Un bolívar inmanejable

En entrevista exclusiva, el economista Luis Mata Mollejas resalta que el mundo entró en una fase de precios universales, o tendentes a un costo único. En Venezuela, la dolarización informal se abre camino por la fuerza de esa circunstancia.

Luis Mata Mollejas, Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Luis Mata Mollejas, Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

El economista Luis Mata Mollejas, Presidente de la Academia Nacional de Ciencia Económicas y Coordinador del Doctorado de Economía de la UCV, entrevistado en exclusiva para Zeta, habla del fenómeno de “dolarización informal” y el señalado comienzo de la hiperinflación en Venezuela. Inicialmente, toca el tema de los conflictos geoeconómicos y explica cómo un país productor de petróleo  es incapaz de honorar la acumulación de deuda pública y sí tiene la posibilidad de destruir el sistema monetario y financiero nacional.

Mata Mollejas se refiere al petróleo como la sangre en la vida de las naciones. Destaca que el transporte automotriz y la producción de electricidad se sustentan sobre el consumo creciente del crudo.

Se remonta al pasado y expresa: “Estas circunstancias y la semidestrucción del aparato productivo europeo, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial (1938-1945) permiten a los Estados Unidos convertirse en el hegemón político universal. Tal evento requirió de la modificación en el Sistema Internacional de Pagos y de las Instituciones Financieras, que sirven de soporte al intercambio internacional de bienes”.

El Bing Bang financiero

 -El proceso evocado –prosigue el economista- se desenvuelve en cuatro fases: la primera, se inicia con la Primera Guerra Mundial, y en ella se van desmantelando y modificando las instituciones económicas y políticas constituidas en el siglo XIX. Las dos siguientes fases, transcurren entre 1945 y 1972 y entre dicho año el 2000, y la cuarta fase se inicia en el siglo XXI. En la segunda fase, la interacción entre los consumidores y las empresas que les sirven, dictan precios y fijan las reglas del juego económico; haciendo que el precio nominal del petróleo variase con moderación.

-En la tercera, los reclamos de los exportadores de materias primas, asociadas a sus deseos de adherirse a la marcha industrial y al bienestar que origina, en los países del Atlántico Norte, por el contraste existente en los niveles de ingresos, provoca conflictos por las valoraciones de los bienes y por su incidencia sobre la distribución del excedente.

-De allí que los precios nominales de las materias primas, al inicio de la IV fase, tomasen impulsos hasta el 2013; dando la impresión de que los  exportadores de materias primas esenciales, por fin habían tomado el control de la variación de los precios y de las distribuciones del excedente, a nivel planetario.

Para Mata Mollejas, tal control resultó ilusorio y explica el por qué:  “Las innovaciones del Bing Bang financiero, realizada por el eje Washington – Londres, más la revolución telemática, constituyen un mercado global monetario – financiero, que al subsumir las transacciones de los mercados reales, conforman precios universales, o tendentes a un costo único; dinámica que, ante la permanencia del Sistema Internacional de Pagos, permite a los Estados Unidos conservar la hegemonía geopolítica y la parte sustantiva del excedente económico global”.

Destaca el experto, que la causal de fondo de esta circunstancia es la relativa estabilidad de la relación entre los precios del petróleo y el oro: último instrumento de la cancelación de los saldos internacionales por lo cual el país eje del Sistema Monetario Internacional, Estados Unidos, no resulta afectado: ni en el corto ni en el largo plazo, por las variaciones de los precios nominales del petróleo.

Mata Mollejas explica que la perdurabilidad de tal situación no se modifica al considerar los cambios circunstanciales en marcha, como la incorporación de fuentes energéticas que, en principio, han sido capaces de sustituir, en proporción moderada, el suministro desde las viejas fuentes de petróleo y carbón; sin que la consecuente reducción del precio del petróleo, a partir de 2012-2013, modifique los condicionantes mayores de la geopolítica.

De acuerdo al académico, “las limitaciones técnicas para el uso masivo, que las nuevas fuentes conllevan, más las limitaciones de disponibilidad por razones de localización geopolítica, establecen circunstancias que no conforman una situación de concurrencia universal de explotación; por lo cual las nuevas fuentes no tienen un mercado energético con precios únicos o universales”.

-Así, aunque al interior de algunas regiones varíen las condiciones de autoabastecimiento como en los Estados Unidos, el saldo resultante de las compensaciones interregionales, todavía afecta poco a los condicionantes mayores del comercio global y de los conflictos geoeconómicos y políticos heredados.

En este sentido, Mata Mollejas considera que los Estados Unidos podrían iniciar exportaciones de crudos tradicionales, al considerar su predominio en los procesos de refinación de crudo y producción de gas.

Advierte el experto que, en el corto plazo, al considerar las bajas probabilidades de transformación del Sistema Internacional de Pagos, es improbable que surjan modificaciones sustantivas del orden político global y de la influencia que ejercen sobre las economías esencialmente exportadoras de materias primas.

Hiperinflación con luz verde

-¿Cómo afecta esta situación geoeconómica mundial a Venezuela?

-El corolario más grave de lo dicho, afecta a los países con monedas no usables en el comercio internacional; pues los cambios en la relación de las tasas de cambios entre las monedas, asociadas a las prácticas fiscales y monetarias nacionales, se reflejan en el volumen de los flujos monetarios, si el país no tiene garantizado, desde el ángulo tecnológico comercial, una situación superavitaria; pudiendo ser depresivo el impacto que el comercio internacional tenga en la valoración del producto nacional.

De allí que, la conducta de los gobiernos de los países exportadores de petróleo, con monedas que no circulan en el ámbito internacional, como son los casos de Rusia y Venezuela, deberían facilitar que ellas reflejen un tipo de cambio cónsono con las variaciones de los elementos reales del mercado petrolero y no interferir en la interacción, imponiendo controles de cambio a dicho tráfico; pues sólo consiguen animar los procesos de incertidumbre en la valoración de la moneda nacional y, con ello, acentuar la depresión del componente de inversión reproductiva; con el incremento subsecuente del desempleo de la población.

