La tragedia de los bebés fallecidos

BebesFallecidos

En Venezuela se vive una crisis humanitaria de salud, principalmente por la escasez  de medicamentos y la falta de insumos en los hospitales y clínicas. Una muestra del grave  deterioro de la salud pública en el país, es la muerte de 17 recién nacidos en el Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona. Aunque, esa cifra quedó corta, ya que se habla de 50 bebés fallecidos en lo que va del mes de agosto.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

A mediados del mes de agosto, los padres de recién nacidos en el Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona, estado Anzoátegui, denunciaron que en siete días murieron 17 bebés en el área de Neonatología. La causa de la muerte, presuntamente, se le atribuye a una bacteria que se encuentra en dicho recinto.

Por su parte, la diputada María Corina Machado, en su programa en RCR 750 AM , el martes 18 de agosto, denunció que “van 50 recién nacidos muertos en lo que va de mes, en el Hospital Luis Razetti de Barcelona”.

Crisis humanitaria de salud

Para el pediatra Esteban José Suarez, Venezuela está viviendo una crisis humanitaria en el sector salud. “No hay medicinas, ni insumos en los hospitales del país, tampoco el personal de limpieza tiene los implementos necesarios para realizar sus labores en áreas tan especiales como de Neonatología. La falta de asepsia en las áreas neonatales puede contribuir a la proliferación de bacterias, algunas hasta mortales para los neonatos. La higiene debe ser extrema, con una minuciosa esterilización del material médico quirúrgico”.

-No tengo información de la bacteria que pudo producir la muerte de los neonatos en el Hospital de Barcelona, por lo cual no podría opinar sobre ello. Sin embargo, claro que sí es posible la muerte por bacterias y más si no tienes los antibióticos para contrarrestarla. Pero también intervienen otros factores, como el de la desnutrición, que actualmente se está presentando con una mayor frecuencia. Estamos viendo madres que durante su embarazo no se alimentaron bien y no ingirieron vitaminas importantes para el buen desarrollo del feto.

 -En los hospitales, recibimos pacientes desnutridos, maltratados, resultados de embarazos mal controlados, con problemas congénitos, que llegan en delicadas situaciones, y nosotros tenemos que trabajar en condiciones precarias.

-La crisis del sector salud es alarmante y grave. No sólo se trata de los hospitales sino también en las clínicas, donde se presentan situaciones lamentables, como cancelación de operaciones por falta de insumos y también la falta de medicinas para los pacientes. Con un panorama como este, los más afectados son los más débiles como: los recién nacidos, niños, embarazadas y ancianos.

Una noche con 6 fallecidos

El jueves 13 de agosto se reportaron 6 neonatos fallecidos en una sola noche, en el hospital Luis Razetti de Barcelona, según denunciaron algunos familiares que se encontraban temprano en las instalaciones de la morgue, para retirar los restos de sus bebés.
Las autoridades del hospital no dieron declaraciones al respecto y la comunidad recuerda que el año pasado, un diputado de la oposición, denunció el fallecimiento de más de 15 neonatos, lo que produjo la interpelación de los directivos del hospital.

Los familiares afectados por la pérdida de sus recién nacidos, dijeron a la prensa que no es adecuado el trato del personal de enfermería. La mayoría de los neonatos no habían cumplido los nueve meses de gestación, e inclusive, algunos sietemesinos se encuentran en la lista de fallecidos.

11 bebés fallecidos en 7 días

El 17 de agosto se conoció la noticia que en sólo 7 días, habrían muerto 11 recién nacidos más en el área de Neonatología del Hospital Luis Razetti de Barcelona y, según los padres, la causa sería una contaminación bacteriológica en esa área médica ubicada en el piso 9 del centro. Lo que suma un total, tomando lo anterior,  de 17 fallecidos.

De esta cifra, 10 casos sucedieron sólo en un fin de semana, dijo a los medios Ana Hernández, una de las madres afectadas.

Antony Reyes, padre de uno de los recién nacidos fallecidos, informó a  El Universal que entre lunes y viernes observó que siete pequeños habían muerto contagiados “por una misma bacteria”, de acuerdos con los resultados de pruebas de laboratorio.

