Suicidio en Caracas

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Esta es la historia de cómo un venezolano llegó al límite de sus fuerzas y no encontró más salida que quitarse la vida, debido a la grave situación económica y a la crisis humanitaria que vive Venezuela.

José sufría de una fuerte depresión. Su único hijo hacía un año que  tuvo que dejar la universidad y emigrar a Argentina. El joven conociendo la difícil situación de su padre,  lo estaba convenciendo de que vendiera el apartamento, el carro, dejara su trabajo y se fuera al Sur.  Semanas antes del trágico desenlace, la depresión se tornó crónica: el robo a mano armada de la camioneta cuando llegaba a su apartamento en el este de Caracas, desencadenó una fuerte crisis. Esto motivó a Estela, su esposa, a solicitar ayuda profesional. Fue diagnosticado con depresión severa, le recetaron antidepresivos y otros fármacos.

Pasaron semanas y José no pudo medicarse por la escasez de medicinas en el país, ni recibir terapia con el psiquiatra porque ya no tenía dinero para pagar las consultas. Entretanto, la situación económica era insostenible  y José iba empeorando con la depresión. Sufría de insomnio, pasaba las noches caminando por el apartamento. Un domingo en la madrugada José estaba  muy inquieto y ansioso, le dijo a Estela que no soportaba más lo que estaba viviendo, le suplicó a ella que se fuera del país a casa del  hijo para que no siguiera viviendo de manera tan miserable.  La esposa le preparó un té de manzanilla, como solía hacer en esas noches cuando él no podía dormir. Casi al amanecer, resolvieron  irse juntos a Buenos Aires, cerrarían el apartamento y venderían los pocos objetos de valor que les quedaba. Cuando Estela lo vio más tranquilo se fue a descansar, lo dejo en la laptop revisando las ofertas de vuelos para Argentina.

En la mañana del domingo Estela se despertó a las 11. El apartamento estaba en silencio absoluto. Se levantó muy rápido de la cama y salió casi corriendo de la habitación, ella presentía algo, busca a José en la sala, en la cocina, no lo ve, entra en el cuarto del hijo y no estaba, luego abre la puerta del estudio  y sintió que se desvanecía, que se iba a desmayar ante la escena más terrible de su vida: José colgado de la barra de hacer ejercicios, se ahorcó.

Estela, luego de la muerte de José decide emigrar a Buenos Aires, es en esta ciudad donde la conozco y me cuenta su historia. Al final del encuentro, luego de secar sus lagrimas, dice: “La gente de otros países no se imagina el infierno de vivir en Venezuela, bajo una dictadura que está destruyendo al país y extermina a su población . Si no te mueres por una enfermedad, mueres de hambre, o te mata un delincuente, o te asesinan los guardias en una protesta,  o te suicidas porque simplemente no soportas, es muy duro, lamentablemente mi esposo no aguantó, no consiguió el tratamiento, no pudo hacer terapia. La muerte de mi esposo es responsabilidad del régimen, no me queda duda, y todos los suicidios que van en aumento en el país, son responsabilidad de la dictadura, que lleva a la gente al límite. Ya no hay salida en Venezuela: o te vas o te mueres”.

Los nombres de esta historia fueron modificados para resguardar la identidad de las personas.

 La depresión, antesala al suicidio

Venezuela se convirtió en un país donde la población pasa hambre, los niños y ancianos mueren de desnutrición, los enfermos fallecen por falta de medicamentos, y donde también la gente se suicida. Especialistas aseguran que  los casos de depresión van en aumento y es esta enfermedad, la antesala al  suicidio.

Wadalberto Rodríguez, presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, confirma que sin duda hay un gran aumento de pacientes con ansiedad y depresión como consecuencia de la crisis económica, social y política en el país. Le preocupa  que el avance de estas enfermedades lleve al paciente a tomar la decisión de quitarse la vida. “No tenemos cifras pero uno conversa con la gente y con los colegas y vemos como esta idea comienza a acariciar la mente de los venezolanos”.

Destaca que esta situación se agrava por la escasez de medicamentos. “En el país hay uno o dos tipos de antidepresivos, y si al paciente no le va bien con ese medicamento no va a tener una mejoría”. Dijo que la falta de medicina es un cóctel peligroso, pues la persona empieza a pensar que la muerte puede ser una solución.

Por su parte, la psiquiatra Roberta Jiménez, afirma que  los casos de depresión han aumentado en los últimos  años, debido a la grave situación socioeconómica que atraviesa el país. “La escasez de comida, medicinas, y dinero en efectivo está llevando a los venezolanos al límite y lo mas lamentable es que el suicidio se está viendo como la salida a lo que se está viviendo”.

Hernán Montesinos, psiquiatra, considera que los casos de depresión se han incrementado a niveles preocupantes,  por la trágica situación que se vive en Venezuela. Explica  que la depresión, que debe tratarse con terapia psicológica y con medicamentos, se ha vuelto una constante en Venezuela por la carencia de dinero para pagar las terapias y por la ausencia de medicinas en el país.

”La situación en Venezuela es cada vez peor y no se ve salida, la gente no tiene esperanzas, no ve un futuro, no ve luz sino oscuridad. Y en este contexto, el paciente con depresión no recibe ni terapia ni medicamentos, por lo que puede llevar al individuo a quitarse la vida.”, expresa Montesinos.

Escasez de medicamentos

Según la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, 17 fármacos de los 25 tipos de principios activos de antipsicóticos, anticonvulsivantes, estabilizadores del ánimo y antidepresivos, dejaron de llegar al país.

De acuerdo con los especialistas, la falta de medicamentos psiquiátricos limita el tratamiento de pacientes con ansiedad, depresión, ataques de pánico, bipolaridad maniática y depresiva. Este es un factor que estaría influyendo en el aumento de los suicidios en Venezuela.

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en sus investigaciones mostró que en 2017 se vio “una nueva dimensión de la violencia con el incremento en los suicidios”. El informe de la ONG revela que los primeros indicios se vieron a finales de 2016, pero que el año pasado más de 150 personas se quitaron la vida. La tasa de suicidios cerró en 19,09 por cada cien mil habitantes, la más alta en Venezuela en los últimos 30 años.

A juicio de los  psiquiatras es importante que todas las personas reconozcan las señales de alerta e intervenir cuando familiares, amigos o compañeros del trabajo parecen estar muy decaídos, tristes y afligidos. Recomiendan preguntarles si tienen pensamientos suicidas, aseguran que no es dañino y les deja saber que uno se interesa por ellos.

………………………………………………………………..

Anuncios

Aumenta cifra de presos políticos en Venezuela

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), al 19 de junio registra 280 presos políticos en Venezuela. Además, 7.300 personas siguen sujetas a injustos procesos penales bajo medidas cautelares. También destaca, que hay un número elevado de exiliados que no pueden entrar al país por estar sujetos a procesos penales.

39 liberados

El 1 de junio fueron liberados 39 personas, que según el gobiernos venezolano eran presos políticos. Sin embargo, según el Foro Penal 20 de los 39  excarcelados no son presos políticos sino detenidos comunes, entre ellos una estafadora. Asegura que las irregularidades en la liberación de presos políticos empezaron a aflorar aun antes de concretarse la excarcelación.

Alfredo Romero, director general del FPV señala que de la lista de 39 con boleta de excarcelación sólo 19 son presos políticos, y de esa cantidad solo 16 se encuentran efectivamente presos.

