Huelga de hambre: durante y después

En Venezuela, Leopoldo López, Daniel Ceballos y 106 huelguistas de hambre más, pasaron por esa experiencia. Cómo funcionó su organismo y cómo deben rehabilitarse después de esa dura experiencia, son las preguntas planteadas al internista José Manuel Guillén y el endocrino Alfonso Rivero.

Por AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

En 2010, el venezolano Franklin Brito falleció luego de 6 huelgas de hambre que realizó de forma intermitente. Durante sus últimos días fue trasladado al Hospital Militar de Caracas y tratado en contra de su voluntad.

En 2010, el venezolano Franklin Brito falleció luego de 6 huelgas de hambre que realizó de forma intermitente. Durante sus últimos días fue trasladado al Hospital Militar de Caracas y tratado en contra de su voluntad.

“Luego de 20 días de ayuno, disminuyen las defensas de la persona y aumenta el riesgo de todo tipo de infecciones. No sólo se debilita por completo las funciones de sus órganos, sino que será largo y complicado el proceso de recuperación. Tiene una alta posibilidad de presentar, a mediano plazo, enfermedades renales, cardíacas o cerebrales”, advierte el internista José Manuel Guillén, quien asegura que una huelga de hambre provoca en una persona sana desequilibrios que afectan progresivamente varias áreas de su organismo.

De acuerdo al especialista, desde el punto de vista médico, una huelga de hambre sin ingerir líquidos, puede eliminar la actividad total de un organismo humano en un tiempo comprendido entre quince días y un mes, según las reservas energéticas de que disponga cada persona.

-Si en una la huelga de hambre se ingiere agua, el organismo puede aguantar un poco más -unas cuantas semanas – antes de un desenlace fatal. Y si se le suministran alimentos por procedimientos médicos, normalmente paraenterales (sondas, inyecciones), el organismo puede vivir unos dos meses más. El agua, durante una huelga de hambre, evita que la muerte se produzca por deshidratación al ser necesaria hasta para las funciones respiratorias.

Un paciente en prolongado ayuno sufrirá mareos, debilidad muscular y problemas estomacales.  “Llegará un momento en que la persona no sentirá hambre.  Los riñones tendrán problemas para filtrar si no se recibe una hidratación adecuada. Esto se combina con la posibilidad de padecer infecciones urinarias”, -añade.

Los días crueles de la huelga de hambre

Guillén, analiza día por día lo que podría suceder en el organismo cuando es sometido a una huelga de hambre:

-En el primer día de ayuno se consumen las reservas de glucosa almacenadas en el hígado y en los músculos. En el segundo día, la glucemia disminuye para comenzar a utilizar las grasas, ácidos grasos y los cuerpos cetónicos. El glucógeno muscular puede proporcionar energía para unas 12 horas más, aproximadamente.

-Durante el tercer día, cuando ya no quedan reservas de glucosa, se produce un complejo proceso metabólico que transforma grasa corporal en glucosa. Esto genera los primeros daños al organismo. Esa transformación genera muchos desechos, que el organismo no drena bien, por la condición a la que es sometido, y esto causa los primeros daños en riñones, siendo uno de los primeros órganos que se deterioran gravemente.

-A los 5 días de una huelga de hambre, comienza a afectarse los riñones e hígado. A partir de la primera semana comienza la degradación del sistema circulatorio.

 Luego de 7 días de ayuno, la acidosis (descenso del ph de la sangre)  afecta a la función del corazón empeorando la circulación. Debido a esta dificultad, el cerebro empieza a tener fallos por la falta de riego y pierde funciones. Al séptimo día, hay afectación importante de órganos, formando parte de un proceso de deterioro progresivo.

En esta etapa, indica Guillén, ocurre el proceso químico más dañino que genera consecuencias cerebrales, además es causa de mal aliento y fuerte olor en la orina. Este proceso se denomina acidosis metabólica (baja el ph de la sangre).

A los 14 días de huelga de hambre, los cuerpos cetónicos, que son productos de la degradación de las grasas, pueden ser también utilizados para la formación de energía, llegando a aportar dos terceras partes de la energía total que necesita el cerebro.

