dos asesinatos.

El lunes 7 fue asesinado Eduardo Orozco (19), por  el impacto de un proyectil en la cabeza, mientras participaba en una manifestación en el sector Bellas Artes de Cabudure, estado Lara. De acuerdo a testigos que se encontraban en la manifestación, “funcionarios del Conas llegaron disparando hacia un grupo de jóvenes reunidos debajo del distribuidor Bellas Artes”.

También fue asesinado el domingo 6 de agosto, Ramón Rivas (51), dirigente de Avanzada Progresista, mientras funcionarios de seguridad reprimían una protesta en la redoma de Guaparo en Valencia, estado Carabobo

Reporte sobre represión al 31 julio

El FPV publicó su “Reporte sobre la represión del Estado en Venezuela”. Allí indica que desde el 1 de abril hasta el 31 de julio, 133 personas han fallecido en el contexto de las manifestaciones. De estas, 101 fueron asesinadas en manifestaciones. Al menos 4.000 heridos se han registrado y 5.051 personas han sido arrestadas arbitrariamente, siendo que sólo en julio se produjeron 1.414 detenidos.

Entre otros aspectos el informe señala, que se mantiene una reiterada y abusiva violación al debido proceso y el derecho a la defensa contra los detenidos por protestas, y se siguen ejecutando torturas y tratos crueles e inhumanos contra los detenidos. Las denuncias de abusos sexuales y violación se han incrementado, mientras que las golpizas y humillaciones cuando las personas son detenidas ya se han hecho sistemáticas.

ONU denuncia torturas en Venezuela

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos denunció, que las fuerzas de seguridad venezolanas,  del gobierno de Nicolás Maduro, han maltratado y torturado de forma generalizada, sistemática y arbitraria a los manifestantes y detenidos opositores, en el transcurso de las protestas en los últimos meses.

“Hemos recibido informes creíbles de trato cruel, inhumano y degradante por parte de las fuerzas de seguridad a los detenidos, que podrían ser definidos en varios casos como tortura”, declaró en rueda de prensa el 8 de gosto, la portavoz de este organismo, Ravina Shamdasani.

El Alto Comisionado para los DDHH presentó estas conclusiones en un informe elaborado a partir de 135 entrevistas realizadas a distancia, concretamente desde Ginebra y Panamá, debido a que el gobierno de Maduro se negó a permitir el acceso a Venezuela de este órgano de las Naciones Unidas.

Entre las torturas denunciadas por los testigos figuran choques eléctricos, palizas con cascos y porras a detenidos esposados, prácticas como colgar a los reos de las muñecas durante periodos prolongados o asfixiarlos con gases, así como abusos sexuales y amenazas de muerte tanto a los detenidos como a sus familiares. Durante los disturbios, además, denuncian el uso por parte de las fuerzas de seguridad de cartuchos de gas lacrimógeno disparados a corta distancia y el empleo de canicas, perdigones, tuercas y tornillos como munición.

Sus conclusiones evidencian que el aparato gubernamental ha aplicado un “patrón evidente” de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes opositores. El documento señala principalmente a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Policía Nacional y los cuerpos de policía locales como autores de la mayor parte de estos abusos.

De acuerdo con los relatos de manifestantes y testigos recogidos por el Alto Comisionado para los DDHH de la ONU, estas  fuerzas de seguridad (GNB y PNB) usaron “sistemáticamente la fuerza desproporcionada a fin de inspirar miedo, acallar los disidentes y evitar que los manifestantes se reunieran y llegaran ante las instituciones públicas para presentar sus peticiones”. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta N° 2.111 / 11 de agosto de 2017

…………………………………………..

Anuncios

Parte de guerra al 28 de julio

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV) han ocurrido 4.848 arrestos desde el 1 de abril al 28 de julio, 1.348 aún siguen detenidos, y 527 personas han sido llevadas a tribunales militares en todo el contexto de protestas.

Al respecto, Alfredo Romero director de FPV, dijo que la justicia castrense viola los derechos humanos y la cataloga como una forma de justicia en la que “se pagan y se dan el vuelto”.

Por su parte, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, certificó la lista de presos políticos que le presentó el FPV, que suman 498 al 25 de julio,  el número más alto desde la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

“Acordamos con el Foro Penal Venezolano certificar periódicamente la lista, la cual será de referencia absoluta para impulsar el seguimiento de la liberación de todos los presos políticos, así como para el seguimiento de cualquier proceso que lleve adelante el régimen y que afecte la condición de éstos”, expresó Almagro.

Paros cívicos                                                                                             

Durante las jornadas de paro cívico convocadas por la Mesa de la Unidad, el 20 de julio fue el día con mayor número de detenciones alcanzando 367 personas arrestadas.
También hubo una gran cantidad de heridos y 6 personas asesinadas.

Romero denuncia que los heridos son detenidos incluso cuando los tienen en centros médicos. Asegura que conseguir a los detenidos, al menos en Caracas, es cada vez más difícil porque “colocan a dos en un sitio, dos en otro…”, los mueven entre bases militares y comandancias de policías.

En el paro cívico de los días 26 y 27 de julio, hubo más de 230 arrestos. Gran cantidad  de  heridos no calculados aún y 7 personas fallecidas. También se registraron ataques brutales contra la propiedad privada por parte de la GNB, en urbanizaciones del este y oeste de Caracas, igualmente en varias ciudades del interior del país.

Así quedó la entrada a Los Verdes en el Paraíso luego del ataque brutal de la GN.

Asesinados durante las protestas

Según cifras del Ministerio Público los fallecidos suman 106 desde el 1 de abril al 27 de julio, en 118 días de protestas.

Entre los asesinados durante las manifestaciones del paro cívico del 26 y 27 de julio se encuentran: Jean Aponte (16),  herido de bala en Petare. Enderson Caldera (24),  disparo en la cabeza en Mérida. Glimber Tainoba (16)  tiro en la cabeza cuando transitaba por El Paraíso iba a llevarle comida al hermano.

Leonardo Gonzalez (48), acribillado por presunto policarabobo en Naguanagua. Anthony Torrealba (30) en Lara, golpiza propinada por efectivos de GN le dejó una severa fractura de cráneo, estuvo  hospitalizado desde el 22 julio hasta que murió el 27 julio.

Violaciones a los DDHH

El FPV elaboró un Reporte sobre  violaciones a los DDHH durante la represión de los cuerpos de seguridad del estado, en  los primeros 3 meses de protestas. La ONG detectó  patrones represivos que van desde asesinatos hasta detenciones arbitrarias.

En un total de 89 muertos en todo el país al 30 de junio: 67 fueron asesinados; 14 presuntos saqueos; 6 barricadas; 2 presuntos linchamientos. El promedio de edad de las víctimas es de 17 a 28 años.

Durante las detenciones arbitrarias, registró los siguientes hechos de torturas, tratos crueles e inhumanos por parte de los cuerpos de seguridad en los Estados Carabobo, Monagas, Miranda y Bolívar: Amenazas de muerte; patadas y golpes con armas en diversas partes del cuerpo; actos lascivos; insultos; disparos de perdigón; uso de sustancias para adormecer a los detenidos; colgar detenidos de las esposas para conminarlos a inculpar a dirigentes de oposición como financistas de las protestas.