Entre los liberados se encuentra Angely Gibelli Quiroz, una de las propietarias del concesionario La Venezolana, detenida al igual que su padre, Jhon Quiroz, por estafa agravada contra más de 6.000 clientes de la oficina de venta de vehículos.

Asimismo, fueron liberados 16 personas identificadas como colectivos, detenidos por agredir al diputado Teodoro Campos durante un acto de campaña del excandidato presidencial Henri Falcón, y que por tanto no catalogan como presos políticos.

“Puerta giratoria”

Considera Romero que hay un efecto “puerta giratoria” con los presos políticos así como excarcelan, por otro lado encarcelan nuevas personas.

Alfredo Romero, directivo de Foro Penal Venezolano, informa que al 19 de junio, la lista oficial enviada a la OEA a Luis Almagro, es de 280 presos políticos.

-La cantidad de presos políticos desde enero 2017, suma más de 1.147 personas que han sido encarceladas hasta el día de hoy. Mientras que hay un total de más de 900  personas que han sido excarceladas, esto quiere decir que el número de personas encarceladas desde enero de 2017 es mayor al número de personas excarceladas, explica el directivo del FPV.

-Por ejemplo en enero de 2017 fueron encarceladas 13 personas y ninguna fue excarcelada. En mayo 2017, fueron encarceladas 169 y excarceladas 43. En junio encarceladas 137 y 43 excarceladas. En julio del mismo año 367 encarceladas y 150 excarceladas.

Prosigue Romero: “En cuanto al 2018, en enero registramos 38 encarcelados y 23 excarcelados; en febrero, 9 encarcelados y 6 excarcelados; en abril, 36 encarcelados y 23 excarcelados; en mayo, 147 encarcelados y 41 excarcelados”.

-Al día de hoy 19 de junio, la  lista oficial enviada a la OEA a Luis Almagro, son de 280 presos políticos.

Presos Políticos militares

Ciro Peña es abogado de un preso político militar, informa que al  12 de junio, van 163 militares presos por no estar de acuerdo con el actual modelo político venezolano. De esta lista, 49 no se han podido verificar el sitio de reclusión, grado o jerarquía. Explica que  las causales de sus arrestos son: instigación a la rebelión, traición a la patria y falta de decoro militar.

La gama de procesados militares incluye desde General en Jefe hasta Cabo Segundo. En el actual proceso de liberación de presos políticos, sólo han salido con medidas cautelares, el G/B Ángel Vivas Perdomo y el Mayor (Gn) Raúl Castillo Gallardo, presuntamente involucrado en el caso Paramacay.

El Gral Ángel Vivas liberado recientemente con medidas cautelares, visiblemente deteriorado por las torturas recibidas en prisión.

La lista de encarcelados militares se distribuye de la forma siguiente: Ejército 66.  Armada 12. Aviación 17. Guardia Nacional 19. Total 114, a este número se le suman los 49 presos militares por verificar  jerarquías y sitio de reclusión.

Reporte sobre represión del FPV

El Foro Penal Venezolano, elaboró un reporte sobre la represión ejercida por el gobierno venezolano en contra de la población disidente. Se lee en el portal de la ONG, que el primer trimestre del 2018 cerró con las siguientes cifras:

-164 personas fueron arrestadas arbitrariamente en Venezuela, desde el 1º de enero al 31 de marzo de 2018.

-De la cifra anterior, 69 personas permanecen detenidas para la fecha de cierre de este reporte. De esta cifra, 22 personas permanecen arrestadas arbitrariamente desde enero de 2018, a la espera de cumplir con el requisito de fianza impuesta por los tribunales que llevan sus causas. Entre estas personas hay 5 menores de edad. Si bien estos ciudadanos no están registrados como presos políticos, se encuentran privados de libertad para la fecha de cierre de este reporte.

-27 es el número de ciudadanos presentados y juzgados ante la jurisdicción penal militar (desde el 1º de enero hasta el 31 de marzo).

-La cifra total de presos políticos para el 31 de marzo es de 234 personas.

Llama la atención, en este mes, el incremento en la persecución a miembros activos y retirados de la fuerza armada nacional. Además, se observó que, sólo durante los 3 primeros meses del año 2018, se ha procesado por motivos políticos a 22 funcionarios militares.

Por todo lo expuesto, queda en evidencia que el número de presos políticos en Venezuela va en aumento a medida que transcurre el año. El primer trimestre cerró con 234 personas detenidas por causa políticas y a pesar de las excarcelaciones tan promocionadas y difundidas por el gobierno venezolano, al 19 de  junio se registraron 280. Otra particularidad, es la cifra creciente de detenidos militares que llega a 163, lo que podría indicar un grave descontento entre los miembros de las Fuerzas Armadas. @guti21

 ……………………………………………………………….

 

Muerte por desnutrición

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

El hambre está cobrando una cantidad alarmante de vidas de niños, las más susceptibles son las edades comprendidas entre la lactancia y los 4 años. A diario las salas de emergencias de todos los hospitales del país,  llegan casos de menores con desnutrición crónica. No se conoce estadística oficial de las muertes, es un secreto bien guardado por el gobierno venezolano.

Una muestra de esta grave situación, la encontramos en el Estado Monagas, donde se registraron 18 muertes de niños, según dijo en  Radio Fe y Alegría, Yacirka Vásquez, jefa del área pediátrica del hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar”, quien denunció los casos de desnutrición: “En el primer mes del año ingresaron 25 niños presentando cuadros clínicos de desnutrición crónica y en febrero se reportó la entrada de cuatro más. De esos 29 casos, solo 11 sobrevivieron”.

Indicó también que ante la escasez de leche, las madres recurren al agua de arroz, pasta o avena para alimentar a sus hijos, sin saber que estos alimentos generan enfermedades intestinales.

Médicos amenazados

El pediatra Rafael González, aunque labora en el sector privado, conoce muy de cerca la realidad que viven los médicos de los hospitales públicos, quienes son amenazados por el gobierno para que no registren las cifras de muertes por desnutrición. Señala que en algunos hospitales “se prohíbe el diagnóstico de desnutrición en las historias clínicas”.

-Los niños están llegando con unas condiciones muy precarias de desnutrición y no solamente los infantes, también sus padres que pasan días sin comer y terminan pesando lo mismo que un niño. Muchos lactantes mueren por falta de la fórmula para el tetero. La situación es tan dramática, que conozco casos donde a los médicos se les mueren los desnutridos en las manos. La desnutrición crónica puede resultar en una patología que lleva al niño a la muerte, ya sea por falla respiratoria o infecciones, explica González.

Advierte que en los hospitales públicos del país no hay insumos, medicinas ni formula láctea. Al respecto, la Encuesta Nacional de Hospitales 2016, arrojó que el 96% de los hospitales venezolanos reportaron no tener la cantidad de fórmula láctea que necesitaban para atender a los pacientes. Más de 63% reportó que no tenía fórmula.

Crece cifra de mortalidad infantil

Antes de 2018 las cifras de mortalidad infantil ya eran muy graves: El reporte anual de 2015 del Ministerio del Poder Popular para la Salud, informó un aumento de cien veces en la tasa de mortandad de niños menores de cuatro semanas: de 0,02% en 2012 a poco más de 2%. La tasa de mortalidad materna aumentó casi cinco veces durante el mismo periodo.

