Parte de guerra al 1 de agosto

Por Aída Gutiérrez H. / @guti21

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), desde el 1 de abril al 31 de julio han arrestado a 5.051 personas  de las cuales 1.383 continúan aun detenidas; 527 civiles fueron presentados ante tribunales militares. Tan sólo el 30 de julio fueron detenidos 96 ciudadanos a nivel nacional.

Según el  FPV la cifra de los presos políticos se elevó a 620 al 1 de agosto. Al respecto, el Secretario general de la OEA, Luis Almagro escribió en su cuenta Twitter: “Certificamos lista actualizada de Foro Penal sobre presos políticos en Venezuela. Son 620. Aumento dramático en los últimos días”.

En cuanto a la cifra de heridos y muertos, de acuerdo al  Ministerio Público al 31  de julio, es de 121 personas fallecidas y 1.958 lesionadas en el marco de las protestas desde el 1 de abril.

Por su parte el FPV, reporta 130 muertos de los cuales, 99 fueron asesinados en protestas y 31 en otras circunstancias. Es importante destacar, que el FPV registra 16 muertes solamente entre los días 29 y 30 de julio a nivel nacional.

 El violinista torturado

Wuilly Arteaga, el violinista venezolano convertido en un símbolo por tocar el Himno Nacional durante las protestas, fue detenido por funcionarios de la GNB, durante la tarde del jueves 27 en el paro cívico convocado por la MUD.

Anteriormente habría sido herido por la GN el pasado 22 de julio, durante una represión a manifestantes que marchaban por Bello Campo.

Wuilly, a pesar que la GN lo hirió el 22 de julio regresó a las calles a tocar su violín, fue cuando lo arrestaron y torturaron. Aún está preso y con poco apoyo de la gente.

Alfredo Romero director del FPV, informó que “sufrió agresiones importantes luego de que fuera detenido por  funcionarios de la GN. Le quemaron el cabello con un yesquero. Recibió un golpe muy fuerte que no le permite oír del lado derecho”.

Romero indicó que a Wuilly le quitaron el violín y le pegaron con el instrumento al momento de su detención, además de que  lo confiscaron. Calificó como  arbitraria la detención del violinista.

Luego de ser presentado en tribunales este domingo 30, al músico le imputan los delitos de “instigación pública y detentación de sustancias incendiarias”, precisó Romero.

Denunció también, que el joven fue presentado en el Tribunal 31 a escondidas y con un defensor público impuesto.

Al cierre de esta edición, Romero informa que Wuilly sigue preso en el Destacamento 433 de la GNB El Paraíso, y con “poco apoyo real de la gente”.

La masacre del 30 de julio

El 30 de julio  escribe en su cuenta Twitter Liliana Ortega, directora de la ONG Cofavic: “El Derecho Internacional establece que ocurre una masacre cuando son asesinadas más de 5 personas en un mismo contexto. Aquí dolorosamente van 13”.

Precisamente el 30 de julio en el contexto de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, fue cuando se registró el mayor número de asesinatos en los 121 días de protestas, en rechazo del régimen de Nicolás Maduro.

La actuación desplegada por los organismos de seguridad del Estado, fue más violenta en comparación a los días anteriores. Fue el mismo patrón de represión ejecutado en los 4 meses de protestas, pero se repitió esta vez con mayor brutalidad y violencia. De esta manera, se perpetró una masacre: 16 personas asesinadas en el contexto de la jornada electoral.

Los fallecidos se registraron en cinco estados: 6 en Táchira, 5 en Mérida, 2 en Zulia, 2 en Lara y 1 en Sucre.

A diferencia de los anteriores muertes, los homicidios ocurrieron en pequeños poblados, entre ellos se encuentran Chiguará, Tovar y San Jacinto, en Mérida; Tucapé, Capacho Viejo y La Grita, en Táchira; y Aguada Grande, en Lara. Las víctimas cayeron por impactos de bala.

Los asesinados en Táchira fueron los siguientes: Luis Ortiz (17); Albert Rosales (53),  Wilmer Smith Flores (21); Sargento (GN) Ronald Ramírez;  Adrián Rodríguez (13) y Ender Rafael Peña (18).

