Temporada en el infierno

Corina no puede dormir desde hace 24 días porque la película infernal que protagonizó cuando fue apresada por los matones de la GN se repite de diversas formas. Su foto rueda en las redes sociales. Alguien se atrevió a congelar el instante de su detención y subió la imagen.

Por Elizabeth Araujo

GNagredeAjoven-2014

Corina no puede dormir desde hace veinticuatro días. Abre los ojos y se repite de diversas formas la película infernal que protagonizó cuando fue apresada por los matones de la Guardia Nacional. A dos de ellos les bastó para “cazarla” aplicándole una zancadilla y el certero golpe en la nuca mientras la estudiante de la UCV huía en uno de esos confusos disturbios de la plaza.

Tras derribarla, se la llevaron en una moto a Fuerte Tiuna. Su foto rueda en las redes sociales. Alguien se atrevió a congelar el instante de su detención y subió la imagen. Usted la habrá visto. Su rostro es de miedo y angustia, como de niña extraviada en mitad del centro comercial por un descuido de los padres.

Corina tiene 22 años. Lo que pasó en el trayecto y luego, cuando fue tirada a la barraca como ganado junto a otros jóvenes, detenidos en Altamira, es desolador. Aparte del golpe en la boca, que le fracturó dos dientes, y las escoriaciones que acusa en una pierna, la chica está herida por dentro. No la violaron, pero es como si lo hubieran hecho.

Los dos efectivos de la GN, uno de la PNB y un tipo que para ella ­insiste en tal versión­ sería un hampón sacado de alguna cárcel en calidad de préstamo para aplastar las protestas, la emprendieron con obscenidades y actos lascivos que, desgraciadamente, debió describir.

No para complacer el morbo público, sino para despertar a una parte del país y que entienda lo peligrosa que se ha vuelto la escalada represiva sin control del Gobierno. Mucho peor, para que los jóvenes que no cesan de salir a protestar sepan de lo que son capaces unos enfermos sexuales, infiltrados en cuerpos de seguridad, y cuya función debería ser la de proteger a los ciudadanos y restablecer el orden.

“Me tocaron los senos… el tipo, que yo digo que fue sacado de la cárcel, me metió sus sucias manos por mis partes y se reía con aullidos… Yo estaba sola, gritaba, pedía auxilio, y el desgraciado me decía que gritara más porque eso lo excitaba”. Es parte del horror que ha logrado escribir Corina en su blog, bajo ese nombre y con otra foto. Pero quien la ve personalmente y nota su belleza juvenil, comprende por qué estos enfermos la escogieron y se ensañaron contra su dignidad, usted sabe, ese lugar secreto que poseemos las mujeres ­inclusive las trabajadoras sexuales­ y que al ser mancillado deja una herida imborrable para siempre.

Si lee la breve pero contundente narración de Corina, escrito a petición de la psicóloga que la está viendo ­bajo la idea de que de ese modo se saca ese tormento­ se pone a llorar. No tanto por lo que le haya pasado a esa chica. Sino por la Venezuela que nos queda hoy. Alguien podría decir que es el país que Hugo Chávez le dejó a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Pero no sé si es tan fácil resumirlo en esa frase.

Entonces recuerdo el poema de Rimbaud: “¿Qué bestia hay que adorar? ¿Qué santa imagen atacamos? ¿Qué mentira debo sostener? ¿Entre qué sangre caminar? Más vale guardarse de la justicia. La vida dura, el simple embrutecimiento, levantar, con el puño seco, la tapa del ataúd y sentarse”.

FUENTE: http://www.talcualdigital.com

………………………………………………..

Anuncios

“Manifiesto de Mérida” comunicado de los estudiantes

Los líderes universitarios.

Los líderes universitarios.

Estudiantes de las diferentes universidades de Venezuela expresaron, a través del Manifiesto de Mérida,  no querer dialogar con representantes del gobierno debido a que consideran que “no hay diálogo posible con un régimen clientelista y totalitario”, afirmando que cualquier posibilidad de debate estará condicionado “por un cambio de raíz del sistema político”.

Aquí el texto completo del Manifiesto de Mérida:

Los estudiantes hemos unificado a la Nación en torno a la conquista de la Libertad de Venezuela. Por eso el régimen castro-comunista con grupos paramilitares y la Guardia Nacional, han asesinado, torturado y apresado compañeros en todo el territorio nacional. El pueblo se ha sumado con nosotros: se ha despertado el espíritu libertario ante la opresión de 15 años de este sistema político. En virtud de este momento histórico, sostenemos ante el país la siguiente postura de manera contundente, honorable e irrenunciable, frente a los que nos quieren dominar y sus colaboradores:

1)      Todo sistema político es vigente en la medida que sean representativos sus líderes: el pueblo en la calle ha demostrado que hoy dejaron de serlo. En este sentido, nos piden dialogar luego de 15 años de opresión. Nosotros no queremos paz de esclavos: nosotros somos venezolanos libres. No hay diálogo posible con un régimen clientelista y totalitario, que busca hacernos dependientes. La Libertad no está en venta. Nosotros no vamos a legitimar un régimen que ha empobrecido a la mayoría de los venezolanos. Las mesas de diálogo del año 2004, en las que estuvieron  Jimmy Carter y César Gaviria, demostraron que no hay buenas intenciones. Este tipo de regímenes son ineficientes: a propósito destruyen a las Naciones para poder controlar mejor. No dialogaremos para perpetuar en el poder a los peores venezolanos. Cualquier posibilidad de diálogo para nosotros, está condicionada imperativamente, por un cambio de raíz del sistema político.