En un reportaje publicado en diciembre de 2017 por  The New York Times, narra cómo durante cinco meses este medio hizo seguimiento a veintiún hospitales públicos en Venezuela de los cuales,  nueve  sí llevaban un conteo: “En el último año -dijeron los médicos entrevistados- habían registrado 2.800 casos de desnutrición infantil y alrededor de 400 de los menores que llegaron famélicos murieron”.

Según un estudio de Caritas de Venezuela en 2017, donde pesaron y midieron a grupos de niños menores de 5 años en comunidades pobres en varios estados del país, arrojó que el 45% de esos menores presentan algún tipo de desnutrición.

Expertos consideran que esta situación, para el segundo trimestre de 2018, será más grave, de magnitudes insospechadas, debido a la hiperinflación y a la escasez de alimentos.

Asimismo, Cáritas registró el pasado mes de diciembre índices de desnutrición de 56% en los sectores más pobres de Venezuela. Al respecto, Susana Raffalli, nutricionista y representante de la organización, dijo que “no se están implementando las medidas necesarias para solucionar el problema de la alimentación, sumado a las dificultades que enfrenta el sector salud para encontrar los medicamentos en medio de la alta inflación que vive el país”.

 De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2017, investigación conjunta de las Universidades Católica Andrés Bello, Central de Venezuela y la Simón Bolívar presentada el 21 de febrero de este año, arrojó, entre otros datos: Pobreza 87%; pobreza extrema 61%; pérdida de 11 kilos de peso en más de la mitad de la población y aumento de 30% en la mortalidad materna.

También The New York publicó recientemente un reportaje en donde las madres preferían dejar a sus niños en orfanatorios y casas hogares, porque no podían alimentarlos, familias divididas más allá  de la diáspora. Los casos de muerte por desnutrición siguen aumentando cada día en el país.

Fuente: El Nuevo País, domingo 11 de marzo 2018 / N° 8.480

…………………………………………………………………..

 

 

“Se robaron hasta las bacterias”

El vandalismo azota en pleno campus universitario de la UCV al Instituto de Medicina Tropical, una de las glorias de la historia médica del país, supera todo lo inimaginable.

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

El Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, fue nuevamente objeto de robo por un grupo de delincuentes, quienes en la madrugada del viernes 26 de enero rompieron las paredes e irrumpieron en el recinto, apropiándose del inmobiliario como inodoros, lavamanos, llaves, tuberías y enchufes, hasta bacterias que se encontraban en los laboratorios.

La información se conoció a través de los empleados del Instituto, quienes al llegar a su lugar de trabajo se encontraron con puertas destrozadas, cables arrancados y muestras biológicas regadas.

De acuerdo a los investigadores, las muestras biológicas son altamente infecciosas por lo que representa un alto riesgo para los sujetos que las sustrajeron del laboratorio.

Los trabajadores del instituto denunciaron también a los medios, que los delincuentes se llevaron neveras, puertas, cerraduras, lámparas, bombillos, aires acondicionados y tubos de ensayos.

Se conoció que desde octubre del año pasado, ha sido asaltado 17 veces, por lo cual se han visto obligados a cerrar sus puertas, en perjuicio de la atención a los  pacientes y las actividades de investigación de los profesores.

Los delincuentes rompieron cerraduras y paredes para entrar al IMT. Son 17 robos desde octubre de 2017. La barbarie en su máxima expresión: los antisociales podrían, en algún momento, necesitar los servicios médicos de este Instituto pero lo encontraran cerrado por robo.

En anteriores robos se han llevados equipos técnicos y computadoras, pero el problema del Instituto no solo son los hurtos, también ha sido afectado por la falta de insumos para continuar con sus investigaciones  y atender a todos aquellos pacientes que requieren un tratamiento específico.

El Movimiento Estudiantil de la UCV desde su cuenta Twitter @VivaLaUCV denunció el lamentable suceso: “Antisociales desvalijan una vez más espacios del Instituto de Medicina Tropical UCV, se robaron hasta las bacterias y hasta el mobiliario. Los antisociales rompieron las paredes para extraer pocetas, lavamanos, llaves, tuberías y enchufes.”

Por su parte, egresados de la UCV expresaron igualmente por Twitter que el Instituto ha sufrido grandes robos en meses seguidos, y “gracias a la colaboración de egresados” han podido mantener el espacio.

Los hurtos han sido denunciados ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), pero no han tenido respuesta. No está claro si se adelantan investigaciones sobre este caso.  (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta N°2135 – 09/02/2018

…………………………………………………………………………………..

 

“No puedo seguir viendo a mis hijos morir de hambre”

Joan Alberto de 13 años murió de desnutrición, en el estado Portuguesa, la información se conoció por la diputada María Beatriz Martínez a través de las redes sociales. La parlamentaria dijo que el adolescente pesaba sólo 11 kilos.

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

“Goyito tenía un año cuando se murió de hambre, sólo pesaba 6 kilos. Lo podía alimentar una vez al día y a veces comía un día sí y un día no. Tenía diarrea, lo llevé al Hospital y allí no pudieron hacer nada, no había medicinas. Los médicos dijeron que tenía una desnutrición severa. Tuve que devolverme al rancho con mi niñito muy enfermo, esa misma noche se me murió. Yo he pasado hasta dos días sin comer para que mis hijos coman. A veces, lo que puedo comprar es sólo verduras y hago sopa. Mis otros niños se desmayaban en clase porque no comían, por eso ya no los mando para el colegio. Los más grandes se ponen a caminar por las calles a ver qué consiguen. El que tiene 4 años también está desnutrido y tiene un problema respiratorio, el doctor le recetó antibióticos, pero sino tengo plata para la comida menos para las medicinas”, expresa Flor María entre lágrimas. Confiesa que ha querido suicidarse: “me estoy volviendo loca con esta situación, no puedo seguir viendo a mis hijos morir de hambre”.  Le quedan  5 hijos en edad escolar, vive en un barrio de Petare, algunos días a la semana trabaja en una casa de familia,  ella es el único sustento del hogar.

Aunque no existen cifras oficiales, las muertes de niños desnutridos van en aumento desde el segundo trimestre del año. Según el pediatra Roberto Alarcón, “los casos de desnutrición están llegando diariamente a todos los hospitales del país. Estos niños ingresan con un sistema inmunológico muy deprimido y deshidratados, en muchos centros hospitalarios es poco lo que se puede hacer por ellos, por la falta de insumos”.

Aumenta la desnutrición infantil

El más reciente informe de la ONG  Cáritas de Venezuela, revela  un aumento de la desnutrición infantil en comunidades pobres del país, a raíz de la escasez de alimentos. Indica el estudio, que la proporción total de niños menores de cinco años, con “déficit nutricional en alguna de sus formas”, aumentó de 54% en abril a 68% en agosto pasado.

Cáritas también atribuye el aumento de la desnutrición a la fuerte inflación, que según el diputado José Guerra, la tasa de inflación de noviembre es de 56,7% y la acumulada en el año es de 1.369%. “Se proyecta entre 2.000% y 2.100% al cierre de 2017. Hiperinflacion con depresión económica”, dijo el economista por su cuenta Twitter.

Por su parte, el Ministerio de Salud no ha publicado estadísticas, y según sus datos en el país no hay niños desnutridos ni casos de infantes que mueren por tal motivo. Al respecto, el doctor Alarcón considera que “lo más grave es que el gobierno no reconoce la crisis humanitaria y por tanto no se implementan medidas  para combatir la mortandad infantil por desnutrición”.