En Mérida cayeron los jóvenes:  Marcel Pereira; Iraldo Gutiérrez;  Eduardo Olavego y Angelo Méndez. La quinta víctima era un joven indigente llamado “Andrés”.

En Lara murieron Luis Zambrano (43) y Juan Monges (42). En Zulia Miguel Urdaneta (25) y Heiber Ocando  (19). Y en Sucre fue asesinado Ricardo Campos, secretario juvenil del partido Acción Democrática. (@guti21) 

FUENTE: Revista Zeta N°2.110 / 4 de agoto 2017

…………………………………………………………………………

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acusación de tortura en 138 casos

El Foro Penal Venezolano mantiene sus acusaciones en materia de asesinatos y torturas, al tiempo que exige que el Tribunal Supremo de Justicia le dé el mismo trato que acaban de dar al “Comité de las Víctimas de la Guarimba” por parte de la presidente del supremo tribunal Gladys Gutiérrez.

Por AÍDA GUTIERREZ H. (@guti21)

Los directores del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero y Alonso Medina Roa, junto a un grupo de víctimas de violación de los derechos humanos, en conferencia de prensa celebrada el pasado 17 de noviembre.

Los directores del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero y Alonso Medina Roa, junto a un grupo de víctimas de violación de los derechos humanos, en conferencia de prensa celebrada el pasado 17 de noviembre.

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Gladys Gutiérrez, recibió al “Comité de las Víctimas contra la Guarimba y el Golpe Continuado”, para “así apoyar a los familiares de los afectados” por  las protestas desarrolladas desde el 12-F. Entretanto, según Alfredo Romero del Foro Penal Venezolano, el TSJ se niega a recibir al grupo que conforman el “Frente de Víctimas Contra la Represión” donde se encuentran los familiares de 40 de los 43 asesinados y los 138 casos de torturas.

“Justicia para todos”

Hablamos con el Director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero quien expresa: “Justicia es la que queremos para todos,  para un sector o para otro. Lo que nos preocupa,  es que pareciera que solo se interesan nada más en un grupo de víctimas, y no en un grupo que ha venido denunciando desde hace 9 meses la misma situación”.

-De las personas  que fueron ayer  ante el Tribunal Supremo de Justicia creo, que hay la representación de sólo 3 personas de las 43 asesinadas.

-Del lado del grupo de víctimas que el Foro Penal ha asistido –continúa el abogado-  y que conforman el “Frente de Victimas Contra la Represión”, ninguna de esas personas ha sido llamada, ni siquiera han sido recibidos, no le han dado respuestas a ninguna de sus peticiones. A excepción de algunos casos donde hemos insistido en varias oportunidades.

-Nuestro pedimento, como lo hicimos el día lunes 17 de noviembre,  en la rueda de prensa,  es que se haga justicia para todos, no puede ser que unos muertos sean más importantes que otros. Y ayer las víctimas pedían eso, una reunión con la Fiscal. Así como recibieron a este grupo, que es evidente que tiene una inclinación hacia al lado del gobierno, eso está bien cada quien tiene derecho a tener la inclinación que quiera, pero lo importante aquí, es que se acepte no sólo las críticas, sino también  aquellas personas que consideran que los propios funcionarios del Estado, entre ellos los Guardias Nacionales, los agredieron.

Los 138 casos de torturas

Informa Romero, que tienen registrados en una lista, 138 casos de torturas denunciados, 43 personas que han sido víctimas de homicidio y una cantidad importante de detenciones arbitrarias.

Al respecto, preguntamos al directivo de FPV, cuáles son los casos de tortura que consideras más graves, más delicados.

-Consideramos todos los casos delicados, porque todos representan torturas en términos generales. Ahora bien, hay casos donde la agresión es probablemente mayor. Hay casos de descargas eléctricas contra mujeres como el caso de Gloria Tobón en Rubio, estado Táchira. Esos son casos que consideramos importantes. También hay casos como el de Juan Manuel Carrasco (quien fue violado con un fusil por guardias nacionales) y otros 10 muchachos en Valencia, que no sólo fueron agredidos sino a uno le fracturaron el cráneo. Y también el caso de Geraldine Moreno, donde se ve la tortura acompañada con muerte, es de extrema relevancia.