-A partir de los 20 días –continúa el internista- el cerebro empieza a perder parte de sus funciones vitales. Como este órgano no puede funcionar si no es con una aportación de glúcidos, y aunque al cabo de los primeros ocho días existe ya una adaptación del cerebro que reduce el consumo de proteínas, para utilizar en su lugar las sustancias que fabrica el hígado a partir de las grasas, la pérdida de sus funciones vitales se hace presente a partir de la tercera semana. Empiezan a aparecer los mareos, pérdidas de memoria y de visión y fuertes sensaciones de vértigo.

A los 30 días, la desnutrición afecta a todos los sistemas del organismo y comienza a experimentarse un cansancio crónico, que hasta podría impedir al huelguista hablar normalmente.

A partir de los 40 ó 50 días, el deterioro se hace ya notable por el desgaste físico, produciendo inmovilidad y llegando a producir pérdidas de consciencia por la falta de energía. La muerte por inanición se puede llegar a producir por falta de riego al cerebro o por un fallo cardiaco.

Después de la huelga

Por su parte, el endocrino Alfonso Rivero, advierte que los cambios no cesan con la parada de la huelga ni las consecuencias se resuelven con comer mucho justo después. “No son pocos quienes han fallecido, a pesar de haber suspendido la huelga, días o meses después”, -alerta.

Desde el punto de vista estrictamente fisiológico, el ayuno produce cambios profundos en las funciones del ser humano. Y éstas comienzan apenas a las horas después de iniciado el ayuno. Y sólo se revierten en un tiempo variable, después de suspendida la huelga y dependiendo de la severidad y lo prolongado del lapso de la huelga. En algunos casos puede haber daños irreversibles, pero aunque eso no suceda puede tomar mucho tiempo recuperar la salud del huelguista totalmente.

Indica Rivero que la mayoría de los huelguistas han sido recuperados desde un punto de vista clínico. “Si la huelga de hambre prolongada no daña gravemente a alguno de los órganos vitales (cerebro, corazón, hígado) la recuperación total es posible. Durante los primeros días es muy lenta y la alimentación debe ser en pocas cantidades, pequeñas porciones de 6 a 7 veces diarias. Al principio se recomienda ingerir una dieta líquida, poco a poco introducir alimentos solidos. Debe ser una dieta balanceada con carbohidratos, proteínas y grasas. También es importante hacer ejercicios, dependiendo de las condiciones del paciente, para flexibilizar los ligamentos atrofiados. Al cabo de unos meses el funcionamiento del organismo puede llegar a ser normal, con sólo trastornos, crónicos o no, en el aparato digestivo”.

Los datos

Señala Rivero que ningún ser humano ha llegado más allá de 95 días de huelga de hambre continua. El promedio mundial de quienes han hecho huelga de hambre, se encuentra entre 55 y 72 días.

Es importante mencionar la variedad extrema de la huelga de hambre que se llama “huelga de agua”, cuando el huelguista se niega a tomar cualquier tipo de líquido. Esta es una medida radical suicida, por lo que esta condición marca lapsos mucho menores. De acuerdo a los especialistas, ninguna persona puede vivir más de 3 a 5 días sin ingerir líquidos, cuando los requerimiento de agua están en el orden de 600 a 1.200 cc diarios.

Recordemos, que en febrero del 2010, el disidente cubano Orlando Zapata Tamayo falleció luego de 83 días en huelga de hambre, la cual se inició por las precarias condiciones que estaba recluido desde 2003.

En 2010, el venezolano Franklin Brito falleció luego de 6 huelgas de hambre que realizó de forma intermitente. Durante sus últimos días fue trasladado al Hospital Militar de Caracas y tratado en contra de su voluntad. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº2006 – 26-06-15

………………………………………………………………

Anuncios

Leopoldo: resistencia, resistencia, resistencia

En entrevista exclusiva y profundamente emotiva, Lilian Tintori de López transmite el mensaje de su esposo preso: “resistencia, resistencia y resistencia”. Explica que las condiciones carcelarias de Leopoldo López son duras por la estrechez de su celda y el total aislamiento en que ha sido mantenido desde hace quince días. Está en un ala de la cárcel de Ramo verde alejada de los demás presos y solamente le permiten ver a su familia. Sin embargo, afirma Lilian que la última vez que lo visitó, que fue el domingo: “lo vi muy tranquilo y sosegado”.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Desde que su esposo está preso, Lilian Tintori participa diariamente de manifestaciones de calle por los presos, por los caídos, las condiciones de vida, incluso el miércoles de ceniza, cuando dio la entrevista, al terminar inmediatamente salió a una concentración coordina para ese día.