La neuróloga infantil Josefina Ramírez, explica que cuando un niño tiene déficit nutricional y bajo aporte calórico por un tiempo prolongado, se afecta el desarrollo del cerebro y como consecuencia se producen trastornos en los procesos cognitivos es decir, tendrá problemas para el aprendizaje y en el  desarrolla de su inteligencia.

Muertes semanales

Según la nutricionista Susana Rafalli, semanalmente mueren entre 5 y 6 niños por desnutrición. La proyección es que 280.000 niños pueden morirse por desnutrición. “La desnutrición infantil grave ha llegado al 15% en el mes de agosto pasado, por lo que declaramos la emergencia humanitaria. Y el 33% de la población infantil ya presenta retardo en el crecimiento. Este daño tanto físico como mental les acompañará toda su vida, es irreversible ya. Están condenados a ser retardados”.

Este miércoles, murió por desnutrición Joan Alberto  de 13 años, en el estado Portuguesa, la información se conoció por la diputada María Beatriz Martínez a través de las redes sociales. La parlamentaria dijo que el adolescente pesaba sólo 11 kilos.

Por otra parte, en lo que va de año, han fallecido 42 niños en el Hospital Doctor Raúl Leoni de Bolívar por problemas de desnutrición que no pudieron ser tratados a tiempo.

De acuerdo con las cifras de Emergencia Pediátrica del Hospital Central de San Cristóbal, en el mes de noviembre han fallecido por desnutrición, cuatro niños menores de dos años, quienes también presentaron infecciones respiratorias y diarrea.

Voceros de la Sociedad de Pediatría y Puericultura, capítulo Táchira, informaron que en dicho  Hospital murieron en septiembre, tres niños por desnutrición. Denuncian que registraron un caso de pelagra en una niña de nueve meses de edad. La FAO advierte que la pelagra se produce por la desnutrición calórico-proteica y la piel se asemeja a una dermis con fuertes quemaduras.

Según los especialistas, Venezuela está a las puertas de una hambruna y por tanto de una catástrofe social de magnitudes inimaginables, por lo que se debería de inmediato, encender las alarmas para evitar más muertes de niños en el país. (@guti21)

 Fuente: El Nuevo País 10 de diciembre. 

Faltan medicamentos contra la malaria

La OMS reconoce la crisis humanitaria en Venezuela y alerta sobre  el grave riesgo para la salud de la población. De acuerdo a esta organización mundial, el país está en emergencia sanitaria por el paludismo, al igual que Nigeria, Sudán y Yemen.

 Por AÍDA GUTIÉRREZ H. / @guti21

La OMS está apoyando respuestas de emergencia al paludismo en Nigeria, Sudán del Sur, Venezuela y Yemen, donde las crisis humanitarias en curso plantean serios riesgos para la salud”, se lee en el Informe Mundial sobre el Paludismo 2017  de la Organización Mundial de la Salud.

Pedro Alonso, director del Programa de Malaria de la OMS presentó en Nueva Delhi dicho informe, dijo a EFE que “hay un país muy claro en el que por desgracia hemos visto un aumento muy, muy, muy notable del número de casos de Malaria, que es Venezuela, por razones que todo el mundo entenderá y que no tienen nada que ver ni con los insecticidas ni con los fármacos”.

De acuerdo al informe, Venezuela y Colombia registraron en 2016 aumentos muy significativos de los enfermos de malaria en relación al año previo por razones internas pero diferentes, en el primer caso debido a la crisis en el país y en el segundo por el acceso a nuevas zonas gracias al proceso de paz.

Indica la evaluación anual, que en Venezuela los casos de paludismo pasaron de 171.200 en 2015 a 300.900 el pasado año. Y Colombia, pasó de 74.100 enfermos en 2015 a casi el doble, 134.000, en 2016.

En la región de América de la OMS, que incluye Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos y Canadá, el número de casos de malaria en 2016 aumentó en un 22 % en relación con el año anterior, al pasar de 684.000 casos en 2015 a 875.000 el pasado año. También aumentó el número de muertes a 700 , significan 300 más que el año anterior.

Además de Colombia y Venezuela, también Nicaragua registró un fuerte aumento de pacientes, con 12.460 en 2016 frente a los 5.000 del periodo anterior, y Ecuador, que tuvo 1.200 enfermos de paludismo, el doble que un año antes.

Venezuela supera a Brasil

El informe indica que en Venezuela, entre 2015 y 2016 los casos notificados aumentaron en 76%, según el documento esta cifra supera a Brasil como el mayor contribuyente a la carga de la malaria en las Américas, y los casos informados en 2016 fueron los más altos en la historia del país.

Señala el informe que Venezuela, en comparación con Nicaragua, Perú y Colombia donde la malaria va en franco ascenso, agrupa 83% de los afectados, pero en toda la región el país concentra 34,4%, la mayor cantidad de casos reportados.

Detalla el informe que “a pesar de los aumentos en algunos países, la transmisión está concentrada; en particular en Chocó, en Colombia; Loreto, en Perú, y Bolívar, en Venezuela. De forma similar, casi 45% de los casos en Brasil vienen de 15 municipios en Acre y Amazonas”.

El documento asegura que hay un estancamiento en los presupuestos dedicados a la prevención de la malaria en América, donde hay una población de casi 127 millones en riesgo de contraer la enfermedad y se han invertido apenas 167 millones de dólares  para combatirla en 2016.

La cifra significa una caída del 13 % con respecto a 2010, cuando la financiación contra el paludismo ascendió a más de 192 millones de dólares  en el Continente Americano.

En relación a Venezuela, el presupuesto destinado a la prevención de la malaria, según el informe de la OMS tuvo una caída del 78%. “La República Bolivariana de Venezuela no está actualmente elegible para el financiamiento del Fondo Mundial y eso hace que no reciba fondos de otras fuentes externas. Desde 2010, el gasto del gobierno en malaria ha variado; alcanzó casi 10 millones de dólares en 2015, pero en 2016 se redujo a aproximadamente un quinto de esta cantidad (2,2 millones de dólares), a pesar de que la malaria casi se ha duplicado durante ese tiempo”.

El informe reconoce la grave situación de escasez de medicamentos en Venezuela: “Aunque el tratamiento de la malaria es gratis en el sector público de salud, la disponibilidad de medicamentos antipalúdicos es reducida”.

Por su parte, el Fondo Mundial de la Malaria también alertó sobre la situación en Venezuela, y se mostró preocupado por el incremento del número de casos.

El director de Relaciones Externas del Fondo Mundial, Christoph Benn, dijo que solía ser un país de renta alta, “pero ahora está experimentando problemas políticos y de salud”.

Destacó, que “está claro que las autoridades de Venezuela no han invertido lo suficiente en salud pública”.

La realidad venezolana

La ausencia de los medicamentos, la falta de prevención  y el diagnóstico tardío, ha pintado un panorama oscuro en el país, haciendo crecer el número de casos y un pronóstico fatal para los pacientes. Según los especialistas venezolanos, en los hospitales del país faltan al menos cinco medicinas esenciales para combatir la enfermedad.

Desde hace 3 meses se reporta ausencia de medicinas, especialmente en  Bolívar y también, en los estados Sucre, Monagas, Delta Amacuro y Anzoátegui, donde se han reportado casos de pacientes que han fallecido sin recibir medicamentos.