Descargas eléctricas en las uñas, en los pies y en los senos

 El caso de Gloria Tobón de 47 años, fue plasmado por la pluma de Leonardo Padrón en su crónica “Yo era un hígado”, publicado en el diario El Nacional, el 25 de mayo de 2014. Allí Gloria cuenta su desgarrador testimonio de tortura  al cronista, aquí reproducimos parte de su historia.

Escribe Padrón: (…)No pasó mucho tiempo para que apareciera una nube de motorizados, me cuenta. Habla de más de veinte, con sus respectivos parrilleros. “Arremetieron contra todo el mundo. Salimos corriendo y oí unos gritos espantosos. Yo me volteé a ver y era una muchacha. La estaban cacheteando horrible. La agarraron por el cabello y la iban a arrastrar por el suelo con la moto andando. Yo me devolví a defenderla”. Un gesto intolerable para los efectivos. Uno se bajó de la moto y la empujó contra la reja del terminal de autobuses.  Le cayó a patadas. Una. Dos. Tres. Muchas veces. El otro le puso una pistola en la frente. El primero, encolerizado, le gritaba: “¡Mátala, mata a esa perra. Dispara!”. Katheriin intercedió. Era su madre, por dios. Los hombres entonces giraron el periscopio de su violencia hacia la muchacha de apenas 21 años. “La golpearon muchísimo. Yo les gritaba que me mataran a mí y la soltaran a ella”.  Madre e hija en encarnizada defensa una de la otra. La calle entera era un caos. Los soldados distrajeron sus golpes en otra gente. Alguien las sacó de ahí en una moto hasta la entrada de Rubio. “Fuimos adonde la suegra de mi hermana a pasar el susto”. Faltaba lo peor.

Luego de un largo rato salieron, con ánimo de volver a su casa. Pero vino una nueva arremetida: “Salimos corriendo todos otra vez. En mitad del gentío se me perdió mi hija”. Se desesperó. Gritaba su nombre. Corría de un lado a otro. La autoridad era una jauría hambrienta. Vio la reja abierta de una casa y se metió. La gente de la casa la sacó a patadas. La entregaron a los efectivos. “Uno me empezó a ahorcar. Yo me estaba asfixiando. Otro me echaba vinagre en la cara: “¡Te gusta el vinagre, guarimberita! Abre los ojos, coño de tu madre!””. Una mujer de uniforme le propinó otra ración de patadas. La tiraron dentro de una camioneta, de cabeza. “Vamos a ver si cuando te pongamos electricidad no vas a decir quién te financia”. Ella no  entendía nada. Mientras se la llevaban detenida, solo pensaba en su hija.

Apenas entró al salón vio a Katheriin, vendada, descalza. Pero no tuvo tiempo de mucho. La trasladaron a un cuarto: “Allí me echaban agua encima. Eso era a cada rato. Luego me colocaron descargas eléctricas en las uñas y en los pies. Unos corrientazos muy fuertes. También me lo hicieron en los senos…”
(Gloria dejó de hablar, se le atascaron las palabras en la garganta, en el cielo de la boca, en el recuerdo. Se puso a llorar, como partiéndose en  pedazos. Se excusó conmigo: “Ay, discúlpeme, es que esto es muy fuerte”. Narrar los hechos le hizo exhumar el pánico. Tomó aire. Y siguió. (…)

 ¿Justicia sólo para un sector?

 “Estaremos atentos para que no se produzca impunidad y se seguirá actuando con estricto apego a la Constitución y leyes de la República, garantizando el debido proceso y la tutela judicial efectiva, con la debida y necesaria celeridad procesal”, expresó Gladys Gutiérrez, presidenta del  Tribunal Supremo durante el encuentro con al “Comité de las Víctimas contra la Guarimba y el Golpe Continuado”, el cual tuvo efecto en el salón de conferencias del TSJ, el lunes 17.

