Terror económico en 2017

biellete-100-hambre

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

Lo peor de la crisis económica en Venezuela todavía no ha pasado, y el 2017 será el año más difícil para el país, coinciden los expertos consultados quienes pronostican en el 2017 aumento de la inflación, lo que provocará una caída en el salario, el precio del barril de petróleo no se recuperará y aumentará el endeudamiento.

El economista Luis Mata Mollejas, ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económica, en relación a la recogida de los billetes  de  100 Bs expresa que “es apenas un aguacero fuerte pero lo que viene es una inundación. El daño mas grande es para el país, y lo que están haciendo es sólo un trapo rojo.”

 “El propósito jurado de Chávez seguido por Maduro, es destruir  las bases de la sociedad democrática venezolana para implantar el socialismos. La manera más directa es destruir la confianza de la población, con el medio de cambio: el dinero, haciendo que disminuya su valor adquisitivo. Para ello se imprimen billetes de la más alta denominación, lo que conduce inexorablemente  al aumento de la inflación. Se sigue así, al pie de la letra, la receta de Lenin”, precisa el experto.

-La  población se preocupa entonces por el trapo rojo de la dificultad cotidiana, mientras que el gobierno prepara la estocada mortal. En nuestro caso, dicha estocada, viene envuelta en la destrucción de PDVSA productora de las divisas que se requieren para pagar las importaciones imprescindibles.

 -En consecuencia –continua Mata- , el descenso del precio mundial de los crudos a un promedio optimista de $/b 50, los compromisos contraídos con China para cancelar préstamos de alrededor de 50.4 millardos de dólares (saldo para 2014) más los compromisos políticos de venta a créditos subsidiado por PETROCARIBE y las deudas pendientes con proveedores que asciende a $ 21.034, millardos resume los fantasmas más terroríficos que definen al entorno financiero de la empresa para el cierre del 2016 y el inicio del 2017; cuando deberán cancelarse las deudas que la emisión frustrada de nuevos bonos no pudo trasladar a fecha ulterior. Y todo ello sin considerar la caída en la producción que hizo descender del 4° lugar de los exportadores mundiales en el año 2000 al 12° lugar en 2013 y a los descensos durante 2016.

 Por otra parte, a mediados del 2016, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó sus Perspectivas de la economía mundial donde realizan algunas proyecciones tras estudiar las economías de diferentes países.

De acuerdo con el informe, se proyecta que Venezuela permanezca en recesión económica durante 2016, al estar “en medio de la incertidumbre política” y registrar que con “el nuevo descenso en el precio del petróleo se han profundizado las presiones y desequilibrios macroeconómicos”.

Las proyecciones del informe indican que el PIB venezolano podría contraerse un 8% en 2016. Este porcentaje es mayor al 5,7 registrado en 2015. Para 2017, la proyección del FMI es de una contracción del 4,5%. Esto deja a Venezuela como el país con la peor proyección en América.

El FMI estima que la inflación en 2016 al final del período será de 720% y en el 2017 será de 2.200%. En cuanto a los estimados de inflación global, el informe señala que, debido a la baja de los precios del petróleo, la inflación a los precios al consumidor se han reducido en casi todas las economías desarrolladas.

Terrorifico 2017 con el aumento de la pobreza, miseria, escasez. inflación y por ende hambre y desnutrición.

Terrorífico 2017 en Venezuela: aumento de la pobreza, miseria, escasez, inflación y por ende hambre y desnutrición.

Proyecciones muy duras

El economista Jesús Casique, en materia inflacionaria comenta la proyección del FMI para 2017 que es de 2.200% lo que significa un promedio intermensual de 30%: “Yo no creo que lleguemos  a esa cifra exorbitante, es muy prematuro estimar la inflación para el próximo año, porque va a depender  básicamente del artículo 320 de la Constitución de la República  y si el Banco Central de Venezuela continua financiando a PDVSA, obviamente el impacto inflacionario va ser muy alto en el mercado”.

Advierte el experto, que si no se establece una disciplina fiscal y  una disciplina monetaria la inflación será  muy superior al año 2016, “el entorno económico en 2017 será más draconiano que el 2016”.

“En el 2017 las proyecciones son muy duras para todos los venezolanos en materia inflacionaria, aunque reitero, todo depende del articulo 320 y del financiamiento de BCV a PDVSA”.

Por su parte el economista Rogelio Alvares, explica que el 2017 será muy parecido al 2016 pero con todos los problemas ampliados, es decir una situación de extrema gravedad: “Habrá un cuadro de mayor deterioro económico con alta inflación, incremento de la escasez, con mayor deterioro social, caída del empleo y por tanto se compromete seriamente la  calidad de vida de los venezolanos”.

 Considera que Venezuela puede estar camino a la hiperinflación, al respecto argumenta: “el elevado déficit financiero en el sector público, la capacidad productiva disminuida, la caída de las exportaciones y la baja confianza en el modelo económico de la mayoría de la población, podrían llevar a una hiperinflación en el país.”. (@guti21)

Fuente: El Nuevo País – 30/12/2016

……………………………………………………………..

Anuncios