2)      Exigimos como patriotas la retirada de toda fuerza de ocupación militar cubana. Queremos que salgan de nuestro territorio, todos los funcionarios dentro de nuestras instituciones por cuanto representan con su injerencia en nuestros asuntos internos una amenaza a la seguridad de la Nación. Nosotros queremos una Nación soberana.

3)      Vamos a conquistar nuestra Libertad. Libertad individual. Libertad económica para poder vivir producto de nuestro propio esfuerzo. Libertad de expresión para informarnos y expresarnos sin controles de ningún régimen. Libertad política para manifestarnos, reunirnos y organizarnos sin que sea un delito. Libertad para elegir sin que signifique una farsa. No toleramos los controles de este régimen castro-comunista ni de ningún otro que atente contra los valores y principios de los venezolanos.

4)      Exigimos la disolución y desarme de los grupos paramilitares que protege y arma el régimen para infundir el miedo entre los venezolanos. En este sentido, mientras siga el ataque terrorista por parte de estos grupos de manera impune, llamamos al pueblo a que se defienda. Nosotros nos protegemos con las “Trincheras de la Libertad” en nuestras ciudades y pueblos, porque no permitiremos que ataquen a lo más sagrado para nosotros: la familia y el patrimonio.

5)      Exigimos la liberación inmediata de todos los presos políticos, libertad plena para los que fueron detenidos y el regreso de todos los exiliados. Venezolanos, Es este el momento de definir nuestro destino. Está a prueba nuestro gentilicio y hemos sensibilizado al mundo con nuestro coraje. No hay posibilidad de cambio real si no logramos llegar hasta el final: por eso, está prohibido perder. Vamos a vencer, y con el pueblo refundar a la Nación como la más libre del continente. Por la memoria de nuestros caídos no nos vamos a rendir. Es el momento de reescribir la historia de Venezuela y suscribirla con el sudor de nuestro esfuerzo. Es por ello, que a partir del día de hoy 02 de Marzo del 2014 desde las trincheras de la Libertad de la Ciudad de Mérida, declaramos constituida la JUNTA PATRIÓTICA ESTUDIANTIL Y POPULAR (JPEP) con la finalidad de devolverle la Libertad y la Soberanía a Venezuela, en reunión de los dirigentes estudiantiles,  juveniles y luchadores populares del país, suscribimos los abajo firmantes,   Libertad o nada. Cuenta oficial de la Junta Patriótica: @jpep2014 .

Los firmantes por estados:

Anzoátegui: Eduardo Bittar, Marialvic Olivares, José Petete, Johan Infante, Juan Ibor.

Apure: Alberto Mogollón. Barinas: Luis Octavio Rivas. Bolívar: Samuel Petit, Ligia Bolívar, Rafael Tirado, Jonás Díaz.

Carabobo: Julio Cesar Rivas, Gustavo Galea, Lorent Saleh, Carlos Graffe, Ivan Uzcátegui, Rita Roa, Sabrina Cruces, Alfredo Stelling, Dimitry Belov, Marco Bozo, Francisco Abreu, Ángel Morales, Hermogenes López, Patricia Salamanca, Betania Bermejo, Angel Morales, Gabriela Suniaga, Freymar Torres, Luis Rodríguez, Daniel Coronel, Rina Rivas.

Caracas: Roderick Navarro, Francisco Márquez, Juan Flores,  Juan Requesens,  Josmir Gutiérrez, Ana Karina García, Javier González, Juan Carlos Apitz, José Javier Martínez, Guillermo Prieto, Pavel Quintero.

Lara: Jorge López, Luis Soteldo, Álvaro Avendaño, Iraiby Rodríguez, Raúl Rodríguez, Gabriel Lugo, Guillermo Osorno, Xavier Aldana, Tobias Alvarado.

Mérida: Gaby Arellano Villca Fernández, Liliana Guerrero, Aimara Rivas, Guido Mercado, Diego Rimer, Eloi Araujo, José Pozo, Rafael Chinchilla, Jackson Durán, Alirio Arroyo, Fabiana Santamaría, Rómulo Canelón, Nilver Torres, Miguel Gómez, Gina Rodríguez, Carlos Velasco, Charly Aponte, Carlos Ramírez, Augusto García,  Edgar Osuna, Jorge Arellano, Jean Paul Méndez, Carlos Velázquez, Antonio Indriago, Alfredo Ocanto.

Monagas: Miguel Meneses

Portuguesa: Víctor Uribe.

Sucre: Eduardo Roque.

Táchira: José Vicente García, Wilmer Zabaleta, Leonardo Montilla, Reinaldo Manrique, Miguel Ochoa, José Aguilar, Carlos Maldonado Trujillo: Gabriel Boscán, Elsi Guillén, Jairo Villa, Luis Borrero, Ronald Flores, Gabriel Pérez, Andrea Bracamonte, Jesús Rubio.

Zulia: Yorman Barilla, Eduardo Fernández, Juan Urdaneta, Víctor Ruz, Luis Díaz.

…………………………………………………..

Balance de una guarimba

No se observan en las filas de la oposición un análisis frío de si avanzó o retrocedió en sus metas durante las últimas tres semanas. Lo que sí ha tenido lugar, es que en el gobierno sacaron su balance y están en plena confusión entre dos actitudes: la de la “Conferencia Nacional de Paz” promocionada por Nicolás Maduro, y la de represión total y brutal, visiblemente aconsejada por el ala dura del partido de gobierno

BhniC_dIQAEMe6d

Por JURATE ROSALES

Por favor, pónganse de acuerdo. El mismo día miércoles en que el canciller Elías Jaua declara en Bolivia que en 15 días de acontecimientos en Venezuela hubo “sólo dos muertos relacionados con funcionarios”, Nicolás maduro declara en Caracas que durante esos acontecimientos las muertes fueron 50. ¿Vinculadas o no con funcionarios? No lo especificó. Oficial y comprobadamente anuncian que hay 13 muertos, pero las ONG claman que todavía hay una lista de desaparecidos y la declaración de Maduro obligaría incluir los desaparecidos ¿entre los 50 muertos que declaró?