En cuanto a los heridos durante las manifestaciones, el FPV indica 3.500 en tres meses y solo en el mes de junio 1.500. Entre las lesiones se encuentran: Impacto de balas; perdigones; impacto de bombas lacrimógenas; esferas metálicas o de vidrio disparadas en muchos casos a quemarropa; pérdida de órganos; desfiguración y compromiso severo del estado de salud.

Gran número de personas asfixias por gases lacrimógenos utilizados como elementos de agresión y no como persuasión. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta N°2109 / 29-07-2017

 ………………………………………………………

Detenciones y torturas aberrantes

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. /@guti21

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), desde el 1 de abril al 4 de julio se han registrados 3.616 arrestos, de los cuales 1.141 aún se encuentran detenidos. Hay 452 personas presentadas ante tribunales militares y 438 presos políticos.

En cuanto a los fallecidos al 1 de julio, según cifra oficial del Ministerio Público se han registrado 75 muertos. Por otro lado, de acuerdo un registro extraoficial realizado por Runrun.es hasta a esa fecha han muerto 107 personas durante protestas contra el gobierno y los saqueos.

Esta semana falleció Engler Duque de 24 años, en medio de la represión de la GNB en una protesta en el estado Táchira. Aún no está clara la causa de la muerte, se presume que una bomba lacrimógena disparada por un guardia le impactó en su pecho.

Engler Duque, con solo 24 años fue asesinado en el estado Táchira presunta bomba lacrimógena lanzada por un GN.

Violación de los DDHH

El domingo 2 de julio, quedan en libertad  los 25 estudiantes de las universidades de Oriente, Simón Bolívar, Central de Venezuela y Católica Andrés Bello detenidos arbitrariamente y encerrados en un camión cava sin ventilación, el pasado jueves 29 de junio en El Rosal, Caracas.

En este sentido, Alfredo Romero director del FPV, denuncia que a los estudiantes detenidos se les violaron sus derechos humanos tras el procedimiento policial. “Los jóvenes solo tenían la camisa de la universidad y cuando realizaron las inspecciones “sembraron evidencias”, donde aparecieron líquidos transparentes y morrales que los estudiantes no tenían. Se están sembrando evidencias. Esto es una absoluta violación a los DDHH”.

Fijaron la audiencia para las 8:00 am del 2 de julio donde fueron trasladados al Helicoide en Caracas. La sala estuvo ocupada y tuvieron que trasladarlos a la Yaguara. Denuncia Romero que en la Yaguara “los volvieron a ingresar a una camioneta estilo encava -sin ventanas- y los dejaron encerrados allí por dos horas. Una muchacha sufrió por la claustrofobia un ataque de pánico, incluso vomitó por el calor y la desesperación”.

25 estudiantes universitarios de diferentes casas de estudios fueron detenidos y encerrados en un camión tipo cava sin ventilación, la PNB violó los derechos humanos de estos jóvenes.

Otro caso es la detención arbitraria, de 27 estudiantes de la Universidad Experimental Pedagógica Libertador (UPEL) Maracay, que el lunes 3 de julio fueron privados de libertad luego de ser juzgados en Tribunales militares. De ellos, 22 hombres serán recluidos en centros de detención: 11 en El Dorado, estado Bolívar, y 11 en la cárcel 26 de julio, en el estado Guárico. Las cinco mujeres de este grupo de detenidos tendrán arresto domiciliario.

Las autoridades de la UPEL denunciaron que el recinto fue violado por sujetos armados, quienes fueron los que llevaron a los estudiantes a la comandancia de la Policía de Aragua en San Jacinto, Maracay. Este hecho ocurrió después de que los jóvenes realizaran la semana pasada varias protestas contra el gobierno.

Por su parte, Orlando Moreno, Secretario Político de Vente Venezuela en Maturín, denunció a través de su cuenta Twitter los maltratos recibidos mientras estuvo detenido: “Me esposaron, me guindaron en un tanque de agua elevado, que se encuentra ubicado en la Pica. Fui golpeado y chantajeado para grabar un video en contra de María Corina Machado y el diputado Juan Pablo García, donde señalará que ellos financian y me dan instrucciones para hacer protestas violentas. Por haberme negado, me mantuvieron en esa tortura por 24 horas, sin poder ingerir ningún alimento y tampoco hidratarme”.

Otro caso, es el narrado por el abogado defensor  Martín Ríos a  BBC Mundo, sobre la tortura de uno de los 10 jóvenes detenidos arbitrariamente en el estado Aragua. Indica que todo pasó en la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en esa entidad.

“A los 10 jóvenes los separaron, y a uno de ellos de 19 años, le hicieron algo aberrante y dantesco. Lo forzaron a arrodillarse y, para inmovilizarle los brazos, le amarraron un cable a la altura de las muñecas. Le pusieron gas pimienta y una capucha sobre la cabeza. Después le bajaron el short y le introdujeron un tubo en el recto. Los otros detenidos no podían verlo, pero según su testimonio, lo escuchaban gritar, llorar y pedir ayuda…” (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta 7 de julio de 2017

 

 

 

 

 

 

Crece el número de fallecidos

Parte de guerra al 30 de junio

GNB

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. / @guti21

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV) las cifras de detenciones durante las protestas desde el 1 de abril al 28 de junio suman más de 3.400 personas, de los cuales 1.160 aún continúan arrestadas.

Según Alfredo Romero, director ejecutivo de esta ONG, precisa que solo el 28 de junio se registró al menos 60 arrestos de manifestantes: Altos Mirandinos 7; Aragua 2; Carabobo 6; Caracas 9; Cojedes 2; Lara 2; Miranda 2; Táchira 1; Zulia 29.

Asimismo, el 26 de julio, se registró al menos 55 arrestados por estar participando en el Trancazo: Anzoategui 23 (14liberados); Caracas 11 (1liberado); Mérida 11; Aragua 3; Zulia 3; Táchira 4.

También al 24 de junio, la cifra de presos políticos ascendió a 391 privados formalmente de libertad con fines políticos y sin cometer actos violencia, según Romero.

El Foro Penal Venezolano y Human Rights Watch  denunciaron que esos detenidos son trasladados a prisiones militares, cárceles de máxima seguridad, prisiones para procesados en tribunales militares, o instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Crece la cifra de muertos

 Desde el 1 de abril al 28 de junio la cifra de muertos en protestas ciudadanas se eleva a  85, de las cuales 80 son reconocidas por el  Ministerio Público.

Según un registro extraoficial realizado por Runrun.es hasta el 22 de junio han muerto 94 personas durante protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y los saqueos principalmente por hambre. Aquí sin contar los 5 fallecidos el 28 de junio.

Solo el miércoles 28 de junio fallecieron cinco jóvenes en todo el país, durante las protestas. Algunos de ellos habrían participado en las manifestaciones, mientras que otros solo pasaban cerca del lugar de los hechos.