-Y en el caso Venezuela, donde el estancamiento de la producción, la escasez de bienes, el afán por las divisas y el endeudamiento progresivo del fisco y de PDVSA, están presentes, se constata el fenómeno de “dolarización informal” que señala el comienzo de la hiperinflación, de la incapacidad para honorar la acumulación de deuda pública y la posibilidad de destruir el sistema monetario y financiero nacional, -asevera Mata Mollejas. (@guti21)

 

TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL

PERÍODO SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL RELACIÓN PRECIO ORO – PETRÓLEO
1900-1944 Oro Sterling 0.06
1945-1971 Oro dólar 0.05
1972-1999 Flotación libre 0.07
2000-2015 Especulación financiera 0.09

Mata Mollejas habla de “la relativa estabilidad de la relación entre los precios del petróleo y el oro: último instrumento de la cancelación de los saldos internacionales por lo cual el país eje del Sistema Monetario Internacional, Estados Unidos, no resulta afectado: ni en el corto ni en el largo plazo, por las variaciones de los precios nominales del petróleo”.  

SITUACIÓN GEOECONÓMICA MUNDIAL EN 2013

Indicadores América del Norte Unión Europea América del Sur Medio Oriente Asia Europa Oriental África y Oceanía
Superficie Mundial 16% 3% 13% 5% 18% 14% 27%
Población Mundial 7% 7% 6% 5% 55% 3% 17%
PIB Mundial 26% 24% 6% 5% 28% 3% 5%
Reserva Probadas de Petróleo 13% 1% 20% 49% 5% 5% 8%
Refinación de Petróleo 21% 1% 9% 30% 9.3% 12% 13%
Reserva de Gas 6% 5% 3% 42% 5% 33% 7%
Producción de Gas 28% 15% 0% 19% 11% 22% 8%

Fuente: Estimaciones de Mata Mollejas con base en la información estadística del Banco Mundial y al Instituto de Información de Energía de los Estados Unidos.  

LA DOLARIZACIÓN.-  En Venezuela poco a poco se va imponiendo la “dolarización”. Según una fuente, desde hace cuatro años los inmuebles de lujo se están cotizando en dólares, pero al margen de la ley, como un secreto a voces. Luego, el gobierno autoriza a vender los boletos aéreos en dólares. Y ahora le toca a los carros, prueba de ello es que la  Ford Motors Venezuela venderá en dólares, tras un acuerdo entre la empresa y el Gobierno nacional. Para tal efecto los empresarios usarán la mayor tasa cambiaria como referencia para vender vehículos en dólares. “Todo va a ser a la tasa de cambio de Simadi, incluso el pago de los aranceles”, dijo una fuente del sector. (A/G)

FUENTE: Revista Zeta Nº 2000 – 15-05-15

………………………………………………………………………………..

Anuncios

El salto al vacío

En opinión de una de las voces más autorizadas en materia de economía, el presupuesto para 2014 equivale a un salto al vacío, con el agravante de que en el nuevo marco mundial del dinero, para sobrevivir Venezuela necesitaría un precio del petróleo  de 140 dólares el barril y esto absolutamente imposible. Al colocar en el presupuesto nacional el barril a 60 dólares, se falsea la visión de la situación real y a partir de allí “todos los cálculos son fantasías”. 

bolivares-dolares

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

En entrevista exclusiva, el economista Luis Mata Mollejas analiza el presupuesto nacional para el 2014 y la crisis económica del país. Considera que Venezuela transita una situación compleja que lleva a incertidumbres, riesgos económicos y tensiones políticas crecientes. “A los economistas nos compete alertar sobre las posibles consecuencias para tratar de prevenir  a los responsables de las decisiones políticas, de las inconveniencias mayores para la nación”.

Mata es presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Coordinador del Doctorado de Economía de Faces de la Universidad Central de Venezuela y profesor titular.

Previo al análisis de la crisis económica  en Venezuela, el académico precisa que se valdrá de tres niveles para explicar la compleja trama, ellos son: 1-Satelital (implicaciones geopolíticas). 2-Helicóptero (políticas macro económicas nacionales). 3-Terrestre (focaliza los efectos sobre los diversos actores: población consumidora, empresarios, autoridades administrativas controladoras y policiales).

Los cambios esenciales en geopolítica mundial

Explica Mata que el nivel “Satelital”, corresponde “a los cambios esenciales en la geopolítica mundial: la incorporación de Asia a la producción, la exclusión laboral por la informática y la devaluación del dólar, porque siendo éste  el  instrumento fundamental de pago, para poder aumentar su oferta para que los países tengan dólares – como ellos no los imprimen- pues solo provienen del doble déficit de los Estados Unidos; es decir, el déficit comercial que paga con dólares y del déficit que lo ocupa en la posición de policía mundial, que tiene que hacer gastos militares, entonces eso produce dólares, eso es una condición”.

-La siguiente condición financiera –prosigue Mata- es que desde Londres se impuso lo que se llama el “big bang financiero” con lo cual los bancos y los seguros,  son los principales interventores en las bolsas de valores, ya no son sólo informadores simplemente de cuáles son los mejores valores, sino que ellos pueden intervenir, meter su mano comprando y vendiendo, para impulsar la compra de ciertos valores y producir  la caída de otros.

-Esta situación mundial ha hecho que el dólar se devalúe y ese dólar devaluado se observa en el aumento de precios de todos los bienes transados a nivel planetario. Así que  a nivel mundial, los alimentos suben, la materia prima sube y por supuesto, el petróleo sube, esa es la circunstancia.

-Esa circunstancia mundial de que el petróleo sube, fue lo que le permitió a Venezuela vivir una euforia rentistas, porque tenía altos ingresos, eso es lo que venía sucediendo, pero –se pregunta- ¿cuál es el cambio que sucede  cuando la política nacional decide usar las divisas del petróleo para sus propósitos políticos internacionales, para sus políticas de subsidios, para comprar votos, para el control de la divisa?

En este sentido, considera como “una circunstancia aberrante a nivel internacional, que con ingresos altos potenciales petroleros, las divisas sean escasas en Venezuela”.

-Todos los países petroleros acumulan divisas en sus reservas internacionales, y las reservas internacionales de Venezuela desde el año 2010, de un nivel de $30 mil millones de dólares, ha bajado a  $21 mil  millones de dólares, o sea una caída sostenida desde el 2010-2011-2012-2013, esa circunstancia que es aberrante, impide la continuidad del modelo populista, el país no puede seguir derrochando sus dólares en esa materia.