Hay otras contradicciones. La Conferencia nacional de Paz, abierta oficialmente por Nicolás maduro al concluir la reunión que a tal efecto celebró en Miraflores el 26 de febrero, se vio anulada en esta misma reunión por la intervención de Diosdado Cabello, que impide de hecho cualquier entendimiento real.

Diosdado representa al partido de gobierno, PSUV, del que es vicepresidente; el poder legislativo que también preside; y un importante segmento en la Fuerza Armada, de la que él mismo proviene. De manera que en materia de entendimiento con la oposición, Nicolás Maduro puede decir misa, pero sin Diosdado, no se llegará al mea culpa y menos a la Comunión.

La Conferencia de Paz se inició con una real esperanza de entendimiento por dos intervenciones: la lectura por el Nuncio Apostólico Aldo Giordano de una carta del Papa Francisco aconsejando el perdón y entendimiento, seguida por la declaración de la Conferencia Episcopal Venezolana ene se mismo sentido. Poco después, llegó la intervención de Diosdado Cabello. Casi de inmediato, Cabello fue segundado por las intervenciones de Jorge Rodríguez y Aristóbulo Istúriz del ala dura chavista.

Importantes documentos en pro de la paz y peticiones para alcanzarla, ya estaban emitidos por el movimiento estudiantil y los líderes de la oposición, curiosamente por separado: Antonio Ledezma, Leopoldo López, Capriles Radonski y Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Todas  quedaron sin respuesta. La ausencia de la MUD de la reunión de Miraflores, fue objeto de burlas por parte de Diosdado.

El nudo  

La velocidad de los acontecimientos se mide por cifras: cuando la periodista de Zeta, Aída Gutiérrez, entrevistó al abogado Alfredo Romero, el 25 de febrero, la cifras que manejaba el Foro penal eran de 609 detenciones y 18 casos documentados de tortura. Al cierre de esta edición de Zeta, el 27 de febrero, las torturas referidas ante el Foro Penal ya eran 33. Entretanto, las arremetidas contra las manifestaciones que cierran las calles, proseguían en numerosas ciudades del país. San Cristóbal y Táchira se mantenían en franca rebeldía; Barinas era escenario de situaciones violentas; en el estado Bolívar, Puerto Ordaz seguía con un caudal de heridos por la Guardia Nacional; en Caracas, la guarimba de Los Ruices se reactivaba cada noche, con las consabidas arremetidas a tiros de la Guardia Nacional.

Lo grave para el gobierno es que los casos de tortura ocurrieron en su totalidad en instalaciones de diversos cuerpos oficiales. En cuanto a los heridos, en la mayoría de los casos actuó, según los videos, la Guardia Nacional y la responsabilidad recae en los comandantes de los Core (Comandos Regionales). Precisamente a ellos iban dirigidas las marchas de las mujeres en todo el país el pasado 26 de febrero.

La rebelión de la sociedad civil actúa desarmada y no posee la fuerza de oponerse a la Guardia Nacional, las Milicias y las múltiples policías: la Nacional Bolivariana, las estadales, municipales y la judicial. Precisamente por eso, el salvajismo de la represión y la desigualdad de fuerzas, aunados a la facilidad de documentar con fotos y videos, es lo que activó la indignación internacional y abrió una defensa de la población basada en presiones de orden moral, provenientes del mundo exterior.

Todo lo anterior ha creado al gobierno el dilema entre aplastar la oposición por la fuerza, o aceptar un retroceso en el avance del régimen hacia la dictadura total. La reunión de Miraflores para instaurar el diálogo de paz, dejó en evidencia la pugna de las dos tendencias en el seno del chavismo.

El elemento salvaje

El eventual plan de una represión total, cuyos más notables exponentes serían a primera vista la triple llave conformada por Diosdado Cabello y los gobernadores de Carabobo y Bolívar, Francisco Ameliach y Francisco Rangel Gómez respectivamente, sería el de una total arremetida contra la oposición. Paralelamente a esa eventualidad, existe otro brazo de alta violencia como lo son “los colectivos”, bandas armadas por el gobierno de civiles motorizados, organizados y entrenados para atacar. Operan en diversos estados y actúan bajo distintos nombres.

El apoyo de Nicolás Maduro a los motorizados se ha expresado en muy recientes ocasiones. Particularmente claro ha sido su endoso a los colectivos, al decir que ellos “trabajan por la patria”. Esta misma semana, Maduro invitó una gran concentración de motorizados y los recibió en Miraflores. No se especificó cuántos motorizados invitados eran miembros de colectivos, pero es significativo que todos fueron previamente revisados por la Casa Militar, para asegurarse que ninguno portada armas, según se filtró a la prensa.

Hasta ahora, los colectivos están siendo abiertamente utilizados contra los manifestantes en una especie de ensayo general de los saqueos, como ya ocurrió en municipios cuyos alcaldes son de oposición (Carabobo, Aragua, Barinas).

Precisamente, una de las condiciones que plantean diversos voceros de la oposición al gobierno para conversar de la paz, es el desarme de los colectivos. Afirman que de lo contrario, ninguna conversación de paz sería viable. Sobre todo no importa el tema, porque la penuria de comida básica hace prever la llegada de los saqueos y cabe preguntar, a quién ese caos beneficiará.