Cinco familias más están de luto, a continuación los datos de los fallecidos:

Jhonatan Zavatti, de 25 años de edad, fue herido en la cabeza el lunes 26 de junio, durante una manifestación en Petare,   municipio Sucre, Caracas. Fallece el 28 de junio. El joven supuestamente caminaba de noche por la calle, cuando recibió un balazo en la cabeza.

Roberto Durán, de 26 años, murió durante una protesta antigubernamental en la urbanización Sucre de Barquisimeto, en el estado Lara. El joven presentó una herida en el pecho.

 Isael Macadan, de 18 años, fue víctima de dos disparos uno en la cabeza y otro en el brazo derecho, durante las manifestaciones en la madrugada del miércoles, en el sector Tronconal de Anzoátegui.

Víctor Betancourt, de 18 años, murió  durante una protesta  en Cumaná, estado Sucre, según informó el diputado, José Manuel Olivares.

Luis Paz, 20 años, murió atropellado en la noche del miércoles 28 durante un trancazo,  en Maracaibo, estado Zulia.

Aumentan las agresiones a los periodistas

Durante los 3 meses de protestas pacíficas contra el gobierno de Nicolás Maduro, los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación han sido brutalmente atacados, principalmente por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía Nacional Bolivariana (PNB). Aparte de ser agredidos, han sido robados y destruidos sus equipos de trabajo.

De acuerdo a cifras del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), desde el 31 de abril hasta el 24 de junio, se han registrado 376 casos de agresiones a trabajadores de la comunicación (periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos, transporte). Los efectivos de seguridad son responsables de 170 de estos ataques.

Durante estas coberturas, el sindicato también registró un total de 33 detenciones ilegales a comunicadores.

Según la ONG Espacio Público, entre abril y mayo se registraron 278 violaciones a los derechos de los periodistas. Coincide con el SNTP en que los principales atacantes son los efectivos de la GNB y  PNB con 43% del total de los registros. También los grupos civiles armados, aparecen como victimarios. (@guti21)

 FUENTE: Revista ZETA 30 de julio de 2017

 

 

 

El Defensor del Pueblo debe ser la voz de las víctimas

Gabriela Ramírez, ex Defensora del Pueblo

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

La ex Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez, considera que la vocería por parte de las víctimas de la represión en las protestas de la oposición, “la debe asumir el Defensor del Pueblo, porque tiene esa obligación, tiene ese mandato”.

-¿Qué  hemos visto en los últimos días? – se pregunta y responde-, al Defensor enfrentado a la Fiscal, colocándose del lado del gobierno y mientras, las víctimas están desamparadas.

-Debe impulsar la investigación, reunirse con la Fiscal porque él es quien va a defender a las víctimas para obtener justicia. Las acciones del Defensor no son vinculantes, pero él sí podría impulsar frente al Ministerio Público la agilización de las investigaciones.

-En el caso específico de Los Verdes en El Paraíso, la forma cómo esos funcionarios entraron, no fue un allanamiento, fue una incursión en un edificio lleno de familias, no se puede interpretar como un allanamiento.

-En los últimos días las propias concentraciones han sido repelidas con gas, entonces la gente ni siquiera se puede concentrar y adicionalmente, vimos el día lunes (19junio) tres funcionarios de la GN violando la Constitución, con armas de fuego en una concentración. Estas situaciones deben ser reclamadas y expresadas a viva voz por el Defensor del Pueblo.

-Tengo entendido por declaraciones del propio ministro Reverol que esos funcionarios están privados de libertad, aunque hay que definir cuál de ellos específicamente fue quien mató a Fabián. Como muy bien lo dijo la Fiscal, eso ya no es “uso desproporcionado de la fuerza” sino  homicidio, y cuando lo comete un funcionario, es violación de los derechos humanos.

Refiere que muchas de las investigaciones de los detenidos en las protestas, “han sido conducidas a través de la jurisdicción militar lo cual no es lo idóneo y también es violatorio de los derechos humanos de los civiles”.

-Una acción noble del Defensor del Pueblo sería, en este momento, un amparo contra la jurisdicción militar, para que se restituyan los juicios a través del juez natural en personas civiles.

-Así el Defensor estaría mostrando  que está al lado de las víctimas más vulnerables y de la importancia de que la justicia tome su cauce, quizás de pronto a él no le gusta la Fiscal en lo personal, pero en lo institucional siempre hemos dicho que debemos hacer lo correcto.

Por otro lado, el pasado 31 de mayo Ramírez renunció a su cargo como asesora de la consultoría jurídica del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por no apoyar la decisión del Ejecutivo de convocar una Constituyente sin consultar previamente al pueblo venezolano.

“Rechazo la Constituyente porque poder constituido no forma poder constituyente, esa Asamblea no tiene ese carácter y no tendría la facultad de redactar una nueva Constitución, ni tampoco las personas que resulten electas en ese proceso tendrían la facultad de hacer cesar  los demás poderes, porque no es el mandato del pueblo, y eso lo vicia de ilegalidad e inconstitucional”, expresa Ramírez en entrevista exclusiva con El Nuevo País.

La Fiscal y el TSJ

Preguntamos su opinión sobre el juicio que pretende iniciar el TSJ contra La Fiscal General Luisa Ortega Díaz.

-El TSJ lo puede iniciar pero previa autorización de la Asamblea Nacional, y eso no ha ocurrido, y como no tiene la autorización de la plenaria de la AN, si se produjera esa destitución, estarían disolviendo los poderes sin legalidad.

-El TSJ no puede pagarse y darse el vuelto –prosigue Ramírez-, son mecanismo de protección a las instituciones, que confluyan dos o más poderes cuando se están hablando de sustituir a una autoridad del Estado, por ejemplo en el caso de un magistrado, primero debe ser sancionado moralmente por el Consejo Moral Republicano y después la AN aprueba esa destitución, como Velázquez Alvaray en su momento.

-Quiere decir que es un mecanismo de protección de la Constitución, porque cuando hablas de un funcionario de esa envergadura hay que protegerlo. Entonces el TSJ no  solamente va a violar la ley, sino va a violar el espíritu constitucional.