Precisa el académico que hay un agravante: “los estudios internacionales que se han hecho a nivel del alza del petróleo mundial, dicen que Arabia Saudita, a pesar de que ellos no tienen problemas de liquidez porque tienen altas reservas, tienen como $ 600 mil millones de dólares, por la situación geopolítica del medio oriente también han entrado en una política populista para sostener a los posibles trastornos. Sin embargo,  a ellos les alcanza el actual nivel del precio del petróleo, se mantienen bien así, pero en Venezuela no. En Venezuela para poder soportar y no endeudarse, el precio del petróleo debería ser de $140 dólares el barril, lo cual es una situación imposible…”

-Esa visión internacional pone una restricción. La situación mundial nos dice que el petróleo no va a subir nunca más, a esa proporción de disparate…Al no dispararse el precio del barril, la política seguida por Venezuela de endeudarse no puede ser, porque eso hay que pagarlo algún día….Por lo que el modelo populista es imposible para esta administración y para cualquier otra administración que siguiera la pauta populista.

-Lo que significa –explica- que las medidas de políticas nacionales en el futuro deben ser  restrictivas, calientes y desagradables. Apretarse el cinturón, ese es el anuncio. No se confíen en las promesas populistas, que provienen fundamentalmente del lado del gobierno. En ese marco global estamos metidos todos…

El marco nacional

Entrando a lo que denomina nivel Helicóptero, el experto opina que  “este marco nacional es un absoluto disparate: El presupuesto nacional es anticipadamente deficitario, suponiendo unos ingresos menores, porque  pone el petróleo en 60 dólares el barril en vez de 100US$.  Eso les da la maniobra de endeudarse, para que el parlamento no tenga una visión total y completa del presupuesto, de la realidad. Ellos hacen esto para abrir el compás de: “ahora necesitamos un préstamo de urgencia y otro y otro” y así se la pasan todo el año. Y con esto están engañando al ciudadano”.

-Como ellos siguen una política populista, ese presupuesto no les va alcanzar para nada, pero sí les abre el camino del endeudamiento. Ese es un camino que se les ha mostrado útil porque van resolviendo problemas –como los bomberos- hay un incendio aquí y piden un préstamo por allá, pero todo eso es endeudamiento, entonces el ciudadano no tiene una visión completa, ni el gobierno da una visión completa de cómo es la marcha del país.

-De lo que el país anda pendiente es de cuánto es el presupuesto extraordinario y del préstamo, y a quién van a beneficiar. Así que ese manejo del presupuesto, se convierte en algo para facilitar el chantaje político, si no te alcanza el presupuesto tienes que pedir prestado. Ese presupuesto insincero es una maniobra política para atarte a los deseos políticos del gobierno.

-De la misma manera, el que ellos no hagan sincero el manejo de la divisa te pone en esa misma situación, entonces dicen “yo le doy a quien me da la gana, en el momento que me da la gana” y así son todos los ajustes que han hecho, lo cual, son tan cínicos que se lo callan, y dicen que el manejo de las divisas tendrá que ver con el proyecto socialista…

-Se proponen mantener al país agarrado por el pescuezo…, con un presupuesto falso y con el control  de las divisas.

-Dijoel ministroNelson Merentes que la inflación para 2014 se ubicaría entre 26% y 28% ¿Podría la inflación bajar cerca de la mitad el año próximo?

-Eso es fantasía…Todos los cálculos que hagan alrededor de eso, es fantasía. Simplemente la gente sabrá cuánto es, porque habrá menos producción y habrá más inflación. Todo lo que están haciendo son cortinas de humo, trampas “engañabobos” –reitera-  absoluta fantasía.

El día a día

Llegamos al nivel “Terrestre”:  “En los supermercados la gente se pelea por un pote de mantequilla, de leche, papel toilette, harina pan… Asaltan a un camión y no les importa que el conductor se esté  muriendo. Ese es el nivel terrestre, que los policías maten a los pescadores de Carúpano, porque tienen diferencias… El caos a nivel de los codazos, a nivel de tierras…

-¿Qué cree usted que hará el gobierno?

-Antes de las elecciones de diciembre buscara importar más, endeudar más al país, para dar la ficción que el ministro de la felicidad  está realizando obras… Este es un país de mentira, que se pretende tapar el sol con un dedo para lograr propósitos políticos.

-Los dogmaticos cometen errores económicos, que son catastróficos y alguien pagará las consecuencias algún día porque la mentira no se puede sostener…

– El ingreso, tal como está estipulado en el proyecto de ley presentado por el ministro Merentes, estará costeado mayoritariamente por los venezolanos al pagar el Impuesto Sobre La Renta (ISLR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). ¿Usted cree que  podrían aumentar los impuestos?

-En teoría se dice, que cuando tu pides prestado a la larga tienes que aumentar los impuestos para pagar, eso se llama la “equivalencia ricardiana”, hablando de David Ricardo uno de los padres de la Economía. Cuando no te aumentan los impuestos ahora y piden prestado, lo que significa es que tienes una pistola puesta para el futuro…

-Por otra parte –continua Mata- el impuesto más fácil para poner es la devaluación, pero eso no lo van hacer ahorita porque le complica el panorama electoral.

-Dice  Rafael Ramírez en una entrevista en televisión: “La gran burguesía cree que sus grandes medios (…) están presionando a una devaluación. Nosotros no vamos a devaluar, no lo vamos a hacer, no hay razón”. ¿Qué opina al respecto?

-Eso podría ser si consiguen prestamos, pero si no consiguen prestamos devaluaran, por supuesto que no lo van hacer ahora…Como dijimos anteriormente, el modelo de los disparates, del populismo y de la ayuda internacional no es sostenible.

-Expresó también Ramírez: “Se ha establecido una nueva arquitectura financiera, tenemos las reservas, el Fonden y el Fondo Chino , podemos manejar nuestras divisas para atender los compromisos del Estado. No hemos fallado en el pago de deuda”. ¿Qué opinión le merece?

-Todos los países tienen en su reserva una división entre oro, divisas y otros títulos (del Fondo Monetario Internacional). Los países que importan mucho, fundamentalmente tienen sus reservas en proporción importante en divisas. Las reservas venezolanas están en proporción importante, como un 75%, en oro, luego este no sirve para pagos inmediatos, salvo que liquiden el oro, que lo pongan a vender a precio de gallina flaca. Entonces si no devalúan tendrán que vender el oro a precio –reitera- de gallina flaca, eso se llama raspar la olla…Por eso, yo llamo esta situación: “salto al vacío”. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº 1926 – 01-11-13

……………………………………………………

El diagnóstico económico a mediano y corto plazo

CAOS-economico

 

“Dar petróleo sin cobrar y encima dar dinero, esa circunstancia no hay quien lo aguante”. El presidente de la Academia Nacional de Ciencias económicas, Luis Mata Mollejas, no ofrece esperanzas a corto plazo a la actual situación económica venezolana. Su análisis coloca el pecado mayor en el hecho de que Venezuela haya dejado de producir.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Venezuela enfrenta esta semana un importante vencimiento de deuda externa que acentuara la presión sobre las finanzas, que ya registra una acelerada caída de sus reservas internacionales y carece de los dólares necesarios para garantizar el abastecimiento de alimentos y otros productos, aparte de padecer de la más alta inflación del mundo (según BCV 45,4%).