Romper el nudo

Frente a la fuerza de las armas legales e ilegales de la que dispone el chavismo, la oposición ha logrado movilizar la opinión pública mundial, lo que a su vez extiende sobre ella cierto manto protector, porque a estas alturas, otra arremetida de fuerza bruta contra los opositores haría peligrar la permanencia de Maduro.

Un presidente cuya legitimidad es cuestionada tanto en su elección con una mayoría que nunca ha sido plenamente aclarada, como en su posible doble nacionalidad, es de relativamente fácil remoción desde el punto de vista formal. La unanimidad de la opinión pública internacional que se está formando en su contra, facilitaría un cambio que sólo encontraría unas protestas regionales de poco peso real. Es cuando uno se pregunta cuáles son las metas de los chavistas que preconizan la represión a sangre y fuego. ¿Tumbar a Maduro?

Por otra parte, una fuerza armada donde varios comandantes empiezan a verse en el espejo de Lesa Humanidad, no debe sentirse tranquila. Tarde o temprano, los militares deberán resolver su problema interno, el de una facción negada a la represión de civiles, y otra, adoctrinada y controlada por la injerencia cubana. Mientras más tiempo permanece la oposición en las calles, más agudo ha de presentarse el problema dentro de la Fuerza Armada e incluso, más dudas sobre su propio futuro habrán de albergar no solo la oficialidad, sino también los líderes de los colectivos.

En conclusión, en una semana, la rebelión ha fortalecido sus posiciones, pero lo hizo a un precio muy alto de vidas, torturas, sufrimiento y angustias, sin que se vislumbre todavía la paz que todos enarbolan, sin que ninguno haga efectiva.

FUENTE: Revista Zeta Nº1941 – 28-02-14

……………………………………………………………

“Una guerra de las FANB contra la población”

Para el abogado del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, lo que actualmente ocurre en Venezuela es una violación de los derechos humanos como nunca antes se había visto, con 600 detenidos y por lo menos 18 casos  documentados de tortura, que se agregan al expediente contra Venezuela en la Corte Penal Internacional.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

BhcZ1sFCMAA73wF

Para Alfredo Romero, Director Ejecutivo de la ONG Foro Penal Venezolano, en Venezuela se está viviendo la peor situación de violación de los derechos humanos que ha existido en estos 15 años. Y la mayor cantidad de detenciones producidas en un periodo tan corto de manifestaciones.

-La represión ha llegado a extremos nunca vistos. La situación actual de Venezuela es como si fuese una guerra de las Fuerzas Armadas contra la población, -precisa.

-¿Cuál es la cifra de los detenidos al día de hoy (24 feb)?

-A esta hora (2pm) contando los nuevos detenido, van 560 personas. Cuando hablamos de detenciones nos referimos a los detenidos que ya han sido liberados, los privados de libertad y los que tienen  libertad plena.

-Vamos a pasar de los 560 detenidos desde el 9 febrero al día de hoy (24feb). Hay un grupo importante de estas detenciones que son personas “retenidas”, entre comillas, porque esa figura legal no existe.  A veces los retienen, los maltratan,  los interrogan y luego los liberan sin presentarlos a los tribunales, para amedrentarlos solamente. Eso es un número de personas que sobrepasa a las 300. Por tanto de esos 560, algunos no han sido presentados ante los tribunales.

Por otra parte, es asombroso como en cuestión de horas va en aumento el número de detenidos en el país.  El martes 25 de febrero, un día después de esta entrevista,  Alfredo Romero informa  por su cuenta Twitter: “Reporte actualizado Foro Penal: desde el 9feb hasta el día de hoy 25 feb a las 5pm van 609 detenidos en todo el país.” Asimismo al cierre de esta edición esta ONG reportó que ya eran 33 torturados.

Extrema violación de los DDHH

Romero se refiere a las graves violaciones de los derechos humanos que son víctimas las personas que han sido detenidas.

-En todas las detenciones han mantenido incomunicadas a las personas, sin permitirle el acceso a los abogados. Esto es una violación al derecho de la defensa, lo cual es ya común en estos días… Y en cuanto a la tortura, ya  ha sido denunciada, por lo menos, concretamente en 18 casos, comprobada con un forense, de los cuales tenemos los exámenes médicos.

-Evidentemente hay graves violaciones y abusos a personas en las calles cuando protestan, por ejemplo perdigonazos a quemarropa. La muerte de la joven universitaria Geraldine Moreno, es un caso que tiene muchas violaciones a los derechos humanos en sí mismo. Se trata de la agresión de una muchacha en la cara, eso es un trato cruel e  inhumano terrible. Por otra parte, se trata del abuso y  la arbitrariedad policial y además la muerte de la persona. Este caso, desde mi punto de vista,  se debe caracterizar como uno de los casos más graves por la saña, por la agresividad, por la violencia, por la burda violación de los derechos humanos que ahí se planteó.

-Otro caso es el de José Alejandro Marqués, un muchacho que lo detienen y luego aparece golpeado y luego muere, eso es algo que definitivamente hay que analizar.

Marqués fue detenido la noche del 19 de febrero durante las protestas realizadas en la esquina de Candilito en la parroquia Candelaria. Sufrió fractura de cráneo y sufrió un edema cerebral que le produjo una hemorragia severa.

-Estuvo dos días en coma –continua Romero-  Hay que hablar bien de cómo sucedió el caso, pero todo indica, según lo que se ha visto,  que fue reprimido, detenido, golpeado y muere como consecuencias de los golpes de  efectivos de la Guardia Nacional. Ese es un caso que es grotesco en términos generales.