Desde que su esposo está preso, Lilian Tintori participa diariamente de manifestaciones de calle por los presos, por los caídos, las condiciones de vida, incluso el miércoles de ceniza, cuando dio la entrevista, al terminar inmediatamente salió a una concentración coordina para ese día.

“Estoy indignada por la injusticia que se está cometiendo, porque Leopoldo no tiene que pasar un día más en la cárcel. Me siento con dolor y mucha tristeza, porque lo extrañamos día a día, la dinámica familiar sin él es totalmente distinta”, expresa Lilian Tintori en entrevista exclusiva el 5 de marzo.

El dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López lleva preso 15 días en la cárcel de Ramo Verde. Sin embargo, su lucha sigue activa a través de su esposa Lilian Tintori, quien ha encabezado en los últimos días varias movilizaciones: por la libertad de los estudiantes detenidos, por los jóvenes fallecidos, por el desarme de los grupos armados del gobierno, por  la represión y la violencia por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB),  por las necesidades de todos los venezolanos y por la liberación de Leopoldo.

López  está detenido desde el pasado 18 de febrero, cuando él mismo se entregó, en medio de una concentración multitudinaria, a la GN.  A Leopoldo  lo acusan de promover las protestas callejeras de las últimas semanas. Se le han imputado los delitos de incendio y daños, en carácter de determinación, instigación a delinquir y asociación para delinquir. Este último cargo es el más grave y podría costarle hasta 10 años de cárcel.

-¿Cuándo fue la última vez que viste a Leopoldo y en qué condiciones se encuentra?

-Vi a Leopoldo el domingo. Lo encontré bien, aunque está bastante aislado, no tiene contacto con nadie. Lo tienen en un ala de Ramo Verde, donde no hay ningún otro preso. La celda es muy pequeña, con un solo espacio para la cama y otro como para poner la comida y un bañito.

-Sin embargo, lo vi muy fuerte de espíritu, muy tranquilo y sosegado. Pasa el día leyendo y escribiendo. En la mañana muy temprano hace ejercicios. Está muy convencido de lo qué tenía que hacer como venezolano, como político, como persona que ha dedicado toda su vida a tener una mejor Venezuela.

¿Cuál es el mensaje de Leopoldo a todos los venezolanos que están  en las calles protestando pacíficamente?

-El mensaje es de resistencia, resistencia y resistencia. Que estén  firmes y convencidos que viene un cambio… Eso sí, enfrentar todo con mucha fortaleza e inteligencia.

¿Cómo has podido manejar todo lo que significan las emociones, ya que no es fácil  ser la esposa de un líder que prácticamente se inmoló por Venezuela y que se está convirtiendo en un mártir?

-Estoy indignada por la injusticia que se está cometiendo, porque Leopoldo no tiene que pasar un día más en la cárcel. Me siento con mucho dolor y mucha tristeza, porque lo extrañamos demasiado día a día. La dinámica familiar sin él es totalmente distinta. No estamos alegres, no estamos completos. Lo más difícil ha sido llevar el ritmo de vida. Por ejemplo, Manuela que tiene 4 años y medios, pregunta mucho por su papá. Y era tanto que preguntaba que tuve que llevar a los dos bebés a que lo vieran donde está recluido.

Esta pareja  tiene dos hijos: Manuela, de 5 años, y Leopoldo Santiago, que nació el año pasado.

-Manuela se alegro muchísimo cuando lo vio –continua Lilian- , aunque ella  no se da cuenta lo que realmente está pasando. Lo abrazó, lo besó no lo quería soltar… La explicación que le dimos del por qué estaba en ese lugar, fue que él está haciendo un entrenamiento militar muy importante para el país, para Venezuela.

 “Seguimos en las manifestaciones pacificas”

Lilian asegura que seguirán manifestando todos los días sin parar, pero de forma organizada y pacífica.