La Asamblea Nacional decretó la emergencia sanitaria en Bolívar por la crisis de salud debido a la malaria, entre otras enfermedades que azotan a ese estado. Dice el informe de la AN que, entre enero y octubre de 2017 se registraron 206.240 casos  en esa entidad. “El Estado venezolano no ha implementado las políticas adecuadas para la prevención, detección y cura del paludismo”.

“La Organización Panamericana de la Salud ha alertado sobre el aumento de la malaria en América, pero el caso más grave es el de Venezuela, que junto con Haití fue el único país donde aumentó el número de afectados entre 2000 y 2015”, expresó José Manuel Olivares, presidente de la Comisión de Salud de la AN.

Por su parte, la infectóloga Ana Carvajal explica que esta crisis se debe al “descontrol, la desinformación, la improvisación en los programas de control de la malaria y de inmunizaciones; y a su vez, la falta de preparación del personal médico para realizar un diagnóstico”.

Advierte Carvajal que “mientras más demoras en colocar el tratamiento, el pronóstico del paciente es peor”. Destaca la importancia del diagnóstico de la enfermedad y del tratamiento de manera inmediata, para disminuir los índices de mortalidad. Recomienda el uso de camisas mangas largas, pantalones, mosquiteros y el uso de repelentes.

Más paludismo para el futuro

Según el informe mundial de la OMS, tras un periodo de éxitos sin precedentes en la lucha mundial contra el paludismo, los avances se estancan. En 2016 hubo 216 millones de casos de paludismo en 91 países, un aumento de aproximadamente 5 millones con respecto a 2015. Las muertes fueron 445.000, cifra similar a la del año anterior. “Si no se toman medidas urgentes ya mismo, no se alcanzarán las metas mundiales en materia de paludismo para 2020 y los años siguientes”, advirtió el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta N°2.127  / 1/12/2017

…………………………………………………………..

No pagar la deuda es default

“¿Qué es default? Lo que dijo el presidente: que no podía pagar”, explica el expresidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, refiriéndose a la suspensión por Venezuela del pago de la deuda. Según el experto, la gente lo sentirá más cuando haya menos productos para comprar y mayores precios que pagar.

Ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. / @guti21

”El país para pagar las deudas que contrae con el exterior debe hacer crecer sus ingresos y  si eso no lo está haciendo, el futuro se presenta negativo. El  gobierno no puede sostener esa deuda. Se paga con el ingreso y si el ingreso baja y la deuda sube, entonces no puede pagar. Están quebrados, porque la maquinita de producir dólares que es PDVSA y los precios, han ido bajando y la cantidad de petróleo que vende también”, expresa  Luis Mata Mollejas, ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas.

En entrevista para ZETA, el académico, también Coordinador del Doctorado de Economía de la UCV, analiza  la dramática situación económica y las consecuencias  del refinanciamiento de la deuda externa, anuncio hecho  recién por el  presidente de la República, Nicolás Maduro.

La ruta del default

Recuerda Mata que en los primeros años hasta el 2012,  había una Balanza de pagos positiva, después fue negativa, quiere decir que no entra dinero, por eso es que se agrava la situación.

El académico en su explicación, refiere el cuadro publicado en este artículo. Precisa que el saldo de la deuda pública es lo que se ha pedido prestado. “Viene pidiendo más y más dinero desde el 2012, porque el producto ha venido cediendo, porque PDVSA se deteriora, el precio del petróleo baja. Entonces, la solución más fácil es: pedir prestado unos “churupos”. A pesar de que no ha tenido más ingresos, va al banco y pide más prestado y dice que estará mejor mañana, si el banco le cree le presta, sino no le cree no le presta. Igual, si no le presta o si le presta la tasa sube.

 

CUADRO                      Venezuela: la ruta del default en MM$

           Años y símbolos

 

Conceptos

Símbolos 2012 2015 2016 2017
Ingreso Nacional (aprox.) Y 380 350 310 280
Saldo deuda pública en divisas (aprox.) BTT 104 111 140 165
Tasa de Interés r 10.05% 10.5% 10.43% 10.43%
Reserva Interna internacionales  (aprox.) RIN 22 15 13 10
Insostenibilidad fiscal BTT/Y 27% 31% 45% 59%
Dólares debidos por cada dólar en caja BTT/RIN 4.72 7.40 10.70 16.50

Nota: BTT incluye deuda pública y de PDVSA. Cuadro realizado por Luis Mata con cifras aproximadas. Fuente: The Economist a finales de año y estimados preliminares para 2017.

-En el mundo –continua-  la tasa de interés ha bajado muchísimo, en Europa y en Estados Unidos la tasa de interés ha bajado del 5, al 4, al 3, al 2 , al 1%, si no hubiese bajado esa tasa, la que tuviéramos que pagar sube, pero como  ha bajado en el mundo, la nuestra se mantiene. Pero eso significa, que relativamente subió, si para todo los clientes del mundo baja y para ti te la mantienen igual, es como si te la hubiesen subido. Es una de las tasas más altas del mundo. Si la tasa de interés en Europa es 1%, compárala con  la de Venezuela (ver cuadro donde aparece mayor de 10%).

Menciona las reservas internacionales que representan la caja de ahorro, porque no se puede pagar con bolívares sino con dólares: en 2012 tenía 22 (MM$) y ahora va menos de la mitad (10MM$).

-Cuando sacas las proporciones, el  gobierno no puede sostener esa deuda, cada día la carga es más pesada. En 2012 (ver cuadro) era 27% la insostenibilidad fiscal, y en 2017 llega a 59% es más pesada la deuda. Ese proceso es insostenible. Se paga con el ingreso y si el ingreso baja y la deuda sube, entonces no puedes pagar.

-Para verlo más claro lo comparamos con los  dólares que tienes en caja y lo que debes, (ver cuadro): En 2012 debías 4,72 $ dólares y hoy debes 16,5 $ dólares por cada dólar que tienes en caja. Si quien está cobrando  dice págame ya, no aguanto más, entonces estás muerto eso significa default. Todo este proceso que hemos descrito es una aproximación al default. ¿Qué es default? –se pregunta y responde- lo que dijo el presidente: que no podía pagar. Eso quiere decir que está pidiendo que lo ayuden, que no puede pagar, está llorando. Significa que las reglas que convino no las puede cumplir.

-En caso que el Banco diga no señor, usted tiene que pagar su deuda en el tiempo indicado, entonces viene el default. ¿Qué pasa cuando no puede pagar, qué hace el banco? –se pregunta y responde- No te presta nunca más nada, hasta que pagues tu deuda. El default es no poder pagar.

 Consecuencia del default

A juicio del economista, los bancos no van a prestar más. “Fíjate que el presidente fue a Rusia para que le prestaran y le dijeron que no. Están quebrados, porque deben todo lo que deben y porque la maquinita de producir dólares que es PDVSA y los precios, han ido bajando y la cantidad de petróleo que vende también, por tanto no alcanza.”

Advierte que esta situación la está sintiendo la gente y luego será peor. Explica que lo que comemos es importado, y lo que se  importa lo tiene que pagar en divisas y  como recibía plata prestada, podía comprar comida en el exterior. ”Ahora como no recibe la plata prestada o hay una amenazada de no recibir dinero prestado, porque el señor declaró que no podía pagar, entonces: ¿quién te va a prestar? – se  pregunta y responde-  Nadie. ¿Qué vas a comprar? Nada. ¿El país produce? No, porque destruyeron el aparato industrial.”