FUENTE: El Nuevo País – 25 de junio 2017

………………………………………

Acumulación de violencia delictiva

Parte de guerra al 20.06.2017

Crece la lista de presuntos delitos: a los de asesinato, lesiones, abuso de autoridad, se agregan las violaciones del domicilia.
Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)
De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV) se han registrado  desde el 1de abril al 20 de junio 3.264  arrestos, de los cuales 1.268 aún están detenidos. Durante el mes de junio se han producido 248 arrestos de manifestantes. El Área Metropolitana es dónde más detenidos hay, le sigue el estado Anzoátegui.
Según Alfredo Romero, director del FPV, el número de presos políticos ha llegado a 359. “Es importante destacar que antes del inicio de las protestas el  1 de abril el  número era de 117”.
Por su parte, el Ministerio Público reporta las siguientes cifras al 20 de junio: se han registrado 74 fallecidos, 1.413 lesionados, de los cuales 1.138 civiles y 275 efectivos militares o policiales; 3.971 procesados, 63 de ellos por derechos fundamentales.
En relación a los tribunales militares, Foro Penal registra 388 personas presentadas ante la justicia militar, de las cuales 201 han quedado privados de libertad.
Al respecto, Romero comenta que  en mayo se activa la presentación de las personas ante los tribunales militares, arbitrariamente para detenerlas y procesarlas. “Pero esto ha venido disminuyendo, hemos encontrado hoy , que hay muy pocos casos que se han llevado a tribunales militares en Junio, comparado con Mayo, eso quiere decir que la denuncia, y que también se ha llevado a instancias internacionales, ha sido de alguna manera efectiva para parar esa atrocidad”, dijo.
Abuso sexual
Alfredo Romero, denunció en la audiencia pública de la comisión de Derechos Humanos del Parlasur, casos de presunto abuso sexual por parte de funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado contra detenidos en las protestas de la oposición.
“Lamentablemente dentro del abanico de la represión se ha abierto este otro rubro que no existía dentro de la historia de este régimen, agresiones a mujeres por abuso sexual”, advirtió.
Mencionó el caso de una joven que el pasado 6 de junio intentó suicidarse desde el piso 1 del Palacio de Justicia tras conocer la sentencia que la privaba de su libertad, ella era parte de las 51 personas detenidas el pasado 3 junio, que iban a bordo de una unidad de TransChacao y había denunciado, junto a otras mujeres, haber sido víctima de abusos sexuales por parte de funcionarios de la PNB que les ofrecieron dinero a cambio de favores.
Por otra parte, en el mes de Mayo 10 jóvenes que fueron detenidos en el sector El Limón, Maracay, durante una actividad  convocada por la MUD, describieron en la audiencia de presentación cómo fueron agredidos física y psicologicamente por efectivos policiales. El caso más cruento, fue el de un joven que denunció haber sido violado. Según su testimonio, los funcionarios que lo aprehendieron le insertaron un tubo por el ano poco después de detenerlo. Lo mismo sucedió con un joven detenido en las primeras semanas de protestas, quien relató cómo un efectivo de la GN intentó violarlo con los dedos, luego de haber recibido una salvaje golpiza por lo cual fue internado en un hospital caraqueño.
Violación del domicilio
Los allanamientos sin orden judicial, ni presencia de un fiscal ni un abogado, son prácticas que se repiten sistemáticamente en las últimas semanas. La más reciente fue en El Paraíso el 13 de junio.
“No es “allanamiento” cuando entran a viviendas sin orden judicial. Eso es burda violación de domicilio arbitraria y grave violación a los derechos humanos. Al menos 10 personas detenidas desde ayer en Res Los Verdes, El Paraíso fueron sacadas de sus casas sin orden judicial”, escribe Alfredo Romero en su cuenta  Twitter en relación a la toma militar del 13 de junio.
 “Fueron horas de angustia, de terror, porque la forma en que accionaron fue bestial. No respetaron que aquí hay niños, personas de la tercera edad, personas enfermas. Simplemente entraron a robar y a destruir todo a su paso”, testimonio de una vecina de Los Verdes.
Por su parte, Alberto Arteaga escribe en Twitter:: “Homicidios, lesiones, violación de domicilio, violencia con abuso de autoridad, crueldad con los animales: parte de la crónica del horror”. (@guti21)
FUENTE: Revista Zeta N°2103 – 16-06-17

 

Los asesinatos no cesan

PARTE DE GUERRA AL 08/06/2017

Por Aída Gutiérrez H /@guti21

Momentos en que tratan de salvar la vida de Neomar Lander, pero ya era demasiado tarde el impacto a su pecho fue letal.

De acuerdo al Foro Penal Venezolano, desde el 1 de abril al 7 de junio de 2017 han registrado 3.106 arrestos en protesta en todo el país de los cuales, 370 han sido presentados en Tribunales Militares. 1.363 personas continúan detenidas. Y suman 308 los presos políticos.

Según cifras del Ministerio Público (MP) se registraron  67 muertos en protestas  desde el 1 de abril al 8 de junio. Igualmente, la Fiscalía lleva a cabo 1 mil 631 investigaciones, entre las que se encuentran los 67 fallecidos, 1 mil 307 por lesiones, 122 por daños a la propiedad pública y 255 a la privada.

Por su parte, el registro extraoficial realizado por Runrun.es hasta el 5 de junio indica una cifra de 84 personas fallecidas durante protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y los saqueos principalmente por hambre.

Heridos

El diputado José Manuel Olivares  informó que la represión a las movilizaciones opositoras de este miércoles 7 de junio dejó más de 200 heridos. Detalló que los ocho casos que necesitaron atención médica fueron por: traumatismo ocular por impacto de lacrimógena, traumatismo cráneo encefálico, traumatismo pie y tobillo, dos traumatismos faciales, dos por impacto de lacrimógena, uno por perdigón en la cara y otro por herida en los dedos.

Neomar Lander asesinado en Chacao, sólo tenía 17 años y un montón de sueños de libertad en su corazón.

Otra familia de luto

Neomar Lander de 17 años de edad, fue asesinado por el impactó de un objeto contundente en el pecho, en medio de la represión de la PNB contra una marcha opositora que tenía previsto llegar hasta la sede del CNE. El hecho ocurrió en el acceso que conecta a la avenida Francisco de Miranda con la Libertador. El muchacho iba caminando cuando repentinamente resultó herido y calló al pavimento. El diputado Miguel Pizarro, aseguró que la muerte fue producto del disparo de una bomba lacrimógena al pecho de Lander.

Neomar vivía en Guarenas subía todos los día a Caracas a participar en las manifestaciones.

Neomar venía todos los días desde Guarenas a protestar a Caracas, y le decía a su tío:  “Mauro nosotros salimos a protestar porque no encontramos comida”. De acuerdo a la versión de los médicos de la emergencia donde fue atendido, sufrió un impacto torácico abierto y serán las investigaciones las que determinen con qué objeto fue golpeado.

Nuevas modalidades de represión

En la actividad convocada por la MUD el lunes de 5 de junio, se pudo apreciar otro elemento violatorio de los derechos humanos, utilizado por la Guardia Nacional (GN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB): el robo a los manifestantes y a los periodistas que cubrían la protesta. Ese día la ONG Espacio Público, contabilizó 14 casos con 18 víctimas de robos, ataques y detenciones por buscar, recibir o difundir información, por parte de la PNB y la GN en Caracas.

Los afectados son periodistas de los medios tales como: El Nacional, Globovisión, TV Venezuela Noticias, Telesur, Runrunes, El Cooperante y Webnotitarde, El Pitazo, Vivoplay y Crónica Uno.  Algunos periodistas y trabajadores de la prensa recibieron perdigonazos durante su labor informativa. En dos meses de protesta han sido agredidos 250 trabajadores de la prensa

Otro patrón represivo documentado incluye un mayor uso de la fuerza motorizada de la GNB y de la PNB: “El gobierno venía conteniendo las manifestaciones luego de su inicio, reprimiendo, dispersando y dejando vías de escape para lograr la desmovilización, con el uso de tanquetas o columnas de funcionarios. Ahora la tendencia parece que es dispersar antes del inicio de la movilización, persiguiendo a los manifestantes con el uso de las unidades motorizadas para obtener la mayor cantidad de detenidos, cerrando las vías de escape”, explica Rafael Uzcátegui Coordinador de Provea.