En relación a las denuncias presentadas recientemente por las ONG venezolanas en Ginebra, Alfredo Romero informa que el Comité de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) contra la Tortura, que analiza  la situación venezolana, se pronunciará el próximo 27 de noviembre. (@guti21)

 

CIFRAS DEL FORO PENAL

Estas son las cifras de detenciones del Foro Penal Venezolano desde el 4 de febrero al 19 de noviembre de 2014:

Libertad con medidas cautelares: 1.913 (166 Menores de edad)

Libertad plena: 606 (42 Menores de edad)

Liberados sin presentación.: 515 (62 Menores de edad)

Por verificar: 294 (10 Menores de edad)

Privados de libertad: 72

Total de detenciones: 3400 (280 Menores de edad)

————————

Fuente: Revista Zeta Nº1978 – 21-11-14

…………………………………………………………….

Habla el Foro Penal

Las cifras e informes que arrojan las investigaciones del Foro penal Venezolano conforman un inequívoco expediente para una acusación de delito de Lesa humanidad ante cualquier tribunal nacional o internacional, tratándose además de delitos que nunca prescriben: Estas son las cifras al 22 de febrero 2014.

GNagredeAjoven-2014

Por Aída Gutiérrez H. (@guti21)

De acuerdo al Foro Penal Venezolano (FPV), desde el 4 de febrero en todo  el país, se han registrado: 2.426 detenciones, de las cuales, están en libertad con medidas cautelares 1.350 personas; por verificar 444; en libertad plena 386; liberados sin presentación 127; privados de libertad 98; y retenidos 21.

Según el abogado Alfredo Romero, director del FPV, esta ONG también lleva contabilizado 70 casos de tortura con sus pruebas médicas. “Algunos con exámenes privados otros con exámenes físicos forenses. Son torturas y tratos crueles, advierto que no los  estamos diferenciando porque la diferencia es muy sutil”, aclara.

 Las torturas no cesan

 Al paso de los días, los casos de torturas en todo el país aumentan en número y gravedad al mismo tiempo que apuntan con absoluta nitidez a futuras acusaciones de delitos de Lesa Humanidad.

“El Foro Penal representa hoy más de 70 casos de tortura donde somos apoderados de las víctimas y evidentemente queremos que se solucionen porque es lo que busca el país, pero para ello es necesario que haya instituciones creíbles”, expresa Romero.

Romero precisa que también tienen reportes, de más de 500 denuncias por torturas, pero no han tenido tiempo de clasificarlas.

-Cuando hablamos de 70 casos de tortura es que son verificables y  la propia víctima lo  denuncia. Imagínate la cantidad de casos que hay donde la persona tiene miedo a denunciar…Cantidades de personas que se enfrentan contra un gobierno y un estado que persigue. Al torturado lo ven mas como criminal que como víctima.

-Nosotros llevamos todos los casos de tortura y trato cruel denunciados. Algunos avanzan y no puedo negarlo. Otros no.

-Por ejemplo está el de Geraldine Moreno, a quien le disparan en la cara y la asesinan. Para nosotros es un caso de trato cruel e inhumano. También están los casos de Alejandro Márquez y Juan Manuel Carrasco. A este último, según el examen médico forense, un guardia nacional le realizó empalamiento con objeto contuso y bajo inmovilización con esposas. Pero conociendo ese informe, el Gobierno persiste en negar la violación. Dijeron que no había sido violado con un fusil y ciertamente eso no está en el informe porque no aparece el arma y no se sabe qué objeto utilizaron debido a que la víctima estaba de espaldas. Pero sea con rolo, fusil o un tubo, hubo violación y eso es tortura.

-Se establecieron responsabilidades y fueron imputados tres guardias nacionales por encubrimiento. Pero ninguno de los imputados son quienes aparecen en el acta policial. La pena de tortura es de 15 a 25 años y por trato cruel e inhumano de 13 a 23. Allí hubo deficiencias porque la Fiscalía no solicitó la privativa de libertad y esas personas andan sueltas.

