El diagnóstico económico a mediano y corto plazo

CAOS-economico

 

“Dar petróleo sin cobrar y encima dar dinero, esa circunstancia no hay quien lo aguante”. El presidente de la Academia Nacional de Ciencias económicas, Luis Mata Mollejas, no ofrece esperanzas a corto plazo a la actual situación económica venezolana. Su análisis coloca el pecado mayor en el hecho de que Venezuela haya dejado de producir.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Venezuela enfrenta esta semana un importante vencimiento de deuda externa que acentuara la presión sobre las finanzas, que ya registra una acelerada caída de sus reservas internacionales y carece de los dólares necesarios para garantizar el abastecimiento de alimentos y otros productos, aparte de padecer de la más alta inflación del mundo (según BCV 45,4%).

Las reservas están cayendo aceleradamente y en lo que queda de año, entre septiembre y diciembre se vencen en pagos de capitales e intereses de la deuda $4.600 millones, que hay que pagar.

Al respecto, conversamos con el economista Luis Mata Mollejas, Presidente   de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela y Profesor Titular y Coordinador del Doctorado de Economía de la Universidad Central de Venezuela.

Los compromisos políticos vs. las reservas

-El país no puede estar gastando los dólares en ayudas al resto del mundo, digamos por compromisos políticos y dejando insatisfecha las necesidades de importación venezolana que son muchas, puesto que la política interna ha sido  de destruir el aparato productivo nacional,  -enfatiza Mata mollejas.

-Se tiene mucha necesidad de importar y las reservas escasean, disminuyen y encima gastan las divisas en compromisos políticos. Además  ingresan menos divisas por las mismas circunstancias de préstamos o compromisos hechos también con lo político, que es exportar petróleo sin cobrar. El punto externo tiene dos caras: 1º  la ayuda dando petróleo sin cobrar. 2º y encima, se les da dinero. Esa circunstancia no hay quien la aguante.

-Según el BCV tenemos una inflación anual del 45,4%, tengo entendido que es la más alta del mundo, nos sigue Siria muy cerca y porque están en guerra. ¿Qué opina al respecto?

-La inflación es la consecuencia de no producir… Aunque también estamos en guerra: si ves las cifras de las muertes violentas cada semana uno concluye que aquí estamos en una situación de guerra. Y si encima las iguanas se comen los cables eléctricos, entonces no hay electricidad por tanto también baja la  producción.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Consecuencias de la Ley del trabajo

Por otro lado, el académico menciona la nueva Ley del Trabajo que está en vigencia, promulgada el año pasado. Considera que este instrumento legal contribuye negativamente a la economía del país. “Con esta ley la gente está obligada a descansar más y a trabajar menos, por tanto se produce menos”, indica Mata Mollejas.

En abril de 2012 la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) emitió un comunicado, alertando al gobierno sobre las consecuencias que traería la aprobación de la nueva Ley del Trabajo.  Entre ellas: “podría afectar la creación de empleo, disminuir los incentivos a la inversión reproductiva, estimular la inversión especulativa y acentuar la fuga de  capitales”.

En esa oportunidad, entrevisté al presidente de la ANCE sobre dicho tema, el artículo fue publicado en la edición de Zeta Nº1850 – 27-04-12. Este alerta fue un verdadero vaticinio, veamos por qué. A continuación transcribo parte de las declaraciones de Mata Mollejas:

-En todos los países, incluida Venezuela, los riesgos evidentes de una reforma en el régimen de relaciones laborales, sesgada hacia la redistribución y sin considerar las implicaciones sobre la producción nacional, son los de aumento de la inflación, del desempleo abierto y de la subocupación generalizada.

-En términos prácticos, ello profundizará la dualidad que caracteriza al mercado laboral venezolano, al propiciar la destrucción  de empleos de calidad al tiempo que se promueve el desarrollo del mercado informal que ya tiene dimensiones alarmantes.

Advierte Mata Mollejas que dicha Ley, alejaría a Venezuela del  régimen legislativo laboral, del que prevalece en los países del entorno. “Las implicaciones de esto en pérdida de competitividad internacional se traducirán en: mayores importaciones, menores exportaciones, reducción de la inversión y, por tanto, mayor desempleo y menor crecimiento económico y bienestar social”.

-Una reforma laboral –explica el académico-que tienda a incrementar el gasto público e incremente los requerimientos de transferencias presupuestarias a las empresas del Estado, agravará los desequilibrios fiscales y hará menos sostenible las finanzas públicas presentes y futuras.