Las reservas están cayendo aceleradamente y en lo que queda de año, entre septiembre y diciembre se vencen en pagos de capitales e intereses de la deuda $4.600 millones, que hay que pagar.

Al respecto, conversamos con el economista Luis Mata Mollejas, Presidente   de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela y Profesor Titular y Coordinador del Doctorado de Economía de la Universidad Central de Venezuela.

Los compromisos políticos vs. las reservas

-El país no puede estar gastando los dólares en ayudas al resto del mundo, digamos por compromisos políticos y dejando insatisfecha las necesidades de importación venezolana que son muchas, puesto que la política interna ha sido  de destruir el aparato productivo nacional,  -enfatiza Mata mollejas.

-Se tiene mucha necesidad de importar y las reservas escasean, disminuyen y encima gastan las divisas en compromisos políticos. Además  ingresan menos divisas por las mismas circunstancias de préstamos o compromisos hechos también con lo político, que es exportar petróleo sin cobrar. El punto externo tiene dos caras: 1º  la ayuda dando petróleo sin cobrar. 2º y encima, se les da dinero. Esa circunstancia no hay quien la aguante.

-Según el BCV tenemos una inflación anual del 45,4%, tengo entendido que es la más alta del mundo, nos sigue Siria muy cerca y porque están en guerra. ¿Qué opina al respecto?

-La inflación es la consecuencia de no producir… Aunque también estamos en guerra: si ves las cifras de las muertes violentas cada semana uno concluye que aquí estamos en una situación de guerra. Y si encima las iguanas se comen los cables eléctricos, entonces no hay electricidad por tanto también baja la  producción.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Luis Mata Mollejas, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica.

Consecuencias de la Ley del trabajo

Por otro lado, el académico menciona la nueva Ley del Trabajo que está en vigencia, promulgada el año pasado. Considera que este instrumento legal contribuye negativamente a la economía del país. “Con esta ley la gente está obligada a descansar más y a trabajar menos, por tanto se produce menos”, indica Mata Mollejas.

En abril de 2012 la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) emitió un comunicado, alertando al gobierno sobre las consecuencias que traería la aprobación de la nueva Ley del Trabajo.  Entre ellas: “podría afectar la creación de empleo, disminuir los incentivos a la inversión reproductiva, estimular la inversión especulativa y acentuar la fuga de  capitales”.

En esa oportunidad, entrevisté al presidente de la ANCE sobre dicho tema, el artículo fue publicado en la edición de Zeta Nº1850 – 27-04-12. Este alerta fue un verdadero vaticinio, veamos por qué. A continuación transcribo parte de las declaraciones de Mata Mollejas:

-En todos los países, incluida Venezuela, los riesgos evidentes de una reforma en el régimen de relaciones laborales, sesgada hacia la redistribución y sin considerar las implicaciones sobre la producción nacional, son los de aumento de la inflación, del desempleo abierto y de la subocupación generalizada.

-En términos prácticos, ello profundizará la dualidad que caracteriza al mercado laboral venezolano, al propiciar la destrucción  de empleos de calidad al tiempo que se promueve el desarrollo del mercado informal que ya tiene dimensiones alarmantes.

Advierte Mata Mollejas que dicha Ley, alejaría a Venezuela del  régimen legislativo laboral, del que prevalece en los países del entorno. “Las implicaciones de esto en pérdida de competitividad internacional se traducirán en: mayores importaciones, menores exportaciones, reducción de la inversión y, por tanto, mayor desempleo y menor crecimiento económico y bienestar social”.

-Una reforma laboral –explica el académico-que tienda a incrementar el gasto público e incremente los requerimientos de transferencias presupuestarias a las empresas del Estado, agravará los desequilibrios fiscales y hará menos sostenible las finanzas públicas presentes y futuras.

Pronósticos acertados

Preguntamos al experto, en caso de que haya cambios en los destinos políticos del país: ¿En cuánto tiempo se podría recuperar la economía del país? A lo que responde: “No hablemos de ese escenario, por algo muy simple: ¿hasta cuándo va a llegar el daño?, no lo sabemos. ¿Hasta cuándo se van a quedar? Tampoco lo sabemos. Como podemos hablar de recuperación en un tiempo, sino sabemos hasta dónde va a llegar la destrucción. Simplemente digo que hoy estamos mejor que mañana…”

-La situación es cada vez peor –prosigue Mata-  lamentablemente se han venido cumpliendo nuestros pronósticos, de mala administración de las divisas. Las divisas no entran en el BCV, las manejan en otras cuentas (el FODEN y otros) por  tanto no hay para las necesidades de los venezolanos. Cuando se presentan estas circunstancias todo el mundo quiere tener divisas. El problema desde el punto de vista desde la razón, cuando se controla se quiere controlar la demanda limitando la oferta, la gente no se limita, la gente lo demanda aunque no lo consiga, hay presión.

La economía mundial

De acuerdo a este panorama: ¿Cuál será el futuro que nos espera? 

-Los escenarios del mediano y del largo plazo no deben preocuparnos demasiado, en cuanto a la ayuda de la palanca petrolera; de acuerdo con las expectativas  de demanda de petróleo mundial hasta el 2050.

-Pero ello no es así en el corto plazo, que se muestra peligrosamente inestable,  dada la clara caída del empleo en  USA y Europa, a lo largo del periodo 2008-2012, la creciente fatiga del euro y las expectativas negativas de las Bolsas de Valores a un  año plazo (- 25%) en los países emergentes más prometedores, los llamados BRICs (Brasil, Rusia, India u China) lo cual confirma que el planeta  no ha salido de la fase depresiva.

Así, la crisis, -prosigue Mata- que es muy clara en Europa y Estados Unidos, se prolongará por lo menos hasta 2015, y ya viene afectando a los demás países con variantes de inflación-deflación y  amenazas de colapsos bancarios y fiscales, según la posición comercial internacional y la particular intervención de la banca central y del fisco.