Según Provea, otros patrones empleados son una mayor cantidad de allanamientos ilegales, masivos y selectivos, sin orden judicial. En los últimos días se reportaron allanamientos masivos en varias zonas de Caracas, en los Altos Mirandinos y en otras regiones del interior del país. También se intensifica las operaciones de terrorismo de Estado y el uso expansivo de la justicia militar a civiles. (@guti21)

Publicado en la Revista Zeta  9/6/2017

……………………………..

El dantesco trato a jóvenes detenidos

Un pequeño grupo de mujeres voluntarias intentan por lo menos llevar comida a estudiantes detenidos, al tiempo que relatan el horror que viven los que están presos y son de familias de pocos recursos. Lo más grave son los maltratos y las golpizas, además del hambre.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Clider Martínez entre rejas.

Clider Martínez entre rejas.

El viernes 27 de junio Edison Calderón, junto a un grupo de muchachos, salió a ondear su famosa bandera de Venezuela gigante, por las calles del Municipio Chacao, en protesta por el apagón de ese día. Edison fue detenido por PoliChacao y luego entregado a la PNB y llevado a la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Catia, donde fue golpeado y torturado.

Edison es hemofílico y asmático. En un fin de semana parecido al infierno, este joven de 27 años logra sobrevivir. Narra su experiencia a una señora que forma parte de un grupo de mujeres que desde hace 2 meses, se han dado a la tarea de ayudar a los jóvenes  presos por las protestas.

Zeta en exclusiva entrevista a una miembro del grupo de samaritanas, quien pide mantener su nombre en resguardo. Nos cuenta la trágica vivencia de Edison y también habla de otros casos donde han prestado su ayuda.

“Nos iniciamos con el caso de Neomar”

“Somos un grupo de 5 mujeres, del Municipio Chacao,  que nos reunimos y tratamos humildemente de ayudar a los muchachos que están detenidos. No pertenecemos a ninguna Fundación ni ONG. Tenemos 2 meses en esta labor benéfica, desde que nos enteramos de la situación grave de algunos  muchachos presos”.

-Nos enfocamos en los jóvenes de escasos recursos  económicos, que son muchos. También los del interior quienes sufren de cierto abandono. En su mayoría lo que tratamos es de enviarles ropa y comida. Cada quien recolecta lo que puede, la gente lo que más ofrece es comida. En principio, tratamos de  contactar a los familiares de los muchachos detenidos. En algunos casos se le brinda ayuda legal, gracias a Dios que tenemos amigos abogados que nos auxilian, como José Vicente Haro y Omaira Bengoya.

-Neomar fue el  primer caso que asistimos porque nos impactó demasiado. Luego nos organizamos más. Aunque no tenemos muchos medios para llegar a las personas.Neomar tiene 16 años y fue detenido en las protestas de Santa fe, él vive en el barrio que está cerca. Fue abandonado por su familia, no tenía ni abogado. Allí es cuando buscamos al doctor Haro, quien nos ayudó. Logramos también ubicar a los fiadores.

Neomarestuvo preso casi un mes en el barrio El Nazareno, en Petare. Fue abandonado a su suerte por sus padres. El tratamiento que le dieron fue peor que al que le dan a un criminal de alto riesgo: por haber salido a manifestar se le pidieron 3 fiadores de 100 unidades tributarias cada uno.

Caso Edison Calderón

Edison llegó a Caracas en febrero cuando comenzaron las protestas estudiantiles. Tiene 27 años y vive en Mérida con su abuela, le dicen Andi. Era muy conocido por todos, porque llevaba siempre -a todas las marchas de la oposición-  una bandera de Venezuela gigantesca.

La entrevistada estuvo cerca de Edison desde que fue llevado a la sede de la PNB el viernes 27 en la noche. Él relató a la fuente su testimonio, y ella cuenta a Zeta lo que escuchó:

“Edison se encontraba en  Chacao el viernes 27 de junio, el día en que se fue la luz. Entonces un grupo de muchachos aprovecharon de pasear con la bandera en protesta por la situación, querían llegar hasta Chacaíto.  PoliChacao se los impidió, guardaron la bandera, pero se metieron por otro lado y se quedaron parados en la acera, no obstruían el tránsito. En ese momento, aproximadamente unos 20 funcionarios de PoliChacao, lo detuvieron junto a David Rodríguez. Los demás muchachos corrieron y lograron  escapar. Le quitaron la bandera. La primera golpiza fue por parte de los  efectivos de PoliChacao, quienes luego de golpearlos los mantuvieron tirados boca abajo en el piso con una bota puesta en la cabeza.”

-Fueron entregados a la PNB. Los meten en una jaula y los trasladan a  la sede de  PNB Catia, en Gato Negro. En ese trayecto a la sede de la PNB le rociaron gas pimienta directamente en la cara. Edison aparte de hemofílico, es asmático. Nosotras nos acercamos ese mismo día allá. No lo llevaron a Medicatura  Forense, a pesar que estaba bastante golpeado y con problemas respiratorios. Llegó como a las 12 de la noche a la PNB. Hablamos con todos los funcionarios que pudimos para explicarles su condición de hemofílico y asmático.  Llevamos sus inhaladores y les dejamos comida…

Edison Calderón. Se aprecia el golpe que sufrió en el ojo, durante su estadía en la Clínica El Ávila

Edison Calderón. Se aprecia el golpe que sufrió en el ojo, durante su estadía en la Clínica El Ávila

-Me cuenta Edison que los tuvieron un rato en un pasillo, cerca de los calabozos. Después un policía preguntó qué iban hacer con ellos, y otro dijo  “los vamos a llevar al “camión””. Él dice que el “camión” está ubicado en el estacionamiento de esa sede y tiene forma de jaula, con unas compuertas muy gruesas de hierro y tan sólo dos pequeñas ventanillas con rejas de cada lado.

-Allí los tienen esposados de tres en tres, se lo llevan con David y otro  joven. Cuando abrieron la puerta del “camión” dice que aquello era muy pequeño y había como 20 personas acostadas unas encima de la otra, el olor era nauseabundo. Se trataban de presos comunes, delincuentes de alta peligrosidad. Cuando  los introducen violentamente en el “camión” , un funcionario exclama: “Aquí le traemos unos “guarimberos”, ellos son un “90”.

Explica la entrevistada que los policías utilizan códigos. Por ejemplo cuando mencionan un “40” quiere decir que no le hagan nada malo. Y definitivamente el “90” no era nada bueno…

-Luego dentro del “camión”, los presos estaban muy agresivos, al principio los insultaban y amenazaban hasta que comenzó la golpiza…Le colocan a Edison una bolsa en la cabeza,  él dice que sentía que se iba a morir ahogado, entonces trata  por un lado de agarrar la bolsa y David la agarra por el otro lado y lograron romperla. Los presos se pusieron furiosos porque les rompieron la bolsa. Había un detenido que era como el líder,  quien lo golpeó con las esposas en el ojo derecho, lo que le produjo una herida profunda.