 “La tortura como mecanismo de castigo”

Romero destaca que a diferencia del año 2002, desde febrero hasta abril de 2014, la tortura aparece como mecanismo de castigo a quienes ejercen su derecho a manifestar pacíficamente, aunque la impunidad y la ausencia de responsables continúa.

Precisa que el Foro Penal Venezolano, es perseverante en la búsqueda de elementos que puedan servir para procesos judiciales para determinar responsables de violaciones a derechos humanos, torturas, tratos crueles e inhumanos.

-Hemos ido a la Fiscalía y por primera vez ha reconocido que existen 87 casos de violación a los DDHH, a pesar de que hasta ahora no existen responsables. Sólo hay una persona privada de libertad de más de 70 casos que hemos llevado, pero al menos ha habido reconocimiento para iniciar las averiguaciones pertinentes.

Por su parte, el abogado Gonzalo Himiob, también directivo del FPV manifiesta que el esquema de represión y de violación a los derechos humanos es el mismo que el del 11 de abril del 2002.

-Desde la despersonalización al descalificarlo para luego reprimirlo y justificar cualquier agresión. Eso pasó en el 2002 y está pasando ahora. Cuando a una persona que protesta no lo llamas ciudadano sino fascista, enemigo, terrorista, criminal le quitas su carácter de ser humano y lo conviertes en un objetivo, en una cosa.

Himiob señala que el Gobierno se esfuerza en construir un discurso de los hechos poniendo la violencia donde no está, lo ubica desde los manifestantes para exonerar a los que si son violentos como los paramilitares, cuerpos de seguridad y civiles armados.

-El Gobierno invierte mucho en construir una narrativa que los desvincule de cualquier responsabilidad. Pasó en el 2002 y sigue pasando.

Encuentro MUD y FPV

En los últimos días se apreció por las redes sociales una polémica entre Alfredo Romero y Ramón Guillermo Aveledo, sobre una reunión entre FPV y la MUD.

Y efectivamente, con algunas diferencias de criterio se concretó este martes la reunión entre representantes de la MUD y el FPV, a objeto de discutir las condiciones que consideran se debe exigir al Gobierno en torno a recientes violaciones de derechos humanos.

Mientras la MUD contempla la propuesta que formuló el Gobierno de conformar una Comisión de la Verdad, la ONG sostuvo que en la misma no deben intervenir factores políticos y primero hay que obligar al Estado a reconocer que violó los DDHH.

Romero, precisa que la idea del gobierno en la creación de una comisión de la verdad “es apresurada”.Para que se conforme una instancia como esa es necesario que se cumplan dos pasos esenciales: “La constitución de una mesa de Reconocimiento del conflicto, y no vemos que eso haya sucedido hasta ahora, y una segunda fase de solución. Luego que eso suceda es cuando procedería la posibilidad eventual de una Comisión de la Verdad cuya única finalidad sea buscar la justicia”, enfatiza el abogado.

Para Romero “un diálogo sin tregua (con el conflicto en la calle y violación a DDHH) y con rehenes (presos por manifestar) nace con debilidad”.

Detenido abogado del FPV

Por otra parte,  Alfredo Romero informa sobre el caso de la detención del abogado Marcelo Crovato, quien ha asistido a detenidos como colaborador  del Foro Penal. Fue detenido la mañana de este martes cuando se disponía a asistir legalmente a personas cuyas viviendas fueron allanadas en Chacao, Caracas.

Según se conoció, Crovato fue despojado de su teléfono celular por funcionarios y se encuentra detenido, será presentado este miércoles 23 ante un Tribunal de Control. Aún se desconocen los cargos.

El FPV tiene una red de 500 abogados y en total mil 200 activistas que trabajan en la identificación, localización y traslado de los protestantes, desde los sitios de detención a los tribunales y su representación en el juicio, en caso de que este se presente. Según Romero, sin ese trabajo arduo y totalmente voluntario “el país no se enteraría de lo que está pasando”.