Pronósticos acertados

Preguntamos al experto, en caso de que haya cambios en los destinos políticos del país: ¿En cuánto tiempo se podría recuperar la economía del país? A lo que responde: “No hablemos de ese escenario, por algo muy simple: ¿hasta cuándo va a llegar el daño?, no lo sabemos. ¿Hasta cuándo se van a quedar? Tampoco lo sabemos. Como podemos hablar de recuperación en un tiempo, sino sabemos hasta dónde va a llegar la destrucción. Simplemente digo que hoy estamos mejor que mañana…”

-La situación es cada vez peor –prosigue Mata-  lamentablemente se han venido cumpliendo nuestros pronósticos, de mala administración de las divisas. Las divisas no entran en el BCV, las manejan en otras cuentas (el FODEN y otros) por  tanto no hay para las necesidades de los venezolanos. Cuando se presentan estas circunstancias todo el mundo quiere tener divisas. El problema desde el punto de vista desde la razón, cuando se controla se quiere controlar la demanda limitando la oferta, la gente no se limita, la gente lo demanda aunque no lo consiga, hay presión.

La economía mundial

De acuerdo a este panorama: ¿Cuál será el futuro que nos espera? 

-Los escenarios del mediano y del largo plazo no deben preocuparnos demasiado, en cuanto a la ayuda de la palanca petrolera; de acuerdo con las expectativas  de demanda de petróleo mundial hasta el 2050.

-Pero ello no es así en el corto plazo, que se muestra peligrosamente inestable,  dada la clara caída del empleo en  USA y Europa, a lo largo del periodo 2008-2012, la creciente fatiga del euro y las expectativas negativas de las Bolsas de Valores a un  año plazo (- 25%) en los países emergentes más prometedores, los llamados BRICs (Brasil, Rusia, India u China) lo cual confirma que el planeta  no ha salido de la fase depresiva.

Así, la crisis, -prosigue Mata- que es muy clara en Europa y Estados Unidos, se prolongará por lo menos hasta 2015, y ya viene afectando a los demás países con variantes de inflación-deflación y  amenazas de colapsos bancarios y fiscales, según la posición comercial internacional y la particular intervención de la banca central y del fisco.

En este sentido, Mata opina que “los peores resultados ocurren cuando los intereses políticos, asociados a los negociados con  la estabilidad cambiaria, se sobreponen  a los requerimientos de ajustes en la economía material; error en que cayeron Churchill en 1920, la Argentina de Cavallo en 1991 y la política de  Chávez desde 2003”.

Endeudamiento público

-En este panorama, donde el único factor positivo es la posición lograda en el comercio mundial, sólo un país importante exportador de petróleo, se presenta como zona de desastres.

Explica el académico que “la destrucción   por razones políticas del aparato productivo interno, tanto el petrolero como el no petrolero, provocó un endeudamiento público consolidado (PDVSA y fisco) del 56% (según Ecoanalítica)  por la aparición y persistencia del déficit en cuenta corriente , originado en la merma del orden del 40% del ingreso corriente  en divisas, al aplicarse criterios de favoritismos políticos en la política comercial de PDVSA; lo cual  merma la disponibilidad de divisas (iliquidez) ocultada por la revalorización del oro en las Reservas Internacionales  y por los  prestamos chinos”.

SOLUCIONES CAMBIARIAS

DOLARES-BOLIVARES

 

En relación al grave problema de las divisas en Venezuela, Mata Mollejas recomienda: “La única solución es dejar la oferta libre al precio que se fije. Flotación del tipo de cambio. Cero control. La solución es la flotación del bolívar. Son muy pocos los países que tienen control cambiario. El control cambiario no controla la inflación más bien la acelera. La política general es dislocada, en donde el Banco Central de Venezuela apoya las locuras que han venido haciendo desde el punto de vista fiscal”.

 

LOS SALARIOS

SALARIOminimo

 

Mata Mollejas habla de los sueldos: “Los trabajadores hacen presión para que aumenten los salarios, cuando aumentan los sueldos aumentan los costos, entonces los salarios nunca alcanzan a los precios. Esa es otra medida que está comprobada que es inútil. Aumentar salarios para alcanzar precios  para complacer al público, es la política del sinsentido. No ha funcionado aquí ni en la Unión Soviética, ni en la Alemania socialista. Digamos que se está aplicando aquí, con el socialismo del siglo XXI, las medidas bien conocidas del socialismo soviético que empujó a la ruina al imperio soviético. Ya han empezado en China a aplicar medidas liberales, medidas del capitalismo, no del control, sino de la libertad. Entonces, Rusia prospera, China prospera y nosotros practicantes del socialismo arcaico, nos hundimos. Eso es lo que lleva a la ruina a los países”.

Fuente: Revista Zeta Nº1920 – 20-09-13

…………………………………………………………………………………….

 

Anuncios