-Luego los ponen en el centro del “camión” los mandan a pegar la cabeza de las piernas y a partir de allí todos los presos les daban patadas y golpes…Dice que así pasó la noche, fue de terror, lo único que hacía era rezar. Hubo un momento en  que Edison se  puso a llorar y eso hizo enfurecer más a los presos y arremetieron con más golpes. No sabe como sobrevivió a la brutal golpiza.

-A las 6 de la mañana los iban a llevar a los tribunales. Los funcionarios que los sacan del “camión” no eran los mismos de la noche anterior, al parecer, supuestamente, se impactaron porque Edison tenía la cara bañada en sangre. Luego lo llevaron a hablar con unos superiores y no sabían qué hacer…Finalmente lo llevaron a la Clínica Popular Catia de Emergencia,  de allí lo remitieron al Hospital Vargas. En ese momento empezamos  la búsqueda del Factor 8 de coagulación, que necesitaba por su hemofilia, la cual  se consiguió.

-Edison necesitaba  que le hicieran placas, pruebas de laboratorio, pero no había insumos médicos en el Hospital Vargas, no había nada. Pedimos que lo trasladaran a la Clínica El Ávila, para que le hicieran todos los exámenes. Es importante aclarar que fueron una madre e hija de nuestro grupo, quienes  corrieron con los gastos médicos de la Clínica. Lo trasladan a las 4 pm del sábado. En la clínica tuvieron que suturarle de nuevo la herida del ojo, le hicieron todos sus estudios. Se quedó allí toda la noche, hasta el mediodía del domingo, fuertemente custodiado.

-El sábado llega el Supervisor González de la PNB, se lo quería llevar para el Hospital Vargas, porque el Tribunal lo iban a constituir allí, para hacerle la audiencia. Pero los médicos de la Clínica no lo permitieron, ya que era un paciente hemofílico y le explicaron todas sus condiciones médicas. El peligro radica en que cualquier coagulo que se le forme le podría producir un infarto.

-Finalmente constituyeron el Tribunal 52 de Control, el sábado en la noche, en la Clínica el Ávila. Edison fue asistido legalmente por las abogadas Omaira Bengoya y Katiuska González. El acta policial de PNB, era un horror, dice que tenía “miguelitos” y molotov… Eso era mentira, lo que cargaban en los morrales era pintura para rayar y la bandera gigante.

Escribe el abogado Haro en su cuenta Twitter: “Realizaron audiencia de presentación quedando Edison bajo juicio penal, en libertad limitada por régimen de presentación cada 30 días”.

 “Quedó bajo régimen de presentación por instigación pública y obstaculización de la vía”.

Los abogados Bengoya y Haro asistirán legalmente a Edison en lo que viene del juicio penal abierto, es importante aclarar que los servicios que prestan estos profesionales son completamente gratuitos.

-Edison salió de alta el domingo (29) del Ávila y lo trasladaron al Vargas porque allí tiene su hematóloga. Anoche me informaron que se quedará 3 días en ese Hospital por su condición de hemofílico. Sufre de stress postraumático, de ataques de pánico, él implora ayuda psicológica…

En relación a David la entrevistada cuenta que  también está golpeado pero no tanto como Edison. “David es muy callado, no logramos que nos  contara la experiencia. Dice que le duele todo el cuerpo. Traté de conversar  con él, pero habla muy poco…Él también quedó en libertad condicional”.

El Caso Clider

Otro caso que menciona la entrevistada es del estudiante detenido  Clider Martínez, se acaba de graduar de bachiller, tiene 18 años. Es de Barquisimeto.

“No  hemos podido ayudar como quisiéramos. Ese niño nadie le presta atención y está viviendo un infierno, lo golpean, lo amenazan… Esta detenido en el Recreo. A él no le hemos podido prestar ayuda legal,  solo comida, ropa, y dinero. Ni siquiera hemos podido visitarlo. Es de familia muy humilde. La  mamá  vive en Barquisimeto…Lamentablemente el caso está abandonado, los policías se han dado cuenta de ello y el terror psicológico y físico que le dan a ese niño es innhumano… Clider  es, como dicen ellos, reincidente, estaba en el campamento de la Plaza Alfredo Sadel y lo dejaron en libertad y luego lo volvieron agarrar en una de las marchas…Lo amenazan constantemente que lo van a mandar al Rodeo…”

Clider está preso bajo la responsabilidad de la Guardia Nacional y ha sido golpeado por funcionarios de este organismo en más de una ocasión. Se encuentra en una celda junto a once delincuentes comunes.

 Jeremias y La Dolorita

Hay otro caso patético que denuncia la entrevistada, es del estudiante Jeremías Silva, de 22 años, se encuentra preso  en Yare III. Es de Puerto La Cruz, graduado en TSU y estaba haciendo la Licenciatura. “Su familia es de escasos recursos. Su mamá es una señora mayor que tiene otro hijo preso también en otro lugar del país. El expediente de este muchacho da escalofríos. Por ejemplo, la reseña fotográfica de la prueba de su delito es un morral con unos guantes. Está en Yare III desde el 31 de mayo.”

Denuncia también la situación de los 5 jóvenes presos en el Regimiento de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional en La Dolorita, Petare. “Nos enteramos que no les dan comida ni agua. Nos organizamos para enviarles al menos una comida diaria…También otras señoras que viven cerca se sumaron y también les llevan comida, cuando nadie les lleva nos avisan a nosotras”.

 PoliChacao solapado

La entrevistada denuncia que los efectivos de PoliChacao cuando detienen a los muchachos los golpean.  La fuente expresa: “Estamos haciendo un seguimiento, hay muchos testigos pero nadie quiere hablar, hay actuaciones de PoliChacaoconjuntamente con la PNB. Hay fotos y videos pero de mala calidad. Estamos en la búsqueda de las pruebas que muestren el maltrato que han hecho estos funcionarios. PoliChacao está golpeando a los muchachos, tengo conocimiento que hasta han maltratado a mujeres. De manera solapada, al principio, cuando los detienen los golpean y  luego se los dan a la PNB. Y después queda  como que los golpes solamente fueron infringidos por la PNB. No se habla de eso, aunque rueda por las redes sociales…”

Muchachos abansonados

La fuente cuenta que se han encontrado con muchos casos de jóvenes detenidos en las protestas que vinieron del interior, muy humildes, de escasos recursos, que fueron  abandonados por la familia. Denuncia la entrevistada: “Los policías son muy malos, porque cuando se dan cuenta que están abandonados, que no hay familias, que no hay dolientes, que no hay nadie pendiente,  abusan más de ellos, los maltratan más, porque saben que no van a denunciar…” (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1958 – 04-07-14

 …………………………………………………………………

 

Estudiantes presos, heridos y en huelga de hambre

Las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro se aproximan a los 5 meses y hasta la fecha se han contabilizado 45 muertos y más de 800 heridos. Además se han registrado 3.183 detenciones, la mayoría de estudiantes y de 223 menores de edad.

Foto cortesía de @anak14

Foto cortesía de @anak14

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), desde el 4 de febrero al 24 de junio, en todo  el país, se han registrado: 3.183 detenciones (223 menores de edad), de las cuales, están en Libertad con medidas cautelares 1.968 personas (114 menores de edad); Por verificar 440 (15 menores de edad); en Libertad plena 408 (56 menores de edad); Liberados sin presentación 250 (38 menores de edad); Privados de libertad 115 y Pendiente por presentar 2.