-Otro caso importante, es el de  Juan Manuel Carrasco que le introducen un fusil por el ano, y  pasa hacer de gran repercusión internacional, porque se trata de tortura y fue golpeado en el centro de reclusión. Estamos en una situación de extrema violación de los derechos humanos.

-En relación al caso de Carrasco, no pudimos tener acceso a ese expediente y tuvimos que interponer un amparo constitucional, porque el tribunal no le ha permitido acceso a los abogados. El joven está bajo arresto domiciliario, aunque, en este momentos está en un hospital porque evacúa y vomita sangre.

-¿Cómo quedaron los que salieron en libertad a nivel jurídico?

-La mayoría tiene medidas que restringe su libertad. Medidas  de presentación cada determinado tiempo: a veces de 30 días, otros de 15 y de 8, dependiendo del caso. Algunos tienen prohibición de salida de la ciudad, otros del país. Asimismo hay quienes tiene prohibición de hablar por los medios de comunicación, otros prohibición de manifestar o protestar, gran cantidad de casos tiene esta última medida.

¿Cuál es su opinión en relación a la violación de los derechos humanos que se está viviendo actualmente en Venezuela?

-La represión ha llegado a extremos que nunca hemos visto. La situación actual de Venezuela es como si fuese una guerra de las Fuerzas Armadas contra la población. Esto nunca lo habíamos visto: estrategias de guerra utilizadas para atacar y reprimir a la población, invasión de domicilio, pero no sólo de la propiedad privada sino de la familia, porque cuando tu disparas contra un edificio, disparas perdigones hacia un apartamento reventando los vidrios o tiras lacrimógenas dentro de los apartamentos, ocasionas, por ejemplo, la muerte de Jimmy Vargas en Táchira, que le disparan en el ojo desde abajo un guardia nacional y cae desde el balcón de su apartamento y muere por la caída.

Asegura Romero que estas actuaciones de la GN van a traer consecuencias importantes. También menciona un punto esencial para considerar, es una campaña que están promocionando que es la de: “Identifica a tu represor”.

Explica : “Todo soldado que dispara tiene un jefe de comando, de unidad de comando que lo ordena. Todo jefe de comando tiene la cuenta de balas, soldados, de perdigones que lleva, y tiene que rendir cuentas de eso en su Comandancia. Cuando el comandante no toma represarías contra ese soldado, entonces lo que estamos viendo son instrucciones precisas por parte del Comandante, particularmente del CORE 2.”

Denuncia Romero: “No nos queda la menor duda, que en el CORE 2, hay instrucciones del Comandante de agredir y amedrentar a la población con represión, porque no es la primera vez que lo  hacen, lo denunciamos también el 15 y el 16 de abril. Y evidentemente que trae responsabilidades internacionales importantes, no solo nacionales”.

-Ya estamos acudiendo a instancias internacionales a denunciar la violación de los DDHH. Pero recuerda que el Foro Penal tiene un expediente abierto ante la Corte Penal Internacional, por este tipo de situaciones o violaciones sistemática y obviamente, habrá que incorporar las nuevas denuncias.

-¿Cuántos abogados trabajan en Foro Penal?

-Foro Penal Venezolano tiene activos actualmente más de 100 abogados a nivel nacional. Tiene un coordinador por cada estado, con un equipo de abogados que lo respalda, que actúan en forma voluntaria a los efectos de atender a las personas gratuitamente, por lo menos hasta la audiencia de presentación, que es el momento en que la persona queda  privada de libertad o libre.

El FPV también cuenta con un Centro de Denuncias a través de la página  www.foropenal.com y una línea telefónica: 0414-2694287.

-Preferimos –apunta Romero- que las personas introduzcan la denuncia en la página web,  porque así ya queda registrada y el proceso es más rápido. Entonces si no tienen abogados nosotros les asignamos uno, precisamente  estamos para ayudar a quienes no tienen abogados ni recursos.

Destaca el directivo del FPV,  que este Centro de Denuncias, no solamente sirve para atender a quienes lo necesitan, sino también para ir recopilando información para las denuncias que se van hacer en instancias internacionales. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta  Nº1941 – 28-02-14

………………………………………………………………

 

La pesadilla de un periodista colombiano durante las protestas en Venezuela

El peridoista Juan Pablo Bieri, pasó horas de horror dentro de una tanqueta de la GN. (Foto: El Tiempo - Colombia)

El peridoista Juan Pablo Bieri, pasó horas de horror dentro de una tanqueta de la GN. (Foto: El Tiempo – Colombia)

En medio de las marchas en Venezuela, Juan Pablo Bieri, fue detenido por la Guardia Nacional

EL TIEMPO DE COLOMBIA/ GDA27 DE FEBRERO 2014 – 09:59 AM

El pasado sábado 14 de febrero en la noche, el periodista Juan Pablo Bieri, junto con su compañero, vivieron momentos de pánico en medio de enfrentamientos de manifestantes con miembros de la Guardia Nacional: “Nosotros viajamos el jueves 12 a cubrir las protestas y el orden público en Caracas y la situación estaba bien caliente. El sábado había una marcha del gobierno, la cubrimos y en las horas de la noche terminaron enfrentándose manifestantes con miembros de la Guardia Nacional. Quedamos metidos en medio de los dos bandos. La Guardia Nacional se acercó a nosotros y sin importarles que les decíamos que éramos prensa y que teníamos nuestros equipos, nos pegaron, insultaron y nos sometieron”.