-La gente  -prosigue Mata- lo sentirá más  cuando haya menos productos para comprar. Vas a comprar harina y no hay, vas a comprar repuestos para el carro  no hay, vas a comprar  medicinas no hay, vas a comprar cualquier cosa y no hay. Nos hemos degradado de lo que éramos en un lejano pasado, estamos caminando hacia la edad media.

Entender para actuar

Destaca el académico, que lo que está pasando en Venezuela,  fue lo mismo que pasó en Argentina cuando la Kirchner y en Brasil en la época de Lula. “Cuando el pueblo se pone bravo con  los factores de poder, dice tenemos que salir de esta gente que está dirigiendo “el coroto”, que no lo sabe dirigir, y si tú ves la barba de tu vecino arder pon la tuya en remojo”.

-Si el político de la oposición no lo entiende no actúa, y si la gente no lo entiende no actúa. Son las mismas circunstancia que se presentaron en Argentina, en Brasil, en la Unión Soviética, saqué usted la cuenta. Se presentaron en Francia y tumbaron a los socialistas se montaron los de la derecha, se presentó también en Inglaterra.

“¿Qué dirían los economistas del mundo al respecto?: Cuando la insostenibilidad fiscal está subiendo y llega al 60%, pasa como le dijeron a los griegos: usted no puede seguir perteneciendo a la Unión Europea, porque las reglas dicen que usted no debe endeudarse en ese nivel, y usted en ese nivel tiene que hacernos casos a nosotros, deje de ser gobierno para poder  poner orden en su país. Si tuviéramos en la Unión Europea nos hubiesen dicho hasta aquí llegaste, te estás pasando de la raya”, expresa Mata.

China no presta

En la conversación los chinos aparecen: “China está  exportando cada vez menos, en el pasado exportó muchísimo y además para pagar, conserva dólares en su bolsillo, porque todo lo que va importando lo tiene que ir pagando, para seguir manteniendo lo que ella importa que es petróleo, tiene que tener dólares. China no va a botar los dólares que le hacen falta, para prestarle a sus “amiguitos”, no, no… En todo caso se lo prestaría ofreciéndole que compre unos cañones viejos o nuevos y así, sigue aumentando su deuda. China dice no te presto los dólares,  te presto productos y sigues aumentando tu deuda, y  te estás ahogando más, endeudándote más. Entonces, lo que está haciendo el “amiguito”  es apretarle   más la soga…”

LA VERDADERA INFLACIÓN

“El presidente dice que va a subir el sueldo y va a regalar esto y lo otro. Pero eso es con los bolívares que él puede imprimir, son papelitos impresos, pero como no hay el producto, el precio en bolívares subirá, entonces lo que está haciendo es un engaño. Alégrate que te voy a subir el sueldo le dice a los viejitos. Ok los viejitos se alegran porque lo subió pero no encuentran nada, y ¿qué hacen entonces con esos papeles? Esto es la inflación: tienes papelitos para comprar pero no tienes qué comprar, esta es la verdadera inflación, porque no hay el producto, el producto más caro es el que no se encuentra, si consigues un producto gastas todo lo que te iban a dar, y ahora como subieron el sueldo todo va a subir muchísimo más, precios inalcanzables”, expresa Mata Mollejas.

Fuente: Revista Zeta 10 de noviembre de 2017

…………………………………………………………………

 

 

 

Informe sobre represión del gobierno venezolano

Por Aída  Gutiérrez H / (@guti21)

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), al 30 de octubre se registran 380 presos políticos a nivel nacional. Al respecto, recientemente esta ONG publicó el Informe sobre la Represión del Estado en Venezuela a septiembre del 2017.

Indica el informe, 136 fallecidos dentro del contexto de las protestas, desde el 1 de abril al 30 de septiembre de 2017. Es importante destacar, el caso del concejal de Guasdualito, estado Apure, Carlos Andrés García, quien falleció el 17 de septiembre, tras presentar complicaciones de salud que no fueron atendidas y a quien el tribunal que llevaba su causa, le había otorgado una medida de arresto domiciliario días antes de su deceso, que no fue acatada por el SEBIN.

Al menos 53 presos políticos presentan situaciones de salud graves que no están siendo atendidas por médicos especialistas, lo que podría empeorar las patologías de estas personas y hasta traer como consecuencia la muerte de alguno de ellos.

El número de arrestos arbitrarios desde el 1º de abril hasta el 30 de septiembre fue de 5.376. Los ciudadanos civiles procesados en la jurisdicción militar, violando su derecho al juez natural fueron 751 entre los meses de abril a septiembre. De ese número total, 550 personas fueron privadas de su libertad formalmente por tribunales marciales. De éstas, a la fecha de conclusión de este informe, 265 (civiles procesados por tribunales militares) se mantienen detenidas.

Estudiantes de la UPEL

Es de notar el caso de 27 estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) quienes fueron detenidos desde el día 2 de julio de 2017. El 27 de septiembre, luego de haber transcurrido 2 meses y medio de su detención, fue celebrada la audiencia preliminar ante la jurisdicción militar penal del estado Aragua.

El tribunal militar les otorgó medidas cautelares sustitutivas de la privación de libertad a estas 27 personas, por lo que debían ser liberadas de inmediato, sin embargo, continuaron aprehendidos y trasladados a la sede de la Policía del estado Aragua hasta el día 28 de septiembre, cuando fue celebrada de nuevo su audiencia, esta vez, ante la jurisdicción penal ordinaria, que tuvo como resultado que a 22 de ellos les fuera otorgada libertad bajo medidas cautelares (pese a que el Ministerio Público había solicitado su libertad plena y el sobreseimiento de dichas causas) y a cinco les fue dictada medida privativa de la libertad.

Los 5 estudiantes que quedaron privados de libertad fueron: Brigitte Herrada, Alex González, Boris Quiñonez, Michael Sosa y Keni Colmenares, quienes fueron enviados a la cárcel “26 de Julio” en San Juan de los Morros (estado Guárico) como centro de reclusión.

El FPV, denuncia en el informe que “con este tipo de prácticas se pone en evidencia una vez más la violación del derecho constitucional al debido proceso de los detenidos”.

Sobre este particular, el más reciente “Informe sobre la persistente crisis en Venezuela”, presentado por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, de fecha 25 de septiembre de 2017, hace referencia y confirma que en el país se viola el debido proceso y el derecho a la defensa de los detenidos.

Se lee en el informe de la OEA: “Se observó la persistencia en el sistema de justicia y en los cuerpos de seguridad en el incumplimiento de las órdenes de excarcelación. El SEBIN, particularmente, incurre en este tipo de irregularidades con mayor notoriedad. También se mantiene la denegación de atención médica adecuada a los detenidos, que se ha utilizado como mecanismo de tortura y trato cruel, inhumano o degradante, no solo por parte de los cuerpos policiales custodios, sino en muchos casos por parte de los tribunales que llevan algunas causas, al no emitir las órdenes para los respectivos chequeos médicos o para sus traslados a centros asistenciales.”

Detenciones arbitrarias

El informe del FPV denuncia que la encarcelación sistemática con fines políticos y como herramienta de castigo, es aplicada por el Estado a través de los funcionarios de los cuerpos de seguridad y de los órganos de administración de justicia, contra los ciudadanos en general y muy particularmente, contra aquellas personas consideradas por el Gobierno como opositoras, tal y como se ha venido denunciando.