-Vamos a seguir manifestando pacíficamente sin parar. Todos los días tenemos actividad, todos los días nos organizamos, todos los días convocamos a la gente. Eso nos llena de mucha fuerza, porque hay muchísimos venezolanos que quieren el mismo cambio que nosotros, que es de tener una mejor Venezuela. Y la salida es la victoria, la salida es un florecer, es un renacer, es algo nuevo que se merecen todos los venezolanos…

Tienen una actividad hoy (5marzo) con el lema “Le quiero decir a Leopoldo”, ¿cuéntame de qué se trata??

-Vamos estar en Caracas, en la Plaza Bolívar de Chacao y en todas las Plazas Bolívar del país. Recogiendo las cartas de los venezolanos que quieran enviarle un mensaje a Leopoldo. A él no lo dejan ver, le prohíben las visitas, lo cual viola sus derechos, solo lo puede ver la familia. Hoy es el día 15 en Ramo Verde y no le permiten visitas. Así que propusimos esta actividad para que la gente tenga contacto con él. Mañana jueves es la visita, y yo le llevaré todas las cartas de la gente.

¿Cuál es tu mensaje para aquellas madres que han  perdido a sus hijos en las manifestaciones; aquellas madres que tienen a sus hijos detenidos y que han sido torturados por los cuerpos de seguridad del estado?

-Allí hay mucho dolor, mucho luto, tristeza…Nosotros le hicimos un homenaje a los caídos, a los venezolanos caídos, -traga fuerte la entrevistada, respira profundo, se permite unos segundos de silencio y con la voz quebrada expresa:

“Le mando a decir que no están solas, que lo que están viviendo es lamentable, nosotros vamos a llegar hasta el final, para que se haga justicia en cada uno de los casos. No se permite mas represión, no queremos violencia y agresión, no queremos muertes. Queremos a los venezolanos cuidados, vivos, queridos.  No va a quedar en el pasado, no va a quedar en el olvido, ese dolor y esa falta de justicia que hay actualmente en Venezuela. Vamos a colaborar con ellos y darle todo el apoyo, como se los hemos dado a cada uno de los familiares, buscaremos justicia…

Finaliza la entrevista,  Lilian tiene que salir a la actividad en la Plaza Bolívar de Chacao a encontrarse con quienes desean enviarle una carta a Leopoldo, pero antes de la despedida dijo:

-Quiero agregar lo siguiente: Leopoldo siempre dice que “estamos en el lado correcto de la historia”, y que a veces uno siente que el camino es difícil pero Venezuela tiene que pasar por momentos de despertar y de reaccionar. También, algo que yo siempre digo es que, a pesar de las diferencias, si eres venezolano eres mi hermano y yo voy hacer todo lo que está a mi alcance para mantenernos todos unidos; para que tengamos paz y consigamos un entendimiento. Hay que luchar por el futuro de nuestros hijos. La lucha continua… (@guti21) 

FUENTE: Revista Zeta Nº1942 – 07-03-14

…………………………………………………..

 

Mi caminata del 18/F

Esta es la experiencia de vestir de blanco y acompañar a Leopoldo López en una concentración que fue de centenares de miles y de profunda incertidumbre.

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Momentos en que Leopoldo López pasa entre la multitud, se dirigía a entregarse a la GN, pero antes se subió a la estatua de José Martí  desde donde pronunció un discurso. Photo by Aída Gutiérrez (@guti21)

Momentos en que Leopoldo López pasa entre la multitud, se dirigía a entregarse a la GN, pero antes se subió a la estatua de José Martí desde donde pronunció un discurso. Photo by Aída Gutiérrez (@guti21)

A las 11 AM salimos de la casa con rumbo a la marcha en la Plaza Brión de Chacaíto. Todas las vías a nivel de la autopista estaban con poca afluencia de vehículos.

Al llegar, nos sorprendió el enorme despliegue policial. Nunca imaginábamos que existiesen tantos policías y guardias nacionales en Caracas.  La pregunta que todos se hacían era: “¿por qué no luchan contra la delincuencia? por falta de personal no será, o es que realmente ¿al gobierno no le interesa disminuir los índice de inseguridad del país?”

Ese gran despliegue policial impidió que la marcha se realizara, por lo que la gente se encontraba simplemente esperando, en una incertidumbre total. No sabían qué hacer.

Según nos cuenta un estudiantes que hizo un recorrido a las 2:00 de la madrugada por Caracas,  vio a esa hora como bajaban, en la Plaza Brión, de unos camiones, los efectivos de la GN y PNB, sus armamentos y una gran cantidad de equipos antimotines.