-¿Qué sucedió cuando los retuvieron?
-La palabra mágica era decir: ¡Prensa, somos prensa internacional, por favor no nos golpeen! Les gritábamos que no nos confundieran en medio de los golpes. No alcanzamos a decir nada más, porque nos cogieron como a dos ladrones y luego nos metieron a patadas en la tanqueta.

-¿Qué pensó en ese momento?
-Cuando estábamos mirando hacia el piso y con las manos entrelazadas arriba sin poder hablar, pensé en mis hijos y en mi esposa; le pedí mucho a Dios, le pedí mucho a mi viejo, que se fue de este mundo hace cuatro meses, que me ayudaran.

-¿Pensó que lo iban a matar?
– No sé si a matar, pero la situación era muy tensa. Al lado nuestro había más detenidos, a ellos les pegaban muy fuerte delante de nosotros. Eran estudiantes venezolanos. Pensaba que si esto se lo hacían a ellos, quién sabe qué podían hacernos a nosotros si creían que yo era un infiltrado o un espía.

– ¿Qué hicieron cuando golpeaban a estos jóvenes?
– Nos quedamos callados. Uno ahí no puede hacer nada, pero me dolió mucho. Había un joven que no estaba metido en la protesta, caminaba por ahí; le hicieron quitar los zapatos, le pegaron en la planta de los pies, lo maltrataron verbalmente todo el tiempo, lo sometieron completamente. Fue muy impactante porque sientes que te lo van a hacer a ti en cualquier momento. Si uno levantaba la cabeza, se exponía a que le pegaran un cachetadón.

– ¿Cuánto tiempo duraron en la tanqueta?
– Fue una hora y media, la más macabra que he vivido, bajo intimidación como en la dictadura militar de Pinochet; una cosa como La noche de los lápices (en Argentina). Le decía a mi compañero que se tranquilizara, que íbamos a salir de ahí, porque él es mucho más joven. Lo que pasó fue muy grave porque sencillamente los periodistas están siendo amenazados por la Guardia Nacional y cualquier disculpa les sirve a ellos para decir que hacían parte de la protesta.

– ¿Les quitaron los equipos?
– Sí, pero luego los devolvieron. Nos quitaron los celulares, les sacaron fotocopia a mis dos pasaportes (uno colombiano y el otro suizo). Irónicamente el comandante del operativo me dijo: “Juan Pablo, ya lo tenemos identificado y por cualquier cosa lo podemos ubicar en Bogotá”.

-¿En tono amenazante?
– Sí, todo el tiempo fue un tono de amenaza y de intimidación.

– ¿Cómo lograron que los liberaran?

-¡Fue un milagro! Nadie sabía que nosotros estábamos dentro de la tanqueta, solo cuando se abrió la puerta para meter a más detenidos mi compañero alcanzó a ver a un periodista de Globo Visión que pasaba por ahí y le hicimos señas. El se acercó y por medio de una hendija lo saludamos, entonces él le dijo al conductor de la tanqueta que éramos periodistas. Ahí me tranquilicé porque ya había alguien que nos había visto. Luego apareció el coronel que maneja el operativo, nos sacó de la tanqueta. Nos robaron los celulares y nos sacaron plata colombiana en efectivo, pero eso era lo menos preocupante; era la base de datos en el celular, las fuentes y hasta fuentes de la oposición. El coronel nos sacó de ahí y nos ofreció excusas y dijo que si hubo un exceso de fuerza, que los perdonáramos. Hice un paso en cámara donde digo que esta fue la tanqueta donde nos retuvieron, y nos fuimos. Aún seguían los gases lacrimógenos, las piedras…

– ¿Con quién se comunicó?
– Con mi esposa (Isis Durán) teníamos unos protocolos de comunicación. Habían pasado diez horas sin que me hubiera comunicado, ella empezó a tuitear que no tenía comunicación conmigo, y cuando pasaron cuatro horas más, ella se comunicó con Álvaro García, el director, y con otros periodistas. Cuando llegué al hotel, como a la 1:30 am, logré hablar con ella y le conté lo que había pasado; ella fue muy valiente, me tranquilizó.

-¿Cómo fue esa noche en libertad?
– Me quedé con mi compañero, para no separarnos. Esa noche no pudimos dormir. Al otro día tuve comunicación con el noticiero, fuimos a la embajada, donde quedó claro que no estaba garantizada nuestra seguridad; nos fuimos en el carro de la embajada al aeropuerto, nos regresamos para Bogotá.

-El reencuentro con su familia, ¿cómo fue?
-Venía muy sólido y con el trabajo en la cabeza. Llegué el domingo en la noche, mi hijo de 7 y el de 2 años abrieron la puerta con mi esposa, ya era tarde y era para que estuvieran dormidos, pero me estaban esperando, los vi, me abrazaron como si hubiera pasado un año, y en ese momento me desbaraté. Sentí que los puse en riesgo. Todo eso te hace pensar en la balanza de la vida, hasta dónde puedes llegar en tu trabajo, porque ya no estás solo; pero también hay otra cara: cuando mi hijo vio el noticiero me dijo que quiere ser como yo cuando sea grande. Hay algo por dentro que llena a cualquier periodista, y es que la misión se cumplió.

 FUENTE: Diario El Tiempo, Colombia 

…………………………………………………………………

12F: Horas de paz vs minutos de pánico

Esta es una crónica de mi experiencia  en la marcha del miércoles 12 de febrero en Caracas, que partió de Plaza Venezuela a la Fiscalía Nacional de la República. Donde hubo el triste saldo de 2 muertos y numerosos heridos, detenidos y desaparecidos. ¿Será el 12F el comienzo del fin de este régimen castrocomunista?