Desde el 1 de abril al 30 de julio, 5.376 personas fueron arrestadas arbitrariamente durante las protestas en contra del régimen de Nicolás Maduro.

Al respecto, la investigación de la ONG precisa las siguientes cifras:

– 5.376 personas fueron arrestadas arbitrariamente desde el 1º de abril hasta el 30 de septiembre de 2017.

– 498 personas continuaban detenidas arbitrariamente en diversos centros de reclusión en toda Venezuela, a la fecha 30 de septiembre de 2017.

– 11.921 personas fueron detenidas arbitrariamente desde enero del año 2014 hasta el 30 de septiembre de 2017.

– 7.023 personas fueron sometidas a investigaciones penales y se encuentran con medidas cautelares, para la fecha culminación de este reporte.

Continua el informe: “Particularmente entre los meses de agosto y septiembre de 2017 fueron arrestadas arbitrariamente 185 personas. Se evidenció un descenso de este tipo de arrestos en comparación con meses anteriores. Esto debido a la significativa disminución en las convocatorias a protestas de calle, lo que una vez más refleja una conexión entre las manifestaciones y los arrestos, claramente arbitrarios, como mecanismo de represión”.

Explica el estudio que las cifras anteriores, ponen de manifiesto la notoria sistematicidad de este tipo de arrestos, así como también el grupo específico de personas que fueron detenidas por los efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado, sin que estas estuvieran cometiendo delito alguno, como una forma de persecución contra un grupo determinado de personas, ya que ocurrieron durante el desarrollo de manifestaciones y protestas de tendencia opositora al gobierno de Venezuela.

Fuente: Revista Zeta del 3 de noviembre 2017. 

NOTA: Artículo ampliado y editado el autor.

……………………………………………………………………………..

 

Reaparecen enfermedades que estaban erradicadas

La difteria, enfermedad erradicada en Venezuela desde el siglo pasado, ha regresado y puede ser mortal. La lista completa del deterioro nacional en materia de epidemias, incluye el resurgimiento de la tuberculosis, aumento de la malaria, reaparición del sarampión, proliferación de la sarna por ausencia de productos de limpieza corporal y la permanencia del dengue, zica y chikungunya.  

 Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

En momentos de una dramática escasez de medicamentos (90%), los venezolanos tienen que lidiar con un abanico de epidemias: Reapareció la difteria; la malaria y el sarampión campea sin control por varios estados del país; la escabiosis se extiende por todo el territorio nacional; el dengue, zica y chikungunya siguen amenazando a la población, y también se han presentado casos de tuberculosis.

Sumado a lo anterior, la desnutrición aumenta en la población infantil, lo cual es un factor que incide en el rápido contagio de las epidemias y en la tasa de mortalidad. Especialistas coinciden que la situación alimentaria, la escasez de medicamentos y la permanencia de las epidemias, “puede desembocar en una mortandad más elevada”.

La Red Defendamos la Epidemiologia Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública denuncia que las epidemias de malaria, sarampión y difteria marchan a la deriva: “Se aplicó censura de información oficial sobre las tres enfermedades, lo que impide a la población cooperar adecuadamente con las medidas de salud pública, tomar conciencia de los riesgos y estimular la prevención mediante vacunas en los casos de difteria y sarampión”.

Difteria

En el mes de Febrero se reportaron casos sospechosos de Difteria en 18 estados del país, Carabobo es el más afectado. Al respecto, el diputado AN, Winston Flores, denuncia que cinco pacientes fallecieron a causa de difteria en esa entidad. Alerta que otros diez infectados se encuentran hospitalizados en el centro asistencial. Pide que se declare la emergencia epidemiológica en Carabobo por la propagación del brote. Dijo que, además de Carabobo, en los estados Aragua, Miranda y Bolívar  se registran más casos y denuncia que no hay vacunas para atender a la población de riesgo.

Por otro lado, en cuatro municipios del estado Bolívar se concentran 74 casos sospechosos de difteria y se reportan siete fallecidos hasta la semana epidemiológica 34.

“La cifra de mortalidad del estado se corresponde con lo esperado en situaciones epidémicas de difteria, pero resulta muy elevada en el municipio Angostura, situación atribuible a la dispersión de la población, predominantemente de etnias indígenas; al retardo en el diagnóstico y a la menor disponibilidad de recursos para la atención de los enfermos”, indica el boletín de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

Los últimos datos ofrecidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde septiembre de 2016 hasta junio de 2017,  Venezuela acumulaba 447 casos de difteria, de los cuales se confirmaron 51 casos.

 El Ministerio de Salud no ha ofrecido información oportuna sobre la afección a pesar de que está obligado notificar sobre el aumento de la incidencia. El incremento de este padecimiento ocurre en medio de las dificultades que el Gobierno ha tenido para cumplir las coberturas de vacunas pentavelente y toxoide diftérico.

De acuerdo, al infectólogo Roberto García, la difteria es muy contagiosa y las personas con mayor riesgo son las que entran en contacto con un paciente que la padezca. Indica que la prevención está en la vacunación oportuna. Es una enfermedad infecciosa febril que  compromete las vías respiratorias.

Sarampión

Luego de 18 años de haberse registrado el último caso, reaparece el sarampión en el país, el estado más afectado es Bolívar. El último caso de sarampión se registró en 1999.

Con un retraso de casi cuatro semanas, la OPS liberó esta semana tres boletines de sarampión y rubéola, correspondientes a las semanas epidemiológicas 38, 39 y 40 del año 2017, recopilando los casos sospechosos y confirmados hasta el 7 de octubre de 2017

En lo que respecta a Venezuela la información fue difundida por el exministro de Salud, José Félix Oletta, quien recordó, que este organismo, informó en una  alerta epidemiológica del 24  de septiembre, que entre las semanas epidemiológicas 26 y 35 de 2017, se identificaron en el país, 84 casos sospechosos y 34 casos confirmados de la enfermedad.

En las tres semanas siguientes a la publicación de la primera alerta de sarampión de la OPS se notificaron 74 nuevos casos sospechosos de sarampión, para un total acumulado de 158 casos, desde la semana 26. En el mismo lapso, se notificaron 15 nuevos casos confirmados de la enfermedad y un total de 49 casos confirmados.

Asegura Oletta que Venezuela concentra 87,5% de los casos autóctonos de sarampión ocurridos en 2017, en el continente americano.

Explica que “la emergencia de la difteria y el sarampión están íntimamente ligados a la insuficiente cobertura de vacunación y al incumplimiento del esquema completo”.

Coincide Julio Castro, infectólogo del Instituto de Medicina Tropical de la UCV,  en “que el número de casos sospechosos y confirmados de sarampión viene en aumento debido a las bajas tasas de cobertura acumulada desde el año 2010. En esos casos la Organización Mundial Salud reportó que hasta 60% de personas se quedó sin recibir las dos dosis necesarias para lograr la inmunización. Venezuela tiene los peores niveles de cobertura, con 40%.  Esta epidemia apenas está comenzando y puede durar un año”.

Según la pediatra Jazmín Urdaneta, el sarampión compromete las vías respiratorias. “La neumonía es la causa de muerte más frecuente en 30% de los pacientes sin tratamiento. Si el niño no está vacunado tiene un gran riesgo porque la enfermedad está avanzando por todo el país. Puede presentarse en niños de 5 años de edad y en adultos de 20 años en adelante, por lo que es vital la vacunación temprana”, advierte.