Las manifestaciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro se desarrollan desde hace cuatro meses y hasta la fecha se han contabilizado 45 muertos y más de 800 heridos.

Estudiantes presos

El estudiante Marco Aurelio Coello, aún continúa privado de libertad. De acuerdo a su madre Sara de Coello,  su hijo padece de estrés post traumático.

Señala que al momento de su aprehensión Coello “fue torturado física y psicológicamente, intentaron hacerle firmar una confesión con delitos que él no cometió”, y esta serie de hechos generó que el joven ahora tenga episodios de recurrencia, su depresión se haya venido incrementando e incluso padezca de insomnio.

Recientemente, la Juez 16 de Control , Adriana López ,  ratificó todos los cargos impuestos por el Ministerio Público, obligando a Marco Coello, Chistian Holdack y Leopoldo López a permanecer tras las rejas hasta que se lleve a cabo el juicio en su contra.

Ambos jóvenes fueron detenidos el pasado 12 de febrero y culpados de, supuestamente, participar en los hechos violentos que se registraron ese día contra el Ministerio Público.

Marco Coello es un joven de 18 años, estudiante de bachillerato y Cristian Holdack es un muchacho casado y también estudiante. Ambos han permanecido privados de libertad en la sede de la Policía Municipal de Chacao.

Según información del FPV, también está  el caso de John Medina de 28 años, estudiante de psicología de la URU, quien está privado de libertad y recluido en Sebin, Zulia. Detenido desde el 2 de mayo.

20 heridos en Valencia

Más de 20 heridos con disparos de perdigón y un número no determinado de personas asfixiadas por la acción de gases lacrimógenos, fue el resultado de la represión de la Policía de Carabobo y la Guardia Nacional Bolivariana, a una marcha pacífica el martes 24, que minutos antes partió desde la avenida Bolívar Norte de esa ciudad con el lema “Por la independencia de Venezuela y batallar por Carabobo luego de 193 años”.

Huelgas de hambre

Este domingo cumplen 9 días en huelga de hambre, 15 estudiantes en  la Iglesia La Chiquinquirá de La Florida, en el este de Caracas,  exigiendo al nuncio apostólico y a la iglesia Católica que se pronuncien en contra las violaciones a las libertades en Venezuela.
Tres de los 15 jóvenes, se cosieron la boca en las inmediaciones de las Oficinas de Presentación que está en el Palacio de Justicia para exigir la liberación de los más de 100 estudiantes que aún se encuentran en prisión y la revocatoria de las medidas cautelares a más de 2.000 personas por protestar.
El grupo inició desde el viernes una huelga de hambre, a la que han querido denominar “ayuno permanente”, para exigir la liberación de los estudiantes detenidos en distintas manifestaciones.

Los estudiantes necesitan agua, Pedialyte y protector gástrico.
Por otra parte, llevan 72 horas en huelga de hambre los siete estudiantes de la Universidad Católica Táchira (UCAT) que se mantienen protestando frente al Consulado de Colombia en San Cristóbal.
El alumno de la UCAT Simón Rueda reiteró que se mantendrán en el lugar hasta obtener una respuesta por parte de las autoridades de Colombia, a quienes han solicitado ser intermediarios ante el Gobierno venezolano en el proceso de liberación de los estudiantes Gerardo Carrero, Renzo Prieto y Douglas Murillo, dos de ellos recluidos en la sede del Sebin y, el otro en el Centro Penitenciario de Occidente.
Rueda señaló que tras haber entregado un documento con las peticiones que formulan al Consulado de Colombia, la Cónsul Cecilia Palacio Torrado, les indicó que el mismo será llevado antes las autoridades del vecino país. De acuerdo con Rueda, representantes de la Defensoría del Pueblo solicitaron a los huelguistas levantar la protesta, sin embargo aseguraron que no se retirarán hasta obtener respuestas concretas. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº1975 – 27-06-14 – Versión actualizada

……………………………………………………………………………

“Yo era hígado” por Leonardo Padrón.

El reconocido cronista Leonardo Padrón escribe un desgarrador testimonio de tortura por parte de la GNB, donde las víctimas son  una madre y su hija. Es importante recordar que la tortura es un delito de Lesa Humanidad que no prescribe.

BneDsLrCUAAbNMj

 “Mamá, ¿estás ahí?”, preguntó con un hilo de voz. “Sí, hija, aquí estoy”, le respondió Gloria a la menor de sus hijas. Estaban solo a dos metros de distancia, pero ninguna podía ver nada porque tenían vendados los ojos. Ella, con un trapo maloliente. La hija con el propio suéter que vestía el día que el ejército la detuvo en una calle de Rubio, Estado Táchira. La hija respiró aliviada. Estaba en mitad del horror y saberse junto a su madre hacía todo menos amargo.

El miércoles 19 de marzo, como todos los días de su vida desde que está desempleada, Gloria Tobón, de 47 años, se quedó lidiando con el trajín del hogar. Katheriin, la hija, fue a la tienda de bisutería donde gana un sueldo de 3.500 Bs. mensuales que penosamente alcanza para la supervivencia de ellas y tres nietos de Gloria (el mayor de 7, la menor de 4). La madre de esos niños los abandonó para irse con un hombre del pueblo. Gloria no perdió el tiempo quejándose y se dispuso a criar a los nietos. Pero ese es otro cuento. El miércoles, el Táchira entera ardía en protestas contra el gobierno nacional.
Katheriin (así, con dos “i”) la llamó a las 9 y 30 de la mañana y le contó que unos motorizados habían llegado al negocio a decirles que tenían que cerrar. Aprovecharían para ir a San Cristóbal a hacer mercado. “En Rubio no se consigue nada. Usted viera. Eso da vergüenza”, me comenta. Yamilet, otra de sus hijas, se quedó al cuidado de los niños. “Acordamos en vernos en la farmacia. Había una protesta pacífica. De hecho, algunos muchachos hasta conversaban con los guardias. Un militar me dijo que no me fuera a San Cristóbal porque eso estaba muy feo. Entonces nos sentamos un ratico a apoyar la protesta”. Gloria habla con marcado acento andino. Su voz tiene la templanza de las serranías. Solo en los riscos muy empinados se agrieta.
No pasó mucho tiempo para que apareciera una nube de motorizados, me cuenta. Habla de más de veinte, con sus respectivos parrilleros. “Arremetieron contra todo el mundo. Salimos corriendo y oí unos gritos espantosos. Yo me volteé a ver y era una muchacha. La estaban cacheteando horrible. La agarraron por el cabello y la iban a arrastrar por el suelo con la moto andando. Yo me devolví a defenderla”. Un gesto intolerable para los efectivos. Uno se bajó de la moto y la empujó contra la reja del terminal de autobuses.  Le cayó a patadas. Una. Dos. Tres. Muchas veces. El otro le puso una pistola en la frente. El primero, encolerizado, le gritaba: “¡Mátala, mata a esa perra. Dispara!”. Katheriin intercedió. Era su madre, por dios. Los hombres entonces giraron el periscopio de su violencia hacia la muchacha de apenas 21 años. “La golpearon muchísimo. Yo les gritaba que me mataran a mí y la soltaran a ella”. Madre e hija en encarnizada defensa una de la otra. La calle entera era un caos. Los soldados distrajeron sus golpes en otra gente. Alguien las sacó de ahí en una moto hasta la entrada de Rubio. “Fuimos adonde la suegra de mi hermana a pasar el susto”. Faltaba lo peor.