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Luego de un largo tiempo sin marchar, las mujeres de la familia (hermanas, cuñadas, hijas y sobrinas) nos alistamos para salir a las 9:30 am a la concentración de la Plaza Venezuela el 12 de febrero, para acompañar a los estudiantes y para alzar también nuestra propia voz de protesta.

Fuimos caminando hasta el Metro, las calles estaban particularmente solas de vehículos circulando por la ciudad. Sin embargo, veíamos  a familias enteras tomar el metro para asistir al evento. En cada estación entraban grupos de personas entusiastas a participar en el encuentro. Llegamos a Plaza de Venezuela a las 10:30 am, nos encontramos con una multitud abrumadora. Mucha seriedad en los asistentes, no se escuchó música, solo consignas en contra del gobierno. Aparte de estudiantes también se apreciaba una gran cantidad de mujeres. Definitivamente las venezolanas somos aguerridas, pensé.

Había una pequeña tarima, dónde vimos a la actriz Belén Marrero en un discurso muy emotivo. Luego habló el estudiante, presidente del FCU-UCV Juan Requeses. Le siguieron la representación de los diputados de la Asamblea Nacional, después se dirigieron a los asistentes: Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado. Finalizan los discursos a las 12 del mediodía, con participación de la activista estudiantil Gaby Arellano, quien dio la voz de  partida a los asistentes para iniciar la marcha al Ministerio Público, donde los estudiantes entregarían un documento a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz.

Comenzamos a marchar, con entusiasmo y energía, aunque en los rostros de la gente se veía preocupación y seriedad… No había música ni bailes, como acostumbrábamos los caraqueños a marchar en el pasado. Sólo consignas.

Es importante resaltar que  no se vio ni un solo policía ni un guardia en todo el recorrido. Ni bomberos, ni ambulancia. Aunque bien recuerdo ahora, haber visto un guardia nacional en una moto que le  decía algo en la ventana a un conductor de un camión, por cierto muy famoso que anda por Caracas lleno de muñecas mutiladas…Ese fue el único en todo el recorrido de Plaza Venezuela al Ministerio Público.

Llegamos a la Fiscalía, la gente no cabía. Estuve al frente de las puertas de esta institución, y solamente vi a los estudiantes tratar de colocar una pancarta a todo lo largo de la fachada. Me mantuve allí hasta la 2 pm, hasta que era imposible estar por el gentío. En ningún momento hubo violencia ni destrozos contra las instalaciones de dicho organismo.

Tratamos de salir por el Metro en la estación Parque Carabobo. No se veía aun, ningún miembro del colectivo Tupamaro, ni ninguna  fuerza de seguridad del estado. Luego nos informaron que dentro de la Fiscalía estarían los Tupamaros en motos escondidos en el estacionamiento, esperando la orden de salir a matar.

Muy extraño todo, parecía que el gobierno dejaría a los jóvenes realizar su protesta pacífica. Lo reitero, no hubo ninguna agresión por parte de los estudiantes a las instalaciones de la Fiscalía,  fui testigo que era una protesta en paz, civilizada con gente amable.

Entramos a la estación del Metro y me sorprendió que estaban dando puerta abierta. En los rostros de los trabajadores del metro no se podía ocultar la preocupación o el miedo. Imagino que algunos de ellos, sabría lo que acontecería unos minutos después.

Llego a mi casa alrededor de las 3:30 de la tarde, contenta por el éxito de la convocatoria, cuando comienzo a recibir noticias de colegas que estaban en la concentración. Los demonios se habrían desatado. Tanto Tupamaros como GN , SEBIN y Policía Nacional estaban ocultos en la Fiscalía y en las calles de La Candelaria.

A las 3:30 pm Gaby Arellano, en la concentración, grita retirada a los asistentes. Los estudiantes habían esperado dos horas a que la Fiscal General se dignara a salir a recibir el documento, pero ni siquiera envió una comisión. En la Fiscalía no había ni un vigilante, no se veía a nadie. Así fue como se termina el acto por parte de los estudiantes, quienes poco a poco fueron marchando de regreso.

Luego me informan que hay heridos y muertos. Habían atacado a la marcha que estaba de retirada de una forma cruel y despiadada. Violando todos los derechos humanos de jóvenes y adultos que marchaban.

“Esto es una masacre” me dice vía telefónica Raúl Pérez amigo periodista. Y así, me cuenta que eran aproximadamente las 3:30 de la tarde cuando cae muerto en la acera, Bassil Alejandro Dacosta de una bala en la cabeza. En ese momento, la calle y la línea de tiro estaban en manos de individuos identificados con uniformes, placas y vehículos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) acompañados de otros vestidos de civil. Habían tomado toda la cuadra desde la esquina de Ferrenquín hasta Tracabordo, en Candelaria, después de que la Policía Nacional Bolivariana retirara sus piquetes.

Lo que empezó tan pacíficamente terminó en tragedia, sangre y llanto. También rabia, miedo e impotencia. Este 12 de febrero marcaría en rojo la protesta  estudiantil pero llenaría de más coraje a todos los estudiantes y al pueblo de Venezuela, que no ha cesado de protestar  hasta hoy, 16F cuando escribo esta crónica.

Al día de hoy el balance en toda Venezuela de las protestas es: de 4 muertos, 69 heridos, 150 detenidos y 80 desaparecidos. Este es el saldo de una semana sangrienta de un régimen represivo y totalitario.

El gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro no puede ser más torpe, cínico y brutal. Ojalá que con la misma fuerza que golpean, torturan y matan a nuestros estudiantes lo hicieran contra los delincuentes que cada día azotan la paz del venezolano.