Paludismo

El estado Bolívar es el más afectado con la epidemia del Paludismo. Ha tenido un repunte histórico: desde 2015 a 2017 aumentó en un 131% los contagios en esa entidad y solo en Caroní ascendió en un 800%.

De acuerdo a la Red Defendamos la Epidemiología, hasta el mes de julio iban 65 muertos a causa de malaria en el estado Bolívar. En todo el país, los contagios ascendían a 117.209.

Según la Red, la escasez de la primaquina, es un factor clave en la permanencia del paludismo, ya que es el fármaco que previene la repetición o recaídas de la enfermedad, al aniquilar los huevos del parásito que se alojan en el hígado.

La persistente falla en la distribución de medicinas anti maláricas, sigue permitiendo que la enfermedad se expanda y que fallezcan los más débiles, por falta de tratamiento.

Escabiosis

 Hay un repunte de casos de escabiosis (Sarna), aunque la Sociedad Venezolana de Dermatología Médica, Quirúrgica y Estética (SVD) no maneja estadísticas, reconocen el incremento en los últimos meses por el reporte de los colegas.

Este nuevo brote, amenaza con extenderse por todo el país, iniciando en los estados Lara, Miranda y Vargas, desde donde varios médicos han denunciado innumerables casos de esta enfermedad altamente contagiosa.

Radica en lugares donde conviven comunidades numerosas, con factores que vienen apegados a la desnutrición y el hacinamiento, que desencadena el debilitamiento del sistema inmunológico. Está ligada a la poca higiene.

El Director de Epidemiología de Salud Miranda, Miguel Viscuña, indica que en lo que va de año se han reportado en Miranda 591 casos en la red Francisco de Miranda, de los cuales 179 corresponden a los Altos Mirandinos, 128 a los Valles del Tuy y 102 distribuidos entre Guarenas y Guatire.

Dengue, zica y chikumgunya

Las otras epidemias que completan el abanico de riesgos son el Dengue, zica y chikungunya que continúan amenazando a la población. Asimismo reapareció la tuberculosis, fue reportado un caso en el Ambulatorio Modelo de Marapa de Catia la Mar.  Se trata del cuarto caso detectado en seis meses en el sector El Piache. La enfermedad se puede tratar y curar solo si se cumple con el tratamiento, que dura alrededor de seis meses. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta 3 de noviembre 2017

En Venezuela hay un incremento sostenido de la desnutrición infantil

Susana Raffalli

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

La escasez de comida, alta inflación, aumento de los precios de los productos alimenticios y bajos ingresos de la población han generado un problema dramático de nutrición en el país.

Al respeto, Susana Raffalli,  asegura que en términos humanitarios estamos en una crisis alimentaria, que ha alcanzado un impacto expresado en un daño nutricional serio, por ejemplo: 12% aproximadamente de los niños que son evaluados en las jornadas de Caritas de Venezuela a nivel comunitario, padecen de desnutrición severa.

Raffalli es experta en Nutrición, Seguridad Alimentaria y Gestión del Riesgo de Desastres.

-¿Cuál es su análisis en relación a la desnutrición infantil en Venezuela?

​-La situación muestra un incremento sostenido de la desnutrición  (desnutrición aguda), que se expresa con delgadez de los niños y en algunos, es muy severa. Se manifiesta con acumulación de líquido (niños como hinchados de agua pero que en realidad está muy bajos de peso)​.  Esta desnutrición se evalúa según el número de veces que el peso de un niño se desvía de su peso normal, para su estatura.

-Al desviarse una vez –explica- , es una desnutrición leve, a partir de una desviación de 2 veces,  la desnutrición se evalúa como moderada o severa y pone al niño en alto riesgo de enfermarse y morir. Afectados por esta forma de desnutrición, moderada y severa, estamos viendo al 12% aproximadamente de los niños que son evaluados en las jornadas de Caritas a nivel comunitario.

-Los marcos internacionales –continúa Raffalli- para la evaluación de las crisis humanitarias, califican como una situación de severidad seria, cuando la desnutrición moderada y severa en menores de 5 años supera al 10%, por lo cual, en términos humanitarios estamos en una crisis alimentaria, que ha alcanzado un impacto expresado en un daño nutricional serio.

Denuncia que a nivel oficial, se desestiman estas cifras pues los marcos que usan las instituciones del Estado, solo dan como desnutridos los que tienen un déficit nutricional severo. Advierte que “esto es parte del problema, pues responder frente a un niño ya severamente desnutrido es muy tardío”.

​-Pero no es solo la desnutrición severa la que estamos registrando, también tenemos evidencias de desnutrición crónica, es decir, niños que no solo han perdido peso, sino que muestran retardo en el crecimiento, expresado como baja estatura (talla baja).

-Estos son los niños que no mueren, que sobreviven a la desnutrición, pero que acumulan un déficit tan prolongado que le va afectando no solo su estatura, sino también su capacidad cognitiva, afectiva y metabólica. Cuando esto ocurre antes de los 2 años, es un daño para toda la vida, que se expresará con muchos rezagos. Afectados por este retardo en el crecimiento, estamos registrando sobre el 30% de los niños evaluados.

En cuanto a cifras, Raffalli precisa: “56% de niños con alguna forma de déficit nutricional. 12% de niños con desnutrición aguda moderada y severa, ​ y 33% de desnutrición crónica (retardo del crecimiento o talla baja). Por ejemplo, la Dra. Ingrid Soto del Hospital JM de Los Ríos, que lleva Nutrición, estima que los ingresos por desnutrición severa se incrementaron en 267% desde  2016”.

-¿Se puede rescatar a un niño de una desnutrición severa?

​-Las medidas que se deben tomar no son solo de rescate, hay que tomar medidas de protección entre los niños con desnutrición leve y moderada, para ponerlos bajo un esquema de suplementación nutricional​, que evite que se desgasten más y muestren no solo un mayor riesgo de muerte, sino una sobrecarga del sistema de salud. Esto no se ha hecho, a los niños que se están detectando con desnutrición  severa, el Estado le asigna una bolsa de CLAP, lo cual no solo es tardío sino terapéuticamente inapropiado.

-En el programa de Supervivencia Infantil de Caritas, los niños son protegidos con suplementos, desde que comienzan a deteriorarse y eso ha permitido que tengamos ahora más de 1.500 niños que se recuperaron o que no entraron en desnutrición severa, a pesar que la crisis del país se agudizó.

-Ese es el sentido de la acción humanitaria, evitar daño y sufrimiento y proteger la vida​. Al no hacerlo, los niños se enfermarán más, representarán una gran carga para el sistema de salud y tendrán alto riesgo de muerte. Las consecuencias exceden lo puramente alimentario. La desnutrición determina también deserción escolar y bajo rendimiento escolar, entre niños.

-Ahora bien, sí se puede rescatar a un niño de la desnutrición aguda, incluso si es severa, se puede tener una recuperación en unas 6 semanas con los alimentos terapéuticos adecuados, que no tenemos en el país. ​La desnutrición crónica, acumulada, si no tiene recuperación en los contextos como el de Venezuela.

-El período de mayor vulnerabilidad nutricional son los primeros 1.000 días de vida (9 meses de gestación y los 2 primeros años)​. Luego vuelven a ser muy vulnerables los adolescentes y las embarazadas, -advierte Raffalli.

FUENTE: El Nuevo País / Domingo 20 de agosto de 2017

 …………………………………………………………………