Seguimos caminando por los alrededores de la Plaza Brión y nos sorprendió ver tanta cordialidad entre los guardias, policías y los manifestantes. La gente se tomaba fotos con ellos, reían y hablaban. Los efectivos de la GN  hasta piropeaban a las chicas. La gente fue muy amistosa y amable con ellos. Quizás también muy ingenua, ya que estos funcionario no dudan a la hora de agredir y maltratar a la población. No quedó duda de qué parte está la violencia.

Avanzamos al centro de la concentración.  La gente preocupada y angustiada no sabía qué hacer. Era pura incertidumbre…Llegaron unos hombre que intentaron organizar a la gente para iniciar una marcha,  decían que hacia la Av Libertador y luego que era hacia la Av Francisco de Miranda. Luego al final no se avanzó.

Entre el gentío hubo muchas personas que se sintieron mal y había que auxiliarlas. Muchas mujeres asfixiadas, mareadas. Una muchacha se cayó y se golpeó el tobillo y lloraba desconsolada en el piso por el dolor…

Luego nos apostamos en plena Av. Francisco de Miranda, iba a pasar Leopoldo López a entregarse a los efectivos de la Guardia Nacional. Unas personas  trataban de apartar a la gente para hacer un camino por donde transitaría el dirigente de Voluntad Popular a pie. Lo vimos acompañado por la diputada María Corina Machado, rodeado de escoltas, cámaras, periodistas.

Los asistentes, quienes podían verlo, querían tocarlo y le gritaban palabras alentadoras. Muchos comentaban: “Esta naciendo un nuevo líder.”  “El gobierno le está haciendo un favor a Leopoldo, lo está catapultando a la fama”. “El gobierno lo está convirtiendo en un mártir con esa detención.”

Luego López se montó en la estatua de José Martí y desde allí hizo un pequeño discurso, con la ayuda de un megáfono.  Muy pocos asistentes pudieron escuchar sus palabras, solo los que estábamos muy cerca.

La estatua del político cubano José Martí en Chacaíto le sirvió como púlpito, antes de entregarse a los funcionarios de la GNB. El último discurso público antes de ser detenido estuvo precedido del encuentro con su esposa Lilian Tintori , quien también se subió en la estatua y colgó del cuello de su esposo un crucifijo.

Desde el pedestal López intentó ser escuchado. No se previó que el Coordinador Nacional de Voluntad Popular hablara desde ahí. Sus palabras fueron muy emotivas:  “Hay que construir una salida dentro de la Constitución, pero sin abandonar la calle (…)Tenía la opción de irme, pero no me voy a ir de Venezuela nunca, la otra opción era quedarme escondido en la clandestinidad y no tenemos nada que esconder.  Si mi encarcelamiento permite a Venezuela despertar definitivamente, mi encarcelamiento valdrá la pena”.

Continuo el dirigente de VP: “Estamos viviendo un tiempo oscuro. Los delincuentes son premiados por el gobierno… Esta lucha sigue por los estudiantes, por los que han sido reprimidos… La salida es pacífica, dentro de la Constitución…No tenemos medios de comunicación entonces hablará la calle…Voy a proceder a entregarme… No quiero más violencia…Les pido que no pierdan la fe…”

“No nos rindamos, porque yo no lo haré”. La frase contagió de ánimo a los presentes y marcó el final de su discurso. Dos líneas de seguridad lo aguardaban.

El primero, conformado por funcionarios de la Policía Nacional, fue relativamente fácil de superar. López abandonó la acera. Menos de un minuto de forcejeo entre él, sus acompañantes y la policía fue suficiente para superar el escollo. No obstante, la segunda línea de seguridad representaba un esfuerzo mayor. Los efectivos, portando equipos anti motines ofrecieron mayor resistencia. Por algunos minutos López no lograba avanzar, pero tampoco lo hacían retroceder. En la refriega se quedó atrapado el alcalde Metropolitano Antonio Ledezma; incluso varias personas sucumbieron al embate de la policía y terminaron en el piso.

Pocos pudieron observar el forcejeo de López con la policía. Atrás quedaría la concentración. Finalmente, el cordón policial se rompió. “¡El casco, el casco!” decía un guardia nacional. López prosiguió su caminata aunque la refriega cambió a sus acompañantes. A su lado ya no estaban dirigentes políticos. Ahora, de cada brazo, lo sujetaba un efectivo militar.