El 12F comenzó con una marcha de paz y cordialidad. Terminó en una masacre…Ojalá que el 12F haya marcado el comienzo del fin de este régimen (que los ángeles digan amén) . Seguimos en la calle estudiantes y pueblo, en todos los rincones de Venezuela, por la libertad, por el futuro, por la democracia.Voy saliendo a la concentración del Parque del Este. Nos encontraremos en la próxima crónica. (@guti21)

Juan Requesens, presidente del FCV-UCV en la pequeña tarima.

Juan Requesens, presidente del FCV-UCV en la pequeña tarima.

Momentos cuando arranca la marcha desde Plaza Venezuela

Momentos cuando arranca la marcha desde Plaza Venezuela. Photo by Aída Gutiérrez.

Jóvenes médicos también marcharon pidiendo seguridad en los hospitales e insumos para trabajar.

Jóvenes médicos también marcharon pidiendo seguridad en los hospitales e insumos para trabajar. Photo by Aída Gutiérrez

Momentos cuando los estudiantes tratan de colocar una pancarta en la fachada del Ministerio Público

Momentos cuando los estudiantes tratan de colocar una pancarta en la fachada del Ministerio Público. Photo by Aída Gutiérrez.

12F-MarchaPlazaVenezuela-2014 031

Este es el famoso camión que rueda por toda Caracas con las muñecas mutiladas. Vemos al único guardia nacional del recorrido, hablar con el conductor.

Este es el famoso camión que rueda por toda Caracas con las muñecas mutiladas. Vemos al único guardia nacional del recorrido, hablar con el conductor. Photo by Aída Gutiérrez.

TEXTO Y FOTOS: AÍDA GUTIERREZ H. @guti21

…………………………………

“Nos trataron como a prisioneros de guerra”

GN-ABUSOS-2

A unos los arrodillaron y los obligaron a decir que el presidente Nicolás Maduro era su líder, a otros los colocaron junto a presos comunes para que los golpearan y, eso sí, a todos los maltrataron física o verbalmente.

Eso fue lo que vivieron jóvenes de varios estados del país que fueron detenidos esta semana luego de haber marchado hasta las sedes del Consejo Nacional Electoral en sus respectivas entidades, para solicitar el reconteo de los votos. Así lo relató uno de los afectados y los abogados de varios.

“Cuando se dieron cuenta de quién era yo me arrodillaron en el patio, me golpearon, me gritaron que era una deshonra y que mi papá seguramente se estaba revolcando en la tumba”, contó Carlos Doubront ­hijo del fallecido general de división de la Guardia Nacional Rafael Doubront, que se graduó en la misma promoción que Hugo Chávez­ y que estuvo detenido en el Destacamento Nº 37 de la GN en Barquisimeto, Lara.

El joven admitió haber participado en la marcha, pero explicó que, cuando lo detuvieron, la actividad había concluido: “Iba caminando a buscar mi moto y llegaron siete guardias que me llevaron sin mediar palabra”.

Contó que los 2 días que estuvo preso en el destacamento junto con otros 36 jóvenes los hicieron dormir en el suelo. La primera noche la pasaron a la intemperie. “Hubo compañeros a los que obligaron a gritar consignas a favor de Maduro.

Nos trataron como prisioneros de guerra. Nos colocaron en cuclillas, nos sembraron bolsos con bombas molotov, máscaras antigases, piedras y guantes aislantes”, relató.

GN-ABUSOS-1

Con presos comunes

En Barinas un grupo de jóvenes aprehendidos fue llevado a la sede de la policía regional. “A cinco los sacaron del grupo y los metieron en el calabozo de los delincuentes comunes. `¡Vayan para que los jodan!’, les gritaron.

A todos los golpearon”, aseveró Lucía Quintero, coordinadora de los abogados de la Mesa de la Unidad Democrática que asistieron a los estudiantes en esa entidad.

Explicó que fueron múltiples las irregularidades cometidas por la Policía de Barinas: “Los agarraban de uno en uno y luego asentaban en el acta que habían sido detenidos en grupo.

A unos, que sí estaban juntos, se los llevaron porque estaban caceroleando. Contaron que los arrodillaban y los obligan a decir `Maduro es mi presidente’. Al que se negaba, lo golpeaban”.

Médico detenida

En las detenciones que se efectuaron en la urbanización La Trigaleña de Valencia, estado Carabobo, fueron aprehendidas personas que no habían ido a la marcha, aseveró el abogado Carlos Granadillo, que representó en tribunales a los 52 jóvenes aprehendidos en el lugar: “Se los llevaron por haber quemado el CDI, pero eso nunca ocurrió y cualquiera puede corroborarlo.

A los jóvenes los detuvieron allí porque muchos se metieron a ese centro para resguardarse de los gases lacrimógenos y los perdigones. Incluso, a una muchacha de 23 años de edad que es médico de la Universidad de Carabobo y que prestaba apoyo a los pacientes también se la llevaron junto con su hermana, que la acompañaba”.

Granadillo agregó que a los jóvenes que llevaron al Comando Regional Nº 2 de la GN, en Carabobo, los sometieron a torturas y a tratos denigrantes. “A las muchachas que tenían uñas postizas pintadas con los colores de la bandera las obligaban a quitárselas y a una joven que tenía el período no permitieron que le pasaran toallas sanitarias”, narró el abogado.

Los jóvenes que fueron detenidos quedaron en su mayoría bajo libertad condicional: o deben presentarse periódicamente en tribunales o tienen prohibición de salir del país o ambas cosas. Algunos, se desconoce cuántos, siguen presos.

Fuente y autor: El Nacional 22/04/13 – Diana Lozano