La crisis de higiene en dicho hospital es tan grave, que en los días en que sucedieron las muertes de los neonatos, hubo una alarma entre los familiares porque en una noche hallaron un rabipelado en la unidad neonatal.

Según reportaron los medios impresos, una enfermera supervisora explicó que “la aparición del rabipelado es algo normal en el hospital, hay una invasión de este tipo de roedor, pero no hay razones para alarmarse”.

Los padres mencionaron que se están dando otra irregularidad en este servicio del hospital de Barcelona y es la falta de monitoreo durante las guardias nocturnas del personal médico.

Explicaron que las enfermeras se van a descansar y los neonatos quedan sin supervisión. Afirmaron, que, por ejemplo, no se atienden los sonidos de advertencia que emiten las incubadoras.

En Valencia 6 bebés murieron

 El 30 de julio se conoció que 6 bebés murieron en la noche del sábado 25, en el área de Hidratación de la Emergencia del Hospital Pediátrico Jorge Lizarraga, ubicado en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera de Valencia.

Médicos residentes del posgrado de Pediatría, que pidieron la reserva de su nombre, indicaron que “una colega que estuvo de guardia ese día de nombre Deniré González recibió el área con 12 niños en condiciones de salud muy delicadas. A González la golpeó una madre cuando recibió la noticia del deceso de su bebé, y también recibió amenazas de otros padres”.

Sin embargo, los médicos aseguraron que 3 de los niños que fallecieron presentaban complicaciones desde hace 20 días.

“Todos los pacientes que fallecieron estaban críticos, inestables. Primero murió un paciente de un mes y medio de nacido que pesaba 2 kilos, con una patología quirúrgica, y falleció por una complicación. La segunda también fue una paciente desnutrida porque comía una sola vez al día, tenía 20 meses con un peso de 5 kilos. El tercer niño muerto tenía múltiples problemas congénitos, un fallo renal, infectado por el hospital. Luego murió otro que venía con una sepsis severa, con una neumonía y meningitis, además de desnutrición. Así eran los casos”, refirió un médico a la prensa.

No hay vacunas ni fórmulas

La pediatra Carmen Velásquez considera que se está viviendo una de las peores crisis de salud en la historia del país.  “¿Cómo es posible que nuestros niños no tengan el derecho a recibir las vacunas que necesitan para prevenir las enfermedades y mantener la salud? –se pregunta-. El suministro de vacunas no es constante y con una baja cobertura vacunal, de acuerdo a la OMS,  exponiéndolos al riesgo de contraer cualquier enfermedad prevenible con las vacunas.”

-Es muy grave que los lactantes no disponen de fórmulas infantiles. Las fórmulas para su adecuada nutrición complementaria no se consiguen en los anaqueles. Peor aun, aquellos niños que por alguna patología específica ameritan formulas especiales, que de no conseguirlas se pone en riesgo su salud y su vida.

-Por otra parte, cuando los padres llevan a sus niños a un  hospital, lo que consiguen son hospitales prácticamente destruidos o a medio reparar, con falla de insumos, falta de medicamentos, quirófanos cerrados y lo que es más grave aún, falta del recurso humano calificado, son muchos los médicos que han emigrado por la inseguridad y las bajas remuneraciones.

De acuerdo a la Sociedad Venezolana de Salud Pública, Red Defendamos la Epidemiología, las cifras de mortalidad infantil y mortalidad materna en Venezuela han ascendido progresiva y continuamente en los últimos  añosEn consecuencia, Venezuela no cumplirá con los objetivos de las Metas del Milenio (ONU) para el año 2015. (@guti21)

…………………………………………………………………………

Anuncios

La epidemia que “no existe”

Para el gobierno, la epidemia de la influenza A(H1N1)no existe, a los médicos del sector público se les prohíbe hablar de ella, de los grupos de riesgo sólo  se ha vacunado un tercio y se anuncia la llegada de las vacunas para fines de año “cuando la epidemia es ya”, advierten los especialistas. Un amplio grupo de las más renombradas autoridades nacionales en materia de salud, emitieron un dramático documento de advertencia al Ministerio de la Salud, dado que para esta fecha, el número de enfermos por la influenza subió en un 300% en relación a esa misma época el año pasado. Particularmente afectados se encuentran el estado Mérida, seguido del Distrito Capital, Zulia, Táchira y Carabobo.