En este sentido, Mata opina que “los peores resultados ocurren cuando los intereses políticos, asociados a los negociados con  la estabilidad cambiaria, se sobreponen  a los requerimientos de ajustes en la economía material; error en que cayeron Churchill en 1920, la Argentina de Cavallo en 1991 y la política de  Chávez desde 2003”.

Endeudamiento público

-En este panorama, donde el único factor positivo es la posición lograda en el comercio mundial, sólo un país importante exportador de petróleo, se presenta como zona de desastres.

Explica el académico que “la destrucción   por razones políticas del aparato productivo interno, tanto el petrolero como el no petrolero, provocó un endeudamiento público consolidado (PDVSA y fisco) del 56% (según Ecoanalítica)  por la aparición y persistencia del déficit en cuenta corriente , originado en la merma del orden del 40% del ingreso corriente  en divisas, al aplicarse criterios de favoritismos políticos en la política comercial de PDVSA; lo cual  merma la disponibilidad de divisas (iliquidez) ocultada por la revalorización del oro en las Reservas Internacionales  y por los  prestamos chinos”.

SOLUCIONES CAMBIARIAS

DOLARES-BOLIVARES

 

En relación al grave problema de las divisas en Venezuela, Mata Mollejas recomienda: “La única solución es dejar la oferta libre al precio que se fije. Flotación del tipo de cambio. Cero control. La solución es la flotación del bolívar. Son muy pocos los países que tienen control cambiario. El control cambiario no controla la inflación más bien la acelera. La política general es dislocada, en donde el Banco Central de Venezuela apoya las locuras que han venido haciendo desde el punto de vista fiscal”.

 

LOS SALARIOS

SALARIOminimo

 

Mata Mollejas habla de los sueldos: “Los trabajadores hacen presión para que aumenten los salarios, cuando aumentan los sueldos aumentan los costos, entonces los salarios nunca alcanzan a los precios. Esa es otra medida que está comprobada que es inútil. Aumentar salarios para alcanzar precios  para complacer al público, es la política del sinsentido. No ha funcionado aquí ni en la Unión Soviética, ni en la Alemania socialista. Digamos que se está aplicando aquí, con el socialismo del siglo XXI, las medidas bien conocidas del socialismo soviético que empujó a la ruina al imperio soviético. Ya han empezado en China a aplicar medidas liberales, medidas del capitalismo, no del control, sino de la libertad. Entonces, Rusia prospera, China prospera y nosotros practicantes del socialismo arcaico, nos hundimos. Eso es lo que lleva a la ruina a los países”.

Fuente: Revista Zeta Nº1920 – 20-09-13

…………………………………………………………………………………….

 

Voces más autorizadas emiten su veredicto

Este es el resumen de un amplio trabajo de largo alcance, efectuado por diez miembros e invitados de la Academia Nacional de la Economía. La prestigiosa institución emite su diagnóstico acerca de la situación real del país y agrega sus recomendaciones sobre los cambios radicales que se necesitan en las diversas políticas económicas y sociales.

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, resume el contenido del documento de valor histórico sobre la actual situación económica venezolana, elaborado por la academia en un gesto sin precedentes, lo cual evidencia la emergencia en la que consideran se encuentra el país.

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, resume el contenido del documento de valor histórico sobre la actual situación económica venezolana, elaborado por la academia en un gesto sin precedentes, lo cual evidencia la emergencia en la que consideran se encuentra el país.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)    

“El lapso 1999-2013 se ha caracterizado por el despilfarro de las divisas provenientes del petróleo y el desestimulo de las actividades del sector privado que, en alguna medida, habría podido compensar los efectos de las equivocadas prácticas fiscales, monetarias, regulatorias y de controles excesivos”, expresa el Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE), Luis Mata Mollejas en un comunicado leído a la prensa.

Luego del pronunciamiento hecho por diez miembros e invitados de la ANCE, sobre la real situación y los remedios de la economía venezolana; esta prestigiosa institución emitió  un comunicado a la Nación, referido a las conclusiones de las ponencias sobre política económica en tiempos de cambios.

Las dolencias socioeconómicas

“Venezuela atraviesa actualmente por momentos difíciles en lo económico, con indudable repercusión en la vida de los que habitan en ella. La frustración y la desilusión que ensombrecen el espíritu del venezolano se asocia a la aceleración del proceso inflacionario,  a la consecuente devaluación del bolívar, al subempleo, a la escasez de bienes y a la inseguridad jurídica y personal, con impactos sociales que lamentar”. Así da inicio el comunicado de la ANCE emitido al país en rueda de prensa.

Como vocero oficial de la ANCE,  Mata Mollejas recordó que en 1999, las ilusiones provenientes del ambiente político hicieron presumir que los cambios en la Constitución Nacional, permitirían dotar al Estado de palancas que facilitarían el aprovechamiento eficiente del capital humano y de los recursos naturales de la Nación, removiendo los condicionantes económicos y financieros que mantenían a una proporción importante de la población en situación precaria de  empleo e ingresos.

Sin embargo, aclara el experto, que la situación ha evolucionado de manera muy distinta a lo esperado, al punto de que buena parte de los egresados de nuestras universidades como parte del  capital humano, que debería asegurar un futuro mejor para nuestra sociedad, emigra del país.

Reconoce que “el deterioro y el  desencanto aludido tienen causales y antecedentes político-administrativos que se remontan, al menos, a un par de décadas antes de 1999”.

-Pero también es importante constatar, primero: que las dolencias socioeconómicas se acentuaron en los últimos 14 años, como resultado de haber profundizado las ineficiencias de las políticas económicas tradicionales que  promueve el consumo y desestimulan el trabajo y la inversión, y han impedido desarrollar un sistema productivo capaz de diversificarse y ser competitivo a nivel internacional.

-Y, segundo: que  el lapso 1999-2013 se ha caracterizado por el despilfarro de las divisas provenientes del petróleo y el desestimulo de las actividades del sector privado que, en alguna medida, habría podido compensar los efectos de las equivocadas prácticas fiscales, monetarias, regulatorias y de controles excesivos.

-Es también evidente que el desempeño de la economía venezolana en estos últimos años, difiere significativamente de la de otros países exportadores de petróleo, que lograron incrementar sus reservas internacionales y mantener estables el valor de sus monedas ¿Qué factores específicos pueden explicar tan diferente comportamiento? , -se pregunta el académico.