42 muertes

Hasta la fecha se registran 42 muertos en 72 días de protestas. En relación si hay algún caso resuelto, Romero comenta: “Te hablo de casos que conocemos: El de Geraldine Moreno no tiene responsables. Tampoco el de Alejandro Márquez, ni el de Génesis Carmona. Con Bassil Da Costa hay unos presuntos responsables, funcionarios del Sebin, no asociados al caso de Roberto Redman”.

-En principio no se debe hablar de 42 muertes de forma general. Hay que determinar cuáles son víctimas de violación de derechos humanos y distinguir entre quienes caen por efecto de un disparo de la GNB, de quienes mueren por el ataque de civiles armados que actúan con aquiescencia de la GNB. Pero también hay otro tipo de víctimas. Por ejemplo, la madre del gobernador de Yaracuy, quien murió de un infarto como consecuencia, supuestamente, de un cacerolazo. (@guti21)

FUENTE: Revista Zeta Nº1948 – 25-04-14

 

 

 

 

LA TORTURA

Ni siquiera en los tenebrosos días de la Seguridad Nacional ha habido en Venezuela tanta tortura aplicada indiscriminadamente a cualquier persona de la sociedad civil secuestrado en la calle por unas autoridades que roban, torturan y aíslan a sus víctimas impunemente. Zeta  recogió un estremecedor relato de una de las víctimas y consultó sobre esa realidad – sus cifras y extensión- al Director del Foro Penal Venezolano, el abogado Alfredo Romero.

Por  AÍDA GUTIÉRREZ H. (@guti21)

Portada de la Revista Zeta Nº1.943 del 14 de marzo. Aquí fue donde salió publicado el artículo de Aída Gutiérrez.

Portada de la Revista Zeta Nº1.943 del 14 de marzo. Aquí fue donde salió publicado el artículo de Aída Gutiérrez.

“Pasamos por Altamira, un compañero de la universidad y yo,  a saludar unos panas que estaban protestando pacíficamente cerca de la Torre Británica. Ese día no me quedaría en la protesta, porque andaba buscando un medicamento para mi mamá enferma de cáncer. De pronto, vimos a un grupo de guardias nacionales en motos. La reacción fue correr, pero nos cercaron. Nos quedamos quietos, sin poner resistencia. Se bajaron de sus motos y nos despojaron de nuestros morrales y allí comenzó la golpiza. Recibimos golpes hasta que nos derribaron al piso. Nos dieron patadas por el estomago, la cabeza, la espalda. Mi pana no se cubrió el rostro y le metieron la bota en el ojo, el cual casi lo pierde. Luego nos arrastran a un autobús con otras personas, y nos amenazan que nos lanzarían una bomba lacrimógenas dentro del vehículo”.

Esta narración es de un joven de 20 años, estudiante de una universidad privada de Caracas, que llamaremos José, ya que tiene temor de dar su nombre. Le advirtieron, después de 48 horas de detención, no declarar a la prensa, ni volver a  manifestar, porque si lo vuelven agarrar, lo matarían. Precisa: “no fui presentado en tribunales, solamente me detuvieron para golpearme”.

Es importante destacar, que este caso no ha sido reportado ni denunciado, por el temor de la víctima y de sus familiares. José se encuentra recibiendo ayuda  psicológica.

José cuenta: “En el lugar de reclusión nos obligaron a desnudar a todos. Fuimos pasando de uno en uno. Éramos 7 muchachos. Veo cuando uno de los policías agarra una tabla grande de madera y me dice que me voltee contra la pared y comienza a pegarme en las nalgas, me decía que aguantara, porque recibiría 20 golpes. A cada golpe sentía que la piel se me desgarraba, el dolor era imposible, cada golpe era más fuerte que el otro y me tumbaba al piso, las piernas se me desmayaban por el ardor… Los otros policías que lo acompañaban se reían. Luego el funcionario se cansó y lo remplazó otro que vino con más fuerza. Lo peor de todo es que mi familia no supo de mi por 48 horas, mi madre enferma se empeoro con la angustia y la desesperación. No me permitieron llamar a un abogado ni a mi familia. Durante los dos días que estuve detenido, recibí golpes, maltratos, vejaciones y torturas psicológicas.”