Virus-AH1N1-tapabocas

 

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

 De acuerdo al más reciente Boletín Epidemiológico Nº27, emitido por el Ministerio de Salud, los casos de A(H1N1) en Venezuela aumentaron a 2.424,  en la semana que finalizó el 6 de julio.

Según el reporte del MinSalud hubo un incremento, con relación a la semana anterior, de un 4 por ciento, es decir 102 casos nuevos. En la semana que culminó el 29 de junio, se registraron 2.322 casos de A(H1N1).

Refiere el Boletín Nº27, que las entidades con mayor número de casos sospechosos acumulados de influenza fueron: Mérida con 946 casos; Distrito Capital con 333; Zulia con 331 casos; Táchira 276 y Carabobo con 264 casos confirmados. Lo que va del año 2013, se han confirmado 9.127 casos de la A(H1N1) en todo el territorio venezolano.

El mismo boletín señaló que también hay un total de 165 casos de A(H3N2) registrado en el país en lo que va de año.

Hasta la fecha el Ministerio de Salud se ha negado a ofrecer cifras oficiales sobre la cantidad de personas que han fallecido a causa de este virus.

 Declaración conjunta sobre la epidemia de influenza A(H1N1)

Los más connotados médicos venezolanos,  fijaron su posición sobre la actual epidemia de influenza A(H1N1) que afecta a Venezuela, a través de una “Declaratoria Conjunta”. En el documento entregado a los medios, participaron diferentes profesionales de la salud como: autoridades universitarias,  decanatos de universidades nacionales, presidente y ex -presidentes de la Academia Nacional de Medicina, ex -ministros de Salud,  presidente y ex -presidentes de la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela y otros médicos infectólogos y epidemiólogos.

Le tocó al vicerrector Académico de la UCV, Dr. Nicolás Bianco, hacer la introducción a la rueda de prensa convocada para hacer público el pronunciamiento. Y el vocero oficial de la declaración presentada, fue el ex ministro de salud José Felix Oletta.

El doctor Bianco señala que las investigaciones y pesquisas realizadas por este grupo multidisciplinario arrojan que, presuntamente, Venezuela se encuentra ante una grave epidemia del virus A(H1N1) con más del 300% de aumento de infectados en comparación al año anterior.

Por su parte, el  doctor Oletta, opina que el Estado no está cumpliendo con el deber de garantizar información continua y precisa para que las personas puedan ejercer el derecho a la salud. Considera que los mensajes oficiales son limitados y contradictorios.

-En 6 semanas de trabajo –continua- hemos confirmado contradicciones y decisiones erradas en por lo menos 3 documentos emanados del ente oficial de salud, así como deficiencias en la vacunación y carencias de los instrumentos para la toma de las muestras y su transporte a los centros de investigación. No hay mensajes continuos al público y hemos identificado puntos de autocensura y delimitación de la información.

Preguntamos al doctor Oletta si manejan  cifras extraoficales del número de fallecidos por el virus A(H1N1), ya que le MinSalud se niega a dar esa información a lo que respondió:

-Las cifras estimadas para este momento son cercanas al centenar de fallecidos. La opacidad del gobierno nacional ha impedido conocer con certeza las cifras de muertes. Solo en el estado Mérida, donde se registraron los primeros casos, entre mayo y junio ocurrieron 28 muertes por influenza.

18 de ellas, confirmadas como influenza A(H1N1); 2 por influenza A(H3N2). Las restantes esperaban los resultados de las pruebas de confirmación realizadas por el INHRR, en Caracas.

Advierte Oletta que estos datos son de “fuentes locales, absolutamente confiables, que han sido censuradas”.

Destaca que si la onda de descenso de la A(H1N1) no disminuye, esto supondría un impacto mayor en el agotamiento de los recursos necesarios para atenuar la epidemia. “Hay grandes fallas para cubrir los grupos de riesgo como profesionales de la salud y las embarazadas. Este número debería estar para Venezuela en no menos de 9 millones de inmunizaciones y apenas tenemos una tercera parte de estas personas protegidas. Lamentablemente el gobierno ha informado que a final de año realizará más vacunaciones, cuando la epidemia es ya”.