Los efectos negativos de las decisiones políticas

-Los problemas estructurales de la economía venezolana –explica Mata- se han profundizado en la última década, a pesar de que el contexto externo ha sido extremadamente favorable. No sólo se ha incrementado la dependencia de la producción petrolera, como nunca antes, sino que ha caído la tasa de inversión y la calidad de gestión en este sector estratégico para el desempeño del resto del país.

-La inversión privada en los sectores y actividades que determinan el crecimiento a mediano y largo plazo, que ya se había debilitado considerablemente antes de 1999, ha disminuido a niveles que ni siquiera garantizan el mantenimiento de la capacidad productiva y menos aún la actualización tecnológica que se requiere para competir en el mercado internacional.

Precisa Mata Mollejas que los efectos negativos de las decisiones políticas, el deterioro institucional que incluso ha llevado a la perdida de independencia y de  autonomía de los poderes públicos y su subordinación al poder ejecutivo, así como la inestabilidad  de las reformas legales, han apartado a Venezuela de los mercados financieros internacionales.

-La prima de riesgo –continua-  se ha elevado a niveles que superan incluso, a países que han dejado de cumplir abiertamente con el servicio de sus deudas y aquellos, que han sido afectados por conflictos políticos severos. Ante estas restricciones financieras, el gobierno ha hecho uso creciente del financiamiento con emisión monetaria y la utilización de la devaluación con fines estrictamente fiscales; dos elementos que acompañan en buena medida, las presiones inflacionarias observadas en la última década.

BCV, petróleo y mercado cambiario

El presidente de la ANCE explica que “el impuesto inflacionario se ha transformado en una significativa fuente de ingresos para el sector público, que cada vez es más difícil de sustituir. Con el objeto de facilitar la política fiscal, el marco legal que regula las actuaciones del Banco Central de Venezuela ha sido modificado en varias oportunidades, reduciendo sensiblemente su autonomía y colocando la política monetaria al servicio de los requerimientos financieros del sector público”.

Para la Academia, “la pérdida de autonomía de la autoridad monetaria ha alejado, a su vez, a la política monetaria de sus compromisos con el desarrollo y con la  estabilidad del valor interno y externo del bolívar”.

En relación al petróleo, indica que  “las dificultades para sostener el volumen de la producción y refinación petrolera, el alejamiento de los mercados tradicionales para nuestros hidrocarburos, los crecientes compromisos con una agenda geopolítica basada en el suministro petrolero a bajo precio y blandas condiciones de pago, han generado dificultades crecientes para el ingreso de divisas por exportaciones”.

-A esto debe agregarse –prosigue el académico-  el desbordamiento de las importaciones en la satisfacción de la demanda interna, provocado por la pérdida de competitividad causada por la sobre devaluación de la moneda y políticas hostiles al sector privado, ante una ampliación del consumo estimulado por la política fiscal y monetaria expansiva, las salidas de capital privado y, sobre todo, las fuertes transferencias de divisas realizadas por instituciones públicas para alimentar los fondos parafiscales.

-Todos estos factores han venido sumando tensiones sobre la balanza de pagos y han terminado deprimiendo las reservas internacionales que administra el Banco Central hasta niveles que podríamos considerar críticos. Las actuales penurias que afectan al mercado cambiario y sus dramáticas consecuencias, sobre los niveles de abastecimiento, son una clara expresión de estas restricciones asociadas al sector externo de la economía.

El tratamiento para la cura de la economía

Al final de la exposición se planteó la pregunta: ¿Cómo revertir toda esta situación? A lo que los académicos responden en la vocería de Mata Mollejas:

-Sin duda restablecer los equilibrios macroeconómicos básicos, recuperar la estabilidad en los precios y en el tipo de cambio y alcanzar un crecimiento económico sostenido, no son tareas fáciles ni objetivos que se puedan alcanzar en forma inmediata.

-Es imperioso emprender profundas reformas estructurales, que implican la reversión de muchas medidas de política económica, la profunda modificación del marco legal y la mejora en la calidad de las instituciones claves para el funcionamiento del sistema económico. En todo caso, no habrá recuperación económica ni abatimiento de la inflación a menos que:

  • Se instaure un sistema eficiente de incentivos que promueva la iniciativa privada,
  • Se redefina el rol del Estado en la economía creando nuevas oportunidades para la inversión privada interna y externa, concentrando la actividad pública en la provisión de externalidades que contribuyan a ello, mejorando los servicios públicos y administrando las atribuciones propias del Estado que aseguren el bienestar de los venezolanos.
  • Se recupere la capacidad de inversión pública y privada, así como la gestión eficiente de los recursos petroleros para garantizar el apoyo al desarrollo nacional.
  • Se restablezca la independencia en la gestión de la política monetaria y cambiaria por parte del Banco Central.
  • Se imponga una disciplina fiscal que retome el gasto de inversión,  impida el financiamiento con emisión monetaria y la manipulación del tipo de cambio.
  • Se implemente una política cambiaria dinámica y competitiva que evite las distorsiones  en materia cambiaria.
  • Se desmonten los controles en los precios, tasas de interés y en la disponibilidad de divisas, a la par que se flexibilice el mercado de trabajo y se reduzcan los impuestos y trabas al empleo formal.
  • Se promueva una política de integración económica que promueva el desarrollo del poder productivo nacional.
  • Se fortalezca la educación de calidad y la investigación científica, así como la capacitación de la fuerza laboral, para enfrentar exitosamente los desafíos de la competitividad internacional.
  • Se instrumenten políticas sociales destinadas  a empoderar a los distintos sectores, capacitándolos y dotándolos de los activos requeridos para promover de manera integral y eficaz equidad y una mejor calidad de vida.

Resalta Mata Mollejas que “La Academia pone a disposición los documentos, sus espacios y el tiempo que sea necesario para sostener un dialogo con todos los interesados en restablecer la salud económica y la armonía social en Venezuela”.

Para la Academia estos son tiempos de cambio que en esencia exigen invertir y trabajar más, pero ello sólo es posible si se introducen cambios radicales en el marco actual de las diversas políticas económicas y sociales, en un ambiente de debate abierto para el intercambio de ideas. (@guti21)

Fuente: Revista Zeta Nº1910 – 12-07-13

…………………………………………………………………

 

 

“Lo que viene será pavoroso”

Al examinar las cifras, Luis Mata Mollejas vaticina que “el desabastecimiento se va a sentir de inmediato, los importadores deben estar quemando los últimos inventarios. Lo que viene en estos días debe ser pavoroso”
Desabastecimiento-anaquelesvacios
Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)
“Antes hablábamos de inflación y de desempleo, pero ahora hablamos de inflación, desempleo y desabastecimiento, por tanto ahora estamos peor”, asegura Luis Mata Mollejas.