***

Luego de un largo rato salieron, con ánimo de volver a su casa. Pero vino una nueva arremetida: “Salimos corriendo todos otra vez. En mitad del gentío se me perdió mi hija”. Se desesperó. Gritaba su nombre. Corría de un lado a otro. La autoridad era una jauría hambrienta. Vio la reja abierta de una casa y se metió. La gente de la casa la sacó a patadas. La entregaron a los efectivos. “Uno me empezó a ahorcar. Yo me estaba asfixiando. Otro me echaba vinagre en la cara: “¡Te gusta el vinagre, guarimberita! Abre los ojos, coño de tu madre!””. Una mujer de uniforme le propinó otra ración de patadas. La tiraron dentro de una camioneta, de cabeza. “Vamos a ver si cuando te pongamos electricidad no vas a decir quién te financia”. Ella no  entendía nada. Mientras se la llevaban detenida, solo pensaba en su hija.

***

Apenas entró al salón vio a Katheriin, vendada, descalza. Pero no tuvo tiempo de mucho. La trasladaron a un cuarto: “Allí me echaban agua encima. Eso era a cada rato. Luego me colocaron descargas eléctricas en las uñas y en los pies. Unos corrientazos muy fuertes. También me lo hicieron en los senos…”
(Gloria dejó de hablar, se le atascaron las palabras en la garganta, en el cielo de la boca, en el recuerdo. Se puso a llorar, como partiéndose en  pedazos. Se excusó conmigo: “Ay, discúlpeme, es que esto es muy fuerte”. Narrar los hechos le hizo exhumar el pánico. Tomó aire. Y siguió.)
“Entonces llegó una mujer que regañó a los soldados. Me llevó junto a mi hija. Ahí nos tenían esposadas. Y nos fueron pasando a otro cuarto una por una. Nos tomaban fotos. Yo no sabía para qué. Cada vez que traían a un estudiante detenido era horrible, los gritos, lo que le hacían. A mi hija la pusieron a ver cómo golpeaban a un muchacho, un enfermero. Katheriin lo conocía. Lo arrodillaron y le daban patadas en la cara. Le partieron la nariz y casi la mitad de la dentadura. Sangraba tanto que mi hija casi se desmaya. Se burlaron de ella. Decían: ‘¡Malditos, los vamos a llevar a una fosa, los vamos a picar en pedacitos!’. A mi hija le decían que la iban a trasladar para la cárcel de Santa Ana para que la violara un pran. Yo era puro llorar, estaba demasiado asustada. Duré doce horas con los ojos vendados, imagínese eso. A cada rato pasaban y nos golpeaban. Había uno que se paraba encima de los pies descalzos de mi hija, por puro gusto. Nos agarraron los teléfonos y ponían cosas horribles. Cuando alguien me llamaba le decían que ya yo estaba muerta”. Gloria se detiene. El llanto le tapa la boca otra vez. Le amarra las frases. Es devastador cuando se calla.
A la medianoche llegaron el alcalde de Rubio y varios concejales a ver el estado de los detenidos. Previamente, los efectivos se encargaron de desesposarlas, quitarles las vendas, limpiar los golpes, peinarlas. A los estudiantes los vistieron con cualquier franela a mano. Un concejal, cuando vio el estado de la madre y la hija, no dudó en decirle a un sargento: “Yo me cambio por esas dos mujeres”. Lo ignoraron por completo. A las dos de la madrugada llegó el CICPC. A Gloria le dieron para que firmara una declaración donde reconocía que le habían respetado todos sus derechos. Ella se indignó, dijo que no lo iba a firmar porque era falso. Demasiado falso. De paso, ya le había contado Yamilet, en un momento que logró verla, que un guardia había montado en el facebook una foto suya, vendada, rodeada de bombas molotov, morteros, clavos y botellas de vinagre. La postal de una terrorista.

***

Eran 22 detenidos, dos profesores, un fotógrafo, estudiantes, gente que no estaba protestando y un discapacitado con la pierna llena de perdigones. Entonces las montaron en un convoy. Las llevaban agachadas. A Gloria le tenían un pie montado sobre la cabeza: “Aquí va esta perra maldita”, decían. Les quitaron los 2.600 Bs. que llevaban para hacer mercado. Las llevaron hasta el comando de San Antonio del Táchira. Allí duraron tres días detenidas. Nunca les dejaron ver a la familia. Les servían sólo arroz en las comidas. Arroz. Arroz. Arroz. “Allí estuvimos, desde el miércoles hasta el viernes, sentadas, sin poder acostarnos, sin bañarnos ni cambiarnos de ropa. Decían que nos iban a hacer un juicio militar, imagínese. Nosotras no entendíamos nada. ¿Juicio por qué? Nos querían llevar al Centro Penitenciario de Barinas”.
“Mamá, estoy asustada”. “Yo también, hija. Vamos a rezar”.

***

Finalmente, gracias a la marcación cerrada de los abogados del Foro Penal Venezolano, lograron salir. Tienen una medida cautelar. Madre e hija deben presentarse todos los 24 de cada mes en la fiscalía de San Antonio.
Gloria, a pesar de tanto, es irreductible. “Yo quería demandar porque me violaron mis derechos”. Cuenta que la hija, aterrada, le rogaba: “Mamá, nosotros somos muy humildes, somos pobres, ¿quién nos va a escuchar?”. La juez le dio un argumento mayor: si demandaba todo sería peor.
Le pregunto si le parece más apropiado que use un seudónimo para esta crónica. “No me importa que diga mi nombre. No quiero que esto le pase a ningún otro venezolano”. Me quedo en silencio. “Claro”, apenas respondo.
Me habla de las secuelas. Contusiones, golpes internos, inflamación de la cervical, dislocación del hombro. Y el sueño, que se le fue no sabe para dónde. Aun conserva algunos morados en el rostro. Entonces me suelta una frase que resume toda la violencia: “Yo era un hígado….Mi cara era un monstruo”.
“¿Tiene miedo?”, le pregunto. Me confiesa que teme que en una de las presentaciones la dejen detenida. “¿No prefiere callar?”,  insisto. “Todo esto tiene que saberse”, explica. Anoté su nombre por segunda vez: Gloria Tobón.
“Yo estudié hasta cuarto año de bachillerato. He trabajado como repostera, en mantenimiento, cosas así. Ahora soy una perseguida política, ¿qué me le parece?”. Un nieto la requiere con llanto y persistencia. Cuando terminamos de hablar me asomo a la ventana. En la calle veo una pancarta: “Maduro es Pueblo”.
Esta es sólo una de las 160 historias de tortura que nunca se han contado en cadena nacional.

FUENTE:  El Nacional – 25 de Mayo 2014