40 casos de tortura

Conversamos con el Director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero sobre los casos de torturas que le han llegado a esta ONG.

Alfredo Romero, Director del Foro Penal Venezolano.

Alfredo Romero, Director del Foro Penal Venezolano.

-Hemos presentado 40 casos de tortura. Es importante ser bien claros en esto. Uno presenta las denuncias con unos determinados soportes, para que se comiencen una investigación por parte de la Fiscalía. No somos un órgano investigativo y no somos responsables de recopilar todas las evidencias posibles, sin embargo, a pesar de ello, lo hemos hecho; se han realizado exámenes médicos privados. En la mayoría de los casos, por ejemplo, en los de mayor gravedad, se han realizado exámenes médicos forenses pero nosotros aún no hemos tenido acceso a ellos. Nuestro objetivo es que se haga una investigación y se juzgue.

-¿Entre esos casos de torturas hay víctimas femeninas?

-Por lo menos hay 2 casos femeninos. Un ejemplo de tortura en mujeres, es el caso de Geraldine Moreno, que tiene dos elementos: de tortura y de asesinato. En Valencia le dispararon a esta joven en la cara con perdigones de plomo, ese disparo ocasionó un gran sufrimiento físico por lo que implica tortura.

-¿Hay algunos métodos de torturar comunes que se repiten en los detenidos?

-El patrón normal son los golpes, los maltratos, los golpes de culetas de escopeta o de pistola, los cascasos y perdigones, estos se han venido repitiendo sistemáticamente: la utilización de perdigones a quemarropa para causar sufrimiento físico.

Acota Romero que la tortura no solo se produce en el centro de reclusión, sino también en la calle, en el sitio cuando detienen a la persona.

-Evidentemente que hay una diferencia entre tortura, trato cruel e inhumano y abuso de autoridad. Pero los 40 casos que presentamos, es porque  consideramos claramente, son casos de tortura.

-¿Cuál es el caso de tortura que consideran más grave?

-Evidentemente, porque he conocido a la madre, porque he estado en su casa, porque he conocido el testimonio directo y es el caso de Juan Manuel Carrasco. Él fue violado en Valencia, es un hecho grotesco. Cuenta la víctima que cuando siente un tubo que le pasa por la espalda, dice que es un fusil, aunque puede ser un tubo o un objeto de hierro, luego se lo introducen en el ano, luego el dolor que le causa, la expresión que él hace en la cara cuando narra el suceso me causa mucha alarma. Además de eso, estuvo acompañado de golpes, de patadas, de cachazos, es un caso de importante de relevancia.

Aproximadamente ¿cuántos testimonios de tortura que no han sido aun verificados han conocido?

-Tenemos más de mil denuncias. El Foro Penal está asistiendo gente todos los días. Por ejemplo, hoy (11marzo) estamos asistiendo a 19 personas en el Palacio de Justicia. No hemos tenido chance de incorporar otros casos. Le dije a la Fiscal: “aquí hay 40 casos verificados de tortura, y en el transcurso del tiempo podría estar trayéndole otros”. Pero hemos sido serios de presentar solo los casos comprobados. Porque hay organizaciones, por ejemplo, no todas, pero algunas, que podrían decir “hay 200 casos de tortura”, pero ni siquiera tienen el nombre y el apellido, ni dirección de la persona, ni han hablado con ella. Todos los casos que hemos presentados es porque hemos hablado con la víctima, porque hemos hecho una evaluación inicial, con cierta investigación previa, eso trae como consecuencia que nos obligue a llevarlos para que se comience una investigación.

¿Cuál fue la reacción de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz y de la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez cuando les llevan las denuncias de torturas?

-Al menos hay apariencia de interés, mucha cordialidad y respeto en la recepción de las denuncias. Ha habido, conmigo particularmente, posteriores comunicaciones, a los efectos de hacernos saber que han venido haciendo investigaciones.