Para comprender la situación actual de la economía luego de las elecciones del 14 de abril, conversamos con una de las voces más autorizadas y objetivas en la materia: el economista Mata Mollejas, Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y Coordinador del Doctorado de Economía de Faces de la Universidad Central de Venezuela.

-Están bajando los precios del petróleo y aumenta la ilegitimidad de Nicolás Maduro, dificultando el pedido de créditos y endeudamiento. Este año, toca además pagar un buen pedazo de deuda vencida. ¿Cómo puede repercutir eso en la situación de la gente de a pie?

-Estamos peor…Como tendrás menos dólares para pagar, como no tendrás facilidades para seguirte endeudando, o te costará mucho más caro, entonces la inflación seguirá subiendo como lo está haciendo. No solo la inflación sino también la escasez como se ha venido viendo, – dice ironicámente- que la gente de a pie estará feliz porque no engordará, no sufrirá ataques del corazón ya que tendrá poco que comer…Aquí aumentara la escasez y la inflación.

-Si el gobierno no cambia la estrategia económica que ha estado aplicando por más de 14 años y sabiendo que no va a obtener créditos: ¿Qué nos espera?

-El infierno es lo que nos espera. Además que roten el mismo equipo de un lado para el otro, no va a cambiar nada porque las ideas son las mismas.

-Todo lo que ha pasado seguirá pasando porque no hay perspectiva que ellos cambien, salvo que suceda un milagro y decidieran renunciar en masa y aceptar las opiniones más sensatas que vienen de otras fuentes.

-Simplemente la cosa es más grave. Antes hablábamos de inflación y de desempleo, pero ahora hablamos de inflación, desempleo y desabastecimiento, por tanto ahora es peor. San Benito tiene otra cruz (…). La inflación era mala, el desempleo peor y ahora el desabastecimiento terrible.

-El desempleo está aumentando cada día por muchas razones y ahora más porque el sector público está haciendo una especie de “limpieza política”, a quienes descubran que están en la oposición los botan. ¿Esta situación a dónde nos lleva?

-Con más razón, el panorama era antes el infierno que nos espera, ahora será el infierno que llegó.

El académico indica también que la gestión económica del gobierno ha estado colmada de errores “que ha llevado a tener una de las inflaciones más altas del mundo, un sub-empleo de casi el 50% y una infraestructura territorial al borde del colapso”. Igualmente destaca que “la situación fiscal venezolana es insostenible, al límite de la insolvencia”.

-Es un estado dislocado, muy mal, porque es una economía que si hace 14 años tenía problemas ahora los problemas son el triple de gordo, -asegura Mata.

Aumenta el número de estantes vacíos en los supermercados del país. Además de importantes alimentos de la dieta básica difíciles de conseguir (harina de maíz, azúcar, leche fresca, carne de res, etc.), han desaparecido de los anaqueles el papel higiénico y varias marcas de polvo para lavar, así como diversos productos de la higiene bucal.

Aumenta el número de estantes vacíos en los supermercados del país. Además de importantes alimentos de la dieta básica difíciles de conseguir (harina de maíz, azúcar, leche fresca, carne de res, etc.), han desaparecido de los anaqueles el papel higiénico y varias marcas de polvo para lavar, así como diversos productos de la higiene bucal.

El riesgo país

A juicio de Mata Mollejas, el gobierno de Chávez se embarcó en mecanismos especulativos que legalizan la fuga de capitales y hacen poca atractiva la inversión reproductiva en el país. “Es decir, estimula prácticas financieras que van en contra de los mejores intereses económicos nacionales: aumentar la producción y el empleo local”.

-La consecuencia, no deseada, es desmejorar los indicadores de comportamiento económico que se incluyen al considerar el índice denominado “riesgo país” y que sirven de referencia a los eventuales prestamistas internacionales para evaluar la capacidad futura de pagos. No es entonces de extrañar el altísimo nivel de riesgo-país asignado a Venezuela, a pesar de las potencialidades de exportación petrolera; lo cual deriva en las elevadas tasas de interés (10%) que se pagan por los bonos venezolanos; ya estén a cargo de la República o de PDVSA.

-Así, más pronto que tarde, el Fisco se verá obligado a aumentar los impuestos, a reducir los gastos y a efectuar más devaluaciones, como solución parcial y de emergencia, mientras se instrumente una solución de largo aliento asociado con el mayor desarrollo del país… Es decir, este “nuevo gobierno” estaría en la obligación de cambiar la estrategia fiscal y financiera seguida en los últimos 15 años.

-Debiendo decirse que la re-estructuración de los gastos es ya imprescindible; pues los destinados al apoyo de la producción nacional no llegan al 10% del total del presupuesto aprobado para el 2013 y que el servicio de la deuda, que no podrá reducirse, es superior al gasto por situado constitucional destinado a las regiones, entre otras perlas, contrarias al desarrollo económico.

El nuevo gabinete

Hasta hoy 23 de abril aun no se ha realizado una nueva subasta en el Sicad. Las industrias esperan por divisas que no llegan. El abastecimiento de productos de primera necesidad está gravemente comprometido, tanto de alimentos como de medicinas. Entre tanto, el nuevo gabinete no da sorpresa, son las mismas caras.

Mata Mollejas dice que “Goirdani se despide dejando esa “maravilla” que es el Sicad”. Advierte que “el desabastecimiento se va a sentir de inmediato, los importadores deben estar quemando los últimos inventarios. Lo que se viene en estos días debe ser pavoroso. El desabastecimiento es culpa del gobierno”.

En este sentido, es importante destacar que la Cámara de Industrias Farmacéuticas (Cifar) advierte que los inventarios de medicamentos alcanzan “máximo para 30 días”.

Al tiempo Mata reflexiona y expresa: “El malestar de la población en materia económica también influye en los resultados electorales del 14 de abril”

-El gobierno no ha cambiado –enfatiza el académico- el hecho de que Maduro esté ocupando la silla de Miraflores, no significa ningún cambio. Eso se comprueba en que los representantes, en el caso de la economía, siguen siendo los mismos y por tanto las mismas ideas. No se puede decir que hay un nuevo gobierno, que el cambio de una persona de un sitio para otro represente alguna expectativa de cambio. Es más de lo mismo.