-Según la Ministra, el tratamiento para los pacientes con afección respiratoria grave es ninguno, pero el comportamiento de la epidemia indica que en la semana que aumentan los casos con esta afección, a la semana siguiente aumentan los casos confirmados de A(H1N1), -explica Oletta.

En nombre del grupo de trabajo, Oletta exige a la Ministra que revise los principios fundamentales de la rectoría en salud. “Ya tiene 4 semanas sin emitir declaraciones sobre el tema, cuando el país se encuentra en medio de una epidemia. Hacemos un llamado para que corrija los errores, especialmente en cuanto al protocolo de tratamiento médico a seguir y el uso de antivirales”.

Según el gobierno “no hay epidemia”

 Continua Oletta : “Los funcionarios no pueden declarar sobre el tema. En algunos estados los médicos que trabajan en establecimientos de atención médica de las redes públicas de salud, han sido conminados a guardar silencio; se les ha prohibido opinar sobre el problema. La razón es simple, a entender de las autoridades del MPPS, la epidemia de influenza no existe. No hay epidemia. Divulgarla podría sembrar “desestabilización del régimen”, una confabulación de intereses para dañar al gobierno. O simplemente hay que acatar la orden de silencio, conducta omitiva y negligente, consciente o no, ante un hecho que ha rebasado la capacidad de anticipación y respuesta del gobierno nacional”.

-Como si fuera poco, -prosigue el ex ministro- la medida de prevención más importante para atenuar el impacto de la epidemia: la inmunización, no se aplicó oportunamente y en cantidades suficientes. Ahora no hay vacunas; la mayoría de las embarazadas, de los pacientes pertenecientes a los grupos de riesgo, susceptibles de padecer las formas graves de la enfermedad están desprotegidos.

-Como lo ha anunciado el MPPS, no se vacunará a los millones de personas que aún restan por vacunar en este momento. No se harán siquiera trámites para conocer la existencia y disponibilidad de vacunas en otros países del Hemisferio Sur. No se consultó a la OPS para adquirir en forma extraordinaria las vacunas mediante el Fondo Rotatorio. La solución del problema actual, será diferida hasta el fin de año, en octubre, se adquirirán las vacunas que necesitamos ahora y que comenzarán a aplicarse a finales de 2013 o comienzos de 2014. Se vacunará extemporáneamente, cuando la epidemia haya culminado lo que resulta un absurdo. Ministra, la vacunación debe ser ahora. No tiene sentido alguno esperar 6 meses, -expresa Oletta.

A la rueda de prensa asistieron también el Vicerrector Académico de la Universidad de Carabobo, Ulises Rojas; el Presidente de la Academia Nacional de Medicina, Rafael Muci-Mendoza; el ex Ministro de Sanidad y Asistencia Social, Carlos Walter, y los médicos epidemiólogos Oswaldo Godoy y Andrés Barreto.

 Por mandato de  Ley

La Ley Orgánica de la Academia Nacional de Medicina, de la Ley de Universidades y de la Ley de Ejercicio de la Medicina, en sus artículos 2, en el caso de las dos primeras, y el artículo 25 de la última, rezan, así:

La Academia Nacional de Medicina se ocupará en todo lo relativo al estudio de las Ciencias Biológicas y en especial de la Patología e Higiene Nacionales, asuntos en que puede actuar como cuerpo consultor (…)”  “Las Universidades son Instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales(…)”  Y “Sin perjuicio de lo que establezcan las disposiciones legales vigentes, los profesionales que ejerzan la medicina están obligados a: 1- Prestar su colaboración a las autoridades en caso de epidemias, desastres y otras emergencias; suministrar oportunamente los datos o informaciones que por su condición de funcionarios o de médicos, de acuerdo con disposiciones legales, les sean requeridos por las autoridades(…)” (@guti21)

 Fuente: Revista Zeta Nº1912 – 26-07-13

……………………………………………………………………………………….