-El día de ayer, estuve  en la Fiscalía de Derechos Fundamentales con los familiares de José Alejandro Marques que murió por fractura de cráneo, presuntamente, por golpes de la GN cuando fue detenido; y observé el expediente, me dieron acceso como representante de él y vi que había una investigación en desarrollo y evidentemente, eso nos da ciertos elementos para dar  un voto inicial de esperanza o de confianza para que se realicen una investigación o otra. Eso no quiere decir que nosotros no nos quedemos con los brazos cruzados, nosotros seguimos investigando para confrontar en caso que sea necesario, una investigación que no sea adecuada.

-Hay casos donde no hemos visto  investigación, ni siquiera inicial. El caso de Geraldine Moreno por ejemplo, no hemos visto el tema de la tortura allí. Y no sabemos por qué hasta ahora, la propia Fiscalía no ha dado una posición clara sobre qué ha pasado con las investigaciones.

Este estudiante fue detenido y golpeado por GNB, en los sucesos del 6 de marzo en Los Ruíces. FOTO AFP

Este estudiante fue detenido y golpeado por GNB, en los sucesos del 6 de marzo en Los Ruíces. FOTO AFP

"A mi hijo le dieron descargas eléctricas hasta hacerlo desmayar una y otra vez, le metieron la cabeza en una bolsa plástica hasta que se le acababa el aire y caía desmayado una y otra vez. Le decían que me estaban violando y cuando iban al tribunal le dijeron que tuviera cuidado con lo que declaraba porque regresaría al Sebín", dijo Cristina Alvarez, madre de un estudiante de 21 años de edad que fue detenido el 12 de febrero en Plaza Venezuela y que ahora tiene prohibido manifestar.

“A mi hijo le dieron descargas eléctricas hasta hacerlo desmayar una y otra vez, le metieron la cabeza en una bolsa plástica hasta que se le acababa el aire y caía desmayado una y otra vez. Le decían que me estaban violando y cuando iban al tribunal le dijeron que tuviera cuidado con lo que declaraba porque regresaría al Sebín”, dijo Cristina Alvarez, madre de un estudiante de 21 años de edad que fue detenido el 12 de febrero en Plaza Venezuela y que ahora tiene prohibido manifestar.

Detenidos incomunicados

“Hay otro punto que está relacionado con las torturas que es la incomunicación de la cual han sido objetos estas personas. Por cierto, que la Defensora del Pueblo se pronunció al respecto, señaló que hizo un llamado a los funcionarios militares y policiales a evitar esa situación, ese esquema de incomunicación que se ha venido llevando a cabo. El detenido tiene derecho hacer una llamada y a contactar a su abogado, esto ha sido violado en la mayoría de las veces”, -precisa Romero.

-Sin embargo, últimamente, luego de nuestra conversación con la Fiscal y la Defensora del Pueblo, ha habido un poco de apertura y se ha permitido el acceso a los centros de reclusión a los familiares y abogados, pero te estoy hablando sólo de estos dos últimos días.

-No sólo le llevamos a las funcionarias los casos de tortura, sino también los cientos de casos de incomunicación y la celebración de audiencias en centros militares donde están detenidos, al igual que una serie de situaciones irregulares que se han venido planteando.

Romero informa que hasta ayer (10marzo), van 1.304 detenciones desde el 9 de febrero hasta el presente. De estas detenciones hay 727 personas que han quedado con medidas sustitutivas. Y 48 que quedaron privadas de libertad. (@guti21)

RECOMENDACIONES DEL FORO PENAL EN CASO DE SER DETENIDO EN MANIFESTACIONES

Al momento de ser detenido no aplique resistencia. Intente informar a algún familiar o conocido sobre su situación. Todo detenido tiene derecho a un abogado y a no declarar o firmar sin su presencia. La Ley establece que toda detención debe ser conocida por un fiscal del Ministerio Público en un lapso no mayor a 12 horas. Puede denunciar detenciones y recibir atención gratuita en www.foropenal.com, indicando nombre, apellido y cédula del agraviado; o por los teléfonos (0412) 556.82.11; (0412) 556.82.12 y (0414) 269.42.87. 

FUENTE: Revista Zeta Nº1943 – 14-03-14

……………………………………………………….