-Y al frente de Petróleos sigue la misma gente, el peor de todos… El que ha destruido PDVSA y ha hecho que el petróleo no rinda. Y regalando petróleo, ahora el petróleo es de todos menos de los venezolanos. Esto será como una Hiroshima…Estamos peor. El equipo es el mismo pero antes el manager tenía cierto carisma. Es el mismo mal equipo con otro manager que realmente no es otra cosa que “un recoge pelotas”.

“Han desperdiciado los recursos”

-En sentido general, un país tiene que usar sus rentas inciertas en gastos de inversión. Por ejemplo: invertir en fábricas para que la gente trabaje y no pase hambre; también en bajar la delincuencia. Nuestra delincuencia es muy alta y el gobierno gasta en las Misiones por ejemplo, regalando pescado y recordemos la lección: no le regales pescado sino enséñalos a pescar.

-La guerra interna que nos tiene la delincuencia es producto del desempleo. Recuerde lo que dijo Chávez una vez, sino tengo comida para mis hijos saldría a robar, allí le dio luz verde a todos.

-El gobierno ha hecho todo lo contrario que debería ser un gobierno inteligente, en vez de generar empleo los ha destruido y los pocos que ha creado no tienen el efecto multiplicador.
Mata Mollejas advierte que el consumo o gratificación instantánea, “que se cancela con rentas futuras inciertas o derivadas de transferencias y no del trabajo nacional, tienden a producir inflación, estancamiento y decadencia, como en los casos históricos de la Roma y de la España imperiales”

A su criterio, la situación económica de Venezuela es muy grave, pues el desempleo y el alto volumen de ocupación informal (43%) está acompañado por la mayor inflación del continente americano (19,4%). Y ahora, a esta tenebrosa realidad, se le suma el aumento de la escasez tanto de alimentos como de medicinas.

Considera que “los peores resultados ocurren cuando los intereses políticos, asociados a los negociados con la estabilidad cambiaria, se sobreponen a los requerimientos de ajustes en la economía material; error en que cayeron Churchill en 1920, la Argentina de Cavallo en 1991 y la política de Chávez desde 2003”. (@guti21)
…………………………
FUENTE: Revista Zeta Nº 1.899 – 26-04-13

Nido de víboras por Mario Vargas LLosa

MarioVArgasLLosa

A Chávez le llegó su hora. Sus cómplices temen que la suya también. Y eso explica la opereta y la furia de las víboras. Sí, queridos lectores: es de la famosa novela de François Mauriac de donde tomamos prestado el nombre de estas líneas. Porque viene como anillo al dedo a la opereta con fondo trágico que se representa en Venezuela. No cabe duda de que el Comandante se la buscó. Pudo conseguir el consuelo de un final digno para su turbulenta carrera de mal militar y eficiente demagogo. Prefirió llevar al extremo su pasión narcisista por el mando, ceder ante sus odios y aspirar a la pompa mundana de una apoteosis que lo semejara a Bolívar. Pero se va a quedar con los dolores del prócer, sin un ápice de su grandeza. Lo que hay en torno suyo, esa carrera por los restos de la piñata que va a romperse, es lo que tiene merecido su memoria. Los que conspiran en silencio para alzarse con trozos del poder tienen comprometida su conciencia y justos temores por el examen de su conducta. Porque saben que se robaron a Venezuela, que la condenaron a cien años de abandono y que ha llegado la hora de que respondan ante la Historia.

Ese país perdió, porque se la robaron, la mayor bonanza que ha tocado a las puertas de cualquier nación latinoamericana. Tres millones de barriles de petróleo a cien dólares, para simplificar cuentas, montan trescientos millones de dólares diarios, más de cien mil millones de dólares por año. De lo que no hay ni especies náufragas.

Después de 14 años de producir semejante fortuna, a Venezuela no le ha quedado nada. Y eso era lo que tapaba Chávez con su agresividad de “rufián de barrio” y sus maromas de populachero de tercera categoría. Se va con el mérito de no haber permitido que esa pregunta se la hicieran en serio, con lo que se economizó el costo de una respuesta imposible.

Venezuela no tiene un camino, ni un puerto, ni una fábrica, ni un colegio ni un hospital para mostrar como resultado de esa danza millonaria. En cambio, arruinó lo que tenía de industria y lo que producía de comida. Y se gastó hasta el último barril de petróleo, dejando la pesada carga de una deuda que tardará muchos años en pagar.

Nada de eso es enteramente atribuible a la improvisación y a la ineptitud de un régimen comandado por un sujeto clamorosamente incompetente. Descontado ese fardo, surge patente que a Venezuela se la robaron y las víboras sobrevivientes no quieren enfrentarse a la gran cuestión que alguien, algún día, les propondrá a nombre de ese adolorido país: ¿dónde están mis reales?

Los aspirantes a mandar saben todo lo que tienen que ocultar. Y saben que no podrán hacerlo si el poder se les escapa. Un poder judicial digno, una opinión independiente, una Fiscalía decorosa y todo volará en átomos. Lo que no es permisible ni aceptable. Las víboras se lanzarán implacables contra cualquiera que pretenda penetrar en su nido de maldades. La cuestión es de supervivencia, que genera solidaridades feroces, y odios y recelos incontenibles. Chávez era el mago que lo tapaba todo. Muerto Chávez, como está muerto, cada uno se preocupa por lo suyo y lo defenderá a dentelladas.

Los hermanos Castro serán los primeros. Esa cifra que fluctúa entre cinco y diez mil millones de dólares por año, regalo del locato de Caracas, explica que Cuba no haya tenido que rendirse. Y queda lo que Chávez regaló a Nicaragua y comprometió en Bolivia, en Ecuador y en Argentina. Y lo que se alzó la boliburguesía, esa mezcla de militares corruptos y civiles arribistas que mandan y roban en Venezuela.

Faltaría el balance del narcotráfico para medio completar las cuentas. Esas que nadie se atreve a pedir y que todos temen que un pueblo enfurecido llegue a demandar. No se puede robar tanto, tan impunemente. A Chávez le llegó su hora. Sus cómplices temen que la suya también. Y eso explica la opereta y la furia de las víboras.

Se avecina un período tenso, en el que, una vez más, como hace dos siglos, se decidirá en tierra venezolana el futuro de la libertad en toda la América Latina. 

Fuente: El Tiempo de Bógota – Colombia