El grupo apresuró su paso. Después de algunos metros el guardia nacional que sujetaba a López del brazo izquierdo se quitó su casco para obligar a usarlo al dirigente político. López se rehusó. Sus escoltas apresuraron el paso y enfilaron hacia la Plaza Brión, la concentración ya quedaba muy atrás.

Dos vehículos blindados de la Guardia Nacional, estacionados en la entrada del boulevar de Sabana Grande, esperaban a López. En medio de empujones y gritos entró en uno de los vehículos blindados mientras una decena de personas lo respaldaban con sus gritos de aliento. Sentados frente al blindado intentaron impedir su avance y solo la voz de Leopoldo, a través de los sistemas se sonido de la tanqueta,  convenció a los manifestantes de dejar partir al vehículo.

***

Nos quedamos un rato en Chacaíto. La gente no se movía.  Había desconcierto, todos querían saber qué había pasado con López. Las comunicaciones eran imposibles, ni llamadas telefónicas y hasta Internet estuvo caído por un par de horas. Es importante resaltar que en la manifestación se podía apreciar gente de todos los estratos sociales y ausencia de banderas de partidos políticos.

Emprendimos una larga caminata hasta la Plaza Altamira, allí  nos enteramos que la gente ya estaba tomando la autopista Francisco Fajardo a la altura del aeropuerto La Carlota, eran las 2:30pm.

Todos los asistentes tuvieron que caminar muchos hacia sus hogares, ya que estaban cerradas las estaciones del Metro y no había transporte público.

Durante las horas que estuvimos en los alrededores de Plaza Brión la sensación fue de estar cercados, atrapados, no podíamos caminar hacia los lados del Municipio Libertador… Un pueblo cercado, angustiado, en una manifestación que se caracterizo por la mayor de las incertidumbres que habíamos vivido en un evento de esta naturaleza. (@guti21)

En la protesta vimos a familiares de fallecidos por el hampa con sus carteles alusivos. Photo by Aída Gutiérrez.

En la protesta vimos a familiares de fallecidos por el hampa con sus carteles alusivos. Photo by Aída Gutiérrez.

12F-MarchaPlazaVenezuela-2014 099

Este es el camino que abrieron entre la multitud para que pudiera pasar Leopoldo López hacia la estatua de José Martí. Photo By Aida Gutiérrez.

Este es el camino que abrieron entre la multitud para que pudiera pasar Leopoldo López hacia la estatua de José Martí. Photo By Aida Gutiérrez.

12F-MarchaPlazaVenezuela-2014 101

Photo by Aída Gutiérrez.

Photo by Aída Gutiérrez.

Algunos miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (El terror es su divisa).  La GNB es el componente de las Fuerzas Armadas de Venezuela que han estado violando los DDHH de los jóvenes en las protestas de calle. Photo by A.G.

Algunos miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (El terror es su divisa). La GNB es el componente de las Fuerzas Armadas de Venezuela que han estado violando los DDHH de los jóvenes en las protestas de calle. Photo by A.G.

 

Photo by Aída Gutiérrez.

Photo by Aída Gutiérrez.

A lo lejos vemos a Leopoldo montado en la estatua de José Martí pronunciando su discurso. Photo by AG

A lo lejos vemos a Leopoldo montado en la estatua de José Martí pronunciando su discurso. Photo by AG

Los manifestantes cuando van de regreso hacia Altamira. Tuvimos que caminar muchisímo para llegar a nuestras casas, la dictadura cerro las estaciones del Metro y no había transporte público. Photo by AG

Los manifestantes cuando van de regreso hacia Altamira. Tuvimos que caminar muchísimo para llegar a nuestras casas, la dictadura cerro las estaciones del Metro y no había transporte público. Photo by AG

11:00 am, así estaban los alrededores de la Plaza Brión cuando llegamos a la concentración. Photo by AG

11:00 am, así estaban los alrededores de la Plaza Brión cuando llegamos a la concentración. Photo by AG

Parte del gran despliegue de la Policía Nacional Bolivariana. En la imagen vemos a las mujeres policías, en algunas el miedo se reflejaba en sus rostros. Photo by A.G.

Parte del gran despliegue de la Policía Nacional Bolivariana. En la imagen vemos a las mujeres policías, en algunas el miedo se reflejaba en sus rostros. Photo by A.G.

Las 3 de la tarde. De regreso de la concentración en Chacaíto, jóvenes tranca la Av Francisco de Miranda a la altura de Altamira sentido oeste. Photo by AG

Las 3 de la tarde. De regreso de la concentración en Chacaíto, jóvenes tranca la Av Francisco de Miranda a la altura de Altamira sentido oeste. Photo by AG

Photo by Aída Gutiérrez.

Photo by Aída Gutiérrez.

Photo by Aída Gutiérrez

Photo by Aída Gutiérrez

TEXTO Y FOTOS: Aída Gutiérrez H. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº 1940 – 21-02-14

………………………………………………………………………

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12F: Horas de paz vs minutos de pánico

Esta es una crónica de mi experiencia  en la marcha del miércoles 12 de febrero en Caracas, que partió de Plaza Venezuela a la Fiscalía Nacional de la República. Donde hubo el triste saldo de 2 muertos y numerosos heridos, detenidos y desaparecidos. ¿Será el 12F el comienzo del fin de este régimen castrocomunista?

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

Luego de un largo tiempo sin marchar, las mujeres de la familia (hermanas, cuñadas, hijas y sobrinas) nos alistamos para salir a las 9:30 am a la concentración de la Plaza Venezuela el 12 de febrero, para acompañar a los estudiantes y para alzar también nuestra propia voz de protesta.

Fuimos caminando hasta el Metro, las calles estaban particularmente solas de vehículos circulando por la ciudad. Sin embargo, veíamos  a familias enteras tomar el metro para asistir al evento. En cada estación entraban grupos de personas entusiastas a participar en el encuentro. Llegamos a Plaza de Venezuela a las 10:30 am, nos encontramos con una multitud abrumadora. Mucha seriedad en los asistentes, no se escuchó música, solo consignas en contra del gobierno. Aparte de estudiantes también se apreciaba una gran cantidad de mujeres. Definitivamente las venezolanas somos aguerridas, pensé.

Había una pequeña tarima, dónde vimos a la actriz Belén Marrero en un discurso muy emotivo. Luego habló el estudiante, presidente del FCU-UCV Juan Requeses. Le siguieron la representación de los diputados de la Asamblea Nacional, después se dirigieron a los asistentes: Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado. Finalizan los discursos a las 12 del mediodía, con participación de la activista estudiantil Gaby Arellano, quien dio la voz de  partida a los asistentes para iniciar la marcha al Ministerio Público, donde los estudiantes entregarían un documento a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz.

Comenzamos a marchar, con entusiasmo y energía, aunque en los rostros de la gente se veía preocupación y seriedad… No había música ni bailes, como acostumbrábamos los caraqueños a marchar en el pasado. Sólo consignas.

Es importante resaltar que  no se vio ni un solo policía ni un guardia en todo el recorrido. Ni bomberos, ni ambulancia. Aunque bien recuerdo ahora, haber visto un guardia nacional en una moto que le  decía algo en la ventana a un conductor de un camión, por cierto muy famoso que anda por Caracas lleno de muñecas mutiladas…Ese fue el único en todo el recorrido de Plaza Venezuela al Ministerio Público.

Llegamos a la Fiscalía, la gente no cabía. Estuve al frente de las puertas de esta institución, y solamente vi a los estudiantes tratar de colocar una pancarta a todo lo largo de la fachada. Me mantuve allí hasta la 2 pm, hasta que era imposible estar por el gentío. En ningún momento hubo violencia ni destrozos contra las instalaciones de dicho organismo.

Tratamos de salir por el Metro en la estación Parque Carabobo. No se veía aun, ningún miembro del colectivo Tupamaro, ni ninguna  fuerza de seguridad del estado. Luego nos informaron que dentro de la Fiscalía estarían los Tupamaros en motos escondidos en el estacionamiento, esperando la orden de salir a matar.

Muy extraño todo, parecía que el gobierno dejaría a los jóvenes realizar su protesta pacífica. Lo reitero, no hubo ninguna agresión por parte de los estudiantes a las instalaciones de la Fiscalía,  fui testigo que era una protesta en paz, civilizada con gente amable.

Entramos a la estación del Metro y me sorprendió que estaban dando puerta abierta. En los rostros de los trabajadores del metro no se podía ocultar la preocupación o el miedo. Imagino que algunos de ellos, sabría lo que acontecería unos minutos después.

Llego a mi casa alrededor de las 3:30 de la tarde, contenta por el éxito de la convocatoria, cuando comienzo a recibir noticias de colegas que estaban en la concentración. Los demonios se habrían desatado. Tanto Tupamaros como GN , SEBIN y Policía Nacional estaban ocultos en la Fiscalía y en las calles de La Candelaria.

A las 3:30 pm Gaby Arellano, en la concentración, grita retirada a los asistentes. Los estudiantes habían esperado dos horas a que la Fiscal General se dignara a salir a recibir el documento, pero ni siquiera envió una comisión. En la Fiscalía no había ni un vigilante, no se veía a nadie. Así fue como se termina el acto por parte de los estudiantes, quienes poco a poco fueron marchando de regreso.

Luego me informan que hay heridos y muertos. Habían atacado a la marcha que estaba de retirada de una forma cruel y despiadada. Violando todos los derechos humanos de jóvenes y adultos que marchaban.

“Esto es una masacre” me dice vía telefónica Raúl Pérez amigo periodista. Y así, me cuenta que eran aproximadamente las 3:30 de la tarde cuando cae muerto en la acera, Bassil Alejandro Dacosta de una bala en la cabeza. En ese momento, la calle y la línea de tiro estaban en manos de individuos identificados con uniformes, placas y vehículos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) acompañados de otros vestidos de civil. Habían tomado toda la cuadra desde la esquina de Ferrenquín hasta Tracabordo, en Candelaria, después de que la Policía Nacional Bolivariana retirara sus piquetes.

Lo que empezó tan pacíficamente terminó en tragedia, sangre y llanto. También rabia, miedo e impotencia. Este 12 de febrero marcaría en rojo la protesta  estudiantil pero llenaría de más coraje a todos los estudiantes y al pueblo de Venezuela, que no ha cesado de protestar  hasta hoy, 16F cuando escribo esta crónica.

Al día de hoy el balance en toda Venezuela de las protestas es: de 4 muertos, 69 heridos, 150 detenidos y 80 desaparecidos. Este es el saldo de una semana sangrienta de un régimen represivo y totalitario.

El gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro no puede ser más torpe, cínico y brutal. Ojalá que con la misma fuerza que golpean, torturan y matan a nuestros estudiantes lo hicieran contra los delincuentes que cada día azotan la paz del venezolano.

El 12F comenzó con una marcha de paz y cordialidad. Terminó en una masacre…Ojalá que el 12F haya marcado el comienzo del fin de este régimen (que los ángeles digan amén) . Seguimos en la calle estudiantes y pueblo, en todos los rincones de Venezuela, por la libertad, por el futuro, por la democracia.Voy saliendo a la concentración del Parque del Este. Nos encontraremos en la próxima crónica. (@guti21)

Juan Requesens, presidente del FCV-UCV en la pequeña tarima.

Juan Requesens, presidente del FCV-UCV en la pequeña tarima.

Momentos cuando arranca la marcha desde Plaza Venezuela

Momentos cuando arranca la marcha desde Plaza Venezuela. Photo by Aída Gutiérrez.

Jóvenes médicos también marcharon pidiendo seguridad en los hospitales e insumos para trabajar.

Jóvenes médicos también marcharon pidiendo seguridad en los hospitales e insumos para trabajar. Photo by Aída Gutiérrez

Momentos cuando los estudiantes tratan de colocar una pancarta en la fachada del Ministerio Público

Momentos cuando los estudiantes tratan de colocar una pancarta en la fachada del Ministerio Público. Photo by Aída Gutiérrez.

12F-MarchaPlazaVenezuela-2014 031

Este es el famoso camión que rueda por toda Caracas con las muñecas mutiladas. Vemos al único guardia nacional del recorrido, hablar con el conductor.

Este es el famoso camión que rueda por toda Caracas con las muñecas mutiladas. Vemos al único guardia nacional del recorrido, hablar con el conductor. Photo by Aída Gutiérrez.

TEXTO Y FOTOS: AÍDA GUTIERREZ H. @guti21

…………………………………